Connect with us

Hombre & Mujer

Más cerca del Papa monseñor venezolano Edgar Peña Parra

Publicado

on

Más cerca del Papa - acn
Compartir
  • 6
    Shares

El tercer hombre más influyente de la Iglesia católica romana;  es desde el pasado lunes 15 de octubre, el obispo venezolano Edgar Peña Parra;  un religioso políglota, con 25 años de experiencia diplomática y nuncio en naciones de Asia y África.

Monseñor Edgar Peña Parra, de 58 años;  “ha criticado la persecución de opositores venezolanos y la corrupción del poder”.

El Papa Francisco nombró en agosto de este 2018 a Peña Parra;  como “sustituto para asuntos generales de la Secretaría de Estado del Vaticano“;  el cargo más importante en el Vaticano luego del propio pontificado y la cancillería, liderada desde 2013 por el italiano Pietro Parolín;  ex nuncio en Venezuela durante el Gobierno de Hugo Chávez.

Peña reemplazará al italiano Angelo Becciu, nuevo Cardenal;  y se convierte en el segundo latinoamericano en ocupar un puesto similar al de ministro del Interior de nuestro país.

Edgar Peña Parra, de Maracaibo, tiene estudios de Filosofía, Teología, Derecho Canónico y Derecho Internacional y habla seis idiomas, y será el responsable de la agenda diaria del Papa;  además de gestionar los asuntos de política interior de la Santa Sede.

De acuerdo a la estructura del Gobierno vaticano;  el venezolano organizará las actividades de los nuncios de todo el mundo;  y gerenciará las labores de la curia romana, así como sus nombramientos.

Peña Parra fue criado en el barrio popular El Saladillo en Maracaibo;  la capital petrolera de Venezuela, pero “no estaba incluido en las quinielas eclesiásticas;  para ser el número 3 del Vaticano”, detalla la nota.

Pero que el Papa Francisco “lo escogiera como miembro de su círculo de extrema confianza responde a dos razones primordiales, currículo y gentilicio, opinan analistas y miembros de la curia consultados.

La primera es su currículo: es licenciado en Filosofía y Teología;  doctor en Derecho Canónico y especialista en Derecho Internacional de la Pontificia Universidad Gregoriana; habla español, inglés, francés, portugués, serbocroata, italiano, latín; y ha ejercido con éxito como nuncio apostólico en Pakistán y Mozambique. La segunda es simple: su gentilicio.

Edgar Peña Parra es de Maracaibo. Tiene estudios de Filosofía, Teología, Derecho Canónico y Derecho Internacional. Habla seis idiomas.

El arzobispo venezolano será el responsable de la agenda diaria del Papa;  y gestionará los asuntos de política interior de la Santa Sede. Es el colofón de una carrera diplomática de ascenso vertiginoso.

Según la estructura del gobierno vaticano, organizará las actividades de los nuncios de todo el mundo;  y gerenciará las labores de la curia romana, así como sus nombramientos.

También será responsable del sello papal y del anillo del pescador;  signos de la identidad del sumo pontífice. Se ocupará de las inquietudes de las embajadas de la Iglesia y publicará las comunicaciones oficiales.

Criado en el barrio popular El Saladillo en Maracaibo, la capital petrolera de Venezuela;  Peña Parra no estaba incluido en las quinielas eclesiásticas para ser el número 3 del Vaticano.

La curia describe a monseñor Peña Parra como un hombre inteligente;  de trato amable y sensible a las causas de los pobres.

Crítico de la persecución y la corrupción

Peña Parra nació en el país que atraviesa la peor crisis política y económica en América, el continente que el Papa Juan Pablo II llamó “el de la esperanza” para la renovación de Iglesia católica.

El prelado no ha escondido su voz ante el deterioro de Venezuela. Ha hecho votos por el diálogo, pero también ha fustigado el contrabando y la corrupción;  ha criticado la persecución a dirigentes opositores de parte del gobierno y aupó una solución electoral.

“Los problemas no se resuelven persiguiendo. Así no se trata a un ser humano”;  dijo a la prensa venezolana en 2016, cuando Lester Toledo, dirigente del partido Voluntad Popular y oriundo del mismo estado natal de Peña Parra, huyó al exilio porque afirmaba que los servicios de inteligencia del gobierno lo buscaban para detenerlo.

La crisis que atraviesa Venezuela empeora con el paso del tiempo

Cada homilía o declaración del nuevo número 3 del Vaticano se circunscribe a las encíclicas y mensajes del Papa Francisco y de su secretaría de Estado.

La reciente eucaristía que presidió en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, en Maracaibo, para confiar a la Virgen María su nueva misión no fue la excepción. En ella, mencionó las “muchas necesidades y penurias de este sufrido pueblo venezolano”.

Tras la misa, hizo gala de su buen trato diplomático: detuvo por cuatro minutos la procesión con la reliquia de la Patrona del estado Zulia para atender a BBC Mundo a las puertas del templo.

“El Vaticano está claro de que la crisis en Venezuela se ha agravado”, dijo, mientras resonaban las campanas, los vecinos y feligreses le aplaudían y Aldo Giordano, nuncio en Venezuela, lo escoltaba.

Subrayó que la visita de todos los obispos venezolanos a Roma, donde compartieron durante nueve días con el Papa, es una expresión de la “preocupación” del pontífice por Venezuela.

Algunos opositores han criticado al papa porque consideran que tiene una postura tibia hacia el gobierno de Venezuela.

El cargo que ocupará el venezolano es el más importante en el Vaticano luego del propio pontificado y la cancillería.

Cero estridencias

La curia venezolana valora a monseñor Peña Parra como su hombre de mayor talento. Le describen como un religioso inteligente, amable con todos, sensible a las causas de los pobres.

“Es un diplomático de altos quilates”, afirma el sacerdote Eduardo Ortigoza, quien compartió con él en la juventud en El Saladillo, una barriada de casas de fachadas coloridas del centro de Maracaibo.

Rixio Portillo Ríos, periodista estudioso de los asuntos eclesiales y autor del libro “El Vaticano en la encrucijada venezolana”, cree que su efectividad para resolver asuntos administrativos fue clave para su designación.

Es el venezolano de mayor ascendencia en el Vaticano en la historia, recuerda.

Elsa Cardozo, internacionalista, considera que la experiencia de Peña Parra en naciones con situaciones críticas, como Kenia, México, Honduras, Pakistán y Mozambique, favorecieron su designación.

“Es una nueva evidencia de la seriedad con que asume el Vaticano a Venezuela, alejada de las declaraciones estridentes”, afirma el experto.

Peña Parra afirma que las exigencias hechas por el Papa en 2016 para lograr un diálogo político efectivo en Venezuela siguen vigentes.

“Vamos a salir de la crisis”

Peña Parra no se desprende del guion vaticano al hablar de Venezuela.

“Es difícil evangelizar en medio del hambre, pero todas las crisis son una oportunidad para estar al lado del pueblo. Vamos a salir de ella (la crisis)”, afirmó, vestido con túnica y mitra dorados, detenido entre dos filas de feligreses en el templo de la Chiquinquirá de Maracaibo el 18 de septiembre.

Sobre la posibilidad de un nuevo diálogo entre gobierno y oposición, recordó la carta a Venezuela que envió el pontífice en 2016, en la que demandó al Ejecutivo permitir la ayuda humanitaria; un calendario electoral de consenso; la restitución del poder constitucional de la Asamblea Nacional (Parlamento); y la liberación de presos políticos.

“Esos cuatro elementos siguen siendo imprescindibles desde el punto de vista del Vaticano para dar cualquier paso en relación al diálogo”, afirmó.

ACN/BBC Mundo/Gustavo Ocando Alex

No deje de leer:  Leones le bajó el “Suiche” a Cardenales

Comentarios de Facebook

Hombre & Mujer

Científicos “resucitaron” los cerebros de varios cerdos 4 horas después de muertos

Publicado

on

Compartir
  • 4
    Shares

Científicos de los Estados Unidos lograron resucitar los cerebros de varios cerdos; que cuatro horas antes habían sido sacrificados.

El estudio mostró que la muerte de las células cerebrales podía detenerse e incluso restablecer algunas conexiones en el órgano. Sin embargo, no había señales que indicaran que el cerebro tuviera conciencia.

Los sorpresivos hallazgos desafían la idea de que el cerebro entra en una fase irreversible; a pocos minutos de que pierde el flujo de sangre. Al mismo tiempo; alimenta el debate sobre qué se considera un ser vivo o muerto; y abre una nueva vía para investigar enfermedades como el alzhéimer.

¿Qué hicieron los investigadores?

En primera instancia, 32 cerebros de cerdos fueron recolectados de un matadero. Luego, cuatro horas más tarde, los órganos fueron conectados a un sistema creado por el equipo de la Universidad de Yale, en Estados Unidos.

Los investigadores utilizaron solo las cabezas de cerdos que horas antes habían sido sacrificados. BBC

El equipo bombeaba rítmicamente (para imitar el pulso); un líquido especialmente diseñado hacia el cerebro; el cual contenía sangre sintética que transportaba oxígeno y medicamentos con el fin de retardar o revertir la muerte de las células cerebrales.

Los cerebros de los cerdos recibieron el cóctel durante seis horas.

¿Qué mostró el estudio?

El estudio, cuyos resultados fueron publicados en la revista Nature; mostró una reducción en la muerte de las células cerebrales, restauración de vasos sanguíneos y un poco de actividad cerebral.

Los investigadores encontraron signos de sinapsis; es decir, de las conexiones a través de las cuales las células del cerebro se comunican.

Los cerebros también mostraron una respuesta normal a la medicación; y un consumo de oxígeno similar a la que requiere un cerebro en su estado normal. Esto ocurrió 10 horas después de que los cerdos fueron decapitados.

Los investigadores encontraron que la sinapsis (la conexión que se da en el cerebro) estaba activa en cierto grado. BBC

Asimismo, una prueba de electroencefalograma mostró que no había señales de actividad eléctrica en el cerebro que indicara que hubiera conciencia o percepción. Básicamente aún eran cerebros muertos.

¿Qué se pudo aprender?

La investigación tiene el potencial de transformar la idea sobre cómo muere el cerebro; un proceso que muchos piensan sucede de manera rápida e irreversible si no hay un suministro de oxígeno.

Nenad Sestan, profesor de neurociencia en la Universidad de Yale; dijo que “la muerte celular en el cerebro ocurre a través de una ventana de tiempo más larga de lo que pensábamos anteriormente”.

“Lo que estamos mostrando es que el proceso de muerte celular es un proceso gradual; paso a paso. Y algunos de esos procesos pueden posponerse, pausarse o incluso revertirse”, explicó.

¿Qué tan éticos son estos experimentos?

Los cerebros de cerdo empleados procedían de la industria porcina; por lo que los animales no fueron criados en un laboratorio para este experimento.

Pero los científicos de Yale dicen que estaban preocupados de que los cerdos pudieran recuperar la consciencia; por lo que les administraron medicamentos para reducir cualquier actividad cerebral.

La comunidad científica considera que el cerebro entra en una fase irreversible conforme pierde el flujo de sangre, como al producirse la muerte. BBC

Los monitoreaban constantemente para ver si había algún signo de funciones cerebrales superiores. En ese caso habrían utilizado anestesia y finalizado el experimento, aseguran.

Especialistas en ética, que escriben en Nature; dicen que se necesitan nuevas pautas para este campo de investigación, pues los animales utilizados estarían en un “área gris” en la que no están vivos, pero tampoco completamente muertos.

¿Para qué sirve esto?

El beneficio inmediato de este trabajo será para los científicos que estudian el cerebro y enfermedades como el alzhéimer.

El cerebro es la estructura más compleja del universo conocido; pero las técnicas como la congelación de secciones o el cultivo de colonias de células cerebrales no permiten a los investigadores explorar el cableado completo del cerebro.

Los investigadores esperan que sus hallazgos puedan ayudar a investigar enfermedades como la de Alzheimer. BBC

A largo plazo; los científicos esperan encontrar mejores formas de proteger el cerebro después de traumas como un derrame cerebral o la falta de oxígeno al nacer.

Andrea Beckel-Mitchener, de la Iniciativa Cerebro en el Instituto Nacional de Salud Mental de EE.UU; dijo que “esta línea de investigación podría conducir a una nueva forma de estudiar el cerebro post mortem”.

Sin embargo, los investigadores dicen que aún es demasiado pronto para que los hallazgos marquen una diferencia para los pacientes.

¿Cambia el significado de la muerte?

Por el momento no, pero algunos expertos en ética dicen que ahora debería haber un debate; ya que las personas con “muerte cerebral” son una fuente importante de órganos para trasplantes.

El profesor Dominic Wilkinson; profesor de ética médica y neonatólogo consultor de la Universidad de Oxford, dijo: “Una vez que alguien ha sido diagnosticado con ‘muerte cerebral’, de hecho no hay forma de que esa persona se recupere”.

“La persona que fue se ha ido para siempre. Si en el futuro fuera posible restaurar la función del cerebro después de la muerte; recuperar la mente y la personalidad de alguien, eso tendría por supuesto implicaciones importantes”, consideró. Con información: ACN/BBC

No deje leer: Prototipo de corazón humano impreso con tecnología 3D

Prototipo de corazón humano impreso con tecnología 3D

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído