Connect with us

Opinión

Caperucita roja no quiere a San Nicolás sin el coroto

Publicado

on

Caperucita
Compartir
  • 4
    Shares

La caperucita roja no quiere a San Nicolás sin el coroto: Por Coromoto Álvarez.- El lobo feroz se disfraza de caperucita roja para que su ventrículo anuncie que ‘’ San Nicolás’’ no aflojará el coroto, suerte del otro yo del doctor merengue, con el mismísimo  sainete ruso del hijo del gran Putin en las elecciones presidenciales.

Es tanta la fatiga, fiel reflejo del alumbramiento de las palabras en la oscuridad, al punto de que con los cortes inacabables de luz eléctrica, del agua, de la comida, de las medicinas, del transporte, del empleo y del dinero en efectivo sin dejar de comer basura, uno no sabe si en verdad estas calamidades infunden más miedo que los sustos diabólicos de la inefable caperucita que con el sabor a la perpetuidad en el poder de su amo, rompe la lámpara que  provoca otro enorme apagón mientras Henry Ramos Allup, vocero mayor de los adecos, le insta a que nos deje en tinieblas sin moral ni luces de sus bellacos para que las máquinas del Consejo Nacional Electoral en manos de sus comadres dejen de funcionar definitivamente y pierdan el cambur, lo cual significaría, en estos tiempos de hambruna, un ahorro en las divisas del erario que incluye desde luego la divisa de la Guardia Nacional.

Tal laberinto en llamas que se multiplican con el recrudecimiento de la ola de calor con las parrandas del diecinueve de marzo en Elorza, abrió otro boquete para el escape del gas del bueno, cuando el dirigente oficialista Diosdado Cabello, en nombre de este país chiquitico y chirriquitico pero cumplidor, ‘’ libre, independiente y soberano’’, aun cuando el régimen no dice ni esta boca es mía al impedir las investigaciones multimillonarios sobre las propinas y sobornos de la constructora de Marcelo Odebrecht, era de la manguanga de Lula Da Silva y Hugo Chávez en suelo patrio, destila con el sudor de sus labios profunda preocupación por lo que pudiese ocurrir en Lima ante la convocatoria del presidente peruano en el parlamento donde ésta institución determinará si renunciará o no a la jefatura del Estado, casi en la víspera de la Cumbre de las Américas, a la cual el lobo feroz, aunque hable de ‘’pueblo’’ a cada rato para burlarse de él y de ‘’ patria´´ machaconamente para reírse de ella, no podrá entrar, ni siquiera por ‘’ la ventana’’, tal cual suele amenazar con el disfraz que la habilidosa caperucita roja se presentó a las puertas de Mercosur y de Unasur cuando doblaban las campanas y el eco lo sentía en sus jarretes.

Pareciera que Donald Trump le metió un pellizco que le dolió mucho a Cabello para que éste repudiara otra vez al imperialismo yanqui que no permite que sus socios abran las cajas registradoras a la flamante moneda del petro. Ya la caperucita, así en minúscula, había cerrado el paso a la vía electorera, quizá para complacer a los obstinados abstencionistas opositores del frente de la amplitud, junto con los francotiradores de Roy Chaderton…por si acaso.

No deje de leer: Juegos Olímpicos de invierno culminaron sin medallas para Latinoamérica

 

Comentarios de Facebook

Opinión

La tortura en Venezuela

Publicado

on

La tortura - acn
Compartir
  • 6
    Shares

La tortura en Venezuela:  Por Luis Velázquez Alvaray.-  Se ha conocido mundialmente, a través de las denuncias en la Corte Penal Internacional y en la Organización de los Estados Americanos, por el   Instituto Casla, la institucionalización de la tortura en Venezuela.

El Capítulo I de nuestra Constitución señala en su articulado, la protección de los derechos humanos, mediante el respeto y obligatoriedad de cumplimiento, tanto a la Carta Magna, como a los Tratados sobre derechos humanos y las leyes que los desarrollen. Se advierte que el tipo de delito como la tortura es de naturaleza imprescriptible. (Ídem Art. 29 del Estatuto de Roma).

Hace pocos días la responsable del ya mencionado instituto Casla, la doctora Tamara Suju, publicó los rostros de algunos torturadores, donde destaca una especial característica: son militares, con altos grados, muestra precisa del proceso formativo en nuestras academias castrenses bajo este régimen: torturadores, causantes de sufrimientos graves, físicos y mentales, castigadores de inocentes, cuyo delito es luchar por el futuro de millones de Venezolanos. Ya sabíamos que el concejal Alban murió, al no soportar el incruento castigo al que fue sometido. El caso del Diputado Requesens también es conocido. Pero no teníamos la medida de tales desmanes y afortunadamente ya se mostraron los rostros y los datos de muchos de ellos. Grabados allí por funcionarios aterrorizados, que secretamente evidenciaron, una cadena de usurpadores que comienza en Miraflores, pasando por la falsa constituyente y llegar hasta las mazmorras de la crueldad, inhumanidad y degradación.

Se violentan numerosas disposiciones globales (además de las Constitucionales). Conviene resaltar la Convención contra la tortura de las Naciones Unidas, de la cual se desprenden las características esenciales de este cruel proceder:

  • Es un delito pluriofensivo, ya que ataca un sin número de bienes que deben ser tutelados penalmente.
  • Afecta la libertad, la integridad personal; en general el bien jurídico fundamental que es la vida.
  • Constituye el clímax del abuso del poder.

La tiranía chavista utiliza habitualmente numerosos tipos de tortura:

  1. Física: golpes, lesiones, choques eléctricos, sofocación, inmersión en agua contaminada, posiciones de dolor, inmovilidad, suspensión, quemaduras, tortura sexual, uso de químicos tóxicos, hambre, sed, privación del sueño.
  2. Psicológica: aislamiento, simulacros de ejecución, amenazas, impedir la visión.

Amnistía Internacional, ha señalado que todas estas crueles actuaciones, promueven afectar emocional e ideológicamente al torturado, e infundir terror a la población para que permanezca callada ante las injusticias diarias del despotismo.

La tortura es un crimen de lesa Humanidad. Así lo establece la Corte Penal Internacional, cuya competencia se desprende del artículo 5 del Estatuto de Roma. Igualmente, es de destacar la numerosa jurisprudencia de las instancias nacionales que han internalizado el tratamiento de estos puntos. Los elementos de intencionalidad de los actores intelectuales y materiales de la tortura, bajo la presente tiranía, están todos contemplados en el artículo 30 del mencionado Estatuto.

Los militares y fiscales del ministerio público que han sido denunciados, su responsabilidad deriva como funcionarios públicos, sin que ello signifique que quedan exentos los que no ocupan cargos oficiales, como es el caso de los colectivos torturadores, cuyo vinculo viene dado por el apoyo implícito o explicito que reciben del Estado, por la existencia de una política general gubernamental,  confesada por el usurpador Maduro en cadena de radio y TV, donde los incita y los autoriza, lo cual son órdenes ilícitas, tal como lo establece el artículo 67 del citado Estatuto de Roma.

Estos rápidos señalamientos concluyen, que toda la cadena que actúa en las torturas, sean militares, jueces, fiscales o colectivos, serán castigados por crímenes de lesa Humanidad y ejemplos tenemos muchos en el mundo. Uno de ellos acaba de ser sentenciado hace pocos días: Karadzic, ex usurpador serbobosnio, fue condenado por atrocidades como las cometidas por Maduro. Una de tantas, la tortura, ya comprobada al asesino tropical.

Cnp8964@outlook.com

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído