Connect with us

Opinión

Concertinas

Publicado

on

Concertinas - acn
Compartir
  • 2
    Shares

Concertinas: Por Josué D. Fernández A.- En los primeros tiempos, los seres humanos fueron pobladores del mundo, sin más limitaciones que las de su voluntad y entrega para establecerse en determinado territorio, sobreponiéndose a adversidades ambientales del momento. Entonces fue todo tan salvaje, peligroso y desconocido, que nadie pensaría en cercar su soledad -con muros, concertinas o alambres de cuchillas, fronteras armadas-, sino en invitar a otros a compartir impredecibles aventuras y riesgos; es decir, a juntarse para vencer enemigos comunes. Hombres y mujeres de la era de piedra, por su indefensión en solitario, posiblemente no tuvieron necesidad de clasificar la legalidad o ilegalidad de congéneres, mucho menos de levantar fronteras.

En el 2018, hay que precisar “Después de Cristo” ya que el relato anterior se situó muy atrás, la tipificación de los seres humanos según lugar de nacimiento o nacionalidad, estaría en la protección preventiva de riquezas, en especial las de los más aprovechados, logradas en territorios de laboriosa prosperidad y compensados con centros tecnológicos, financieros, comerciales, y ayuda extra de premios naturales.  De otro lado, el cercado eléctrico, la concertina, las garitas militares fronterizas constituirían a su vez la consecuencia del afán de unos tantos por tener acceso a privilegios que no les corresponderían, por su falta de contribución a esos logros. Las cercas aparecieron con la civilización al patentarse intereses particulares, en vigencia a partir de los beneficios del pastoreo y de la agricultura, defendidos a muerte por quienes se los ganaban con gran trabajo.

De la ideologización desatada en el mundo de hoy surge una razón adicional para re-potenciar antiguos criterios contra invasiones terrestres, marítimas, aéreas, extendidas ahora al ciberespacio y al propio éter, debido al empeño de pocos de propagar adoctrinamientos sobre arrebatones de lo ajeno como sobrentendida causa justa. Este aparte explicaría la publicitada caravana organizada en Honduras con destino a EE.UU., denunciada por el país señalado como destino por los apoyos encubiertos, supuestamente de saboteadores de izquierda de Cuba, Venezuela, y de activistas hondureños de tendencia semejante. La excusa poética, llegaría en la frase musical No soy de aquí ni soy de allá de Facundo Cabral, en 1972, cuyo verso es falseado como adhesión por el actual régimen venezolano.

No soy de aquí ni soy de allá, en la mejor buena ley lejos de engaños ideológicos, también reproduce la tristeza de Facundo Cabral -al recordar los apuros de su madre sin hogar cuando él iba a nacer en 1937-, que se ve en la actualidad en las caras de venezolanos que dejan todo para huir espantados a Perú, Ecuador, Argentina, Chile, Panamá, España, Estados Unidos, y decenas de destinos extranjeros,  indistintamente legales o ilegales, pero cargados de esperanzas prohibidas en su tierra de origen.

El éxodo venezolano, aunque creciente de forma alarmante, todavía no es objeto de brutales cepos, concertinas de acero, murallas y similares, de uso común en Europa, y en los EE.UU., en pasos de frontera ordinarios y extraordinarios. No obstante, las restricciones para quienes se van de Venezuela aumentan cada día, con impedimentos de gravedad casi equivalente en negaciones de residencia aun temporal,  permisos de trabajo, accesos a servicios, y a la medicina y asistencia públicas.

El gentilicio venezolano se ha convertido en tema frecuente de páginas rojas en distintos lugares, a los cuales así mismo escapan bandidos con los que comparten  nacionalidad, y que  abandonan su habitual territorio al verse en idéntica mala situación a la de sus víctimas, carentes de pertenencias apetecibles para robos o extorsiones. En el año del ciento veinte aniversario del nacimiento de Conny Méndez,  incluimos parte de su composición Venezuela habla cantando, como recordatorio del deber de hacer creíble ese canto de convivencia y paz de “ya por el mundo se dice: Venezuela habla cantando”. Y, si tuviera acompañamiento de concertina, pues que fuera únicamente la del instrumento musical.

Ensayo audiovisual para público de pregrado, disponible en la voz del autor, en colección de Josué D. Fernández, con temas musicales editados, más cortos, al pinchar en:

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

No deje de leer: Emigró la Virgen de Coromoto a altares de Notre Dame en Francia

Comentarios de Facebook

Opinión

Obama, el presidente que fortaleció el comunismo

Publicado

on

Opinión del magistrado - acn
Compartir

Obama: el presidente que fortaleció el comunismo: Por Luis Velázquez Alvaray.-  La visita de Obama a Cuba fue una caricatura lamentable. No sólo fortaleció a los colonizadores comunistas, sino a quienes gobiernan en sus satélites: vale decir, Venezuela y Nicaragua.

La tiranías copionas de los procedimientos de los infames Castro, vieron como el Presidente de la primera democracia occidental, lavaba los pies de estos tiranos y estrechaba las manos llenas de sangre de altisonantes asesinos en serie.

Otorgó fuerza a los represores de la disidencia y manos libres para seguir expoliando a su colonia principal: Venezuela.

Cuba, recibe de la tiranía venezolana el 44% del volumen total de su comercio externo. Su ejército de ocupación disfrazado de médicos, enfermeras y maestros, cuestan a Venezuela más de 10.000 millones de dólares y  100.000 barriles diarios de petróleo, que junto con el que se llevan el resto de la “Chulería” Internacional, alcanza casi el 70% de la diezmada  producción del país.

Desde Cuba, además, se promociona el terrorismo internacional, que sorpresivamente Obama les perdonó, excluyéndoles de la lista de patrocinadores de crímenes en el mundo.

Cuba mantiene una organización delictual para reforzar desde Territorio venezolano el Cartel de la Droga más poderoso del Planeta.

Los crímenes de lesa Humanidad cometidos en Venezuela y en Nicaragua, también son responsabilidad del bandidaje cubano, que dirige ambos ejércitos y comercia, además del petróleo y la droga, oro, diamantes y el resto de riquezas que hoy sustentan al comité central gerontocrático y las élites de Ortega y el Chavismo.

Las tres Tiranías están en etapa terminal. Son un mundo viejo, sin ideas, que no sea “atacar el imperio”, donde les esperan para que respondan ante la Justicia, por utilizar cada uno de sus Estados, para establecer las mayores marcas de criminalidad del siglo XXI.

Castro, Ortega, Maduro y sus secuaces, deben responder por su malignidad.  La historia va a por ellos. Su protector Obama ya no está.

Correo electrónico cnp8964@outlook.com

No deje de leer: Éxodo de nicaragüenses podría ser similar al de Venezuela

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído