Anuncio de un alcaraván XVI | ACN Anuncio de un alcaraván
Connect with us

Opinión

Anuncio de un alcaraván XVI

Publicado

on

Compartir

Anunció de un Alcaraván XVI: Por Milagros Rodríguez.-  Como será de preocupante la situación del medio ambiente de nuestro planeta, que solamente el truculento Donald Trump, presidente de los EEUU, se atreve a erigirse en líder de quienes se oponen a una vigilancia más estricta sobre la contaminación ambiental y la protección de ecosistemas, reservorios de vida, que mundialmente vienen siendo alterados por una falsa tecnología como la constituye la práctica incesante de destruir potreros y bosques para sembrar soya. Sin duda, este mayordomo del capital internacional ganó un nuevo aliado, el recién electo presidente de Brasil, quien a nombre del desarrollo, ya decretó la guerra a muerte contra la selva amazónica. Cualquier parecido con los que acabaron en el estado Barinas, es pura coincidencia. Por cierto, en la época de la guerra de Independencia, los patriotas fusilaron a unos frailes capuchinos, fanáticos realistas, ocurrió en un lugar cercano a la ciudad de Barinas, en la ribera de un caño muy caudaloso, que a partir de ese hecho comenzó a denominarse “Capuchino” Hoy, este afluente ya no existe, fue tapiado, destruido eficientemente en nombre de “el progreso”

Denuncias hechas, por ambientalistas y docentes de la UNELLEZ, dan cuenta de la destrucción de 10 mil hectáreas de bosques húmedos en el municipio Bolívar. En una sociedad menos permisiva y complaciente esto sería suficiente para catalogar el hecho como un ecocidio, delito considerado como grave por la criminalística actual, al ser atentario de los derechos humanos. El ecocidio debe considerarse como un crimen contra la paz, contra la humanidad, contra la vida. En fin, impunemente, delante de todos, muy cerca de la ciudad de Barinitas, allí se destruye la biodiversidad, la naciente de nuestros ríos, en fin. Ojalá y todas las denuncias logren conmover a los funcionarios gubernamentales, responsables de cuidar el patrimonio nacional. Estos crímenes, ya ocasionados en nuestra entidad son tan destructivos como la esperada agresión gringa a Venezuela. Estos problemas no se resuelven conmemorando religiosamente el Día del Árbol, el Día de la Tierra, o Día del Agua. Eventos que sirven como escenarios teatrales, donde pantalleros de oficio anuncian con bombos y platillos su figuración en el cuidado del planeta; cuando en realidad, lamentablemente en relación a población y territorio en Latinoamérica, ocupamos el primer lugar como país destructor de la naturaleza. País campeón en la destrucción de bosques secos y al ritmo que vamos nos quedan solamente bosques secos para 20 años.

Agoniza el río Santo Domingo, lo están matando la negligencia, la codicia y la maldad. Este río columna vertebral de ciudades, pueblos y caseríos de esta entidad llanera, nace en la laguna de Mucubají, estado Mérida, luego a partir del pueblo Santo Domingo comienza a ser agredido.

Al verterse en su cauce toda clase de agro tóxicos, desechos de agricultura de los páramos que se practica en la actualidad. Luego recibe todo el desagüe de cloacas de caseríos y pueblos aledaños a dicho río. Y ahora, para colmo de males el rio Calderas, cuyas aguas se incorporar al río Santo Domingo a la altura de Agua Blanca también es agredido, con la incorporación de sedimentos solidos producto de la deforestación. El rio Calderas, nace y recorre toda una geografía más purificada que el río Santo Domingo, posee una protección vegetal significativa pero que los sin escrúpulos vienen derribando selvas protectoras en donde nacen infinidad de manantiales y quebradas, y esto sin duda se agrega una gran sedimentación.

Luego en su recorrido por el llano, a su paso por los pueblos de Torunos, El Real, Santa Inés y Santa Lucia, más ataques; aquí es en donde las deforestaciones aparecen disfrazadas como producto de la actividad agropecuaria de “humildes campesinos” y/o de nuevos potentados surgidos de las tinieblas de la corrupción y el narcotráfico, que hacen con la naturaleza lo que les venga en gana, incrementando con su accionar gran cantidad de sedimentos que van a parar al rio y que provocan en la actualidad grandes inundaciones, ahora mismo en un área de más de 20.000 hectáreas. Reiteramos que dichas prácticas las financian capitales de dudoso origen. Y nos preguntamos si un humilde “campesino” hoy día pueda comprar una motosierra y sus accesorios, prueba fehaciente de lo que aquí afirmo es la finca Sam Sara, la Guardia Nacional ha rescatado en varias oportunidades motosierras y armas de fuego, una de estas veces, fue en presencia del para entonces presidente del INTI, de un constituyentista y un comandante de la Guardia Nacional.

Fiebre Aftosa

Fiebre Aftosa. Según publicaciones del ministro de agricultura y tierras y de la Federación de Ganaderos habrá vacunas, contra la fiebre aftosa, para proteger el rebaño nacional. Pero como conocemos de las triquiñuelas, recomendamos que dicho programa de vacunación sea dirigido por el INSAI y el Colegio de Médicos Veterinarios para cuidar la conservación y distribución y hacerlos responsables del proyecto “de proteger  el rebaño colombiano” Pues ya nuestros hermanastros colombianos nos acusaron de ser los trasmisores de la fiebre aftosa en su país, pero como el virus de allá no es coincidente con el de nosotros hasta allí llegó el zafarrancho y como el negocio del ganado y sus derivados sigue latente, todos tranquilos y sino que nos diga algo la directiva del matadero de Pedraza, ¿A dónde van a parar la carne y sus “trastes”?

Datos aportados por el Ing. Octavio Parra Parrada (Productor Agropecuario)

No deje de leer: Mató a su mejor amiga porque en Internet le ofrecieron una millonada

Opinión

OPINIÓN: Ángel Machado «Desnudos ante la pandemia»

Publicado

on

Compartir

Desnudos ante la pandemia

Por Ángel Machado

Durante dos años estuve escribiendo y publicando mis artículos, después de un tiempo sentí la necesidad de darme una pausa y dedicarme a otros proyectos, sin embargo la cuarentena y el aislamiento social me motivó a nuevo a escribir y, es que lo que estamos viviendo ha alterado el curso de nuestras vidas.

A lo largo y ancho de la historia moderna pocos eventos han cambiado los sistemas o han generado un cambio estructural en ellos, si me preguntan cuál considero que fue el último evento que generó un cambio estructural en el sistema antes de la pandemia por la COVID-19, me atrevería a decir que la disolución de la URSS.



La primera conclusión que me ha dado toda esta situación es que a todos nos tomó por sorpresa y diría para ser un poco más gráfico, nos agarró desnudos. Un virus que tuvo su origen en China, donde el mundo fue testigo de cómo se elevaron los niveles de histeria en el gigante asiático y cómo fue multiplicándose en la región, Irán, Corea, entre otros; fuimos testigos de los altos niveles de contagios, de cómo empezaron a aparecer las primeras víctimas del virus y desde mi perspectiva, siento que el mundo occidental le prestó poca atención y desestimó la magnitud de nuestro enemigo.

La realidad es que la COVID-19 llegó a Europa y colocó en alarma a países como Italia y España, países que tienen un sistema de salud de primer mundo con médicos preparados, con insumos, con servicios públicos. Y se demostró que en la crisis han sido desordenados, no han logrado encerrar el virus, durante días vimos como  las cifras de fallecidos y contagiados crecían sin parar, de hecho el paciente uno de Italia con COVID-19 volvió a contagiarse nuevamente, una muestra del fracaso al momento de controlar el virus.

Gran Bretaña ha sido otro país que desestimó el virus, en principio aplicaron la estrategia de que se contagiará 60% de la población y de ahí se generarían los anticuerpos, hasta que el Colegio Médico de Londres le afirmó al primer ministro, Boris Jhonson, que si mantenían esa postura 500 mil ingleses fallecerían.

Cuando movemos la brújula y venimos a nuestro continente, vemos cómo el presidente Donald Trump ya ha afirmado que su primer problema dejó de ser la economía y, ahora se concentra en frenar la COVID -19, hoy por hoy Nueva York puntea cualquier estadística de contagios y hemos visto como poco a poco los estados en el norte han venido paralizando sus jornadas de trabajo.



Este largo contexto me pareció necesario para poder entrar en Venezuela donde estamos desnudos ante la COVID -19 o cualquier otra crisis sanitaria. La situación actual de nuestro sistema de salud es básicamente una tragedia, los hospitales están en las ruinas, con pocas o nulas capacidades operativas, sin insumos y sin servicios públicos eficientes. La estadística indica que 60% de nuestros hospitales no tienen acceso a agua potable. Muchos doctores deben fabricar sus tapabocas y sus propias caretas, porque el Ejecutivo no ha logrado abastecer de insumos a nuestros médicos.

Durante 20 años el chavismo y Maduro se encargaron de convertir el sistema de salud de Venezuela en el sistema de salud de Uganda. Con esta realidad donde solo tenemos 84 camas con respiradores ¿cómo podemos tener una respuesta efectiva ante un virus que ha dejado de rodilla a las grandes potencias del mundo? No podemos hacerlo, simplemente no podemos hacerlo, sin embargo lo que sí podemos hacer es asumir la prevención como estrategia para evitar contagios masivos en Venezuela, asumir la prevención como el ABC para evitar una mortandad en nuestro país.

Sé es que la situación nos obliga a evitar el contacto entre nosotros, que por hoy no podemos abrazarnos que nuestras actividades cotidianas han pasado a un segundo plano y es así, llegarán de nuevo los días para abrazarnos y compartir, pero por estas semanas debemos ser responsables debemos de unirnos ante un enemigo que invisible, que se mueve rápido y no discrimina.

Sigamos el ejemplo de Alemania que durante varias décadas han sido líderes en la unificación de sus ciudadanos y muy disciplinados en sus reglas, justo por eso hoy Alemania tiene una tasa de mortalidad de apenas 0,94% sin medidas extremas solo siendo prevenidos y solidarios entre ellos mismos.

Tomemos esta batalla como una batalla propia, como una batalla nuestra, preparémonos para lo peor, preparémonos para estar contagiados, pero preparémonos para prevalecer.

¡Fuerza y fe!

@angelmachadove

Seguir Leyendo

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído