Ataque urgente a la hiperinflación es obligatorio - ACN
Connect with us

Economía

Ataque urgente a la hiperinflación es obligatorio

Publicado

on

Ataque - acn
Compartir
  • 6
    Shares

La corrección del rumbo económico aparece en el horizonte postelectoral como una agenda insoslayable. Las obligatorias medidas de ajuste de la economía se hacen impostergables ante el exponencial crecimiento de indicadores como la inflación, el empobrecimiento crítico y la pérdida voraz del poder adquisitivo.

Ajuste en Venezuela es sinónimo histórico de ‘sacrificios’

Pero, ajuste en Venezuela es sinónimo histórico de ‘sacrificios’. Así luce el solo boceto de un plan de medidas que contemple, como exige el académico de la Universidad del Zulia (LUZ) , Rodrigo Cabezas, que “regrese la ciencia económica al Banco Central de Venezuela”.

Cabezas  sabe que la economía, aunque maneja muchísimas variables, tiene su cimiento en números. Por eso, los dispara, alarmado. “Este es un país que tiene  cinco años con decrecimiento (…) El más grave problema es la hiperinflación y de ahí no se sale ni con cadenas de televisión, ni con supercherías”.

La alarma de Cabezas no cede. “Tenemos que ir a un gran acuerdo nacional para resolver, por ejemplo, la política petrolera. Nosotros no podemos darnos el lujo de no exportar ni un solo barril de petróleo al inicio de 2019… Y ese es, lamentablemente, el camino al que vamos”, vaticina.

La gravedad de la hiperinflación

Andrés Santeliz, colega de Cabezas pero en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (Faces) de la Universidad Central de Venezuela (UCV), advierte que, aunque coincide en la ‘gravedad’ de la hiperinflación —de la que nadie escapa— sabe que “atacarla puede implicar un alto costo político. No pueden darse medidas con efecto a corto plazo. Hay un desequilibrio muy severo que, para corregirlo, implica tres o cuatro años”.

La proyección de Santeliz se contrapone a la de Cabezas, más optimista en cuanto a lapsos. Él estima que “en dos semestres, haciendo las correcciones necesarias”, se verían resultados.

Desde LUZ, Cabezas propone un ‘Programa de Estabilización Macroeconómica’ que, básicamente, busca alcanzar tres objetivos: “Volver a crecer, contener y derrotar la hiperinflación, y mantener la estabilidad social y política”.

Remembranzas del “paquetazo”

Los antecedentes nacionales de medidas para mejorar los índices macroeconómicos y ‘sanear’ la economía no son gratos. Para muchos, el recuerdo de las consecuencias del ‘paquetazo’ de 1989 —traducido en el 27 de febrero— y de la llamada ‘Agenda Venezuela’ en 1994, es infausto.  Cabezas se apura, calificando de “ignorancia supina, la asociación de política económica con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”.

En este punto, la analista política Maryclen Stelling interviene para asegurar que “las correcciones económicas deben poner delante a lo social. Las compensaciones, la inclusión económica, va más allá de un sistema de inclusión política. No se consigue a través de bonos, ni nada de eso, sino la creación de un programa que incluya a la población que ha sido expulsada”.

Ese grupo, difuso —pero, evidentemente cada vez más grande— es el que engrosa las cifras oficiales (desafortunadamente ocultas) del crecimiento de la pobreza crítica y la pobreza extrema.

Cabezas asigna un adjetivo a la hiperinflación. Asegura que es “inédita’  pero con un impacto devastador, porque el desplome del salario real involucra caída del consumo, genera desinversión, reduce el gasto e incluso la recaudación de impuestos”.

El monstruo del control de cambio

Del ojo de los economistas no sale el ‘monstruo’ del control de cambio. Cabezas, tibiamente, asegura que  “hubo un manejo inadecuado del control de cambio”. Pero es más enfático en asegurar que “el control de cambio no puede seguir arbitrando los precios”.

Ahora bien. Si el problema está en las divisas, se dolariza la economía y punto, parece ser la solución ‘mágica’ que ven muchos. Entre ellos, Santeliz. Ahora, él mismo sugiere la ‘alternativa’ para no proceder a sustituir, de un plumazo, bolívares por efigies de George Washington.

“Si no quieres dolarizar, deja de imprimir dinero inorgánico. Se te presenta una coyuntura adicional porque tienes un problema grave de flujo de divisas. ¿Por qué? Porque estás distribuyendo pero no generando, y la única manera de generar es producir”, ilustra el docente.

El cierre del círculo es, entonces, el punto ya presentado por Cabezas y por cientos de noticias generadas en los últimos meses. Una ‘grave’ situación puertas adentro de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la mayor —y casi única— generadora nacional de billetes verdes.

A la caída de la producción, se suma también  el desmantelamiento progresivo (y denunciado) del aparato industrial. Medidas, soluciones, pasan todos por un urgente —y serio— diálogo nacional.

ACN/P/diarios

No deje de leer: Militares aferran a Maduro en el poder

Auto Europe Car Rental

Economía

¡Empeora el enfermo! Taladros paran por dificultad de colocar crudo

Publicado

on

Taladros venezolanos están paralizados - noticiasACN
Compartir

Taladros venezolanos están paralizados, según datos de la firma energética estadounidense Baker Hughes; es nuevo reflejo del colapso de la industria con la máxima reserva comprobado en el mundo, pero con series dificultades las pocas o menguadas exportaciones.

Todo un cultivo, entre las sanciones de Estados Unidos, que han frenado en cero el número de plataformas de crudo activas (Taladros) en el mes de junio; de acuerdo con el conteo mensual de la firma norteamericana, frente a 22 que estaban operativas un año atrás, cifra superaba el centenar en 1998.

Altamente dependiente del petróleo, Venezuela «está en el peor de los mundos»; dijo el especialista en la materia y profeso universitario Luis Oliveros.

«Tienes un deterioro importante en los campos (…) y a todos los problemas que llevaron a una caída de producción, tenemos que agregarle que ahora no tienes a quién venderle y no tienes dónde guardar el crudo» agregó.

«Ya no hay capacidad para seguir almacenando», subraya Oliveros.

Taladros venezolanos están paralizados

Asimismo, Carlos Mendoza Potellá, asesor del Banco Central de Venezuela (BCV) en materia petrolera; coincide. «Los inventarios están ‘full’, no puedes poner a operar unos taladros así. (…). Si no tienes donde meter la producción, porque no te dejan sacar los barcos, llegas a cero», explica.

La producción de Venezuela está en mínimos históricos en décadas, lo que expertos atribuyen a decisiones erráticas, desinversión y corrupción; un ponzoñoso cóctel que terminaron de envenenar las sanciones estadounidenses para intentar desplazar del poder al Gobierno de Nicolás Maduro.

Sanciones no «son el origen»

Para el economista José Manuel Puente,  del Centro de Políticas Públicas del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA) las sanciones «no son el origen del problema»; pero exacerban los «problemas estructurales» que arrastraba la industria. 

La producción petrolera de Venezuela cayó en mayo por debajo de 600.000 barriles diarios (bd); según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), un retroceso a niveles de la década de 1940. La estatal Pdvsa producía hace 12 años 3,2 millones de bd.

Con el desplome de la producción agita la crisis que ha devastado la economía de un país con seis años consecutivos de recesión e hiperinflación.

Exportaciones más bajo que en 70 años

Según la firma S&P Global Platts, Venezuela venía recortando su oferta por «limitaciones de almacenamiento» y «falta de petróleo liviano» para procesar su crudo extrapesado y obtener una mezcla comercializable. 

Hasta 2018 Venezuela enviaba 500.000 bd de crudo a Estados Unidos; para recibir de ese país 120.000 bd de petróleo liviano y diluyentes.

Estados Unidos era el principal cliente de Venezuela hasta las sanciones, por lo que el país debió redirigir producción; pero el abanico de opciones se estrecha en la medida en que Washington refuerza restricciones.

En ese contexto, «con mucha seguridad, vamos a ver un nuevo mínimo y estos mínimos históricos van a seguir ocurriendo mientras no se resuelva el tema de las sanciones»; continúa Oliveros.

El ingreso por exportaciones petroleras «este año será el más bajo en al menos los últimos 70 años»;  remarca Puente.

300.000 bd y caída de precios espantan

El escenario se complica con la caída de los precios; debido a la reducción de la demanda mundial provocado por el confinamiento impuesto por la pandemia del covid-19.

«Estábamos en una situación crítica, espantosa, y esto la agrava», indica a su vez Mendoza Potellá.

Expertos consultados estiman que la producción puede haber caído a unos 300.000 barriles por día, nada, pero nada alentador.

ACN/MAS/AFP

No deje de leer: Exportaciones de petróleo venezolano se hunden en junio a mínimo en 77 años

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Auto Europe Car Rental

Sucesos

Lo más leído