El 21N y La Lúgubre Cumbre de los Pavosos - ACN
Connect with us

Opinión

El 21N y La Lúgubre Cumbre de los Pavosos

Publicado

on

Cumbre de los Pavosos
Compartir

César Burguera

@CESARBURGUERA

Las regionales elecciones. Se producía el aguardado anuncio comicial. El CNE fijaba el cronograma electoral para las elecciones regionales que se llevarán cabal y puntualmente el domingo 21 de noviembre  y donde elegiremos, a través del insustituible instrumento del sufragio, gobernadores, alcaldes, legisladores y concejales. Acudiremos nuevamente a una verdadera jornada cívica donde el común manifestará su absoluta convicción, su irrestricto compromiso con un irreversible proceso y seguirá acompañando aquellas gestiones con esa dinámica concepción de estado y rechazarán cualquier súbita aparición o estéril intento de aquellos que en el pasado pudieron y nada hicieron, dando puerta franca, durante su nefasta gestión, a irregularidades que terminaron por cercenar la posibilidad de optimizar la calidad de vida del ciudadano. Es decir que Don Pancho y su pandilla tampoco volverán. Por otra parte nuestro renovado CNE llegaba a fijar el lapso para las postulaciones de las diferentes candidaturas y que se llevará a cabo desde el 9 al 29 de agosto. Y es allí precisamente donde nos topamos con una suerte de inigualable milagro, de sincera conversión por parte de un amplio sector de una desmoralizada oposición que después de pasar por el sagrado acto de contrición y arrepentimiento manifiesta que están dispuestos a participar activamente en los venideros comicios de este histórico 21N. Aparece el reconocido consultor político, vinculado con el sector opositor, Jesús Seguías para sentenciar de manera demoledora “¿Si se pretende dividir a los opositores entre quienes vienen defendiendo la ruta electoral desde hace años y quienes antes atacaban la ruta electoral y ahora la defienden, llegamos a la conclusión que los “falsos” pasaron a ser verdaderos. O no?”.

La cumbre de los pavosos. En Carabobo una vez publicado el cronograma electoral por parte del CNE que decantará en el histórico 21N, se han producido inquietantes movimientos, estimulados los mismos, por la suprema corte o pléyades de insuperables pavosos. Y la primera ocurrencia consistió en convocar  a una reunión donde acudirían los innumerables aspirantes de la destartalada oposición a la gobernación de nuestro estado. Lo curioso es que esta iniciativa de realizar una congregación de agoreras figuras, fue llevada a cabo por Don Pancho, quien desde su amplio dormitorio y aún atrapado por su característica flojera y extensas sabanas, giraba instrucciones a su cleptómana pandilla para garantizar el éxito de esta nueva conjura contra Carabobo. La sede del desventurado evento se llevaría a cabo en una extensa  finca propiedad de “El Boticario” quien desde el exterior, huyendo de la justicia por sus excesos y desmanes administrativos, se comprometía en cubrir todos los gastos de la fatídica convocatoria. La responsabilidad de la entrega de las invitaciones recayó en “El Bodeguero”, el mismo quien en su condición de presidente de una empresa estadal, permitió el obsceno saqueo de aquellos galpones repletos de alimentos para todo un pueblo. Y así “El Bodeguero”, a pesar del inclemente sol o bramador vendaval, comunicaba  la convocatoria a cada uno de los aspirantes. El primero de ellos fue el  profesor Rubén Pérez Silva, el tropical y renovado “Baltasar”, después fueron visitados  el “Sapo Correlón” Alejandro Feo la Cruz, el blanco galeno Rubén Limas, el atolondrado académico Pablo Aure y “El Candidato Buchón”, aún bajo los devastadores efectos de su propio bacanal. Igualmente y con el Cristo Redentor en su pecho, “El Pastor” aceptaba la cordial invitación al rural cónclave. Hasta la colérica secta de los ilustres “panaderos”encabezada por el presidente de la asociación de columnistas y el buen Hamid, sin reserva se comprometieron a acompañar la idea del infausto Pancho y su innoble pandilla. Quien sí envío formales dispensas  fue un atribulado “Caminante”, ya que alegaba que se estaba sometiendo a un potente tratamiento contra el (T.E.I) que lo mantenía permanente dopado.

 

Y llegó la fecha. Los empleados del acaudalado “Boticario” servían de insustituibles anfitriones y amablemente ubicaban a los convidados. Todo el improvisado salón se cubría de un exquisito olor a carne en vara y también de un inquietante silencio, ya que nadie quería cruzar palabra o mirada con sus adversarios internos. Solo llegaban, en algunas oportunidades, a soltar altisonantes y sardónicas frases “Allí llegó el falso profeta”, “Armando con la venta de ese terreno se llenó”, “Que ni se me acerque el alacrán de Rubén Limas, Henry me prohibió hablarle”, “El negro Pérez Silva cree que nos va joder, que se prepare”. Después de una larga espera al fin aparecía estirándose y bostezando, Don Pancho quien con desdén observaba a los presentes y les comunicaba su decisión de acompañarlos en su novelesca y ficticia aventura. “Necesito que se pongan todos de acuerdo y contarán incondicionalmente conmigo, con todos los recursos necesarios y con el esfuerzo de mi equipo regional” enfurecido proclamaba “Mi único y supremo objetivo, por encima de cualquier absurda medida disciplinaria del PSUV, es evitar la reelección de Rafael Lacava” y finalizaba

con la lapidaria frase que ponía fin a décadas de supuesta lealtad revolucionaria “A partir de este momento cuéntenme cómo uno de ustedes”. Ante la sorpresiva afirmación todos quedaron atónitos y cuidadosamente se fueron retirando del recinto, se distanciaban pausadamente y hasta se llegó a escuchar a uno de los presentes exclamar “Pancho no debe estar bien, ¿como lo podríamos presentar como el nuevo coordinador de la oposición en Carabobo? “ culminada la pavosa cumbre, “El Bodeguero” se dirigía a un somnoliento Don Pancho para decirle en su inconfundible tono adulante “Jefe los tenemos en nuestras manos, todos son nuestros”.

La desesperada llamada. En la sede de la estación de radio ubicada en el lujoso hotel todo parece estar sumido en una angustiante espera. El peluquín de Carrasco ha rodado incansablemente por el pulido y pulcro piso de las radiales instalaciones. Y es que “El Bandido José” ha decidido no volver al país y menos mantener alguna comunicación, ni siquiera telefónica, con sus hasta entonces apreciados socios. “Yo le arreglo el peluquín” le sugiere el servil Briceño y Carrasco en estado de incontrolable ansiedad, previa a un ataque de pánico le contesta “Francisco, no te das cuenta que José nos abandonó, nos van a colgar los ganchos, bota por la ventana ese roído peluquín. Y esa es la verdad.

Opinión

La Jurada estafa a San Diego

Publicado

on

San Diego
Compartir

César Burguera

@CESARBURGUERA

San Diego y su diario azote. El municipio San Diego sigue siendo sometido a un diario castigo por parte de aquellos que le corresponde la obligación, no sólo de gobernar, sino de igual manera darle correcto destino de los ingentes recursos que maneja la cuestionada alcaldía, que debieran ser invertidos en optimizar la deteriorada calidad de vida de aquel ciudadano que vive y padece en ese importante municipio  y no ser descaradamente desviados para satisfacer las desproporcionadas exigencias de aquellos que desde el exterior y arropados en su ilimitada avaricia, han llegado a considerar que son los verdaderos propietarios del extenso valle de San Diego y es por ello que poco o nada les interesa el categórico reclamo del común, que impotente observa como el deterioro y la ineptitud se apoderan del municipio, comprometiendo el porvenir de innumerables comunidades que están absolutamente desvalidas, carentes de cualquier acción o iniciativa por parte de una inoperante alcaldía que se distrae únicamente en cumplir las estrictas instrucciones dictadas desde el extranjero por el patrón del clan familiar. Enzo Scarano, con sus gafas oscuras y permanente bronceado repite a tono de reprimenda “Necesito mis chivas, quiero que me reportes puntualmente” a un sumiso León Jurado, quien simplemente asiente y le contesta “Así será mi jefe”. Ante este indecente escenario de mansedumbre y sometimiento se hace impostergable que la acción gubernamental que lleva adelante Rafael Lacava en este Nuevo Carabobo se siga extendiendo de manera dinámica en el municipio San Diego para poder darle oportunas respuestas a los más básicos anhelos y carencias del común, de ese mismo habitante que ha perdido, por la ineptitud, desdén de una inútil alcaldía, la posibilidad de tener acceso al optimismo y la ilusión. Ya habrá lugar para el escenario electoral, para ese aguardado 21N y donde hablarán las “Urnas Electorales” a través del  sufragio  y allí le otorgará a San Diego el control definitivo de su propio futuro.

La siempre reincidencia. Pero este delictivo “modus operandi” a la hora de administrar los recursos del municipio San Diego no es de nueva data, existe todo un verdadero prontuario criminal que está plasmado en las innumerables actuaciones que ha llevado a cabo la Contraloría General de la República. Acudimos a nuestra memoria y plasmamos aquel lapidario informe signado bajo el número 03/09/15 que daba cuenta de las múltiples irregularidades cometidas, con aviesa intención, por parte de la alcaldía de San Diego durante los ejercicios financieros que iban desde el año 2010 al 2014. De esa detallada investigación llevada a cabo por la CGR se hallaron delitos como “El irracional uso de recursos financieros que fueron desviados para favorecer familiares entornos. La repetida y perversa práctica de la evasión de procedimientos de contratación pública para privilegiar a un reducido y selecto cártel de empresas, igualmente la negligente imputación presupuestaria que daba la debida permisividad para que el erario municipal se convirtiera en la caja chica, el flujo de dinámico efectivo para el familiar clan y su favorecido séquito”. Aquel demoledor informe 03/09/15 trajo consigo las respectivas sanciones políticas y administrativas, no solo para Enzo Scarano y su cónyuge, sino que el máximo órgano contralor imputó a un número importante de funcionarios, quienes desde elevadas posiciones se prestaron para la conformación de una verdadera estructura cuyo único objetivo fue celosamente custodiar un verdadero festín de corrupción, excesos y atropellos por parte de la incriminada alcaldía. Así surgían de manera ágil los nombres de Lorraine Da Rocha, Sofía Valles, Wilfredo Miranda, María Mulino, Mariela Hernández, María Carolina Vidal, Indira Falcón, Gladys Camargo, Ernesto Abbas, Carmen Manganiello, y María Guevara.

El turístico terminal. A este cúmulo de irregularidades, se suma una modalidad de estafa promovida por los que han creído por casi dos décadas que el municipio San Diego forma parte de su patrimonio familiar y cuyo erario sirve para saciar su desmedida codicia. Es que estaríamos en presencia del mayor timo o fraude que se tenga registro en el estado Carabobo. Corría el año 2008 y el Alcalde Enzo Scarano anunciaba la construcción de un “moderno” terminal turístico municipal de transporte terrestre y que el ambicioso proyecto contaría con el absoluto soporte económico de la alcaldía del municipio San Diego. Años después presentaron, en una suerte de hábil treta, una oferta para vender diferentes inmuebles o locales dentro del inexistente terminal turístico. Centenares de personas sucumbieron ingenuamente en la elaborada estafa y hasta ahora, después de largos años, no han recibido respuesta alguna por parte de los directos responsables y mucho menos el destino final de sus respectivas inversiones. El clan ha decido no afrontar o dar la cara por el escabroso tema. Enzo Scarano, Rosa Scarano y sobre todo el actual alcalde, el sumiso León Jurado, que por cierto fungiera como síndico procurador municipal cuando se confeccionaba la elaborada estructura legal para defraudar a innumerables personas que confiaron sus patrimonios a la construcción del ficticio terminal turístico. Por ello nuestro exhorto a los diferentes órganos competentes. Es inadmisible que se permita este tipo de dolosas prácticas que son la cruda continuidad de la incontrolable vocación al delito por parte de la más nefasta administración municipal que haya exhibido el municipio San Diego.

Las basuras de San Diego. Otro audaz episodio  lo constituye la contratación de una empresa privada para la prestación del  servicio público de recolección de la basura. La privilegiada empresa escogida sin procedimiento licitatorio alguno y sin el aval de la cámara edilicia es FOSPUCA, quien en connivencia con el petardista alcalde fijaron desproporcionadas tasas y que fueran canceladas, de puntual manera, en divisa extranjera. La empresa reporta mensual y puntualmente al sumiso alcalde quien en un acto de abierto descaro solicita a la cámara municipal un permiso para ausentarse del país, designando un “alcalde encargado”. En el exterior lo estaba esperando su patrón, Enzo Scarano, quien con una estampada franela y una refrescante bebida lo recibía en la amplia piscina residencial. El sumiso León tímidamente arriba a la acordada cita, baja la cabeza en señal de reverencia y en baja voz le llega a susurrar “Jefe aquí están sus chivas, yo nunca le fallo, siempre estaré incondicionalmente a sus órdenes”. Y esa es la verdad.

San Diego

Otros artículos: Lacava y su singular tiempo

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo
marketing digital en valencia

Facebook

aldo antenucci

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.