80% de venezolanos se oponen a Maduro y la abstención es regalarle
Connect with us

Política

80% de venezolanos se oponen a Maduro y la abstención es regalarle 6 años más

Publicado

on

Compartir
  • 16
    Shares

Ochenta por ciento,  80% de los venezolanos se oponen a Maduro. Si gana la abstención se abandona la lucha y se le regala el triunfo a Nicolás Maduro; sostiene Eduardo Fernández, presidente del Centro de Políticas Públicas (Ifedec).  Afirma que «Henri Falcón ofrece un Gobierno de unidad democrática» cuando  «el legado de la Revolución ha sido involucionar a Venezuela 100 años atrás».

Para el abogado y presidente del Centro de Políticas Públicas (Ifedec), Eduardo Fernández; resulta imperativo el concurrir a las elecciones fijadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para el próximo 20 de mayo; considera que la abstención “no solo hace que se pierdan espacios, sino que promueve el abandono de la lucha por la democracia; y le regala el triunfo a Maduro”. Sustenta su afirmación con cifras de Datanálisis; “más del 80% de los venezolanos se opone a este Gobierno y clama por un cambio en la conducción política del país”.

Fernández destacó que de resultar victorioso el candidato Henri Falcón, su mandato supone “un compromiso muy grande y significativo; para con los venezolanos y la comunidad internacional”, la cual, según el abogado; “reconocerá su victoria una vez se produzca un mandato popular”; que contemple medidas inherentes a las libertades políticas económicas y sociales de la nación y por consiguiente de sus ciudadanos.

La dolarización propuesta es positiva

En materia económica, Fernández lamentó “el grave proceso inflacionario interdiario que se vive en el país”; al mismo tiempo que consideró positiva la dolarización propuesta por el economista Francisco Rodríguez y su equipo; que a juicio del político y pese a las apreciaciones de algunos expertos; esta “interrumpiría la emisión de dinero inorgánico por parte del Banco Central de Venezuela”; lo que supondrá una irrupción abrupta del principal problema de un país; “el quiebre y colapso macroeconómico”.

Indicó que de producirse un cambio en la conducción del país; “todos los venezolanos debemos estar en la obligación de apoyar la nueva gestión”; para reconstruir el país y restablecer el Estado de derecho.

– ¿Tiene alguna ventaja para la campaña y el hipotético Gobierno que Falcón provenga de las filas del chavismo?

–Inicialmente me parece muy lamentable que cualquier persona haya estado en esas filas. Sin embargo, en el caso de Falcón eso pudiera traer alguna ventaja; porque a lo mejor eso resulta menos traumático para los que ahora están gobernando; convenir un traspaso del poder a una fórmula que se fundamenta en las bases del entendimiento y el diálogo; y que no está amenazando con un derramamiento de sangre de llegar al poder.

Mi opinión es que Falcón no está ofreciendo más que un Gobierno de unidad democrática, reconciliación nacional, respeto y alto sentido de la justicia.

El apoyo internacional

–De resultar electo Falcón, ¿por qué cree que pueda contar con el apoyo internacional; cuando la misma comunidad ha manifestado que por falta de garantías desconocerá el proceso; sea quien sea el que gane?

–Simple. Un mandato popular que es lo que él propone. Una vez que se produzca un cambio de Gobierno seguramente se tomarán medidas para restablecer la vigencia del Estado de derecho; se pondrá en libertad a los presos políticos, se habilitará a todos los partidos y dirigentes políticos; habrá también un respeto y depuración de la autonomía e independencia de las diferentes ramas del Poder Público y muchas otras cosas; una vez que esto se lleve a cabo, estoy seguro que la comunidad internacional verá con mucha simpatía el esfuerzo que se está haciendo; por establecer la democracia y lo más importante, reconstruir al país.

Los conflictos entre nosotros mismos

Sin embargo, y aunque valoro mucho que la comunidad internacional haya manifestado su apoyo a Venezuela; yo soy partidario de que nosotros los venezolanos debemos dirimir nuestros conflictos entre nosotros mismos.

Por eso me resulta insólito que teniendo la oportunidad que nos ofrece la Constitución, muchos decidan desperdiciarla. Hay dos maneras de cambiar a este Gobierno, una es con votos –electoral y democrática- y la otra con balas que supondría un baño de sangre; y con la que yo no comulgo, me quedo con la vía diplomática, cívica y electoral.

Entiendo y no desestimo los argumentos para sostener una postura abstencionista; pero me parece escandaloso que desaprovechemos este año electoral.

–Con base en que un sector de la oposición dice que no hay garantías; ¿cree usted que el Gobierno cumplirá a cabalidad esos acuerdos alcanzados con los cinco partidos que decidieron concurrir en el proceso electoral; y sobre los cuales Falcón ha alertado en estos días que se habría incumplido algunos de ellos?

Vamos a competir con un gobierno tramposo

–Es claro que estamos en circunstancias muy difíciles; porque estamos compitiendo con un Gobierno tramposo; pero si nosotros como oposición decimos que no vamos a participar; hasta tanto no se comprometan a portarse bien, entonces, el Gobierno no se porta bien nunca más; e incluso lo utiliza para perpetuarse en el poder. Pero si la gente vota, el Gobierno pierde

A este Gobierno tenemos que sacarlo con una mayoría tan contundente que las artimañas y trabas que ellos ponen se vean pequeñas. Si Falcón se retira, esa sería su posición, sin embargo, yo creo que nosotros tenemos el respaldo potencial de los electores.

– ¿En caso de que Falcón ganara, qué personas calificadas considera usted deberían estar al frente de su gabinete ministerial?

–Pienso que un eventual Gobierno encabezado por el señor Henri Falcón debe contemplar la amplitud nacional; para que a su vez se convoque a la gente más competente que pueda existir en el país.

Por ejemplo, Francisco Rodríguez, quien maneja la parte económica, seguramente tendrá un papel muy importante en su administración. Pero es el Presidente quien debe tener la libertad de escoger a su equipo, yo no quisiera incurrir en la impropiedad de hacerle recomendaciones.

Cómo conformar el gabinete de Falcón

– ¿Aceptaría usted un llamado a formar parte del gabinete de Falcón?

–Yo la verdad no tengo ningún interés en formar parte de la administración pública; pero pudiera ayudarlo desde afuera, aunque la verdad es que todos los venezolanos debemos estar dispuestos a ayudar al nuevo Gobierno. Es un deber.

–El partido de Gobierno en voz de diferentes dirigentes ha manifestado que no va a abandonar el poder político. ¿Qué le hace creer que van a reconocer la victoria de Falcón si éste ganara?

–Precisamente hay que derrotarlos porque son personas que no tienen cultura democrática; y que nos viven amenazando con perpetuarse en el poder, por eso no se lo podemos facilitar. Tenemos que luchar para que eso no pase más nunca y eso se hace votando y defendiendo el triunfo; que fue quizá lo que no hizo con suficiente fuerza Jóvito Villalba cuando ganó en las elecciones del 52.

– ¿Le preocupa que la maquinaria de Falcón sea un tanto insuficiente como para proteger y defender en su totalidad los votos?

–Tengo confianza en que la maquinaria esté por lo menos tan bien organizada como en el 2015 con las parlamentarias. Aunque sé que en ese momento sí participaron todos los partidos políticos, yo espero que se siga produciendo lo que ya se está gestando; que es que hay muchos activistas que pese a lo dicho por sus jefes, están colaborando con la campaña de Falcón y han manifestado su compromiso en la defensa de los votos en las mesas.

80% del país quiere cambiar al gobierno

Por tanto, reitero, hay dos tareas: la primera, aupar a ese 80% del país que dice que quiere cambiar al Gobierno a que se dirija a las mesas de votación y en segundo lugar defenderlo. Yo espero que el comando de Falcón se organice bien para la defensa de sus votos.

Quedarse en casa no es una opción, si lo hacemos les estaremos entregando al Gobierno; lo que ellos quieren que es perpetuarse en el poder o comprarnos la solución sangrienta que yo tampoco quiero.

– ¿Considera usted que puede ser positiva una intervención extranjera para mediar en el conflicto?

–Valoro mucho el apoyo de la comunidad internacional en relación a derechos humanos y pronunciamientos diplomáticos; pero ¿una intervención tipo (Manuel) Noriega?, eso me parecería muy triste y doloroso, que desde Venezuela se aliente una acción de fuerza de una potencia extranjera.

Aquí tenemos que solucionar nuestros problemas civilizadamente, como en algún momento lo hicieron Chile y España; pero no con cañones, tanques de guerra o infantes de marina.

Una operación tipo Noriega supondría muchas muertes de inocentes, y yo no quisiera que ningún hijo mío o de algún hermano venezolano resulte muerto por una intervención militar. Esto hay que hacerlo por la vía electoral y con organización popular. Yo soy un ciudadano venezolano que cree en el voto y la democracia.

– ¿Cree usted que el Frente Amplio esté cumpliendo con el precepto de agrupar a todos los sectores que conforman a la sociedad y accionando correctamente al escenario político actual?

–Sí, en cierta forma el Frente Amplio ha intentado agrupar a los sectores de la sociedad, pero es un movimiento que va con muchísimo retraso, porque por ejemplo, ya se cerraron las fechas para la inscripción de candidatos y esta alianza se quedó por fuera debido a la ausencia de uno y la lentitud de su conformación.

Honestamente, el Frente Amplio es lo mejor que ha podido ocurrir; solo que la verdad lamento que no haya pasado más temprano, porque seguramente si se hubiesen organizado con anterioridad podrían haber escogido a un candidato, que incluso pudo ser Falcón o cualquier otro, que presentase un programa de unidad y salvación nacional.

La alianza debió participar en los comicios

Ojalá esta alianza contribuya, aunque me hubiese gustado que participara en los comicios, solo que desafortunadamente nunca pudieron ponerse de acuerdo y escoger un candidato, mientras que, en medio de todo esto, Falcón dijo “yo participo y pongo mi nombre” así que estos cinco partidos decidieron apoyarlo y creo que todos deberíamos hacerlo además de aplaudir su gesto de compromiso, entereza y valentía.

– ¿Cómo visualiza el escenario post electoral, teniendo en cuenta que pudiera ganar Maduro, Falcón o la abstención?

–Si gana Falcón, se abre una enorme oportunidad para un cambio positivo para Venezuela, ciertamente su Gobierno se va a enfrentar a la inflación, pero de la mano de la propuesta de Francisco Rodríguez, esta se detendría de manera drástica y eficiente”. Así que en el caso que Falcón resultara victorioso, se transmitiría un mensaje de esperanza tanto para los venezolanos como para la comunidad internacional.

Maduro tiene tres maneras de ganar

En el caso de Maduro, este tiene tres maneras de ganar; una de forma limpia y eso creo que no existe porque no hay encuesta que le anuncie la victoria. La otra es que se le regale el triunfo si nos quedamos todos en casa; y la otra es con trampa y en este último de los casos pues, denunciaremos con toda fuerza y rigor las acciones indebidas que haya podido conducir a una perpetuación de Maduro en el poder.

Si ganara la abstención, pues es simple, perderíamos espacios y se abandonaría la lucha. Los partidos juegan un papel muy importante en la democracia venezolana, lamentablemente, se han visto disminuidos, pero no por ello el país deja de necesitar organizaciones políticas serias, responsables, representativas y con buena preparación de sus líderes para que estos antepongan los intereses de la nación por encima de los particulares.

Hay que tener cultura democrática y preparación para enviar un mensaje y que llegue de manera correcta a la población; y en este caso la protesta de algunos por ausencia de garantías expresada a través de la abstención no es la correcta.

–Hay expertos tan calificados como el Sr. Francisco Rodríguez que argumentan que dolarizar la economía supone ceder nuestra política financiera y cambiaria a la del país del que se quiere adoptar la moneda, en este caso ¿Cree usted que la dolarización es la solución?

Acabar con la inflación

–Yo lo que creo es que la inflación hay que acabarla lo más rápido posible y la dolarización es una vía. La fórmula se está discutiendo y hay economistas muy competentes que la recomiendan y la proponen. Pienso que el signo monetario en Venezuela debe responder a la realidad de la economía venezolana y no a la de una extranjera.

Hay muchas tesis, valorables y respetables, pero por lo pronto y como solución inmediata, la propuesta de dolarizar la economía hace que se agote la gasolina de inflación, que no es más que la emisión de dinero incorrecto por parte del Banco Central de Venezuela (BCV) y que llevando a cabo esta medida su interrupción sería inmediata.

Pero más allá de todo, yo lo que quiero es que se acabe con la inflación y estoy seguro que con el el Sr. Rodríguez, y el apoyo del candidato presidencial Henri Falcón, se podrá erradicar de una vez el principal problema de una nación.

Insisto, quizá hay otras fórmulas para acabar con la inflación, estoy seguro que si es la mejor vía; la nueva administración terminará adoptándola, pero por ahora esta es la única que resuelve lo imperativo, que es bajar los niveles de inflación.

¿Por qué votar?

El abogado y político insiste en que votar es un derecho consagrado en el artículo 230 de la Constitución Nacional; por cuanto considera que el Gobierno hizo que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) convocara a elecciones; como parte de una estrategia “para estimular la abstención y el desánimo”.

En este sentido, lamentó que “muchos dirigentes opositores hayan caído en el juego abstencionista del Gobierno” que “claramente se sabe perdedor si ese 80% que se opone a la actual administración y que reflejan las encuestas concurre al proceso de votación”.

Aseguró que, tanto el presidente Nicolás Maduro, como su equipo asesor; “no pueden ni están en capacidad de resolver la grave crisis política, económica y social; producto de las malas decisiones de su antecesor y las suyas”; lo que a juicio de Fernández “hizo que se perdiera la credibilidad y confianza de la mayoría de los ciudadanos que además, ya es muy tarde para recuperar”.

Para el también presidente del Centro de Políticas Públicas (Ifedec) “el legado de la revolución, no ha sido más que el sumergimiento y retroceso de casi 100 años”. En su discurso resaltó que en la actualidad, Venezuela enfrenta el proceso inflacionario más agudo de su historia; vive el desabastecimiento de alimentos e insumos médicos más grande de la contemporaneidad; y “además lucha con un colapso en los servicios básicos sin precedentes”.

Por consiguiente, el político cuestionó si “de verdad se necesitan argumentos tan válidos como estos; para tomar conciencia y salir a votar y defender nuestro derecho constitucional”. En virtud de ello, emplazó a la ciudadanía a “contribuir con el cambio político” que para él representa Falcón; al tiempo que manifestó sentirse esperanzando de una transformación.

ACN/EU/Dayana Cherubini

No deje de leer: Alcalde de Bogotá plantea otorgar nacionalidad a migrantes venezolanos

Política

«Un conflicto por comer en Venezuela»

Publicado

on

Compartir

“No hay un problema de izquierda y derecha en Venezuela; sino un conflicto por comer”, afirma Juan Guaidó, en una entrevista al diario español El Páis

Se cumplen seis meses desde el día en que Juan Guaidó (La Guaira, 1983) se juramentara como presidente interino de Venezuela durante una multitudinaria movilización. Desde entonces, el jefe del Legislativo ha tratado de mantener el pulso con Nicolás Maduro para lograr su renuncia.

Lo hizo en la calle y buscando una ruptura del estamento militar. A pesar de miles de deserciones y el apoyo de más de 50 países, encabezados por Estados Unidos, el mandatario chavista se mantiene en el poder.

Hace dos semanas se reactivó el intento del diálogo. Las conversaciones entre Gobierno y oposición que se celebran en Barbados, bajo el auspicio de Noruega, exploran la posibilidad de una solución negociada.

En pleno impasse, Guaidó intenta reavivar las expectativas de sus seguidores con unas giras regionales. El dirigente de Voluntad Popular, el mismo partido de Leopoldo López, atiende a EL PAÍS en Margarita, la isla que un tiempo fue epicentro del turismo en el Caribe y hoy es otro símbolo del deterioro de Venezuela.

“En Venezuela no hay un problema de izquierda y derecha, sino un conflicto por comer” Los enviados de Maduro y Guaidó retoman un diálogo que pende de un hilo.

El jefe del Legislativo venezolano, reconocido como presidente interino por más de 50 países, muestra prudencia ante la mediación de Noruega: «Tenemos que evaluar todas las opciones».

El diálogo en Venezuela, una carrera de obstáculos

Pregunta. Desde enero ha repetido en varias ocasiones la fórmula “el momento es ahora” para anunciar un cambio inminente. Pero ese momento no ha llegado. En Margarita ha vuelto a decirlo. ¿Qué le hace pensar que ahora hay condiciones para romper el estancamiento?

Respuesta. Estamos en una situación inédita, desde hace seis meses estamos en esta especie de lucha por la democracia. Comentamos que el momento es ahora para lograr ejercer la presión necesaria a una dictadura y salir del bloqueo. Tenemos el reconocimiento creciente de la comunidad internacional. Europa incluso asoma sanciones. La más reciente votación del Europarlamento así lo refleja. Hemos visto cómo la comunidad venezolana se mantiene firme, en pie de lucha, movilizada, en expectativa, pensando en los planes de desarrollo del país. Cuando decimos “el momento es ahora” es porque vemos a un régimen más aislado, más solo, disminuido, ahogado en contradicciones. Pero seguimos enfrentándonos a una dictadura que mató a palos, literalmente, y torturó a un capitán.

  1. Habla de expectativas, pero ha pedido a sus seguidores que no pierdan la esperanza. ¿Ha sentido su frustración?

Después de los anteriores intentos de mediación, hay que dudar de todo

  1. El Estado venezolano se ha reducido al miedo y a los subsidios. A perseguir, hostigar, dar castigos ejemplarizantes a políticos, dirigentes estudiantiles, sindicales… a una clarinetista miembro del sistema de orquestas sinfónicas venezolanas la metieron presa 45 días por un tuit. Y el subsidio es cada vez más miserable porque se robaron todo el dinero de los venezolanos. Es el enemigo que tenemos hoy. ¿Qué buscan? Generar desesperanza, miedo, que la gente se vaya del país. Tenemos que mantener una especie de resistencia, de aguante. Claro que hay que entender la frustración, y la desesperación incluso, de mucha gente. Pero no puede ser lo que prime cuando tenemos realmente la oportunidad de cambio en el país.
  2. ¿Por qué cree que ha llegado la hora de hablar con representantes de Maduro en Barbados?
  3. Naturalmente, luego de los intentos anteriores hay que dudar de todo. Estamos enfrente de una dictadura que no se va a levantar con una epifanía. Por eso para nosotros la mediación del reino de Noruega, la facilitación del Grupo Internacional de Contacto en el cual participa la UE en pleno, el Grupo de Lima, la OEA, los Estados Unidos son parte del esfuerzo por la presión. Sería un error ver un mecanismo [de mediación] como un objetivo, un fin o una solución en sí misma. Si la puerta de salida que deciden utilizar es Oslo, bueno, bienvenido, pero tenemos que responsablemente evaluar todas las opciones.
  4. ¿Ve viable que el Gobierno acepte elecciones presidenciales?
  5. Es una posibilidad. Habrá que esperar los resultados. Nuestra ruta ha sido muy clara: cese de la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres. Estamos trabajando intensamente para eso y vamos a seguir.

Claro que hay que entender la frustración y la desesperación incluso de mucha gente

  1. ¿Qué falló en su plan y en la acción militar del 30 de abril?
  2. Cristopher Figuera, que fue director de la Inteligencia, ha revelado muchos datos gravísimos. Por ejemplo, querían meter presa a mi madre. Pero que se manifiesten militares de alto rango, comandantes, coroneles, tenientes coroneles, mayores… Queda en evidencia el descontento al interno de las Fuerzas Armadas.
  3. ¿Y cree que se mantiene ese descontento?
  4. Vamos a ver, un sargento gana 14 dólares o menos. Sus familias también se quieren ir, las Fuerzas Armadas tienen la tasa de deserción más alta. No por ser militares viven otra esfera.
  5. Hay militares que le apoyaron, desertaron hace meses, hoy están en Cúcuta (Colombia) y se sienten abandonados y olvidados.

No manejamos recursos y no contamos con financiamiento de ningún país

  1. Hemos hecho un gran esfuerzo. Tienen cinco meses en esta situación, se hizo un convenio con Colombia para estabilizar su estatus migratorio, para que puedan trabajar, mantenerse, formarse mientras esperan el cese de la usurpación y tienen garantizado el regreso a las Fuerzas Armadas a través de la ley de amnistía y garantías una vez superemos esta etapa. Es importante que lo sepan y sé que han pasado un tiempo muy difícil, pero hemos hecho todo lo posible por garantizar su estadía y su alimentación.
  2. ¿Qué espera de la Unión Europea y de la nueva Comisión?
  3. Esperamos el respaldo que nos han dado, que ese pronunciamiento del Europarlamento se ejecute. Fue transversal, por cierto. Luego del informe de Michelle Bachelet [expresidenta chilena y alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU], creo que se borra cualquier reduccionismo sobre que este es un problema de izquierda y derecha. Era muy cómodo reducir esto a un conflicto entre tendencias. No es así. Es un conflicto por el derecho a la vida, a elegir, por el derecho a la libertad de expresión, por el derecho a comer, a subsistir incluso. Europa cumple y va a cumplir un rol fundamental.
  4. ¿Requirieron ustedes los fondos que EE UU contempla desviar para la oposición?
  5. No. Nosotros lamentablemente no manejamos recursos. A pesar de la crisis y de la conflictividad, lo hemos hecho con voluntariado, con pocos recursos. No contamos con financiamiento de ningún país. Veremos si es necesario o no y evaluaremos en su momento la pertinencia de esto.
  6. Usted prometió aplicar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, llamado TIAR, que abre la puerta a una vía militar.
  7. El TIAR es un tratado interamericano, en sus grandes líneas, de asistencia humanitaria. Dicen que tiene que ver con el tema del uso de fuerza. No es así. Principalmente afecta a cuestiones de asistencia humanitaria.
  8. La aplicación de este tratado se ha interpretado como gesto hacia el malestar que ha generado en algunos sectores de la oposición la mediación de Noruega. Es el caso, por ejemplo, de María Corina Machado.
  9. No tiene que ver con eso y además, ojo, no es un tema automático, hay unos pasos que cumplir, tiene un proceso propio.

Entrevista del El País de España a Juan Guaidó: “En Venezuela no hay un problema de izquierda y derecha, sino un conflicto por comer”

ACN/El País/The Trust Project

No deje de leer: Maduro apareció por Twitter y dice que los militares lo cuidan

Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído