Ancianos sin sepultar hallaron en fosa común de Maracay
Connect with us

Sin categoría

El tétrico negocio con cadáveres de ancianos que arrojaban en Maracay

Publicado

on

ancianos acn
Compartir
  • 2
    Shares

Detrás de un promontorio de cadáveres hallado en un cementerio en desuso de Maracay se ocultaba un tétrico negocio donde las víctimas preferidas eran ancianos.

El pasado 11 de octubre el Cicpc localizó una tumba donde yacían 18 cuerpos. Las pesquisas determinaron que se trataba de un tétrico fraude. Empresas funerarias ofrecían falsos servicios de cremación.

Los familiares de algunas víctimas acudieron a la morgue de Caña de Azúcar en Maracay para reclamar los restos o lo que queda de ellos. Se mostraron doblemente consternados por la estafa que le asestaron en medio de su dolor.

Los deudos explicaron que en la mayoría de los casos se trata de ancianos que fallecieron por causas naturales.  Piden que se les aplique todo el peso de la ley a los inescrupulosos delincuentes. Aseguran que algunos de ellos aún esperan por las cenizas que se comprometieron a entregarles.

Ancianos insepultos

Aun lloran la desaparición de sus padres y abuelos, pero los enardece que los cuerpos los arrojaron en un viejo cementerio. Dijeron que contrataron con reconocidas funerarias de la capital y éstos a su vez con otra situada en San Carlos, Cojedes. Los ancianos eran las víctimas habituales.

Antonio García señaló que acudió a la funeraria La Memorable en Caracas para cremar a su pariente que falleció por un ACV. Desde el pasado 5 de octubre espera por las cenizas. Se esteró que el cadáver de la señora María García fue lanzado en una fosa común.

Se enteró que el crematorio de San Carlos, al igual que el cementerio La Primavera, está inoperativo. Alexis Maldonado, pagó 15 mil bolívares soberanos para cremar a José Moisés Moreno, de 75 años de edad, quien murió de un infarto. Está compungido por haberle entregado el cadáver a unos delincuentes que se burlaron de él y de su dolor. En la funeraria La Memorable de Caracas se comprometieron a devolverle todo el dinero y sufragar otros gastos.

Los hijos de la señora María Eliberta Quintero, de 92 años, comentaron su pesadilla. Señalaron que se endeudaron hasta la médula luego que falleciera por osteoporosis. Pagaron un dineral y les entregaron una bolsita negra con unas cenizas falsas. El Cicpc los llamó para informarles que el cadáver de su madre se encuentra en la morgue de Caña de Azúcar.

También te puede interesar: Funerarias meten cenizas de perros callejeros por difuntos en Maracay

Comentarios de Facebook

Sin categoría

A dos años de la tragedia en la autopista Güigüe-Valencia

Publicado

on

accidente de guigue-acn
Compartir

Dos años han pasado de la tragedia en la autopista Güigüe-Valencia; donde un autobús cargado de pasajeros y un camión, chocaron de frente.

El mismo, sucedió a tempranas horas de la mañana del 15 de mayo; y aunque las circunstancias del choque no han sido esclarecidas; todo sigue igual con autobuses que circulan a alta velocidad por la misma vía. Como también, falta de señalización e imprudencia.

Así pasó

Aquel día, un autobús salió temprano de la capital del municipio Carlos Arvelo con destino a Valencia. El mismo, tenía exceso de pasajeros. A la altura de Agropatria el conductor del autobús intentó adelantar y se encontró de frente con el camión de cemento. Los pasajeros quedaron regados a largas distancia del lugar del choque; por lo que se determinó que fue una tragedia en la autopista Güigüe-Valencia.

Los heridos fueron trasladados aquella vez a centros ambulatorios, pero hoy en día la imprudencia sigue en la autopista.

El estruendo se escuchó en la urbanización Flor Amarillo, y enseguida las autoridades se hicieron presentes en el sitio. Comisiones de Protección Civil, autoridades viales y policiales estuvieron en el lugar.

Hubo más de 30 fallecidos y varios heridos, todos venían en el autobús. Se conoció que el transporte público también venía a alta velocidad.

Imprudencia y alta velocidad

Luego del trágico suceso, se pensó que la imprudencia desaparecería del volante y de algunas vías de la entidad. Pero luego de dos años, aun siguen autobuses repletos de pasajeros y andando sobre el límite de velocidad permitida.

A pesar de esa tragedia en la autopista Güigüe-Valencia, se siguen adelantando camiones y carros particulares con la intención de descargarlos en Valencia y volver pronto a Güigüe. De igual modo, algunas unidades siguen con cauchos lisos y con fallas mecánicas.

Es de resaltar, que ahora aparte de los autobuses; también están los camiones que siguen llevando personas hasta Valencia.

Aparte de la alta velocidad y de la imprudencia, tampoco hay control en la zona. Se presumía que las autoridades competentes estarían vigilantes de la velocidad en la referida vía, pero no fue así.

ACN/Notitarde/Foto: Notitarde

Lee también Preocupación en Colombia por ejercicios militares de Venezuela

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído