Connect with us

Opinión

Luego del 20 de mayo

Publicado

on

20 de mayo - acn
Compartir
  • 6
    Shares

Luego del 20 de mayo: Por Alejandro Feo La Cruz.- En condiciones normales cuando se acercan unas elecciones se siente un clima de esperanza; la gente habla en la calle de alguna propuesta de los candidatos y aumenta el optimismo; porque tendemos a pensar que las cosas van a mejorar con el triunfo de nuestro candidato. Evidentemente, este no es el caso de las próximas elecciones de nuestro país. Unas elecciones con característica muy parecidas a las de la ANC. Millones de venezolanos no pueden participar porque no se les dio la oportunidad de registrarse para votar; ya sea como nuevo votante o como venezolano en el exterior.

Nuestro partido Voluntad Popular y los principales partidos de las fuerzas democráticas; inhabilitados para participar, nuestros líderes naturales presos o inhabilitados, como es el caso de Leopoldo López, Henrique Capriles y muchos más, sin la posibilidad de competir; la ausencia de una observación internacional imparcial, con una verdadera capacidad técnica para hacer el seguimiento del proceso en cada una de sus etapas; son motivos suficientes para no ir a votar.

No comparto decisión de votar

Algunas personas que aprecio han decidido participar; quizás su vocación democrática los llevó inocentemente a tomar esa decisión; decisión que no comparto y que  no voy a acompañar.

Luego del 20 de mayo todos los venezolanos amaneceremos viendo unos resultados sin sorpresas; que ya están cantados, con la misma grave crisis que estamos viviendo y teniendo en el poder a los causantes de tanto sufrimiento. El reto será superar la frustración de muchos y la desesperanza de otros. Tenemos que hacer renacer la unidad, reagruparnos y organizarnos, reconstruir el mensaje para que pueda quebrar el desánimo; promover la solidaridad humana del venezolano que es una de las cualidades más hermosas de nuestra gente; y se hace tan necesaria ante tanta precariedad. Prepararnos para nuevos compromisos y  oportunidades que vendrán muy pronto;  y para así seguir adelante de nuevo hasta la conquista de la mejor Venezuela.

Alejandro Feo La Cruz, responsable regional de Voluntad Popular

No deje de leer:Academia de Historia considera muy positivo decreto para rescatar centro histórico de Valencia

Comentarios de Facebook

Opinión

Política, propaganda, intervención

Publicado

on

Política, propaganda - acn
Compartir
  • 1
    Share

Política, propaganda, intervención: Por Leopoldo Puchi.– Los conflictos atraen la atención de multitudes y es común que el pulso se acelere cuando los escenarios de un día decisivo se sienten próximos. Todavía más si se dibuja una guerra, con toda la fascinación y los grandes temores que provoca. Hollywood ha moldeado al público con la simpleza de los buenos y los malos, escenas de coraje y destrucción, las batallas decisivas y los días “D”. Se pensaba que el 23 de febrero sería uno de ellos.

La tensión aumentaba porque se presentía que una operación política, la de la ayuda humanitaria, propia de las pautas de los manuales de propaganda, se podía convertir en la formulación enunciada por Klark von Clausewitz: “La guerra es la continuación de la política por otros medios”.

INTERVENCIÓN

En realidad, no es extraño que se esté pensando en combates armados o en una guerra de verdad. Desde agosto de 2017 el mandatario estadounidense ha venido insistiendo en que no está descartada la opción militar. El Washington Examiner  ha informado del despliegue de fuerzas militares estadounidenses hacia Colombia.

En el mismo sentido, la Casa Blanca ha mostrado su determinación de cambiar el gobierno venezolano por cualquier medio. Y en días recientes, John Bolton, afirmó que sí podría haber una acción de los militares estadounidenses en la frontera venezolana, en el caso en que unidades militares bloquearan la entrega.

GOLPE PALACIEGO

Sin embargo, no es la intervención de fuerzas militares extranjeras en Venezuela la primera opción considerada por el Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos. Antes de una intervención, se trabaja en función de que los propios militares venezolanos, sin bajas de soldados extranjeros que pudieran invadir el territorio venezolano, sean quienes procedan a cambiar al Presidente y al Gobierno, bien sea por medio de un golpe palaciego, una rebelión o una sublevación.

El evento político organizado en Cúcuta tenía ese propósito de presionar a los oficiales de la fuerza armada. Luego de lo ocurrido, posiblemente se encuentren otras modalidades para tal fin.

EL DIKTAT

Había quienes estimaban que la presión sobre los militares daría resultados de inmediato. Una suerte de deserción en estampida. Pero no ha sido así. Quizás porque detrás de la pesada capa de ligerezas y consumismo, yace todavía una vena de dignidad.

De ser así, el conflicto pudiera ser abordado como un asunto interno, resuelto entre venezolanos, y no como resultado de una presión política y militar extranjera ante la que rendirían sus armas los soldados venezolanos al aceptar un mandato, un diktat. Aunque luzca paradójico, sólo así, con reciedumbre disuasiva, se abriría el camino para la política, para los acuerdos.

No deje de leer: Graban a Arreaza de shopping en comercios de Beirut (+Video)

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído