Connect with us

Opinión

La Ley del Talión-purga revolucionaria

Publicado

on

Fuerzas desalmadas - acn
Compartir
  • 4
    Shares

Desde el Exilio/La Ley del Talión-purga revolucionaria: Por José Gregorio Briceño Torrealba.-  Por más fervientes deseos que tengamos siempre de ver caer y ser castigados sin compasión uno a uno los protagonistas estelares de este largometraje ambientado en una prolongada pesadilla de destrucción y muerte, a veces nos sorprendemos cuando la centrífuga chavista, la Ley del Talión o  purga revolucionaria los expulsa y reniega de sus otrora compinches y esbirros implacables. No entiendo tampoco como es que algunos de ellos, habiendo tenido tareas tan desalmadas y sangrientas, se les ocurre rebelarse a sus panas a sabiendas de que serán medidos con la misma vara que ellos con mucho orgullo revolucionario usaban. ¿Será que realmente el patriotismo florece, o que perdieron prerrogativas, o que se sienten héroes por oponerse a sus Amos? Demasiada ingenuidad para venir de ellos, la cúpula política más podrida de la historia de la humanidad. Sin embargo y a pesar de las dudas, el pasado martes 13 nos sorprendió la detención del General Miguel Rodríguez Torres cuando se encontraba en un conocido hotel de la ciudad de Caracas participando en un foro conmemorativo por el Día de la Mujer y les confieso, y lo primero que hice fue mirar al cielo y persignándome dije: ¡el tiempo de Dios es perfecto!

Este nuevo auto excluido y luego “execrado” personaje obediente al PSUV y no a su deber como militar de defender a la patria, Miguel Rodríguez Torres, fue un hombre de confianza de Hugo Chávez Frías. Participó en el Primer intento de golpe de Estado de Venezuela de 1992, a cargo del Batallón José Leonardo Chirinos para la toma de resguardo de La Casona, lugar destinado desde 1960 a ser la residencia oficial de los presidentes de la república y que hoy día se ha convertido en el centro de corrupción y fiestas de las hijas de Chávez, a quienes les costean todo tipo de lujos y que se niegan a entregarla a Nicolás Maduro y Cilia Flores.

Durante el asalto, fueron asesinados 3 funcionarios de la DISIP y 1 agente de la Policía Municipal de Sucre, quien murió al recibir un impacto de Mortero.

Una vez que gana la presidencia Hugo Chávez, Rodríguez Torres es llamado a formar parte del equipo de trabajo, e inicia su carrera en el área de inteligencia, lo preparan en Operaciones Clandestinas y lo envían a la DISIP. Después del Golpe de Estado del 11 de abril de 2002, Chávez le nombra Director General de la DISIP. En su síntesis curricular destaca orgullosamente la creación de los Círculos Bolivarianos (junto con Diosdado Cabello, Oscar Navas Tortolero, José Vielma Mora y Nicolás Maduro), el intento de comprar a los militares que se declararon en desobediencia en la Plaza Francia de Altamira en 2002, su presunta participación en una reunión donde se ordenó asesinar a los autores del crimen contra el fiscal Danilo Anderson. Sus conexiones con la guerrilla colombiana nunca han sido precisadas, aunque lo mencionan en los correos del comandante Raúl Reyes. Toda una trayectoria de trabajos sucios y encomiendas siniestras de sus amos y mejores amigos de entonces.

En agosto de 2009, Chávez le ordena mediante Decreto Nº 6.865, reestructurar la Dirección Nacional de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) creada en 1969. Dicho proceso culminó con la disolución del organismo el 4 de diciembre de 2009, por el Presidente de la República, Hugo Chávez, en una ceremonia de toma de posesión del alto mando de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en la que anunció el inmediato cambio de nombre de la DISIP a Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) que sería la nueva policía política de Venezuela la cual comando por mucho tiempo bajo las órdenes directas de Diosdado Cabello.

Durante la presidencia de Nicolás Maduro, fue ministro de Relaciones de Interiores, Justicia y Paz (2013-2014), período en el que dirigió la represión contra las manifestaciones y protestas de 2014 que se saldaron con 43 muertes, además del encarcelamiento de un gran número de ciudadanos entre los que se encuentra Leopoldo López, líder de Voluntad Popular. Rodríguez Torres deja el Ministerio días después que el Colectivo 5 de Marzo solicitara su destitución por el asesinato de cinco de sus miembros en un operativo policial. Lo que a todas luces fue un ajusticiamiento más de grupos pro chavismo que ya se considera un estorbo para el PSUV, otro capítulo de la purga roja en niveles inferiores, el los sicarios.

La experiencia que viví a raíz de la tarea que le asignaron a este militar sanguinario me hizo sentir en carne propia su ferocidad e hincapié en cumplir con creces una persecución sin cuartel junto con Hugo Carvajal Barrios siendo jefe de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM), así es como intervinieron en 2006 los teléfonos de la Gobernación de Monagas, la residencia oficial del gobernador y mi residencia privada, siempre por orden de Diosdado Cabello buscando incriminarme en cualquier situación para sacarme del camino. También en 2012, me persiguieron (sin importarles mi investidura de gobernador) y asediaron a mi equipo de trabajo y sus funcionarios de la gobernación, allanaron las dependencias de la Gobernación sin orden judicial después que producto de un gravísimo derrame petrolero que afectó una importante área del río que sirve agua a la planta de tratamiento de agua surte de agua al 80% de los habitantes de Maturín, contravine las órdenes del Presidente y mantuve suspendido el suministro del vital líquido ya que el petróleo llegó a la planta, defendiendo prioritariamente la salud de los ciudadanos, por cierto los gerentes chimbos de PDVSA que presionaron para que diéramos agua contaminada a la población ahora están presos también como resultado del pase de factura entre mafias del desastroso partido de gobierno.

No puede negar este expreferido del cogollo rojo que fue parte de los autores intelectuales del atentado en mí contra, dos días después de ese derrame petrolero, en el cual perdieron la vida uno de mis hombres de seguridad y uno de los delincuentes/sicarios enviados por ellos a liquidarme. Posterior a ese evento Chávez quiso tapar la situación diciendo que había sido hampa común para salvar a sus temibles pupilos.

Con coraje aguanté la presión durante 10 meses y 16 días fiel al mandato que recibí del pueblo de Monagas, garantizando en todo momento el interés superior de los ciudadanos. A pesar de la impotencia no renuncié a cumplir con mi deber y terminé con dignidad mi mandato hasta el último día, como juré hacerlo en respeto a la Constitución y las leyes.

Honestamente, ver a Rodríguez Torres detenido por estar involucrado, según el comunicado oficial, “en acciones contra la paz y la tranquilidad pública, y en conjuras y complots que perseguían la intención aviesa de atentar contra la unidad monolítica de nuestra Fuerza Armada” me parece el inicio de un acto de justicia Divina porque ha sido demasiado el daño causado a centenares de familias inocentes por el único “delito” de pensar distinto. Hoy le toca conocer en carne propia el horror su propia creación: los calabozos ubicados en la céntrica Plaza Venezuela de Caracas, conocidos como la TUMBA, ubicados 5 pisos debajo de la tierra pintados todo de blanco y con excesivas luces blancas y un aire acondicionado súper frío. El solo entrar allí ya es una tortura. Si hoy está en desgracia será porque lo merece pues él y Hugo Carvajal fueron perros falderos del engendro de Lucifer, Diosdado Cabello Rondón, jefe del Cartel del Sol a quien si le hicieran una radiografía de los testículos aparecerían allí en primer plano. Hoy luego de su rebelión ante la dictadura vive su persecución en directo.

Ya a estas alturas al capo debería darle vergüenza ser protagonista de burlas por seguir denigrando a quienes hace nada abrazaba y halagaba. (Su pana “el Pollo” Hugo Carvajal, su amiga Luisa Ortega Díaz entre otros)

La revolución implosiona, unos y otros comienzan a pasarse factura. Los cuarteles están encendidos. Ya no se puede silenciar el descontento y el malestar. Dentro de las guerras intestinas de la revolución hay un gran ausente, Padrino López, compadre de Rodríguez Torres y perro fiel del Gobierno de Maduro y el Cartel del Sol. Parece que la Revolución avanza a paso de vencedores al fin de sus días. La rebelión militar se justifica, no hay golpe de estado cuando hablamos de estado forajido. El 350 constitucional y la comunidad internacional garantizan el retorno a la democracia y el estado de derecho.

A los efectos de justicia real siempre me parecerá un castigo muy poco severo simplemente apresarlo, en comparación con la maldad y dolor que infligió a tantas familias venezolanas. No tuvo compasión en ningún momento dando las órdenes de asesinar a tantos jóvenes sólo por ser disidentes a la dictadura. Quien atente sin piedad contra la vida y libertades de seres humanos indefensos debe ser castigado como dice el enunciado de la ley del Talión:”Ojo por Ojo, diente por diente”. No desmayo exigiendo justicia y sigo dando la pelea desde mi particular cárcel del exilio, con lo único que me queda MI PLUMA Y MI PALABRA

José Gregorio Briceño Torrealba – “El Gato “Briceño – @josegbriceñot -http://gatobriceno.blogspot.com/2018/03/la-ley-del-talion-purga-revolucionaria.html

No deje de leer: Otro preso político se escapa de cárcel venezolana, el argentino-venezolano Marcelo Crovato

Comentarios de Facebook

Opinión

La tortura en Venezuela

Publicado

on

La tortura - acn
Compartir
  • 6
    Shares

La tortura en Venezuela:  Por Luis Velázquez Alvaray.-  Se ha conocido mundialmente, a través de las denuncias en la Corte Penal Internacional y en la Organización de los Estados Americanos, por el   Instituto Casla, la institucionalización de la tortura en Venezuela.

El Capítulo I de nuestra Constitución señala en su articulado, la protección de los derechos humanos, mediante el respeto y obligatoriedad de cumplimiento, tanto a la Carta Magna, como a los Tratados sobre derechos humanos y las leyes que los desarrollen. Se advierte que el tipo de delito como la tortura es de naturaleza imprescriptible. (Ídem Art. 29 del Estatuto de Roma).

Hace pocos días la responsable del ya mencionado instituto Casla, la doctora Tamara Suju, publicó los rostros de algunos torturadores, donde destaca una especial característica: son militares, con altos grados, muestra precisa del proceso formativo en nuestras academias castrenses bajo este régimen: torturadores, causantes de sufrimientos graves, físicos y mentales, castigadores de inocentes, cuyo delito es luchar por el futuro de millones de Venezolanos. Ya sabíamos que el concejal Alban murió, al no soportar el incruento castigo al que fue sometido. El caso del Diputado Requesens también es conocido. Pero no teníamos la medida de tales desmanes y afortunadamente ya se mostraron los rostros y los datos de muchos de ellos. Grabados allí por funcionarios aterrorizados, que secretamente evidenciaron, una cadena de usurpadores que comienza en Miraflores, pasando por la falsa constituyente y llegar hasta las mazmorras de la crueldad, inhumanidad y degradación.

Se violentan numerosas disposiciones globales (además de las Constitucionales). Conviene resaltar la Convención contra la tortura de las Naciones Unidas, de la cual se desprenden las características esenciales de este cruel proceder:

  • Es un delito pluriofensivo, ya que ataca un sin número de bienes que deben ser tutelados penalmente.
  • Afecta la libertad, la integridad personal; en general el bien jurídico fundamental que es la vida.
  • Constituye el clímax del abuso del poder.

La tiranía chavista utiliza habitualmente numerosos tipos de tortura:

  1. Física: golpes, lesiones, choques eléctricos, sofocación, inmersión en agua contaminada, posiciones de dolor, inmovilidad, suspensión, quemaduras, tortura sexual, uso de químicos tóxicos, hambre, sed, privación del sueño.
  2. Psicológica: aislamiento, simulacros de ejecución, amenazas, impedir la visión.

Amnistía Internacional, ha señalado que todas estas crueles actuaciones, promueven afectar emocional e ideológicamente al torturado, e infundir terror a la población para que permanezca callada ante las injusticias diarias del despotismo.

La tortura es un crimen de lesa Humanidad. Así lo establece la Corte Penal Internacional, cuya competencia se desprende del artículo 5 del Estatuto de Roma. Igualmente, es de destacar la numerosa jurisprudencia de las instancias nacionales que han internalizado el tratamiento de estos puntos. Los elementos de intencionalidad de los actores intelectuales y materiales de la tortura, bajo la presente tiranía, están todos contemplados en el artículo 30 del mencionado Estatuto.

Los militares y fiscales del ministerio público que han sido denunciados, su responsabilidad deriva como funcionarios públicos, sin que ello signifique que quedan exentos los que no ocupan cargos oficiales, como es el caso de los colectivos torturadores, cuyo vinculo viene dado por el apoyo implícito o explicito que reciben del Estado, por la existencia de una política general gubernamental,  confesada por el usurpador Maduro en cadena de radio y TV, donde los incita y los autoriza, lo cual son órdenes ilícitas, tal como lo establece el artículo 67 del citado Estatuto de Roma.

Estos rápidos señalamientos concluyen, que toda la cadena que actúa en las torturas, sean militares, jueces, fiscales o colectivos, serán castigados por crímenes de lesa Humanidad y ejemplos tenemos muchos en el mundo. Uno de ellos acaba de ser sentenciado hace pocos días: Karadzic, ex usurpador serbobosnio, fue condenado por atrocidades como las cometidas por Maduro. Una de tantas, la tortura, ya comprobada al asesino tropical.

Cnp8964@outlook.com

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído