Connect with us

Opinión

Fracasa en elecciones de Colombia dictadura comunista de Venezuela

Publicado

on

hambre - acn
Compartir
  • 4
    Shares

Fracasa en elecciones de Colombia dictadura comunista de Venezuela: Por Coromoto Álvarez.- La dictadura comunista de Venezuela fracasa en las elecciones parlamentarias recientes de Colombia, con advertencias muy claras contra el presidente Juan Manuel Santos y el debut de  la guerrilla socarrona.

La perseverante postura  del exmandatario Álvaro Uribe contra la tragedia del régimen de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, había obtenido un triunfo relativo en el  referendo sobre el proceso de paz que le brindó en bandeja de plata el Premio Nobel a Santos, con una mayoría que desaprobó los acuerdos que se cocinaron en La Habana, un menú que no satisfizo a los colombianos y que el Santo Padre del Vaticano quizá habría digerido equivocadamente cuando la mesa estaba servida con suculentos platos, cucharas y tenedores de plata por cuenta de la narco guerrilla y de los petro dólares del erario de la nación vecina, so pretexto de inclinar la balanza hacia Gustavo Petro, el gallo muerto frente a Iván Duque en los próximos comicios presidenciales de mayo, un claro síntoma del fracaso de la dictadura comunista en el proceso eleccionario.

Un primer aviso como en las corridas de toro sin la presencia de un diestro de la categoría de César Rincón o de César Girón, se escuchó en los palcos de sol y sombra con el pinchazo que los electores del Sí sufrieron ante la victoria del No en el referendo pacifista que permitiría la incorporación  de los terroristas de antaño a los cotejos electorales de su alumbramiento. Pero en esta segunda cita, se descartó en el diagnóstico del partero que en la cuna de Gabriel García Márquez naciera un hermano mellizo de Nicolás Maduro o de Raúl Castro.

El foro de Sao Paulo auspiciado por el tirano Fidel Castro para imponer la dictadura por los votos, lo que no lograron por las balas luego del exterminio de los cubanos barbudos cuando Augusto Pinochet derrocó a Salvador Allende en Chile, recién sufre otro descalabro con un triunfo de la derecha colombiana, satanizada mil veces por Hugo Chávez y Nicolás Maduro que sólo Álvaro Uribe supo ripostar con un liderazgo de mil cabezas.

La pretensión imperialista de Cuba, China, Corea del Norte y Rusia para extender sus áreas de influencias desde el sur del Río Grande hasta La Patagonia se apaga con  el volcán de Colombia, cuya erupción tampoco se propagó en la Isla Negra de Pablo Neruda con la asunción de Sebastián Piñera, a pesar del último paseíllo de la socialista derrotada Michelle Bachelet por los burladeros de La Habana.

El discurso fustigado de derechista con matices liberales que deriva de  antiguas alianzas en la nación hermana, prospera a la hora puntual del análisis reforzado con testimonios de millares de venezolanos que huyeron del sepulcro despidiendo a parturientas y niños desnutridos desde el vientre sin futuro en la patria del Libertador Simón Bolívar que hoy brilla como el Sol de Colombia.

El régimen opresor de Cuba que recién repatrió al ex presidente de Bolivia Jorge Quiroga y al ex mandatario colombiano Andrés Pastrana, sin duda es arrastrado por el péndulo de la historia.

ACN/C.A.

No deje de leer: El dominio del Gobierno en las empresas devasta la economía

Comentarios de Facebook

Opinión

Contradecir a Bachelet es no entender a la izquierda

Publicado

on

Contradecir a Bachelet - acn
Compartir
  • 2
    Shares

Contradecir a Bachelet es no entender a la izquierda: Por Sara y Agripina.- Bachelet siempre ha sido de izquierdas. Su padre, Alberto Bachelet, fue general de brigada de la Fuerza Aérea de Chile;  y miembro del gobierno de Salvador Allende. Las fuerzas de Augusto Pinochet, le encarcelaron y falleció en prisión.

Contradecir a Bachelet es no entender a la izquierda latinoamericana. La 4T en verdad tiene serios problemas.

“Yo nací en esta ribera/ Del Arauca vibrador./ Soy hermano de la espuma,/ De las garzas, de las rosas./ Soy hermano de la espuma,/ De las garzas, de las rosas,/ Y del sol, Y del sol./ Y por eso tengo el alma,/ Como el alma primorosa./ Y por eso tengo el alma,/ Como el alma primorosa,/ Del cristal, Del cristal./ Amo, sueño, canto, río/ Con claveles de pasión,/ Con claveles de pasión. Alma llanera, (de Pedro Gutiérrez)

Breve historia

Verónica Michelle Bachelet fue la primera presidenta de Chile. Llego a ser tan bien evaluada que ocupó dos veces el Palacio de la Moneda, sede de la presidencia chilena. Hoy en día, como alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, está brindando un informe sobre la crisis que se vive actualmente en Venezuela.

Cartas credenciales desde la izquierda

Bachelet siempre ha sido de izquierdas. Su padre, Alberto Bachelet, fue general de brigada de la Fuerza Aérea de Chile y miembro del gobierno de Salvador Allende. Las fuerzas de Augusto Pinochet, le encarcelaron y falleció en prisión. Así, en 1975, (Verónica) Michelle y su madre fueron detenidas y torturadas por la dictadura. Una vez puestas en libertad, partieron de Chile en un exilio político.

Ella misma, desde que estudiaba medicina en la Universidad de Chile se afilió a las filas del Partido Socialista. Y las dos veces que buscó/fue electa como la presidenta de Chile, lo hizo por partidos de la izquierda chilena, con una ideología socialista.

Ya siendo presidenta enfrentó la “revolución de los pingüinos” (alumnos que por su vestimenta les decían pingüinos), un terremoto acompañado de tsunami, crisis y aun con todo lo anterior, logró elevar el nivel de bienestar de sus ciudadanos.

De lo más loable de su mandato: a pesar de su historia personal, llevó a la práctica la reconciliación con justicia de los chilenos.

Todo lo anterior para subrayar que Bachelet basa su carrera tanto en la teoría como en la práctica de la ideología socialista o de izquierda.

Su cargo actual y el informe

Michelle Bachelet es hoy la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU. Como tal, fue invitada por el propio Nicolás Maduro a observar la situación actual en Venezuela y, con ello, poder decir de forma clara y objetiva lo que pensaba de un país tan musical.

Se presentó esta semana un avance del informe. En él, Bachelet denuncia la grave crisis de derechos humanos que azota a Venezuela, lo cual incluye el colapso de la educación, del sector médico y el éxodo (reciente, no habla de los anteriores) de más de 3 millones de venezolanos que buscan encontrar un mejor presente.

Para Bachelet, en consecuencia, un segundo y grave problema reside en que las autoridades venezolanas se niegan a ver la magnitud de la crisis humanitaria por la cual atraviesan.

Todo lo anterior no le impide señalar que las sanciones impuestas por los Estados Unidos naturalmente agravarán aún más la situación económica de Venezuela.

Bocetos de la desgracia

El denunciar torturas, asesinatos y la terrible crisis social y monetaria por la cual atraviesa Venezuela no la hace más o menos socialista. Tampoco, solo por señalar lo que está mal, miente sobre lo que hoy se vive allá.

En lo que se conoce del Informe, es una denuncia de torturas, asesinatos y una terrible crisis social en Venezuela. Bachelet narra sobre la represión, donde grupos de fuerza de seguridad venezolana, con “colectivos armados” y grupos paramilitares afines al desgobierno de Maduro, han reprimido la disidencia pacífica; incluyendo métodos disuasorios como: tortura, secuestro, aprehensión ilegal de la libertad y ejecuciones sumarias. En el documento solicita a Maduro aceptar la ayuda humanitaria y entender que hay una crisis en Venezuela que requiere intervención urgente.

Imposible descalificar

Hemos leído que miembros de la 4T como el diputado Gerardo Fernández Noroña o Yeidckol Polevnsky, hablan de lo bien que está Venezuela y niegan cualquier crisis. Quien dijera lo contrario recibía el anatema de no entender, ser mentiroso o neoliberal.

Hoy, que Bachelet, siendo un personaje íntegro del espectro ideológico de izquierdas a nivel mundial, señala la terrible situación que se vive en Venezuela, esperamos que no la descalifiquen o digan que ellos tienen otras cifras.

El respeto al derecho ajeno es la paz

Evocando a Benito Juárez, es imposible pensar que el gobierno de México apoye cualquier asomo de intervención gringa. ¡De ninguna manera! Lo que sí debe hacer nuestro canciller es adoptar las indicaciones del Informe de la ONU con respecto a Venezuela. Como lo mencionaba el benemérito, el respeto al derecho ajeno. Nótese, no hablaba de dictaduras o decisiones unilaterales, señala el derecho. Hoy no hay “Estado de Derecho” en Venezuela. México debe unirse a las naciones que solicitan de forma pacífica elecciones libres, realmente libres. Seguir apoyando a Maduro, es apoyar a un torturador, asesino, señalado como tal por la ONU. 4T, izquierdas recalcitrantes de México, Andrés Manuel, es momento de ser congruentes.

Sara y Agripina – @maloguzmanvero

No deje de leer: El tela de juicio visita de Bachelet a Venezuela

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído