Connect with us

Opinión

Delcy espera un dedazo de Maduro para no ceder la silla de Miraflores

Publicado

on

dedazo - acn
Compartir
  • 4
    Shares

Delcy espera un dedazo de Maduro para no ceder la silla de Miraflores: Por Coromoto Álvarez. Desde la presidencia de la Asamblea Constituyente la polémica Delcy Rodríguez, capaz de trepar por una ventana si le cierran la puerta , espera un dedazo de Maduro para no ceder la silla de Miraflores y perpetuarse en el poder con el auxilio de la cúpula militar mientras Tibisay Lucena en gira por varios continentes busca con ansiedad nuevas herramientas para el acomodo y manejo de las maquinitas electorales.

Si se observa en el análisis más riguroso la ola discursiva en el mar de las aspiraciones de la hermana de Jorge Rodríguez, no es muy difícil descubrir que en su Arca de Noé la secta gobernante pretende no solo salvar su pellejo frente al rechazo de una población condenada al exterminio, secuela de la catástrofe humanitaria que padece, sino esconder en la banca complaciente más de trescientos cincuenta mil millones de dólares que desaparecieron del erario por arte de magia, con el tan cacareado socialismo del siglo XXI durante los últimos dieciocho años.

El antejuicio de mérito contra el presidente Maduro que inició el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio y recién continuó la Asamblea Nacional legítima con la aprobación de ciento cinco diputados, aunque no tendría efectos inmediatos según estudiosos del tema, promueve en el tren oficialista la disputa entre viejos y nuevos compañeros de viaje que se inscriben en la lista de los sucesores, en caso de algún imprevisto que no vislumbran todavía la pitonisa de turno y Míster Popó.

Entre amigas de Delcy Rodríguez se corrió la bola, que no es de nieve, con la verborrea de siete comadres en un lavadero. –Lo que no supo hacer María Corina Machado en la acera de enfrente- dijo Aura de González- Delcy si lo puede hacer-.

El repique de campanas se escucha en la pradera. No hay oídos sordos para las especulaciones. Jorge, el hermanito de Delcy, discípulo aventajado de Edmundo Chirinos en la psquiatría y la ideología, no se cruza de brazos pero tampoco abre la boca en la hoguera.

Cualquier ciudadano que cumpla con los requisitos que exigen las leyes y la Constitución tiene derecho a desempeñar la primera magistratura. Delcy no es la excepción. Tanto más cuanto que ella dijo, si mal no recuerdo, su gobierno no entregará el poder. Entonces uno se pregunta: ¿ Qué busca Tibisay en Europa y Africa para adornar las maquinitas del Consejo Nacional Electoral?

En el juego de la dialéctica y lectura de la historia, los escenarios de la política no se le escapan a Maquiavelo a la hora de seleccionar el sainete privilegiado. Lo que no se sabe aún en la víspera del dedazo de Raúl Castro para que le sucedan en Cuba, es si a última hora alguien mete la cuchara por la primera combatiente, de cumplirse la presunción de Andrés Pastrana sobre el futuro de su paisano, sin dejar a un lado la roncadera de los aviones de Trump en Panamá.

No deje de leer: Comité de Derechos Humanos pide incremento de pensiones

Comentarios de Facebook

Opinión

Política, propaganda, intervención

Publicado

on

Política, propaganda - acn
Compartir
  • 1
    Share

Política, propaganda, intervención: Por Leopoldo Puchi.– Los conflictos atraen la atención de multitudes y es común que el pulso se acelere cuando los escenarios de un día decisivo se sienten próximos. Todavía más si se dibuja una guerra, con toda la fascinación y los grandes temores que provoca. Hollywood ha moldeado al público con la simpleza de los buenos y los malos, escenas de coraje y destrucción, las batallas decisivas y los días “D”. Se pensaba que el 23 de febrero sería uno de ellos.

La tensión aumentaba porque se presentía que una operación política, la de la ayuda humanitaria, propia de las pautas de los manuales de propaganda, se podía convertir en la formulación enunciada por Klark von Clausewitz: “La guerra es la continuación de la política por otros medios”.

INTERVENCIÓN

En realidad, no es extraño que se esté pensando en combates armados o en una guerra de verdad. Desde agosto de 2017 el mandatario estadounidense ha venido insistiendo en que no está descartada la opción militar. El Washington Examiner  ha informado del despliegue de fuerzas militares estadounidenses hacia Colombia.

En el mismo sentido, la Casa Blanca ha mostrado su determinación de cambiar el gobierno venezolano por cualquier medio. Y en días recientes, John Bolton, afirmó que sí podría haber una acción de los militares estadounidenses en la frontera venezolana, en el caso en que unidades militares bloquearan la entrega.

GOLPE PALACIEGO

Sin embargo, no es la intervención de fuerzas militares extranjeras en Venezuela la primera opción considerada por el Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos. Antes de una intervención, se trabaja en función de que los propios militares venezolanos, sin bajas de soldados extranjeros que pudieran invadir el territorio venezolano, sean quienes procedan a cambiar al Presidente y al Gobierno, bien sea por medio de un golpe palaciego, una rebelión o una sublevación.

El evento político organizado en Cúcuta tenía ese propósito de presionar a los oficiales de la fuerza armada. Luego de lo ocurrido, posiblemente se encuentren otras modalidades para tal fin.

EL DIKTAT

Había quienes estimaban que la presión sobre los militares daría resultados de inmediato. Una suerte de deserción en estampida. Pero no ha sido así. Quizás porque detrás de la pesada capa de ligerezas y consumismo, yace todavía una vena de dignidad.

De ser así, el conflicto pudiera ser abordado como un asunto interno, resuelto entre venezolanos, y no como resultado de una presión política y militar extranjera ante la que rendirían sus armas los soldados venezolanos al aceptar un mandato, un diktat. Aunque luzca paradójico, sólo así, con reciedumbre disuasiva, se abriría el camino para la política, para los acuerdos.

No deje de leer: Graban a Arreaza de shopping en comercios de Beirut (+Video)

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído