Connect with us

Internacional

Jair Bolsonaro es el nuevo presidente de Brasil

Publicado

on

Compartir
  • 2
    Shares

Jair Bolsonaro es el nuevo presidente de Brasil, con 99% de los votos escrutados;  el candidato ultraderechista obtuvo el apoyo de 55,1% del electorado. El aspirante de la izquierda, Fernando Haddad, alcanzó 44,9% de los sufragios, informó el Tribunal Electoral.

Las autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Brasil confirmaron este domingo;  la victoria del candidato ultraderechista del Partido Social Liberal (PSL), Jair Bolsonaro.

Con el escrutinio de casi 99% de los votos, el candidato del PSL obtuvo el apoyo de 55,1% del electorado;  mientras que el aspirante de izquierda, Fernando Haddad, logró el respaldo de 44,9% de los votantes.

Claves de la campaña más polarizada de la historia de Brasil

En un ambiente electoral altamente polarizado, Bolsonaro llegó a la segunda vuelta como claro favorito;  tras haber obtenido 48% de las boletas en la primera ronda;  y con una intención de voto que, según el más reciente sondeo de Datafolha, se ubicaba en 57%.

Bolsonaro es un ex capitán del ejército, devenido en político;  que siempre se mantuvo detrás de Lula en intención de voto;  hasta que el TSE le negó al PT la posibilidad de postularlo a la presidencia. La salida del ex mandatario empujó al ultraderechista al primer lugar de las encuestas.

El político de 63 años representa a Río de Janeiro como diputado federal desde 1991. Su ascenso como candidato ocurrió en un ambiente contaminado por las denuncias de corrupción;  que involucran a figuras de partidos tradicionales de su país;  especialmente tras el escándalo de Lava Jato, por lo que su discurso de “mano dura” convoca a buena parte del electorado.

Con el candidato del PSL al frente, Brasil tiene por delante “una perspectiva más nacionalista, que viene por su rasgo militar, y por otro lado tiene una perspectiva muy liberal en la parte económica”, sostiene el profesor de la Universidad Federal Fluminense de Río de Janeiro, Marcial Suarez. El experto en Estudios Estratégicos espera que entre estas tendencias haya un “equilibrio que va a establecer de alguna forma”.

Plan político y económico

Bolsonaro es el tercer militar electo por voto directo como presidente de Brasil y el número 16 que ha ejercido la primera magistratura de ese país, precisa Folha.

Considerado por la opinión pública un “nostálgico” de la dictadura, el candidato de ultraderecha llega al poder en medio de la controversia por sus declaraciones misóginas, racistas y homofóbicas, que impulsaron un movimiento de activismo social en rechazo a su propuesta de campaña, bajo la consiga Ele Não (Él no).

Uno de sus primeros fichajes para el gabinete, aún antes de su elección, fue Paulo Guedes, tildado como un ferviente partidario de las privatizaciones y las medidas de ajuste fiscal. Por esa razón, a grandes rasgos, el plan económico de Bolsonaro es de corte neoliberal, lo que le ha dado el visto bueno de los mercados.

Estas son sus principales propuestas:

Reducir la deuda pública en 20% a través de un proceso de privatización de las empresas públicas, venta de acciones y asignación de concesiones a operadores privados.

Crear un sistema privado para la jubilación por capitalización, que existiría en paralelo a la cotización pública.

Rebajar la edad de imputabilidad de 18 a 16 años y eliminar del beneficio procesal de recorte de condena.

Crear de un Ministerio de Economía que unifique las carteras de Hacienda, Planificación e Industria para dirigir el plan de privatizaciones.

Fomentar el uso de armas entre civiles, así como el fortalecimiento de las fuerzas de seguridad y de defensa.

Aplicar una política de “guerra” contra el narcotráfico, que prevé protección jurídica especial para los policías que torturen, hieran o maten a presuntos delincuentes.

ACN/agencias

No deje de leer: OEA busca fondos para atender migración venezolana

Comentarios de Facebook

Internacional

La quemaron viva por denunciar acoso sexual en la escuela

Publicado

on

acoso acn
Compartir

A Nusrat Jahan Rafi la rociaron con una lata de kerosén y le prendieron fuego en su escuela en Bangladesh por denunciar acoso sexual.

Dos semanas antes, había presentado una denuncia de acoso sexual contra el director de su centro educativo. Su valentía al hablar sobre la agresión sexual y su espantosa muerte causó conmoción en Bangladesh.

El caso destapa la vulnerabilidad de las víctimas de acoso sexual en el conservador país asiático, refiere la BBC. Muchas niñas y mujeres jóvenes en ese país optan por mantener sus experiencias de acoso o abuso sexual en secreto. Tienen miedo de ser rechazadas por la sociedad o sus familias.

Lo que hizo diferente el caso de Nusrat Jahan fue que no solo habló de ello. Acudió a la policía apoyada por su familia el mismo día que ocurrió el supuesto abuso.

Nusrat Jahan Rafi, de 19 años, era natural de Feni, una pequeña localidad 160 km al sur de la capital del país, Daca. Creció en una familia conservadora y asistía a una escuela religiosa.

Acoso acn

Algunas mujeres protestaron, pero la comunidad no creyó en la denuncia de la chica. Foto: Agencias

Para una joven en su posición, denunciar un caso de acoso sexual puede tener graves consecuencias. Las víctimas se enfrentan a menudo al enjuiciamiento de sus comunidades, al acoso en persona y en internet. En algunos casos enfrentan ataques violentos. Nusrat experimentó todo esto.

“Queremos justicia para Nusrat”, demandan estas mujeres que salieron a la calle a protestar. El pasado 27 de marzo, según contó la joven, el director de la escuela la llamó a su oficina y la tocó repetidas veces de forma inapropiada. Antes de que las cosas se pusieran peor, salió corriendo del lugar.

Nadie le creyó

La joven presentó una denuncia en la comisaría local de policía. Se le debería haber ofrecido un entorno seguro. Sin embargo,  un agente de policía la grabó con su teléfono celular, según describía la dura experiencia.

En el video, se ve a Nusrat visiblemente angustiada. Intentaba esconder la cara con las manos. Se oye al policía decir que la denuncia “no es gran cosa” y ordenándole que retire las manos de la cara.

El video lo filtraron después en las redes sociales. Tras interponer la denuncia, la policía arrestó al director. Las cosas empeoraron para Nusrat. Un grupo de personas se congregó en las calles para pedir la puesta en libertad del hombre a quien consideraban una persona honesta y seria.

La protesta la organizaron dos estudiantes. Al parecer, algunos políticos locales asistieron a la marcha. La gente comenzó a culpar a Nusrat. Su familia cuenta que empezaron a preocuparse por su seguridad.

Pese a todo esto, el 6 de abril, 11 días después del incidente, Nusrat acudió a la escuela para hacer sus exámenes finales. “Intenté llevar a mi hermana a la escuela. Itenté entrar en las instalaciones, pero me pararon y no me permitieron entrar”, cuenta el hermano de Nusrat, Mahmudul Hasan Noman.

 

“Si no me hubieran detenido, a mi hermana no le habría pasado algo así”, añadió. Según la declaración hecha por la propia Nusrat, una estudiante la llevó al tejado de la escuela bajo engaño. Le dijo que a uno de sus amigos lo golpeaban.

Cuando Nusrat llegó al tejado, cuatro o cinco personas, con burkas, la rodearon. Al parecer la presionaron para que retirara la denuncia contra el director. Cuando ella se negó a hacerlo, le prendieron fuego.

El jefe del departamento local de policía, Banaj Kumar Majumder, dijo que los asesinos querían que pareciera “un suicidio”.

Indagan su testimonio

Su plan falló. A Nusrat la rescataron después de que ellos huyeran del lugar. Fue capaz de testimoniar antes de morir.

Uno de los asesinos estaba sujetándole la cabeza boca abajo con sus manos. Por ello el keronsene no se derramó en su cráneo y la cabeza no se quemó.  Pero en el hospital local los médicos encontraron quemaduras que le cubrían el 80% de su cuerpo. Incapaces de tratar quemaduras tan graves, Nusrat fue trasladada al hospital universitario de Daca.

En la ambulancia, temerosa de no poder sobrevivir, grabó una declaración en el teléfono móvil de su hermano. “El profesor me tocó. Combatiré este crimen hasta mi último aliento”, se le oye decir.

También identificó a algunos de sus atacantes como estudiantesEl pasado 10 de abril, la joven murió. Miles de personas acudieron a su funeral en Feni. No obstante, sus compañeros de clases y sus vecinos no creen en sus acusaciones. Las consideran falsas aunque los medios insisten en victimizar a la joven.

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído