El arte en la Arquitectura | ACN El Arte en la Arquitectura
Connect with us

Opinión

El arte en la Arquitectura

Publicado

on

Compartir

El arte en la arquitectura: Por Cora Páez de Topel.-

Revisando mi biblioteca, repasando revistas guardadas desde hace algún tiempo, tomo entre mis manos los hermosos ejemplares de la revista ConstruArte que conservo intactos hasta varias decenas de números, con las portadas de brillantes colores en las que en cada una de las ediciones se resalta una obra arquitectónica de valor histórico,  bien sea por su imponente diseño o por su importancia nacional o universal..  La revista impresa dejó de circular por los altos costos y la escasez de papel de imprenta, pasando a la versión online, con lo que se adapta a la era digital globalizada.

La revista fue una iniciativa de los esposos Jesús Matos Gubaira y Adriana Alvarez de Matos, acompañados de un equipo administrativo y editor, cuyos créditos se reconocen en las páginas del Sumario.  Si bien la revista tiene una finalidad publicitaria que la hace interesante por los avisos que muestran las empresas de servicios y productos solicitados por los constructores, diseñadores y operadores de mantenimientos, desplegados a full color y con atractivos diseños, otros temas culturales e institucionales son también tratados por la periodista Carolina Zambrano, con lo que se enfatiza el carácter multifacético de la publicación.

Llama la atención las dos páginas centrales dedicadas a artistas plásticos regionales y nacionales, mostrando fotografías de sus creaciones y relatando historias de sus vidas, lo que le da esa nota artística a las publicaciones periódicas, haciendo honor a la escogencia del nombre ConstruArte y sirviendo de referencia  a la investigación de tantos y tan destacados exponentes de las artes visuales, bien sea pintura, escultura, dibujo, grabado, fotografía,  cerámica, orfebrería.   De igual manera, en sus páginas  se despliegan hermosísimos edificios, complejos habitacionales, monumentos, centros comerciales y empresariales, autopistas, puentes y otras vías de comunicación visibles  en los países desarrollados que muestran la riqueza profesional de los arquitectos y constructores,  cuyos nombres quedan grabados en las imponentes obras diseñadas y ejecutadas por ellos.

La Catedral de la Sagrada Familia en Barcelona, España

La Catedral de la Sagrada Familia en Barcelona, España, del genial Arquitecto catalán Antonio Gaudí.  La nueva sede del Whitney Museum of American Art, a orillas del río Hudson en Nueva York, realizado por el afamado Arq. Renzo Piano e inaugurado en el 2015.  El Hotel Humboldt,  obra del Arq. Tomás Sanabria, que a través del teleférico de Caracas resalta el Cerro El Avila.  La Ciudad Universitaria de Caracas, del laureado Arq. Carlos Raúl Villanueva.  La restauración de la Catedral de Valencia, dirigida por la Arq. Sara de Atiénzar y su hija Patricia.  Otras tantas construcciones emblemáticas quedan selladas en las páginas de esta publicación para el deleite de los lectores.

Los avisos publicitarios de la revista son también de gran interés, por cuanto ofrecen valiosa información acerca de las empresas y negocios que comercializan los materiales, productos y servicios que se emplean y utilizan en las obras de construcción:  plomería, electricidad, metalurgia, pisos, puertas, cocinas, plantas purificadoras y potabilizadoras del agua.  Empresas que se esmeraron en abrir sus puertas, ofreciendo productos de primera calidad, han tenido que cerrarlas  en estos últimos años de cruda crisis político-social en nuestro país,   hasta tanto la recuperación de la estabilidad democrática facilite la reactivación  económica  y la seguridad jurídica garantice la estabilidad laboral.   Así será.

Valencia, 2 de Diciembre del 2019

ACN/cpdt

No deje de leer: Google cambia el diseño de Chrome por su décimo aniversario(Opens in a new browser tab)

Opinión

El Pesebre arraigado en Venezuela

Publicado

on

Compartir

El arraigo del pesebre en Venezuela: Por Francisco Mayorga.-

El Pesebre o nacimiento navideño es un arraigo profundo en Venezuela. Por caro que resulte montarlo;  no hay hogar venezolano que no lo intente. Es la fe y la significación, evidente con los años;  que le trae a todos los feligreses… un presagio de tiempos mejores y buena suerte.

Su leyenda d 800 años

El pesebre lo inventó San Francisco de Asís, el santo de la humildad y de la pobreza, en la Navidad de 1223, hace casi 800 años, en el pueblecito de Greccio, en Italia.

El santo estaba débil y enfermo, y pensando que tal vez aquella sería su última Navidad en la tierra, quiso celebrarla de una manera distinta y muy especial. Un amigo de nombre Juan Velita, era dueño de un pequeño bosque en las montañas de Greccio, y en el bosque había una gruta que a Francisco se le parecía mucho a la cuevita donde nació Jesús, en los campos de Belén, y que él había conocido hacía poco en su viaje a Tierra Santa.

Francisco habló con su amigo, le contó su idea de hacer allí un “pesebre vivo”, y juntos lo prepararon todo, en secreto, para que fuera una sorpresa para los habitantes del pueblo, niños y grandes.

Entre la gente del pueblo, Francisco y Juan escogieron algunas personas para que representaran a María, a José, y a los pastores; les hicieron prometer que no dirían nada a nadie antes de la Navidad, y, siguiendo el relato del Evangelio de San Lucas, prepararon la escena del nacimiento. ¡Hasta consiguieron un hermoso bebé para que representara a Jesús!

El primer nacimiento

La noche de Navidad, cuando todas las familias estaban reunidas en sus casas, las campanas de la iglesia empezaron a tocar solas…  ¡Tocaban y tocaban como si hubiera una celebración especial!… Pero nadie sabía qué estaba pasando… El Párroco del pueblo no había dicho que fuera a celebrar la  Misa del Gallo… la Misa de Medianoche….

Sorprendidos y asustados a la vez, todos los habitantes de Greccio salieron de sus casas para ver qué estaba sucediendo… Entonces vieron a Francisco que desde la montaña los llamaba, y les indicaba que subieran donde él estaba.

Alumbrándose con antorchas, porque la noche estaba muy oscura y hacía mucho frío, todos se dirigieron al lugar indicado, y cuando llegaron quedaron tan admirados, que cayeron de rodillas, porque estaban viendo algo que nunca habían pensado poder ver. Era como si el tiempo hubiera retrocedido muchos, muchos años, y se encontraran en Belén, celebrando la primera Navidad de la historia: María tenía a Jesús en sus brazos, y José, muy entusiasmado, conversaba con un grupo de pastores y pastoras, que no se cansaban de admirar al niño que había acabado de nacer…

Después, cuando todos se calmaron, el sacerdote, que había sido cómplice de Francisco y de Juan Velita en aquel secreto, celebró la Santa Misa, y Jesús se hizo presente en el Pan y el Vino consagrados, como pasa siempre que se celebra una Misa en cualquier lugar del mundo.

Terminada la Eucaristía, Francisco, lleno de amor y de alegría, les contó a todos los presentes, con lujo de detalles, la hermosa historia de la Navidad, y Jesús, “luz del mundo”, llenó sus corazones de paz y de amor.

Tres años más tarde, Francisco de Asís murió, dejándonos esta hermosa costumbre de hacer el pesebre todos los años, que a todos nos gusta tanto.

ACN/fm

No deje de leer: El Papa se compromete firmemente a luchar contra los abusos(Opens in a new browser tab)

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído