América: cuando hablan de América se refieren a los Estados Unidos
Connect with us

Opinión

América

Publicado

on

James Monroe - acn
Compartir

América: Por Asdrúbal Márquez.-  América, las Américas: Con profunda sorpresa escuchamos que varios profesionales, políticos, medios de comunicación y muchos militantes de izquierda, cuando hablan de América se refieren a los Estados Unidos. Para estos estudiosos y medios América es el imperio norteamericano. Otros, más sabiondos, señalan las grandezas del imperio y el atraso de nuestros países bajo la argumentación «…allí se respetan las leyes y nosotros hemos tenido gobernantes ladrones y estafadores.» En “América” han sido laboriosos, estudiosos y han tenido gobiernos democráticos.

Aparentemente, esto no debería significar un grave problema. Sin embargo, estemos claros que nos han robado hasta el nombre y muchos lo convalidan. Comprendemos ahora lo que Simón Bolívar señaló: “Para nosotros la patria es América”

Con esta idea partamos a entender que América es un Continente con 35 países. Para una mejor comprensión lo dividimos en cuatro áreas. Dos países en el norte: Estados Unidos y Canadá. En Centro América ocho: México, Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Nicaragua y Panamá. El Caribe tiene trece países: Cuba, Haití, República Dominicana, Barbados, Jamaica, Bahamas, Dominica, Santa Lucia, Saint Kitts y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Bermuda, Granada y Trinidad-Tobago.

Luego en Sur América encontramos doce países: por un lado: Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Por el otro: Brasil, Uruguay, Paraguay, Argentina y Chile. Más dos que hablan diferente Guyana y Suriname.

Estos países han desarrollado una serie de luchas, en aras de una mejor vida y con ánimos de romper con el imperio. De vital importancia: la Revolución inconclusa, la llamada Revolución Campesina de Emiliano Zapata y Pancho Villa, que originó la Constitución de Querétaro, primera Constitución que plantea los derechos sociales como obligación del Estado. Se crea la República Socialista de Chile, en 1932. Este intento duró 13 días.

En 1933 Sandino organizó la guerrilla sandinista y logra la retirada de Estados Unidos transitoriamente. En 1953 los hermanos Castro dirigen el asalto al Cuartel Moncada y más tarde, en 1959, Fidel Castro entra triunfante a la Habana. En 1968 asume el poder Omar Torrijos y en Perú Velazco Alvarado inicia la tercera vía, cuando se enfrenta a USA. En 1970 triunfa Salvador Allende en Chile. En 1979 el Ejército Popular Sandinista asume el poder en Nicaragua. En 1998 Chávez es electo Presidente de Venezuela. Ignacio Lula da Silva, líder de los trabajadores de Brasil, es elegido Presidente en 2002. Tabaré Vázquez triunfa, en 2004, en Uruguay. Evo Morales es elegido Presidente en Bolivia en 2005. Chávez repite en 2006. En 2007 Rafael Correa, triunfa en Ecuador.

Hemos tratado de salir adelante, pero Estados Unidos cree y está convencida que “somos su patio trasero”. Un rápido análisis permite ver que: en 1900 con la Ley Foraker, el gobierno de la isla de Puerto Rico queda en manos de un poder ejecutivo gringo, hasta 1914. La enmienda Plat, en la Constitución de Cuba, reconoce a USA el derecho de intervenir militarmente la isla. Los Estados Unidos maniobran para que Panamá se independice de Colombia, en 1903. Desde 1904 USA asume el control de los recursos naturales de Perú. Corren los años de 1909 cuando los Estados Unidos se apoderan de Nicaragua. En 1915 USA invade Haití, esto dura hasta 1934. Para 1916 invaden a República Dominicana y perduran allí hasta 1924.

En 1917 el Congreso gringo declara a Puerto Rico Territorio de Estados Unidos organizado, pero no incorporado. En 1926 Panamá pasa a estar bajo la tutela de los yanquis. En 1954 es derrotado Jacobo Arbenz en Guatemala, los gringos artífices del crimen apoyan al coronel Castillo Armas. En 1955 cae Perón, los gringos con el apoyo de Gran Bretaña y el clero son los artífices del golpe. Para 1965 USA invade República Dominicana. En las montañas de Bolivia, en 1967, es asesinado por la CIA, Ernesto Che Guevara. En 1973 Chile sufre el asesinato de su Presidente Salvador Allende, el criminal Pinochet asume el poder contando con la asesoría gringa. En 1983 los Estados Unidos invaden Granada y es asesinado Mauricio Bishop. En 1989 es invadido Panamá. Y no olvidemos que los gringos estuvieron detrás del golpe para derrocar a Chávez, en el 2002.

Lo grave de esta situación es que ahora, Estados Unidos controla nuestra América, con 36 bases militares oficialmente reconocidas ya que deben agregarse otras que nunca se mencionan. Cuentan con la base de Comalapa en el Salvador, la de Soto-Cano en Honduras, desde donde se planeó el golpe contra el presidente Zelaya, en Costa Rica está la base de Liberia. En el Caribe, existen bases en Cuba, la de Guantánamo, usada como prisión y centro de tortura; en Aruba, la base militar Reina Beatriz y en Curazao la de Hatos. En América del Sur operan en Perú tres bases; en Paraguay está la base militar localizada en el Chaco, con capacidad para alojar a 20 mil soldados y se encuentra situada cerca de la triple frontera y al acuífero Guaraní. Agregamos las 7 bases reconocidas en Colombia, cifra que es mayor, y las que se instalaran en Panamá y posiblemente en Argentina. Estas bases militares son una amenaza para la paz, la democracia, la soberanía e independencia de nuestras patrias.

Con esta visión de los Estados Unidos sería denigrante, que sigamos confundiendo América con Estados Unidos. Es triste que la patria de Bolívar, Francisco Morazán, Martí, Sandino, Artigas, Farabundo Martí, De Antón de Kom, Jorge Eliecer Gaitán, Allende, Chávez, Fidel y de tantos otros libertadores sea confundida con gobiernos criminales que han decidido la política en nuestra América.

En estos años hemos visto algunos cambios en la política de avanzada que se venía generando en la América. La derecha pretendió abrogarse algunos triunfos a través de algunas victorias. Más ahora, vemos con satisfacción como los llamados “perros falderos” comienzan a caer. En el Perú el llamado PPK ha demostrado lo que es: UN ESTAFADOR. En Colombia, el Santos dejará el poder en mayo y es posible que las fuerzas críticas con Petro y, de no ser posible, dará pie a una recomposición de los sectores de izquierda y de avanzada en este país, veremos que puede pasar. Estamos convencimos que el estafador, mediocre y criminal Temer dejará el poder en Brasil y, de presentarse como candidato sufrirá tremenda derrota y las fuerzas de la izquierda asumirán el control. En Argentina, el pueblo unido vencerá la absurda política trazada por el ruin de Macri. En Paraguay es posible que regrese Fernando Lugo. En México, el vil Peña Nieto se irá derrotado; sin duda, Manuel López Obrador ganará las próximas elecciones, aun con todas las trampas que hacen allí.

Ahora bien, con alegría debemos celebrar que el gran mono blanco del norte, el misógino de Trump, no terminará su mandato y que el pueblo norteamericano con su paciencia y su propio saber sabrá como derrocar a un maniático, perverso, avaro y miserable. Están dadas las condiciones, solo esperemos que lo más hermoso, lo más bello y grande del pueblo de Malcon X despierte.

Mis mejores deseos que América, sea la patria de Simón Bolívar, es decir el CELAC, los 33 países que pregonan amistad y solidaridad. Nosotros luchamos por esta alianza y por ella daremos la vida. La misma que pregonó Bolívar, teorizó Martí y cristalizó Chávez.

“Para nosotros la patria es América” Nuestra vida es la libertad y por ella morimos. ¡Solo el socialismo salvara la humanidad!

ACN/Asdrúbal Márquez- [email protected]

No deje de leer: Alianza de Zapatero con dictadores en América Latina rechazan españoles

 

Opinión

La guerra de Ucrania

Publicado

on

guerra de ucrania
Compartir

Por: Cora Paez de Topel

Quienes seguimos las noticias internacionales día a día, lo que está pasando en el mundo más allá de nuestras fronteras, visto a través de los medios de comunicación, la televisión, el internet, no podemos menos de estar pendientes de lo que está sucediendo en Ucrania tras la invasión por parte de Rusia de ese país,  poco nombrado por nosotros hasta ahora desde que comenzó la guerra el 24 de Febrero pasado,  cuando la tragedia que aflige a su población  acapara la atención mundial, puesto que las imágenes de las ciudades, pueblos y  edificios destruídos por los misiles y bombas lanzados desde el espacio aéreo, arrasando con todo lo que encuentren a su paso,  son desgarradoras, con la mira puesta en la capital Kiev.

Seis millones de refugiados han dejado el país huyendo de la guerra, dejando sus casas y todas sus pertenencias para buscar asilo en otros países, generalmente fronterizos, en los que destaca Polonia por la buena acogida que les ha brindado a los ucranianos que  tratan de salvar sus vidas y las de sus hijos, cargando consigo el equipaje más elemental.   Otros  van para Alemania y muchos incluso se dirigen hacia América del Norte.    Miles de desplazados pasan semanas enteras escondidos  en los bunker, con muy poca alimentación y una sensación de angustia y dolor, al no saber cuando acabará ese terrible atropello, llorando la pérdida de sus bienes materiales y de sus seres queridos.

Destaca en todo este drama humano la valiente actitud del  presidente  Volodomir Zelensky  y de los soldados ucranianos, al igual que los cientos de miles de ciudadanos que no han bajado la guardia ante las agresiones del ejército ruso, dirigido por el presidente Wladimir Putin, quien inició esa mortífera guerra en procura de apoderarse de Ucrania, apoyado por el Jefe de la Diplomacia rusa Serguei Lavrov, esgrimiendo una excusa tan absurda como acabar con el nazismo, descartando el hecho que Zelensky es judío, lector de la Biblia, al igual que la mayoría de los ucranianos que son cristianos ortodoxos y humanitarios,  por lo que rechazan el antisemitismo de una manera contundente.

Lo que Wladimir Putin está ejecutando en Ucrania es un crimen de lesa humanidad, producto de la apetencia intervencionista similar a la vivida en la época del comunismo en  la Unión Soviética,  para expandir su poder militarista contra un país libre y soberano, que después de la caída del Muro de Berlín en el año 1989, logró su independencia y gobierno propio.  A semejanza de Joseph  Stalin,  Wladimir Putin es un político opresor del estado militarista,  dictador que no acepta a los líderes de la oposición,  que cuando se acerca la fecha de las elecciones los envía a la cárcel, tal como sucedió con  Aleksei Navalni, quien fue envenenado y continúa tras las rejas.

Los países de la Unión Europea apoyan la democracia ejercida en Ucrania por Zelensky, al igual que lo hace el Reino Unido, Canadá y los Estados Unidos, en tanto la China y su régimen comunista, al igual que Corea del Norte,  mantienen  una posición neutral.  El poder la OTAN se ejerce desde la esfera atlántica procurando la paz en el planeta tierra,  conociendo los riesgos de desatar la III Guerra Mundial.  Es aleccionador ver como los   principales líderes  de los países democráticos han roto relaciones económicas y políticas con la Rusia dominada por Putin, como una forma de sancionar su política intervencionista.   La reciente noticia de que tanto Finlandia como Suecia, que estaban renuentes a incorporarse a la OTAN,  ahora decidieron hacerlo para fortalecer la ayuda militar en caso de una invasión.

Ucrania posee importantes yacimietos de hierro y grandes instalaciones hidroeléctricas.  Es una región agrícola e industrial, productora de trigo, carbón y acero.  La guerra desatada en su territorio repercute en la economía mundial que ya de por sí estaba azotada por la pandemia del Coronavirus, empobreciendo aún más a muchos desplazados en una época de tantas convulsiones políticas, sociales y económicas.  La ayuda prestada a ese país por parte de los Estados Unidos, Canadá  y la Unión Europea,  para combatir a un agresor tan poderoso como  Rusia,  ha demostrado que en la unión está la fuerza, por lo que Wladimir Putín  tarde o temprano se verá obligado a retirarse.

Seguiremos pendientes de las noticias internacionales en la era de la globalización, cuando lo que pasa en otros lugares, por muy lejanos que sean, nos afectan a todos.  Ucrania se resiste a ser intervenida por Rusia que, al  pretender dividirla la debilitaría,  haciéndole perder su soberanía.  En tanto la guerra continúa, la tensión mundial está puesta en la Europa Oriental.

Otros Artículos: La casa celis joya colonial y museo de antropología e historia

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.