Connect with us

Opinión

Esta película tiene que terminar

Publicado

on

Esta película - acn
Compartir
  • 3
    Shares

Esta película tiene que terminar: Por José Luis Centeno S.- Esta película tiene que terminar, no puede seguir como la de Siria insinuada por los usurpadores, eso sería hablar de una guerra civil. El problema venezolano es atípico, favorecido bajo una planificación injerencista, con un blindaje, y la única manera de desarticularlo era en un escenario de alianza internacional, donde ahora están tentados a comerse la luz roja, porque con todo y respaldo mundial no han logrado suprimir la tendencia al desencanto en la sociedad venezolana.

Por la efusividad levantada por Juan Guaidó existen contextos similares a un juego de pelota, pero más complicado porque el trasero del ciudadano común es el que está ardiendo, no es problema de pérdidas en los partidos políticos, es cuestión de las afectaciones en la población generadas por fieras que se sienten acorralados y no tienen otra alternativa que defenderse, el reciente apagón es el mejor ejemplo de una huida hacia adelante con consecuencias nefastas sólo para el “soberano”.

Bajo todo argumento, estrategias de desaliento o de guerra sucia, insisten en hacer ver que uno de los dos factores, oficialismo u oposición, no es ganador, cuando en realidad perdedor es el pueblo, lo demuestran los muertos, heridos, situaciones extremas de pérdidas económicas, servicios públicos deteriorados, una letanía interminable que demanda mayor diligencia en la realización de elecciones libres.

Hablando por mí, ese escenario no se ha querido vender con mucha fuerza, el de las elecciones libres, siempre haciendo la salvedad de que todo aquel que generó esta crisis no puede o no tiene autoridad moral para convocarlas; debemos reclamar la pronta materialización del tercer cometido guaidodiano, mandándole el mensaje al mundo entero, teniendo captada su atención, de que sea el pueblo quien decida quién se queda y quién se va, más allá de iniciativas como la de la ayuda humanitaria cuya eficacia está en vilo.

Debemos reivindicar que sea el pueblo, que está comiéndose un cable, el que decida quiénes van a llevar las riendas de este país, entonces el mejor escenario será bajo un arbitraje que posibilite el llamado a elecciones libres controladas por organismos internacionales, bajo reglas normales, no hay que inventarlas, a todo evento urge la integración de todos quienes hoy le reconocen legitimidad al gobierno interino, para que en el corto plazo se haga ese llamado.

La propuesta más lógica en este momento es esa, ¿a quién hay que hacerle el llamado? Al pueblo para que apoye esa propuesta, invertir el orden de los factores guaidodianos en el ánimo de salir de los usurpadores, y nosotros, que somos los más interesados, los que estamos sufriendo un estado de calamidad cada día mayor, tenemos que impulsar esta propuesta, obligar a que los organismos internacionales coadyuven a materializarla.

Cuando venga de abajo la aprobación a esa propuesta, cuando venga del boca a boca en la calle, será al pueblo que le corresponderá definir esto como lo manda el texto constitucional, apoyado, eso sí, por los mismos organismos internacionales que han mostrado excesiva cautela ante otras opciones, elecciones libres no habrían de causar mayor recelo, implicando que los poderes constituidos no han hecho su trabajo para que eso sea posible.

Ante la disyuntiva que vivimos, inconveniente para todos, gritar que queremos elecciones libres con los mismos árbitros internacionales que confirmaron la tendencia criminal de la narcodictadura el 23F, debe calar para desarticular los intereses personales y partidistas en juego de los dos equipos que están copando la escena política del país relegando la voluntad del pueblo. Asumamos el reto sin seguir esperando salvadores foráneos.

jolcesal@hotmail.com – @jolcesal

No deje de leer: Gobierno de transición elecciones libres

Comentarios de Facebook

Opinión

La tortura en Venezuela

Publicado

on

La tortura - acn
Compartir
  • 6
    Shares

La tortura en Venezuela:  Por Luis Velázquez Alvaray.-  Se ha conocido mundialmente, a través de las denuncias en la Corte Penal Internacional y en la Organización de los Estados Americanos, por el   Instituto Casla, la institucionalización de la tortura en Venezuela.

El Capítulo I de nuestra Constitución señala en su articulado, la protección de los derechos humanos, mediante el respeto y obligatoriedad de cumplimiento, tanto a la Carta Magna, como a los Tratados sobre derechos humanos y las leyes que los desarrollen. Se advierte que el tipo de delito como la tortura es de naturaleza imprescriptible. (Ídem Art. 29 del Estatuto de Roma).

Hace pocos días la responsable del ya mencionado instituto Casla, la doctora Tamara Suju, publicó los rostros de algunos torturadores, donde destaca una especial característica: son militares, con altos grados, muestra precisa del proceso formativo en nuestras academias castrenses bajo este régimen: torturadores, causantes de sufrimientos graves, físicos y mentales, castigadores de inocentes, cuyo delito es luchar por el futuro de millones de Venezolanos. Ya sabíamos que el concejal Alban murió, al no soportar el incruento castigo al que fue sometido. El caso del Diputado Requesens también es conocido. Pero no teníamos la medida de tales desmanes y afortunadamente ya se mostraron los rostros y los datos de muchos de ellos. Grabados allí por funcionarios aterrorizados, que secretamente evidenciaron, una cadena de usurpadores que comienza en Miraflores, pasando por la falsa constituyente y llegar hasta las mazmorras de la crueldad, inhumanidad y degradación.

Se violentan numerosas disposiciones globales (además de las Constitucionales). Conviene resaltar la Convención contra la tortura de las Naciones Unidas, de la cual se desprenden las características esenciales de este cruel proceder:

  • Es un delito pluriofensivo, ya que ataca un sin número de bienes que deben ser tutelados penalmente.
  • Afecta la libertad, la integridad personal; en general el bien jurídico fundamental que es la vida.
  • Constituye el clímax del abuso del poder.

La tiranía chavista utiliza habitualmente numerosos tipos de tortura:

  1. Física: golpes, lesiones, choques eléctricos, sofocación, inmersión en agua contaminada, posiciones de dolor, inmovilidad, suspensión, quemaduras, tortura sexual, uso de químicos tóxicos, hambre, sed, privación del sueño.
  2. Psicológica: aislamiento, simulacros de ejecución, amenazas, impedir la visión.

Amnistía Internacional, ha señalado que todas estas crueles actuaciones, promueven afectar emocional e ideológicamente al torturado, e infundir terror a la población para que permanezca callada ante las injusticias diarias del despotismo.

La tortura es un crimen de lesa Humanidad. Así lo establece la Corte Penal Internacional, cuya competencia se desprende del artículo 5 del Estatuto de Roma. Igualmente, es de destacar la numerosa jurisprudencia de las instancias nacionales que han internalizado el tratamiento de estos puntos. Los elementos de intencionalidad de los actores intelectuales y materiales de la tortura, bajo la presente tiranía, están todos contemplados en el artículo 30 del mencionado Estatuto.

Los militares y fiscales del ministerio público que han sido denunciados, su responsabilidad deriva como funcionarios públicos, sin que ello signifique que quedan exentos los que no ocupan cargos oficiales, como es el caso de los colectivos torturadores, cuyo vinculo viene dado por el apoyo implícito o explicito que reciben del Estado, por la existencia de una política general gubernamental,  confesada por el usurpador Maduro en cadena de radio y TV, donde los incita y los autoriza, lo cual son órdenes ilícitas, tal como lo establece el artículo 67 del citado Estatuto de Roma.

Estos rápidos señalamientos concluyen, que toda la cadena que actúa en las torturas, sean militares, jueces, fiscales o colectivos, serán castigados por crímenes de lesa Humanidad y ejemplos tenemos muchos en el mundo. Uno de ellos acaba de ser sentenciado hace pocos días: Karadzic, ex usurpador serbobosnio, fue condenado por atrocidades como las cometidas por Maduro. Una de tantas, la tortura, ya comprobada al asesino tropical.

Cnp8964@outlook.com

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído