Connect with us

Opinión

Comunicar, denunciar, opinar

Publicado

on

Compartir
  • 5
    Shares

Comunicar, denunciar, opinar: Por Francisco Mayorga.- No pretendo filosofar, más bien aprender y asimilar ideas nuevas, cuando las haya. En teoría de la comunicación hay muchas tendencias y el “verdadero” periodismo está en permanente evolución, así como la sectorización de la ética y la legislación de prensa.

No calificó ni pretendo enseñar nada, pero el periodismo se ha diversificado de un modo alarmante y  pasmoso, tanto como los canales de difusión, haciendo mucho más fácil comunicar. Todos son potencialmente comunicadores, pero  periodistas en pleno ejercicio de la profesión, muy pocos. Una gran mayoría de estos se han convertido en “escritores” y prefieren que así los llamen,  en lugar de periodistas…

La pluralidad comunicacional requiere de más fuerza, de una mayor  multiplicidad de posiciones, de un mayor número de plumas, por supuesto, sin exclusiones. Comunicar con mayor sustancia, con conocimiento de causa.

Editorializo: Ser periodista no es simplemente una carrera universitaria, es una forma de ver la vida. Es hurgar en las causas de los males y las injusticias de una sociedad cada vez más compleja. Es una fuerza inquietante que impulsa la búsqueda de soluciones. Es un compromiso del que no es fácil escaparse y que hace que los sueños lleguen a materializarse.

¿Pero cómo?, con el cambio lento pero profundo de la mentalidad de los hombres. Con la apertura de posiciones contrarias que develen la verdad de las cosas y con la transparencia de los hechos sin otra intención que la honestidad. La objetividad debe ser uno de nuestros principios básicos.

Pero la función del comunicador social no debe limitarse sólo a la transmisión de información, porque sólo quedaría como un virtual repetidor de los ecos noticiosos. Por el contrario, debe generar a través de su trabajo la confrontación sana y amistosa que tenga como finalidad la solución concreta de los problemas, como por ejemplo, propiciar la movilización de las autoridades competentes para el buen funcionamiento de una escuela o un centro asistencial…

De allí el poder de la denuncia, vehículos del que se valen las comunidades y los más necesitados para intentar poner fin a su drama.

Y es entonces cuando aquel ciudadano crítico y pensante se convierte en un luchador social, en un periodista, desde cualquier plataforma y con la sola idea de cambiar un estado de cosas que perturban el sueño de una comunidad, o simplemente el sueño de un niño, de una madre o de cualquier hombre sobre la tierra.

Estos son los protagonistas. Eso quisiera, con el concurso responsable de reflexiones, como la suya, amigo lector y de otros que tengan la necesidad real de aportar conocimientos.

Yo sólo soy un periodista, pero reitero la potencialidad comunicacional de los ciudadanos y si me es permitido, todos contarían con un espacio para escribir sus opiniones, con valorada y segura publicación, así como también muchos otros que me han propuesto colaborar a través de sus artículos.

fmayorga

No deje de leer: En Puerto Cabello no habrá prórroga para cancelar impuestos

Comentarios de Facebook

Opinión

Obama, el presidente que fortaleció el comunismo

Publicado

on

Opinión del magistrado - acn
Compartir

Obama: el presidente que fortaleció el comunismo: Por Luis Velázquez Alvaray.-  La visita de Obama a Cuba fue una caricatura lamentable. No sólo fortaleció a los colonizadores comunistas, sino a quienes gobiernan en sus satélites: vale decir, Venezuela y Nicaragua.

La tiranías copionas de los procedimientos de los infames Castro, vieron como el Presidente de la primera democracia occidental, lavaba los pies de estos tiranos y estrechaba las manos llenas de sangre de altisonantes asesinos en serie.

Otorgó fuerza a los represores de la disidencia y manos libres para seguir expoliando a su colonia principal: Venezuela.

Cuba, recibe de la tiranía venezolana el 44% del volumen total de su comercio externo. Su ejército de ocupación disfrazado de médicos, enfermeras y maestros, cuestan a Venezuela más de 10.000 millones de dólares y  100.000 barriles diarios de petróleo, que junto con el que se llevan el resto de la “Chulería” Internacional, alcanza casi el 70% de la diezmada  producción del país.

Desde Cuba, además, se promociona el terrorismo internacional, que sorpresivamente Obama les perdonó, excluyéndoles de la lista de patrocinadores de crímenes en el mundo.

Cuba mantiene una organización delictual para reforzar desde Territorio venezolano el Cartel de la Droga más poderoso del Planeta.

Los crímenes de lesa Humanidad cometidos en Venezuela y en Nicaragua, también son responsabilidad del bandidaje cubano, que dirige ambos ejércitos y comercia, además del petróleo y la droga, oro, diamantes y el resto de riquezas que hoy sustentan al comité central gerontocrático y las élites de Ortega y el Chavismo.

Las tres Tiranías están en etapa terminal. Son un mundo viejo, sin ideas, que no sea “atacar el imperio”, donde les esperan para que respondan ante la Justicia, por utilizar cada uno de sus Estados, para establecer las mayores marcas de criminalidad del siglo XXI.

Castro, Ortega, Maduro y sus secuaces, deben responder por su malignidad.  La historia va a por ellos. Su protector Obama ya no está.

Correo electrónico cnp8964@outlook.com

No deje de leer: Éxodo de nicaragüenses podría ser similar al de Venezuela

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído