¡Mató a su rival! Venezolano acabó a tiros un triángulo amoroso | ACN
Connect with us

Internacional

¡Mató a su rival! Venezolano acabó a tiros un triángulo amoroso

Publicado

on

Venezolano acabó a tiros un triángulo amoroso
Mató al marido de su expareja. (Foto: Clarín)
Compartir
  • 2
    Shares

¡Mató a su rival! Venezolano acabó a tiros un triángulo amoroso. Al presunto homicida lo identificaran como Roswil Nelson Belisario Bolívar, de 31 años de edad.

Lo busca la Policía. Está acusado de ser el encapuchado que ejecutó de dos disparos en la nuca al visitador médico Braian Fillip en San Fernando.

Belisario Bolívar se molestó cuando se enteró que su expareja había reanudado una relación sentimental con el visitador médico, quien era padre de la hija de su examante.

Para cometer el crimen, el asesino se tapó la cara con una capucha y consiguió un arma y auto Fiat 147, con el que siguió a la pareja, que hacía poco había reanudado su relación, dijeron  voceros policiales.

El venezolano trabajaba en un taller

La investigaciones llevaron a la policía al taller donde trabajaba el venezolano, en la calle Quintana al 1700, de San Fernando, y encontró el auto del atacante. Lo repintaron de gris para despistar a las autoridades.

En el lugar también se incautó un revólver calibre .32 milímetros cañón largo, cargado con cuatro de los seis cartuchos para los que tiene capacidad, que será sometido a peritajes.

Los voceros dijeron cotejarán el arma con los proyectiles que atravesaron el cráneo de Fillip, aunque la tarea demandará un tiempo ya que éstos están fragmentados.

El crimen lo cometió el jueves alrededor de las 10.15 de la mañana en General Lavealle al 2800, entre Ambrosoni y Carlos Casares, de Victoria, partido de San Fernando, en la zona norte del conurbano o complejo urbano.

Fuentes policiales y judiciales informaron que el visitador médico había estacionado su Volkswagen Gol Trend rojo y cuando descendía fue sorprendido por un hombre encapuchado y armado que bajó de un Fiat 147 oscuro.

El venezolano disparó dos veces

El agresor extrajo un arma de fuego e hizo dos disparos que impactaron en la nuca de Fillip, aparentemente luego de hacerlo arrodillar en el suelo.

La víctima era padre de una niña. Estudio para visitador médico en la Universidad Abierta Interamericana (UAI).

La madre de la niña es la mujer con quien el ahora buscado, mantuvo una relación mientras ella se encontraba separada de Fillip.

En el marco de la causa se estableció que el atacante registraba una denuncia por violencia de género de diciembre de 2018; presentada por una mujer venezolana.

Roswil Nelson tiene nacionalidad venezolana y también la argentina; donde reside desde hace más de tres años, añadieron los informantes.

El hecho lo investiga el fiscal José Ignacio Amallo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Área Criminal descentralizada en San Fernando, Departamento Judicial San Isidro.

ACN/Clarín

Comentarios de Facebook

Internacional

“Xenofobia en los Andes” contra venezolanos

Publicado

on

Xenofobia contra venezolanos - acn
Compartir

El Consejo Regional del Cusco aprobó una ordenanza que castiga a las empresas; que despidan a trabajadores cusqueños –no peruanos, sino exclusivamente cusqueños– para reemplazarlos por extranjeros;  “en informalidad y subempleo”, dice el editorial del diario El Comercio de ese país.  Un eufemismo, explica el escrito;  “para evitar hablar directamente de los migrantes venezolanos. Un grupo cuya llegada al Perú se ha desbordado en los últimos años;  en consonancia con la velocidad del descalabro social y humanitario que sufre el país;  que aún controla la satrapía de Nicolás Maduro a punta de hambre y fuego.”

Editorial El Comercio

En el ámbito mundial, el renombre del que goza Cusco gracias a sus monumentos, sus tradiciones y su milenaria cultura resulta difícil de exagerar. En los últimos días, sin embargo, la región ha sido noticia no por su arqueología, sino por la mentalidad atávica de un puñado de sus autoridades.

El último lunes, el Consejo Regional del Cusco aprobó una ordenanza que castiga a las empresas que despidan a trabajadores cusqueños –no peruanos, sino exclusivamente cusqueños– para reemplazarlos por extranjeros “en informalidad y subempleo”. La norma, como veremos a continuación, se desinfla por tantos lados que termina siendo un ejemplo de lo que ocurre cuando nuestras autoridades se embarcan en empeños inútiles. Y aunque es posible anticipar que, en caso se publique, la ordenanza probablemente no tendrá mucho tiempo de vida (su inconstitucionalidad brilla a la distancia), creemos que el pensamiento que la ha motivado es tan peligroso que no puede ser tratado con tibieza.

Para comenzar, llama la atención que la ordenanza busque penar la contratación de inmigrantes en situación de “informalidad y subempleo”. Sobre lo primero porque, como sabe cualquier ciudadano informado, contratar a un trabajador bajo condiciones de informalidad ya es sancionado por la ley, independientemente de que este sea local, extranjero o nacionalizado.

Respecto al subempleo, hoy un trabajador en estas condiciones puede percibir una remuneración de hasta S/968, un monto mayor al sueldo mínimo vital (fijado en S/930), por lo que su contratación bajo estos términos no tendría por qué ser penalizada. Y en cuanto a la posibilidad de que un empleado sea despedido para que lo sustituya otro por un salario menor, no está de más recordar que el ordenamiento jurídico nacional ya contempla sanciones para despidos arbitrarios.

En pocas palabras, la norma no regula nada que no esté ya bajo regulación.

Adicionalmente a lo anterior, vale hacer notar que ni el Gobierno Regional del Cusco, ni ninguno de sus pares en el país, puede dictar medidas sobre la contratación de extranjeros. Esta prerrogativa le pertenece exclusivamente al Ministerio de Trabajo, el mismo que, dicho sea de paso, ya ha establecido normativas para regular, por ejemplo, la proporción de empleados extranjeros que puede contratar una empresa.

Finalmente, como ya han adelantado varias voces (entre ellas la de la Defensoría del Pueblo) la norma atenta contra la Constitución al efectuar una discriminación en contra de un grupo humano por su origen –para esta norma, el hecho de venir desde fuera– a favor de otro.

“Xenofobia en los Andes” contra venezolanos

Y aunque los promotores de la norma traten de edulcorarla aludiendo a ‘extranjeros’ en tono general, en este caso es evidente que el término no opera como otra cosa que un eufemismo para evitar hablar directamente de los migrantes venezolanos. Un grupo cuya llegada al Perú se ha desbordado en los últimos años en consonancia con la velocidad del descalabro social y humanitario que sufre el país que aún controla la satrapía de Nicolás Maduro a punta de hambre y fuego.

Lo que se debe buscar con estos migrantes, como hemos dicho en anteriores ocasiones en este Diario, son marcos regulatorios que permitan absorber la enorme mano de obra que ha llegado a nuestro país, y no medidas que, al amparo de una supuesta ‘protección al trabajador peruano’, solo sirvan para diseminar la xenofobia.

En fin, detrás de medidas como esta –y otras similares– parece descansar el pensamiento erróneo que postula que los naturales de un lugar, por el solo hecho de serlo, gozan de un estatus superior y de unos privilegios que los separa del resto. Nada nuevo, es verdad, pues responde al mismo instinto tribal que ha guiado la acción de tantísimos grupos humanos a lo largo de la historia, desde mucho antes incluso de que floreciera la civilización incaica.

Lo más lamentable de la ordenanza cusqueña sobre la contratación de extranjeros no radica en su evidente inconstitucionalidad.

Según Migraciones, hasta la fecha más de 750 mil venezolanos han ingreso al país. De estos, 331 mil cuentan con el Permiso Temporal de Permanencia (PTP). (Foto: Archivo).

Colaterales:

-Cusco busca sancionar empresas que despidan peruanos a favor de extranjeros Venezolanos en Perú

ACN/EC

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído