Amaneció de golpe el poder judicial en Carabobo | ACN
Connect with us

Opinión

Amaneció de golpe el poder judicial en Carabobo

Publicado

on

El cruento asesinato - acn
Compartir

Veraz…/Amaneció de golpe el poder judicial de Carabobo: Por Robert Alvarado.-  “Si no tenemos policías, jueces, abogados, fiscales, honestos, valerosos y eficientes; si se rinden al crimen y a la corrupción, están condenando al país a la ignominia más desesperante y atroz.” Javier Sicilia Zardain, periodista mexicano.

Me quedo asombrado cada día más con este poder judicial venezolano, pareciera que todo es una imposición justicia para aparentar el hacer cumplir la ecuanimidad judicial. Es decir que este Poder está corrompido por “pillos”, como los que calificó  una vez y denunció a voz populi el ex Magistrado del TSJ Luis Velásquez Alvaray (https://www.youtube.com/watch?v=FfXGKPIAe5g), una mafia dentro del poder judicial, que se dedicaban entre otras cosas, a la manipulación de expedientes, ocultamiento de antecedentes penales y cobro de altas comisiones, son varias las evidencias que revelan el modus operandi de la tribu judicial que llaman “La banda Los Enanos”. Pero esto llego a su llegadero como aquella película: “Amaneció de golpe”, (https://www.youtube.com/watch?v=wPVGJnRI1ao) film venezolano sobre los eventos que se suscitaron la noche del golpe de Estado en Venezuela el año 1992 la cual  traigo a colación algo que se conoció en las redes sociales  una denuncia hecha por el periodista José Rafael Ramírez en NOTICIAS JR,  (https://cutt.ly/yeuI9UR) demostró algo monstruoso que presuntamente comete Soraya Pérez Ríos, Juez Superior Penal del estado Carabobo contra los hermanos agricultores Rodríguez Valbuena. Tuvo que intervenir el Ministerio Publico por noticia críminis, de conformidad con lo previsto en los artículos 285,  ordinal 3 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; 108,  ordinales 1 y 2 del Código Orgánico Procesal Penal y artículo 34 numeral 5 de la Ley Orgánica del Ministerio Público. Considerando como un hecho público, notorio y comunicacional.

No es de negar el periodista Ramírez impuso la verdad como sea, algo parecido que paso con el caso Watergate (https://www.youtube.com/watch?v=OXnteGksg7E), un escándalo político que supuso una crisis constitucional en los años setenta del siglo XX en los Estados Unidos. Unos reporteros del The Washington Post, Bob Woodward y Carl Bernstein, descubrieron información sobre irregularidades que implicaban a niveles superiores del Departamento de Justicia, el FBI, la CIA y la Casa Blanca. Woodward y Bernstein entrevistaron a Judy Hoback Miller, la contable de Nixon, quien reveló información sobre el mal manejo de fondos y registros que estaban siendo destruidos. El escándalo concluyó con la renuncia obligada del presidente Richard Nixon. Con esta lucha de NOTICIAS JR (https://cutt.ly/ueuI8p2)  se logró la verdad en días pasado le dan la libertad a los hermanos Rodríguez Valbuena y se comienza una investigación exhaustiva del caso por parte Ministerio Publico y privan de libertad contra los 11 funcionarios del CICPC-Carabobo que le inventaron el delito de atraco a los agricultores. Por la delictual actuación en el caso de la juez Soraya Pérez Ríos, integrante de la Corte de Apelaciones y su hijo Gabriel Acosta Pérez, el Ministerio Público solicitó la aprehensión de once funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) adscritos a la Sub Delegación Las Acacias, en el estado Carabobo, entre ellos la del comisario Wilfredo Mendoza. El juez Ángel Gómez del Tribunal 5to de Control del Circuito Judicial Penal del estado Carabobo, procedió a dictar las privativas de libertad solicitadas por las representantes de la  Fiscalía Trigésima Segunda con competencia en delitos comunes y Fiscalía Décima Tercera, con competencia en materia de Corrupción.

Los afectados con esta medida judicial son:

  1. Comisario Wilfredo Mendoza.
  2. Detective Agregado Luis Ramírez.
  3. Detective Jefe Amilcar Baroni.
  4. Detective agregado Javier Hurtado.
  5. Detective Agregado Robert Pérez.
  6. Detective Agregado Frank Pulido.
  7. Detective Agregado Pablo Ascanio.
  8. Detective Agregado Luis Flores.
  9. Detective Soriangel Pantoja.
  10. Detective Jack Moyetones.
  11. Detective Javier Barráez.

A los funcionarios se les imputan los delitos:

  1. Simulación de hecho punible
  2. Uso indebido de Arma orgánica
  3. Agavillamiento 4. Peculado de uso
  4. Abuso de funciones.
  5. Tráfico de influencias.

Lo más cumbre del caso solo está detenido el Comisario Wilfredo Mendoza, supervisor de Investigaciones de la Sub Delegación Las Acacias, quién fue llevado a la sede del CICPC Plaza de Toros, en Valencia. Los demás picaron caucho, pero como dice una frase coloquial para este caso: “verdugo no pide clemencia” ellos saben lo que le esperaba si los agarran

Una simulación de un hecho punible y que se hizo eco el director del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC). el Comisario Douglas Rico, por su cuenta de Instagram  (douglasricovzla) “Cuatro detenidos por robo en residencias de Valencia: José Antonio Henrique Díaz (23), José Alexander Martínez Pinto (23), Jorge Arturo Rodríguez Valbuena (25) y Argelis José Rodríguez Valbuena (26), ingresaban a las residencias portando armas de fuego de distintos calibres y someten a los residentes, para despojarlos de sus pertenencias. Mediante arduas averiguaciones realizadas por funcionarios de la Subdelegación Las Acacias se logró aprehensión de los mencionados en la Urbanización Los Mangos, parroquia San José, municipio Valencia del estado Carabobo; fueron recuperados un vehículo, marca Toyota, modelo 4Runner, placas AB616SA e incautados cuatro teléfonos celulares, dos chalecos antibalas, un facsímil de arma de fuego, tipo sub fusil, marca Tippmann A-5, utilizada para practica de paintball y un arma de fuego tipo pistola, marca Star, calibre 9mm. Los detenidos fueron puestos a la orden de la Fiscalía 32° del Ministerio Público del estado Carabobo.”  Varios medios de comunicación sacaron esa noticia porque los policías actuantes del caso montan toda esta parafernalia para detener a los hermanos agricultores Argelis José y Jorge Arturo Rodríguez Valbuena, así como sus amigos, José Alexander Martínez Pinto y de José Antonio Enríquez Díaz. Que la juez Soraya Pérez Ríos,  acusó falsamente a los detenidos de haberla intentado atracar. Según como dice para tratar de salvar a su hijo Gabriel Acosta Pérez del delito de estafa que este había cometido a los hermanos Rodríguez Valbuena.  No sé lo que pensará el comisario Douglas Rico, de este caso porque jugaron con él su acción de buena fe y el expuso a los hoy victimas de Soraya como unos delincuentes. Nuestra Carta Magna dice en su artículo 58 “La comunicación es libre y plural, y comporta los deberes y responsabilidades que indique la ley. Toda persona tiene derecho a la información oportuna, veraz e imparcial, sin censura, de acuerdo con los principios de esta Constitución, así como el derecho de réplica y rectificación cuando se vean afectados directamente por informaciones inexactas o agraviantes. Por eso le digo dele el derecho a réplica a los antes mencionados y excúsese de este hecho bochornoso que pone en mal esta institución y que no sea otros cangrejos más de aquellas películas (https://www.youtube.com/watch?v=yxU3Fr2O7Xk&t=53s), (https://www.youtube.com/watch?v=vKBe12rJZhQ&t=3614s)  que protagonizo Miguel Ángel Landa.

No sé lo que pueda pasar con estos antes mencionados en que madre e hijo involucrado en este hecho en que días pasados lo denuncie hice mi columna anterior: “Nepotismo judicial reina e impera en Carabobo” que solo la Fiscalía General de la Republica actuó en el caso por noticia críminis, pero el Inspector General de Tribunales, el Magistrado del TSJ Dr. Marco Antonio Medina Salas, y no sé si conoce si ha hecho una investigación de los efemérides de lo antes relatados en contra de la abogada Soraya Pérez Ríos, Juez Superior Penal del estado Carabobo. Que ella por vía oficio tenía que haber sido destituida del cargo y puesto ella y su hijo a la orden una investigación por parte del Ministerio Publico.

[email protected]  [email protected] [email protected] – teléfono 0414-071-6704 – www.robertveraz.galeon.com – http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html  – @robertveraz   ¡Hasta la próxima semana, Dios  bendiga a Venezuela!

 

Opinión

Antirracismo machista

Publicado

on

Compartir

Antirracismo machista: Por Najat El Hachmi.- Las sociedades occidentales, y sus sistemas más o menos laicos, permiten que cualquier ciudadano tenga derecho a criticar las religiones. Eso no sucede en países donde la apostasía sigue siendo delito

Las mujeres nos dimos cuenta muy pronto de la diferencia abismal que existe entre la sociedad marroquí de la que procedemos y las sociedades europeas a las que nos fuimos incorporando. Aunque se tratara de un país como España, que no hacía tanto que había dejado atrás una dictadura, aunque emigráramos a ciudades pequeñas o entornos provincianos, aunque nos instaláramos en barrios periféricos o pasáramos a engrosar las filas de las clases sociales con menos recursos, lo cierto es que no se nos escapó el avance enorme que supuso la emigración, una especie de atajo que acortaba de un modo importante nuestro avance hacia la libertad, la igualdad y, sobre todo, la esperanza en la posibilidad de disfrutar de una vida más digna que la de nuestras madres y abuelas. Es una verdad incontestable que llevamos inscrita en la carne: nada tiene que ver una sociedad legalmente igualitaria a una que no lo es. Por eso, uno de nuestros mayores temores fue y ha sido siempre que nos llevaran a Marruecos y nos dejaran allí. De hecho, era una amenaza nada insólita entre muchos padres de familia que no estaban dispuestos a permitir que sus mujeres e hijas se liberaran tal como habían hecho esas libertinas cristianas.

Así que, sí, no tardamos en disfrutar de los avances conquistados por las mujeres de este país y pasamos a sentirnos extranjeras donde nacimos. Algo que, por otro lado, también les pasaba a las tías y abuelas que no habían salido del pueblo. La condición de extranjeras les venía dada por su sexo en una sociedad que las consideraba personas de segunda. Cabe aquí recordar las diferencias por si alguien, en esta epidemia de relativismo que lo está infectando todo, sufre de cierta desmemoria: hemos pasado de tener que esconderte cuando llega un invitado hombre ajeno a la familia a compartir pupitre con chicos de tu edad, con quienes incluso puedes entablar amistad; de ser considerada un cuerpo capaz de desencadenar el caos con su sola presencia a poder llevar pantalones ajustados o minifalda (a pesar de que sonara la cancioncita de Manolo Escobar); de que tu educación sea algo discrecional que dependa de los designios del jefe de familia a que la escolarización de las niñas sea obligatoria por ley; de que esté normalizada la violencia y se considere justificada cuando tu comportamiento no ha sido el correcto a que… bueno, es verdad, con el número de víctimas de violencia machista es difícil defender que la sociedad española es igualitaria, pero tengan en cuenta que es un enorme progreso no tener que partir de cero a cada momento para desmontar los discursos que la justifican. En fin, que no es lo mismo vivir en un país donde el matrimonio infantil o forzoso es habitual a hacerlo en uno donde se vea como una aberración.

A menudo se persigue y se intenta silenciar a las feministas en nombre de la lucha contra la islamofobia

Entre las numerosas diferencias que existen entre una sociedad musulmana y una europea hay dos ejes fundamentales que han supuesto un cambio de primer orden para las hijas de la inmigración: por un lado, la secularización de la sociedad de acogida y, por otro, las condiciones para la libertad de expresión. En el arduo camino de la toma de conciencia feminista llega un momento en el que resulta imposible eludir el análisis y la confrontación con el poder religioso, que forma parte indisociable del entramado estructural que configura nuestro patriarcado. Muy a menudo se intenta separar el islam de lo que son costumbres, tradiciones y valores que, nos dicen, nada tienen que ver con el primero. Se ha difundido así (y con éxito) la idea de que el contenido misógino de la religión es el resultado de una interpretación patriarcal de los textos originales, que serían incluso feministas. Una propuesta difícil de validar teniendo en cuenta la carga machista de muchos pasajes del Corán o hadices del profeta Mahoma. Así que una reivindicación a favor de la igualdad de la mujer en este contexto no puede evitar la confrontación con el islam. Este no es un paso fácil, pero es necesario si lo que queremos defender es una libertad sin concesiones, que las mujeres podamos decidir y hacer como adultas de pleno derecho lo que nos venga en gana, que no tengamos que supeditarnos a esa otra forma de patriarcado, el religioso, que es capaz de mantener su influencia sobre nosotras incluso cuando hemos conseguido vencer al padre, el hermano, el primo, el marido o el vecino o nos hemos alejado del entorno que pretendía coartar nuestra independencia.

Si algo hemos interiorizado con la educación democrática recibida es que la secularización de las sociedades occidentales y sus sistemas más o menos laicos, permiten que cualquier ciudadano tenga derecho a criticar las religiones sin que ello comporte castigos de ningún tipo. Algo que no sucede en países donde la apostasía sigue siendo delito y se persigue cualquier opinión que cuestione el orden religioso.

La secularización y la libertad de expresión son las grandes diferencias entre una sociedad musulmana y una europea

Así que las mujeres nacidas en familias musulmanas instaladas en Europa nos tomamos la libertad de manifestar públicamente nuestras opiniones críticas sobre la religión de nuestros padres. Alzamos la voz para denunciar la discriminación y afirmamos que el islam contiene dosis nada desdeñables de machismo. Esperábamos que las reprimendas por este tipo de posiciones feministas vinieran de nuestras familias más directas, pero no estábamos preparadas para el extraño fenómeno que viene dándose en los últimos tiempos en redes sociales, espacios de opinión de lo más variopintos, instituciones públicas e incluso cátedras universitarias. Que las críticas a nuestros postulados a favor de la igualdad entre hombres y mujeres vengan de personas que dicen conocer el islam mejor de lo que lo conocemos nosotras, que mujeres feministas no musulmanas nos digan que todas nuestras quejas son infundadas porque en realidad no entendimos lo que es el “verdadero islam”, que expertos analistas defensores de los derechos de los musulmanes afirmen que nuestro testimonio no es representativo y que hombres de nuestra misma procedencia nos acusen de islamófobas y, al fin, algo en lo que coinciden todos: nos manden callar.

Como si ese patriarcado del que escapamos por los pelos nos persiguiera hasta aquí y volviera a ejercer, o por lo menos lo intenta, el mismo poder que practica en las sociedades donde nadie lo ha puesto en duda. Forma parte este fenómeno de la reacción virulenta del islamismo y nada tiene que ver con la defensa de la libertad religiosa. Se persigue y se intenta silenciar a las feministas en nombre de la lucha contra la islamofobia y se sofoca cualquier crítica a la religión al considerarla la expresión del racismo. Como si, por otro lado, nosotras no hubiéramos sufrido discriminación por nuestro origen.

Lo sorprendente es que quienes usan la lucha antirracista como mordaza para el feminismo no son solamente los hombres musulmanes, muchos de ellos islamistas, sino organizaciones lideradas por hombres españoles que nos cuentan a nosotras, mujeres nacidas musulmanas e hijas de inmigrantes, cuál es en realidad nuestra discriminación y cómo tenemos que expresarla. Y no se cansan de hablar por nosotras y de pedir que se veten nuestras charlas o presencia en los medios públicos. Se demuestra así que para nosotras la susodicha interseccionalidad se convierte en una encrucijada donde no nos queda otra que escoger entre defender nuestra igualdad o conformarnos con el machismo si queremos ser antirracistas. Se repite que el feminismo será antirracista o no será, pero nadie le dice al antirracismo que será feminista o no será.

*Najat el Hachmi es escritora.

No deje de leer: Prohíben asistencia de Canales Rusos a conferencia sobre libertad de prensa(Opens in a new browser tab)

Seguir Leyendo

Clx Latin

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Iota Latino

Lo más leído