Connect with us

Opinión

Cosas que pasan sin pena ni gloria en Venezuela

Publicado

on

Cosas que pasan - acn
Compartir
  • 1
    Share

Cosas que pasan sin pena ni gloria en Venezuela: Por Jesús Alfonzo Sánchez.- De qué le sirve a un trabajador cumplir con su jornada de trabajo si el salario, ha sido reducido en mercancía sin valor intrínseco, y la vida del grupo familiar una calamidad en alimentación, salud, educación y diversión; o a un científico o académico de qué le sirve investigar si sus propuestas carecen de incentivo intelectual, o a los empresarios-productores revisar inversión-rendimiento- inventarios, y luego no poder seguir produciendo riqueza, o a los partidos  sacados de la trampa electoral con invalidación de tarjetas e inhabilitación de candidatos o persecución, cárceles o exilios obligados.

Entonces, la acción del poder centralizado y su objetivo es descuartizar el tejido social de un país, para ello cuenta con los hilos del poder omnímodo ilegal. El presidente anuncia que el país se recupera aunque esté en quiebra o destruido-embargado, echa mano a la ilegal asamblea nacional constituyente que aprueba el presupuesto nacional 2019 sin certeza o sustento de ingresos-egresos de la fuente de financiamiento  poniendo contra las cuerdas la legitima Asamblea Nacional del 2015 de mayoría calificada de diputados de oposición que debe ser aprobar o reconducir el proyecto presentado por el ejecutivo del régimen criminal de Nicolás Maduro ante los ojos del mundo. Y  un CNE convoca elecciones municipales extemporáneas sin participación de  legítimos, y el TSJ inconstitucional avala con sus sentencias la nomenclatura del poder que saquea sin piedad a Venezuela.  En consecuencia el régimen dictatorial no va a cambiar, ya que su naturaleza estalinista y sus vínculos internacionales le imponen entregar nuestra nación a cambio de mantenerse en el poder sin mirar hacia atrás.

El madurismoflores-militar se nutre de delincuentes de alta peligrosidad, abusan de los ciudadanos indefensos porque no existe administración de justicia transparente, pero esta legalizada la impunidad decretada por el alto gobierno criminal.

¡Otra cosa que pasa!, de mera casualidad. Un sistema de seguimiento digital está siendo utilizado en la potencia china para mantener una estrecha vigilancia sobre sus esclavos del mundo sin torturas físicas pero si intelectual y políticas. Quizás también en Venezuela haya coincidencia en cosa similar, redes de salas situacionales de informática con jóvenes bien remunerados  operan en el país para controlar el cono monetario (bolívares soberanos) a través del Petro que no es criptomoneda solo es un bien patrimonial invisible  de captar divisas, liberar el flujo de caja del gobierno, montado con asesoría internacional y controlar la economía virtual de emisión billonaria inorgánica   para justificar un presupuesto sin limite (artificial) de la nación sin ingresos  de producción petrolera en dólares o euros que debe reflejar exiguo PIB, pero la realidad del montaje es el lavado de dinero sucio y depósitos que no han sido detectados o secuestrados en países paraísos o amigos, de este modo se pondrá legitimar financieramente la nomenclatura del estado fallido en tiempo consensuado según cálculos de mercenarios que han sometido por el hambre, enfermedad, servicios y esclavitud intelectual a la población indefensa de Venezuela.

El asunto consiste en recabar toda la data que sea posible sobre la actuación de la población venezolana de manera de poder controlar sus movimientos y anticipar tendencias que puedan afectar el poder de los totalitarios.

El instrumento no puede ser ni más ingenioso ni más perverso: mientras se instaura un gigantesco “programa de asistencia social de carácter crediticio-subsidio, cada individuo es clasificados sobre la base de su comportamiento con el fin de premiarlos o castigarlos en función de su calificación como ciudadanos sometido. La tecnología de vigilancia digital es la más avanzada que se conoce dentro del medio de las plataformas de big data analitycs.

El problema no se circunscribe al uso de tecnologías inteligentes, sino a la utilización por parte del gobierno de Xi Jinping para limitar el libre albedrío de los gobernados sino también a los países satélites como Venezuela.

En definitiva, estamos frente a la utilización de una capacidad informática y digital descomunal orientada a la uniformidad del pensamiento y el castigo a la disidencia… todo ello en medio (demagogia) de los esfuerzos mundiales de este inicio del siglo XXI por universalizar el respeto de los derechos humanos.

El régimen de discordia entre el chavismo radical madurismofloresmilitar ve a  demócratas opositor legitimo no como contrario a sus ideas sino como su peor enemigo.  En consecuencia no escatiman en ningún momento, recursos propagandísticos para silenciar, destruir las pocas instituciones democráticas.

Es necesario tomar decisión de cambiar el régimen despótico sin vacilación sin miedo, mañana es tarde. Y cuanto más tiempo se retrase, mayor será la dificultad mayores los peligros que vendrán. Si no somos capaces de doblegar  a los tiranos por corrupción e incapacidad administrativa, entonces estamos validando tiempo y aparezca como un régimen fortalecido; mientras mayor sea la debilidad de la sociedad civil y la dirigencia política más fuerte será el tirano y mayor será la impotencia de una población sometida a la esclavitud moderna. Hay que diferir ambiciones y luchas internas por el poder político-económico en organigramas de la transición, pero hay que armar un trabuco de Unidad Nacional para restablecer sin dilación la democracia en Venezuela.

¡Ojo! Estas cosas de cosas son las que pasan en Venezuela sin pena ni gloria,  indiferencia de esclavos modernos de tecnologías, peste militar, narco lavado transnacional, mafias depredadoras instaladas en yacimientos auríferos en zona del arco minero guayanés- amazónico. ¡Y no pasa nada!

Así de las cosas.

No deje de leer: Fedecámaras: No está claro anclaje de salario con Petro

Comentarios de Facebook

Opinión

Política, propaganda, intervención

Publicado

on

Política, propaganda - acn
Compartir
  • 1
    Share

Política, propaganda, intervención: Por Leopoldo Puchi.– Los conflictos atraen la atención de multitudes y es común que el pulso se acelere cuando los escenarios de un día decisivo se sienten próximos. Todavía más si se dibuja una guerra, con toda la fascinación y los grandes temores que provoca. Hollywood ha moldeado al público con la simpleza de los buenos y los malos, escenas de coraje y destrucción, las batallas decisivas y los días “D”. Se pensaba que el 23 de febrero sería uno de ellos.

La tensión aumentaba porque se presentía que una operación política, la de la ayuda humanitaria, propia de las pautas de los manuales de propaganda, se podía convertir en la formulación enunciada por Klark von Clausewitz: “La guerra es la continuación de la política por otros medios”.

INTERVENCIÓN

En realidad, no es extraño que se esté pensando en combates armados o en una guerra de verdad. Desde agosto de 2017 el mandatario estadounidense ha venido insistiendo en que no está descartada la opción militar. El Washington Examiner  ha informado del despliegue de fuerzas militares estadounidenses hacia Colombia.

En el mismo sentido, la Casa Blanca ha mostrado su determinación de cambiar el gobierno venezolano por cualquier medio. Y en días recientes, John Bolton, afirmó que sí podría haber una acción de los militares estadounidenses en la frontera venezolana, en el caso en que unidades militares bloquearan la entrega.

GOLPE PALACIEGO

Sin embargo, no es la intervención de fuerzas militares extranjeras en Venezuela la primera opción considerada por el Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos. Antes de una intervención, se trabaja en función de que los propios militares venezolanos, sin bajas de soldados extranjeros que pudieran invadir el territorio venezolano, sean quienes procedan a cambiar al Presidente y al Gobierno, bien sea por medio de un golpe palaciego, una rebelión o una sublevación.

El evento político organizado en Cúcuta tenía ese propósito de presionar a los oficiales de la fuerza armada. Luego de lo ocurrido, posiblemente se encuentren otras modalidades para tal fin.

EL DIKTAT

Había quienes estimaban que la presión sobre los militares daría resultados de inmediato. Una suerte de deserción en estampida. Pero no ha sido así. Quizás porque detrás de la pesada capa de ligerezas y consumismo, yace todavía una vena de dignidad.

De ser así, el conflicto pudiera ser abordado como un asunto interno, resuelto entre venezolanos, y no como resultado de una presión política y militar extranjera ante la que rendirían sus armas los soldados venezolanos al aceptar un mandato, un diktat. Aunque luzca paradójico, sólo así, con reciedumbre disuasiva, se abriría el camino para la política, para los acuerdos.

No deje de leer: Graban a Arreaza de shopping en comercios de Beirut (+Video)

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído