Asedio, desgaste, negociaciones - ACN asedio, desgaste
Connect with us

Opinión

Asedio, desgaste, negociaciones

Publicado

on

asedio y desgaste - acn
Compartir
  • 1
    Compartir

Asedio, desgaste, negociaciones: Por Leopoldo Puchi.- Venezuela está inmersa en un conflicto internacional cuyas características son las del asedio o sitio, lo que se corresponde a la clásica circunstancia en la que una ciudad, una fortaleza o un país son cercados fuertemente y no se prevé un asalto inmediato. En estos casos, lo esencial es el bloqueo de las líneas de abastecimiento por medio de distintas acciones.

Los asedios no implican siempre la movilización militar directa y pueden adquirir las formas jurídicas de embargos o sanciones decretadas por un país o coaliciones.

El ejemplo histórico que se suele utilizar para ilustrar el asedio cuando adquiere la forma de embargo es el llamado Bloqueo Continental de Napoleón I de Francia en el conflicto con el Reino Unido, que estaba dirigido a excluir a los británicos del comercio con el resto de Europa con el fin de asfixiarles sus finanzas.

LA GEOPOLÍTICA

El embargo del que es objeto Venezuela es contrario a la normativa internacional, pero se ha hecho frecuente que no se respete. Los argumentos que dan los voceros del gobierno estadounidense para explicar el enfrentamiento son de dos órdenes: se aducen desacuerdos con el funcionamiento del sistema político venezolano y también se señala explícitamente que se aplica la doctrina Monroe, según la cual Venezuela hace parte del espacio geopolítico y comercial estadounidense en su disputa con Rusia y China, de modo que las medidas estarían dirigidas a su reinserción en el dispositivo occidental.

TENSIÓN INTERNA

El cerco comercial y financiero que se ha establecido sobre Venezuela cabalga sobre una difícil situación económica que se arrastra desde hace varios años y que se ha expresado en un descenso de la producción nacional y en hiperinflación.

Como resultado de la situación económica, la población se ha visto fuertemente afectada en su ingreso y condiciones de vida. A esto se le suma el largo pulso por la hegemonía política que continúa sin definirse. Todos estos elementos generan un ambiente de división interna y de pugna sostenida.

EL DESGASTE

En general, los conflictos entre Estados no se ganan en desgarradoras batallas ni en los grandes encuentros armados. Los más transcendentales enfrentamientos históricos fueron ganados por medio del desgaste, el debilitamiento y las penurias.

Las sanciones, al bloquear el ingreso de divisas e impedir las importaciones de insumos, alimentos y medicinas, apuntan a generar descontento social y a debilitar el Estado.

En estas circunstancias, la creación de redes alternas de aprovisionamiento y comercio internacional pueden ser esenciales para limitar los efectos de las sanciones. Pero en fin de cuentas, todo dependerá de la rectificación y la corrección de las propias políticas económicas, de la búsqueda de acuerdos negociados con factores internos, de los virajes en la gestión pública y de la resolución estratégica.

No deje de leer: ¡Récord mundial! Venezuela cierra 2018 con la peor inflación del planeta

Auto Europe Car Rental

Opinión

La Patria por un puñado de dólares

Publicado

on

Compartir

La patria por un puñado de dólares: Por Rafael Ramírez Carreño.-

Aunque el gobierno trata de ocultar con un dedo la terrible realidad que se vive en Venezuela; es innegable que la situación actual dilapida cualquier esperanza en el pueblo; pues los errores y las decisiones tomadas por Maduro y su gobierno son una cachetada; al día a día de los venezolanos, como lo señala en mi artículo de hoy.

Un día a día bajo la sombra de un dólar omnipresente; que no es más que la confirmación de que el gobierno dejó en otros agentes económicos; la responsabilidad de dirigir el país y conducir la economía nacional.

Escalada feroz de precios

Un dólar que en las últimas tres semanas sufrió un incremento de 51%; lo que redunda en una escalada feroz de los precios y el costo de la vida; con un proceso de hiperinflación que se ubica en 1.433% y una devaluación de la moneda nacional; de 1.257.881,8%, que convierte el salario mínimo mensual de 600.000 bolívares en tan solo 0,76 dólares; situación contrasta con la del año 2012, con el presidente Chávez; cuando el salario mínimo mensual en Venezuela se ubicaba entre los más altos de la región con 700 dólares al mes.

El venezolano recurre al dólar para protegerse, para preservar sus escasos recursos; aunque la realidad es que ahora existen dos categorías de venezolanos; la minoría que tiene acceso a dólares y la inmensa mayoría de trabajadores; profesionales o pensionados que solo perciben bolívares; porque cada día u hora que pasa son más pobres; sin ninguna posibilidad de satisfacer sus necesidades básicas.

Entre la dolarización de facto que enfrenta el pueblo; la incapacidad del gobierno para hacer frente a las dificultades que padece el país; el desmantelamiento de la industria petrolera nacional, que en otrora fuera la principal fuente de ingresos para la Nación; y el proceso de represión que avanza sin cuartel; trata el venezolano de avanzar con toda esta carga afincada sobre sus espaldas; y las tumbas de los trabajadores, de los asalariados, del pueblo.

Con Chávez Siempre, ¡Venceremos!

ACN/RRC

No deje de leer: Venezuela autorizó vuelos comerciales a Bolivia y Rusia

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.