Asesinos en serie Latinoamericanos: ¡Conócelos! - ACN
Connect with us

Hombre & Mujer

Asesinos en serie Latinoamericanos: ¡Conócelos!

Publicado

on

Compartir
  • 4
    Compartidos

Los asesinos en serie Latinoamericanos: Latino américa también tiene sus “monstruos”, como Charles Manson,  es uno de los asesinos seriales más conocidos del mundo. Su reciente fallecimiento, el 20 de noviembre del 2017, trajo de vuelta las conversaciones acerca este tipo de sujetos.

Muchos revivieron el temor hacia estos criminales al verlos recreados en la nueva serie de Netflix, “Mindhunter”, de David Fincher, y que relata las entrevistas que realiza un policía del FBI a los más brutales homicidas, todo ambientado en la década de los 60s.

Pero, ¿sabías que Latinoamérica también ha sido escenario de aterradoras fechorías de asesinos seriales? Te presentaremos, por si no sabías de ellos, a un venezolano, un colombiano, dos argentinos, dos uruguayos, y un chileno.

¡Conócelos!

  1. José Dorángel Vargas Gómez, “El Comegente”

Venezuela quedó en shock cuando en 1999 se descubrió que un esquizofrénico mató a más de 40 personas y ¡luego se las comió! “El Comegente” está ahora tras las rejas en una prisión de la que no se sabe nada. El “Hannibal Lecter” Venezolano confesó que prefería la carne de los hombres que la de las mujeres.

  1. Luis Alfredo Garavito, “La Bestia”

Las víctimas de “La Bestia” sufrieron horrores al caer en manos de este hombre, un Colombiano que mató a más de 100 personas.

  1. Carlos Eduardo Robledo Puch, “El Ángel Negro”

En 1972, Argentina vivió al vilo por los homicidios cometidos por “El Ángel Negro”, un chico de 20 años cuya apariencia era tan agraciada que le valió el apodo. No obstante, cada vez que se metía a casas o negocios a robar, el joven asesinaba a sangre fría a quien se encontrara en su camino. La cifra de víctimas que manejaron las autoridades fue de 11.

  1. “Los Ángeles de la Muerte”

La historia de estos Uruguayos parece sacada de una serie de televisión. Juan Acevedo y Marcelo Pereira fueron enfermeros que mataban a los pacientes del hospital en el que trabajaban. Inyectaban aire en las venas o morfina hasta quitarles la vida a quienes acudían a ellos para curarse. Un dato loco: Uno de ellos se creía Dios.

  1. Jaime Benjamín Cárdenas Pardo, “El Asesino de Sucre”

El Boliviano sembró el terror en su país cuando asesinó a mujeres y hombres que conseguía en su camino. Confesó haberle quitado la vida a 30 personas.

  1. Florencio Fernández, “El Vampiro Argentino”

Ok. Prepárense para esta escalofriante historia. En la década de los 60s, el Argentino Florencio mató a 15 mujeres succionándoles la yugular porque se creía un vampiro.

  1. Julio Pérez Silva, “El Psicópata de Alto Hospicio”

Entre 1998 y el 2001, el Chileno mató a 15 mujeres. Era taxista y por medio de servicios de viajes gratuitos, engañaba a sus víctimas, las violaba y asesinaba con golpes en la cabeza. Luego lanzaba los cadáveres en terrenos abandonados.

ACN/Stories HB

No deje de leer: Ajusticiaron a dos primos venezolanos en Cúcuta

Hombre & Mujer

¿Qué se siente tener sexo en el agua?

Publicado

on

Sexo en el agua - ACN
Compartir

¿Y si hacemos el amor en el agua?». Son muchas las personas que incluyen dentro de sus fantasías sexuales tener sexo en la ducha, en un jacuzzi, en el mar, en una piscina… es decir, que les excita la idea de mantener una relación en el medio acuático.

Sin embargo, a la hora de cumplir esta fantasía sexual, a algunos les surge otras dudas como ¿qué se siente tener sexo en el agua?, ¿será muy placentero o por el contrario, puede ser una experiencia algo incómoda? Sigue leyendo y te explicamos cuáles son los pros y los contras de tener sexo en el agua.

Aspectos positivos de hacer el amor en el agua 

Muchas personas fantasean con hacer el amor con su pareja mientras están sumergidos en el agua. Sin embargo, tener sexo en el agua no significa expresamente hacer el amor en el mar.

En la bañera: llénala de agua con algún aceite aromático o con una pastilla para hacer espuma, pon música relajante de fondo y algunas velas para dar un toque cálido al momento. El aspecto positivo de hacer el amor en la bañera es que te brindará comodidad y relajación. Si buscas que tu sesión de sexo sea romántica y sensual, este será el lugar más adecuado para ti y tu pareja.

En la ducha: aunque no sea igual de cómodo que en el anterior caso, la ducha es un lugar muy recomendable, sobre todo para parejas que buscan revitalizar su vida sexual, ya que te «obligará» a probar nuevas posturas, evitando así clásicos como el misionero. Date una ducha con tu pareja y disfruta de una relación sexual muy sexy y excitante.

En un jacuzzi: si dispones de uno, ya sea en la habitación de un hotel o en una sesión de spa privada, podrás disfrutar de una de las sesiones más potentes de sexo en el agua. Además de ser un lugar que da pie a un ambiente sensual, los chorros y las burbujas del jacuzzi son ideales para estimular vuestros cuerpos.

En el mar: todos hemos fantaseado alguna vez con meternos en el agua del mar y hacer travesuras con nuestra pareja. El hecho de estar rodeado de personas y el riesgo de que te puedan pillar, puede llegar a ser muy excitante para algunos. Adéntrate en el agua y ponte frente a frente con tu pareja, como si estuvierais hablando pero en realidad estas teniendo sexo.

En la piscina: los aspectos positivos de este lugar son los mismos que hacerlo en el agua del mar, es decir, sexo atrevido y muy excitante por estar en un sitio público. Sin embargo, la ventaja de la piscina es que no saldrás llenos de arena ni pegajosos. Eso sí, recuerda que el agua de la piscina es, por lo general, más transparente que la del mar, así que… ¡disimulad bien!

Conozca los riesgos de tener sexo en el agua

Aunque la idea de hacer el amor en un lugar acuático pueda resultar muy excitante, también es importante saber los aspectos negativos que debemos tener en cuenta antes de embarcarnos en esta aventura sexual. A continuación, te enumeramos algunos de los riesgos que existen en las relaciones sexuales en el agua:

Puede resultar muy irritable: al contrario de lo que se piensa, en el agua (especialmente en la de mar) las mujeres no tenemos prácticamente lubricación natural. Por ello, al tener la vagina seca, durante la fricción de la penetración en un lugar como la playa, puede resultar bastante irritante y doloroso.

Mayor riesgo de infecciones urinarias: en el agua, tanto del mar como de una piscina, existe una gran cantidad de bacterias y otros microorganismos que, al contacto con nuestras zonas íntimas, pueden provocar infecciones de orina como la cistitis.

Lesiones por caídas: existe la posibilidad, sobre todo en lugares como piscinas, duchas y/o bañeras, que al intentar ponernos en una determinada postura nos podamos resbalar y que la aventura sexual termine en un esguince. Por ello, es recomendable que cuando intentéis hacer el amor en el agua, lo hagáis en lugares donde os podáis agarrar con seguridad.

Multas por «delitos sexuales»: es recomendable que si queréis hacer el amor en agua de la playa o una piscina, intentes  hacerlo en horarios nocturnos o cuando no haya mucha gente alrededor. Si te pillan «in fraganti», además de pasar una absoluta vergüenza, también os podrían poner una multa, ya que está prohibido tener sexo en las vías públicas.

Estas son las 4 mejores posturas sexuales para tener sexo en el agua. ¿Con cuál te quedas?

El flotador: esta postura solo es apta para piscinas, jacuzzis o bañeras. Para realizarla, la mujer apoyará su espalda en el respaldo de la piscina estirando su cuerpo de manera que flote. El hombre se pondrá de pie o de rodillas entre sus muslos y ya solo quedará que comience la penetración.

Frente a frente: esta pose sexual es válida para todos los lugares que hemos hablado en el apartado anterior. Tal y como dicta el nombre, el hombre estando de pie se pondrá frente a su novia, mientras que ella quedará suspendida «en el aire» rodeando a su chico con las piernas. Gracias al agua, podrás practicar una postura que en tierra se necesita fuerza y una buena condición física.

La catarata: esta posición es ideal tanto para hacerla en una piscina como en la bañera de tu casa. Para ello, el hombre deberá sentarse con las piernas estiradas mientras que la mujer se acomodará encima de su pareja de rodillas y dándole la espalda. Agárrate al respaldo de la piscina y comienza a tener una sesión de sexo fácil y divertido.

El caballito de mar: esta postura es apta tanto para la orilla de una playa (siempre y cuando no haya nadie) como para hacerlo en la bañera. Para hacerla el hombre se tumbará con las piernas estiradas mientras que la mujer se sentará de espaldas a él para dar comienzo a la penetración.

ACN/ Mundo Deportivo 

No dejes de leer: Estas son las seis zonas erógenas de las mujeres que debes conocer

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.