El Brexit y la crisis de transformación mundial - ACN
Connect with us

Opinión

El Brexit y la crisis de transformación mundial

Publicado

on

Compartir

El Brexit y la crisis de transformación mundial: Por Guy Standing.-

Los británicos se han apresurado a alejarse de los acantilados blancos de Dover. Con su victoria en las elecciones generales del 12 de diciembre, los conservadores de Boris Johnson han logrado que el Reino Unido esté fuera de la Unión Europea a partir del 31 de enero, lo que no deja más que 11 meses para completar unos complicados acuerdos comerciales y sobre otros temas con la UE. No se hará a tiempo, lo que causará caos y recriminaciones, puesto que los partidarios del Brexit culpan a Bruselas de todo lo que pueden.

He vivido y trabajado en la Europa continental muchos años y, como tal, me siento triste. Pero además hay consecuencias que deberían preocuparnos a todos. Nos encontramos en un momento peligroso de la transformación mundial, en el que los sistemas democráticos están desgastándose y los valores de la Ilustración que la civilización ha intentado defender vuelven a estar amenazados.

El Reino Unido es un ejemplo del debilitamiento y el secuestro de la democracia. En el referéndum de 2016 sobre el Brexit, con escasa participación, solo el 37% votó a favor de dejar la UE. Eso no es una mayoría. En las elecciones generales de diciembre, con escasa participación, solo el 29% votó a los conservadores. Sin embargo, el sistema electoral les dio el 56% de los escaños en el Parlamento.

Lo irónico es que obtuvieron más votos los partidos que o bien querían un segundo referéndum o bien querían permanecer en la UE. Y la mayoría de todos los grupos de edad por debajo de 45 votó abrumadoramente en contra de los conservadores.

Hay algo aún más siniestro. Tanto la campaña del Brexit como la campaña electoral conservadora se financiaron con dinero de multimillonarios, muchos de ellos extranjeros; los medios de comunicación que los apoyaron son, casi todos, propiedad de plutócratas extranjeros, en particular Rupert Murdoch; las redes sociales utilizadas por los conservadores son de propiedad extranjera, y la empresa de relaciones públicas que organizó la campaña de Boris Johnson era extranjera, propiedad de australianos y neozelandeses.

En el referéndum de 2016, con escasa participación, solo el 37% votó a favor de dejar la UE. Eso no es una mayoría

Los responsables de la campaña de Johnson se aseguraron de que estuviera a salvo de los medios independientes, especialmente la BBC, que tiene la obligación de ser políticamente neutral. Lo protegieron de las entrevistas y de un debate televisivo sobre el cambio climático. Y lo más revelador: la noche siguiente a la victoria electoral, Boris Johnson fue el invitado de honor en una fiesta en la mansión londinense de un antiguo espía del KGB. Si fuera una película, parecería increíble.

El carácter plutocrático del nuevo Gobierno empezó a aflorar. En enero se anunció que el gasto público se trasladaría de áreas en las que habían dejado de votar a la izquierda para votar conservador hacia otras en las que concentran los simpatizantes más ricos. Hubo fuertes rumores sobre planes para contener a la BBC —el asesor de Johnson dice que la cadena es su “enemigo mortal”—, y su director general dimitió. Y se iniciaron conversaciones sobre un acuerdo comercial con EE UU que desembocarán en una mayor privatización del Servicio Nacional de Salud.

Lo que se puede predecir es que el Gobierno va a entregar más subsidios a empresas extranjeras para tratar de convencerlas de que no se vayan. En el Reino Unido operan mil empresas japonesas y, cuando los dirigentes de Nissan dijeron que estaban pensando en cerrar sus fábricas, el Gobierno conservador anterior se apresuró a concederle 21 millones de libras. Da igual: Nissan aceptó el dinero pero se va a ir de todas formas. Ahora bien, lo que más preocupará a los españoles y el mundo hispanoparlante en general son las repercusiones internacionales. A medida que se desarrolla la transformación mundial, la economía neoliberal ortodoxa que ha prevalecido desde los tiempos de Thatcher y Reagan ha creado un sistema mundial de capitalismo de rentas en el que Estados Unidos está tratando de obtener la mayor parte posible de los ingresos rentistas, de las finanzas, la propiedad y la llamada “propiedad intelectual”.

Estados Unidos depende de las finanzas. En los años setenta, los ingresos generados por su sector financiero equivalían al 100% del PIB; ahora valen el 350%. Goldman Sachs es un pulpo de alcance mundial que ofrece puertas giratorias a políticos destacados, incluido algún español bastante importante. Muchas otras instituciones financieras están quedándose con los activos europeos.

Trump y Johnson van a contribuir discretamente a que la Unión Europea siga fragmentándose

Para impulsar las finanzas, en 1994, EE UU globalizó su régimen de derechos de propiedad intelectual imponiendo el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) a través de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Antes de 1995, cada año se registraban menos de un millón de patentes internacionales; en 2018, más de 3,3 millones, cada una de las cuales representaba 20 años de ventajas monopolísticas; en algunos casos, 40 años. Una situación que ha beneficiado a las empresas tecnológicas, farmacéuticas y financieras estadounidenses y ha sostenido su economía nacional.

Sin embargo, la capacidad de obtener beneficios de monopolio, o rentas, de otros países fue efímera, porque Estados Unidos subestimó la fuerza de China, que se incorporó a la OMC en 2001. A partir de entonces, su aceleración fue tal que, en 2011, adelantó a Estados Unidos, con cinco veces más patentes registradas que la Oficina Europea de Patentes. En la actualidad, China registra anualmente más patentes que la suma de Estados Unidos, Japón, la República de Corea y la Oficina Europea. China está convirtiéndose poco a poco en el principal Estado rentista del mundo, además del primer productor industrial.

En el ámbito financiero y en propiedad intelectual, Europa se ha quedado atrás. Pero EE UU está en declive económico, militar y político. Por mucho que Trump exhiba su chauvinismo grandilocuente y su actitud agresiva hacia la Unión Europea y China, ese declive va a continuar. Sus aliados están recelosos, nerviosos y desconfiados. Existe el peligro de que EE UU intente sacar más dinero de Europa y, para ello, fragmente todavía más la Unión Europea, interfiera en su proyecto político y facilite el saqueo que dirigentes como Trump y Johnson permiten y Putin apoya calladamente.

No es ningún secreto que Trump y Johnson se llevan muy bien. En Davos, Trump llamó a Johnson “el maravilloso primer ministro británico”. Pero el acuerdo comercial y de inversiones que imponga Estados Unidos al Reino Unido será un caballo de Troya. Y ambos dirigentes van a contribuir discretamente a que la UE siga fragmentándose. El próximo objetivo puede ser Italia, cada vez más cerca de dar la victoria política a la extrema derecha, con su agenda populista.

La mayor amenaza es la que se cierne sobre los valores de la Ilustración alimentados durante muchas generaciones, los valores de igualdad, libertad y solidaridad, que los europeos cultos consideran la esencia de la civilización. Nos debe alarmar el peligro que representa un rústico EE UU gobernado por ignorantes que no respetan ninguno de esos valores, aferrados a su estatus de superpotencia y vinculados a élites poco fiables en Europa y Latinoamérica, en particular.

La alarma es necesaria para poder resistir. Y solo conseguiremos resistir si logramos forjar una visión progresista distintiva con un programa estratégico que tenga en cuenta las aspiraciones y las necesidades del precariado europeo, en busca de una seguridad básica y un impulso ecológico para evitar no solo la extinción de la naturaleza, sino la de la propia Ilustración. Podemos hacerlo. Pero debemos empezar cuanto antes.

  • Guy Standing es autor de Plunder of the Commons: A Manifesto for Sharing Public Wealth. – Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia.

No deje de leer: Unión Europea advierte sobre riesgos de ciberseguridad en tecnología 5G(Opens in a new browser tab)

Auto Europe Car Rental

Opinión

El 6 de Diciembre No Salir

Publicado

on

Compartir

El 6 de Diciembre: no salir: Por Luis Velázquez Alvaray.- El mundo sabe que no son elecciones. Son otra forma bochornosa de actuación de la mafia enquistada en el Estado venezolano.

Tienen sabor a fraude, como llama Juan Diego Madueño a las croquetas falsas; que hoy imperan en el mundo gastronómico. No son elecciones, tampoco son croquetas.

La diferencia es que las otrora codiciadas frituras las puedes pedir o no. Nadie te obliga. Los falsos comicios de estos tiranos son un nuevo asalto; para seguir esquilmando el país y sus riquezas. En esta oportunidad  es un atraco electoral y los resultados ya están listos; propiciando un golpe de engaño, como hicieron con la falsa constituyente. Son insultos y desafíos de estas envalentonadas rapiñas; cuyas alas están manchadas para siempre por el olor a muerte que despiden.

No soy quien para criticar a los invitados a este espectáculo gansteril. Ya sabrán que esta estructura de delincuencia organizada no les perdonará. Tienen un ejemplo de despedida a un candidato en el estado Trujillo. Un tiro en la cabeza porque el PSUV dio la orden a las FAES, que son en la práctica lo mismo;  y no les gustaba el iluso aspirante.

“Democraturas” o remedos de democracia

La ciencia política moderna califica a ciertos tipos de Estados como “democraturas”; y terminan siendo groseras dictaduras; que violentan los derechos humanos y políticos en general. Es decir, son remedos de democracias.

El problema de Venezuela es que ya pasó por ese río, y como hemos repetido aquí; no hay categorías políticas, ni constitucionales, ni legales que valgan; estamos en presencia de una poderosa mandilandinga multinacional; cuyos parámetros no cambiarán ni que fueran elecciones de verdad.

El problema radica; en que el 95 por ciento de la población sufre el sometimiento delincuencial; donde participan terroristas de todo el planeta.

Este domingo 6 de diciembre se impone una protesta pacífica; que tiene un gran potencial, sin exponer la vida; ya que el régimen no duda en cometer masacres.

La investigadora Érica Chenoweth ha demostrado en sus estudios;  la importancia de las protestas pacíficas y cómo triunfan; cuando se actúa disciplinadamente.

Ya se han activado para esta ocasión diversos métodos; que van  tejiendo la respuesta final, en este caso no salir el 6 de diciembre; y así demostrar que es un poderoso método de  rebeldía social. Las redes se encargarán de mostrar al mundo; esta maravillosa forma de boicot, basado en la inactividad total.

Quedarse en casa es una muestra de desobediencia; es una huelga contra la injusticia. Ya nos movilizaremos para el llamado de la consulta en días posteriores.

De todas formas este 6 los resultados están cantados. El grupo facineroso  del CNE, bajo la dirección en el terreno; del bautizado como “el roba votos”, Carlos Enrique Quintero Cuevas; el supermultiplicador de sufragios, entregó al usurpador los resultados  “irreversibles”; (para el visto bueno del déspota) con 15 días de anticipación.

El hamponato electoral está a un  clic para ratificar el nuevo crimen social; con albardillas maléficas.

P.D. La Universidad de Los Andes (ULA) Mérida Venezuela; a la que pertenezco, sufrió  la semana que acaba de concluir; dos pérdidas sensibles. El decano de ciencias jurídicas y políticas, Dr. José Luis Malaguera y el Dr. Juan Astorga “Juanin”, de arquitectura y humanidades. Profesores e investigadores de gran valía. Ciudadanos honorables, que recordaremos con respeto y admiración.

ACN/lva

No deje de leer: Detenido por violar a sus tres sobrinas en Táchira

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.