"Bolichicle" - ACN "Bolichicle" y los abusos del prefijo venezolano
Connect with us

Opinión

«Bolichicle»

Publicado

on

"Bolichicle" - acn
Compartir
  • 1
    Compartir

“Bolichicle”: por Josué D. Fernández.- Son tantos los abusos del prefijo «boli» en cuanto desmadre lleva la firma de la dictadura venezolana, que es fácil deducir que su ingrediente activo no podría ser otro que el «bolichicle». Ambos resultan un pegoste al poco rato, se quedan desabridos en minutos, sin forma definida al masticarlos, y la gente es más feliz cuando se deshace de ellos y los tira a la basura. La peor característica del “bolichicle” para quienes lo sufren es la de llevarlo pegado en la suela de los zapatos, sin técnica rápida de quitárselo, como ocurre con las tiranías comunistas que invaden naciones distraídas, y luego no hay manera de echarlos por medios convencionales.

El “bolichicle” y sus fanáticos son igualmente desabridos al quedarse en simples ejercicios de  la lengua,  con cortísimo repertorio para disimular la falta de argumentos y la prolongación de la fugaz experiencia mediante desagradables ruidos de mandíbulas. La mayoría de personas se aleja de quienes mastican “bolichicle”, en la práctica diaria y en las perniciosas revoluciones tachadas así mismas de modo indistinto de comunistas o de socialistas, a decir del patriarca Fidel Castro antes de morir. Al final ellos quedan solos con su fastidiosa monotonía, y el resto vive pendiente del lugar a donde tirarán la goma gastada y exprimida,  al temer que allí aparecerán nuevas víctimas.

Pero a los adictos al “bolichicle” se les nota a su vez una grave inseguridad individual y de grupo, y no son ajenos al rechazo que producen con su indecisión, por lo que llegan a reconocer en privado entre familiares y amigos cercanos, que están  enfermos, también nerviosos en extremo si les llevaran la contraria. Ellos confiesan en voz baja que si les quitan el “bolichicle” pueden tener ataques de “calambrina”, tal la cantaban la pareja de Kiko Mendive  y Beto Parra, a inicios de los sesenta del siglo anterior, a escuchar en versión original de seguida.

Las sobredosis de “bolichicle”, con nocivos  efectos al estilo  de la “calambrina”,  también reflejarían el carácter voluntarioso de los perturbados, con empeño desmedido en doblegar a los otros con irresponsables ocurrencias, incluso mediante la fuerza, copiando métodos represivos de las revoluciones expresamente armadas.  En esa dirección se atreven a formar cualquier “patuque” de órdenes y contraordenes, de arriba hacia abajo, sin poder salir de su desorientación, mientras paralizan a la gente alrededor que no saber qué hacer.

En la etapa peligrosa de los excesos del consumo de “bolichicle” se dictarían decretos de aumentos de salario mínimo, de bonos a trabajadores particulares y públicos, para los que no existen monedas y  billetes con que pagarlos, los cuales impedirían operaciones de empresas que deben cerrar puertas, despedir empleados, anulando la producción nacional; y hasta resultaría comprometida la viabilidad de las fuerzas armadas, según declaró su ministro jefe.

Capítulos de adicional maldad contra el pueblo entero se escriben en la obligación de mantener precios devaluados de productos y servicios, los cuales acaban con todo interés de poner esfuerzos para llevarlos al mercado, terminando en estantes vacíos de farmacias, abastos y supermercados, quedando el espacio para una interminable escasez. Antes de “bajar la santamaría”, o proceder a la clausura definitiva del país en intento oficial, devastador, terminal, ahora se diseñarían medidas que recaen sobre bancos y sistema financiero privado, generando desconfianzas y desalientos para el uso de la moneda nacional que recrudecerán al cancelar esa intermediación aún confiable.

La apuesta remanente de los que no pierden la cabeza en medio de la lista de dolorosos estragos del “bolichicle”, es porque todavía haya tiempo para salvar un pedazo de tierra venezolana, libre de incompetencias de la Corporación Eléctrica Nacional, S.A. (Corpoelec), para mantener encendida la divina luz sobre el entendimiento colectivo, en el acierto de solución a las calamidades creadas por el régimen, calcadas de la opresión al pueblo cubano durante 60 años. Una bendición la ruega el grupo “Un solo pueblo”, con su estribillo “Alumbra, alumbra, alumbra, alúmbrame el zaguán», cantado por navidad al comienzo, mas indispensable como nunca en estos momentos de aterradora oscuridad. Volvemos el próximo sábado, Dios mediante…Chao.

Ensayo audiovisual para público de pregrado, disponible en la voz del autor, en colección de Josué D. Fernández, con temas musicales editados, más cortos, al pinchar en:

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

No deje de leer: La chama venezolana que llegó preñada en una perrera a Ecuador (Video)

Auto Europe Car Rental

Opinión

Los crueles enemigos del Rey Baltasar

Publicado

on

Cortesía: ERA VP Carabobo
Compartir

César Burguera

@CESARBURGUERA

Veto Ejecutivo. Al parecer la lluvia no cesa y es que continúan, como una suerte de interminable chaparrón, los irreverentes improperios dirigidos desde la misma oposición hacia el respetable profesor Rubén Pérez Silva, quien ha asumido su irrenunciable rol de remozado Rey Baltasar, ya que anunció que el Día de Reyes presentaría, como invaluable obsequio para el estado, el peculiar plantel de los candidatos, aspirantes y abanderados del sector opositor para la gobernación y las 14 alcaldías extendidas en el territorio de Carabobo. Pérez Silva, el renovado Baltasar, se autoproclamada como único e indiscutible patrón o cabecilla de la oposición en nuestro estado. Ante ello diferentes sectores han levantado enérgicamente su voz de protesta y de inclemente rechazo, ya que se sienten deliberadamente excluidos. Uno de esos categóricos pronunciamientos se produjo la semana pasada en la sede de la Asociación de Ejecutivos del estado Carabobo, donde se dieron puntal cita unas 20 personas. Las invitaciones para tan dilecta reunión fueron giradas por el apreciado Hamid Ramos, quien ávida y afanosamente confirmaba la asistencia a la ejecutiva reunión. La agenda había sido diseñada detalladamente y el primer punto era dejar constancia de una suerte de aniquilador veto a Pérez Silva por su imprudente conducta, que a criterio de estos ejecutivos conjurados, no tiene ni la facultad, ni la autorización para arrogarse la delicada labor o tarea de escoger los diferentes candidatos. El otro punto de la agresiva e intemperante agenda consistió en ratificar que la oposición sí acudiría a cualquier evento electoral convocado por el CNE y que la estéril arenga de la “farsa electoral” o la efectividad de la fallida “Consulta Popular” yacían tendida irremediablemente sobre el oscuro asfalto del oprobioso olvido. Lo que resulta curioso es que entre los “ilustres” asistentes se podía divisar a Manuel Barreto, quien señaló ser coordinador regional de una agrupación denominada Frente Amplio Venezuela Libre y quien, con su mano alzada, respaldaba cada uno de las referidas propuestas que fueron planteadas. El único inconveniente del evento resultó que el mismo Barreto se hizo acompañar por un dirigente que ni siquiera había sido convocado a la faena conspirativa contra Pérez Silva, el remozado Baltasar. A uno de los presentes se le escuchó señalar en alta voz y a tono de reprimenda “¿Quien dejó entrar a ese andrajoso y pedigüeño dirigente?, Hamid debemos ser más selectivos”. Concluía la extensa faena del ejecutivo conciliábulo con la unánimes consignas:  “Pérez Silva vete YA” “La ruta es la electoral” y “Tenemos nuestros candidatos”.

El Chat de VP. Otros de los crueles ataques contra la pretensión de Pérez Silva, el remozado Baltasar, de imponer sus candidatos, surgieron del extinto partido Voluntad Popular en Carabobo a través de su oficial chat. El Equipo Regional de Activismo del esquelético VP, cuyas siglas son (E.R.A),en días pasados prodigaron toda suerte de abiertas descalificaciones sobre una elocuente gráfica donde precisamente aparecía el académico Rubén Pérez Silva, el remozado Baltasar, haciéndose acompañar entre otros por Armando Amengual, quien orgulloso hizo exhibir la cálida foto en todas sus redes sociales Raudamente el nuevo dirigente de VP, Luis Magallanes llegaba a colocar formal título a la imagen fotográfica  a través de la bondadosa frase “Las joyas de la corona del mal….” a la cual se hicieron inmediatamente eco el vapuleado Alejandro Feo La Cruz, quien ya ha ratificado su plena vocación de presentarse en los venideros comicios regionales para ser nuevamente flagelado, también intervino en la dinámica y digital conversación, Gustavo Mercado que de manera irónica acotaba “Seguro van a conquistar el mundo jajajajaja”,a lo que apareció un tal Gustavo Harder para continuar con la divertida sorna y burla con un “Si mosca”. Súbitamente hace su aparición Reinaldo Marrero, con esa paz y tranquilidad que solo puede aportar el puntual arribo de la mensual remesa en extranjera divisa enviada por el interinato a través de su hermano Roberto, quien a duras penas logra sobrevivir en la ciudad de Miami. En fin este revelador Chat del (E.R:A) VP en nuestro estado es otra gráfica prueba del aprecio, respeto y consideración que se ha granjeado el respetable académico Rubén Pérez Silva, el remozado Baltasar entre aquellos a los cuales defendió y acompañó es sus frustradas aspiraciones electorales. “Así paga el Sapo Correlón diablo a quien bien le sirve”.

Los exóticos columnistas y su simbólica asociación. En pasadas entregas habíamos dejado cristalina constancia de la improvisada conducta de una exclusiva y supuesta “Asociación de Columnistas del Estado Carabobo” cuyo presidente se habría arrogado su representación y ha enfilado contra cualquier iniciativa que atente o sea incómodo obstáculo contra su candidato a la gobernación de Carabobo, es el mismo aspirante que delira por diferentes chats y diariamente tararea el himno de nuestro estado y en un diminuto pero acogedor garaje ensaya lo que podría ser su imaginaria y triunfal entrada al Capitolio de Valencia. Pues bien la pasada semana el presidente de la simbólica “Asociación” nuevamente dirigió sus blindadas baterías contra Pérez Silva. En esta oportunidad a través de sus folclóricos tuits llegaba generosamente a referirse al catedrático Pérez Silva de sutil forma:. “El insulto es lo de menos. Lo patético es la falta de creatividad y el bajo nivel intelectual de @rhps22 (Rubén Pérez Silva), águila no “casa”…” esa frase creo que la oí una vez. Jejeje”.

Ni renuncio, ni me renuncian. Pero Pérez Silva, el renovado Baltasar, al parecer no le hacen alguna mella los diarios ataques o diversas afrentas. Se sigue tercamente aferrando a su precaria condición de ser el caudillo del sector opositor en Carabobo y que será él, solamente él a quien le corresponderá la formal designación de los diferentes abanderados a la gobernación y diferentes alcaldías. En su última aparición pública pudimos, como verdaderos afortunados, descubrir que Pérez Silva, el remozado Baltasar, tiene pleno y vasto conocimiento del paso histórico de la revolución, del impecable comportamiento del PSUV, de sus apoyos y supuestos rechazos y hasta se atreve, con prolija claridad, hablar de la vigencia del legado dejado por el presidente Hugo Chávez. Ante tal significativo hallazgo pudiéramos estar ante la presencia de un fuerte contenedor para plasmar cómo avezado cronista, los pasos y la huella del proceso revolucionario en nuestra Nación o al menos que Pérez Silva, el remozado Baltasar haya sido fácil presa de los consejos u asesorías de aquellos frustrados, los mismos que pudieron y no hicieron nada por Carabobo y que diariamente atentan en contra de su consolidado desarrollo. Mientras tanto el desfile de innumerables candidatos opositores continúa, hacen pública su aspiración y señalan que ya encomendaron la confección de sus elegantes estolas o refinadas sotanas para que en el oportuno momento, en trance de casi un acto litúrgico y frente al Cristo redentor, pasar el respectiva canasta, cepillo o gazofilacio a todos aquellos amigos o leales contribuyentes que quieran aportar a su noble causa, su compleja campaña electoral. Y esa es la verdad. 

No dejes de leer: El Síndrome del impostor y la ensordecedora estampida

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.