Campaña presidencial de Colombia bajo presión por crisis de Venezuela
Connect with us

Internacional

Campaña presidencial de Colombia bajo presión por crisis de Venezuela

Publicado

on

Compartir
  • 6
    Shares

El tono verbal en la campaña colombiana, es un barómetro de la crisis de Venezuela,  donde el temor a un eventual gobierno cercano ideológicamente a Chávez y a Maduro planea como un fantasma sobre parte del electorado. Con la misma intensidad con que se agrava la crisis venezolana, se calienta la motivación electoral.

Cuando faltan tres meses y medio para los comicios presidenciales, la crisis de Venezuela ha incendiado la campaña para las elecciones presidenciales de Colombia con ataques de diferente calibre en la plaza pública y las redes sociales que muestran el alto grado de polarización reinante.

Con la misma intensidad con que se agrava la crisis venezolana sube el tono verbal en la campaña colombiana, donde el temor a un eventual gobierno de izquierda, cercano ideológicamente al fallecido presidente Hugo Chávez y su sucesor, Nicolás Maduro, planea como un fantasma sobre parte del electorado.

La polémica alzó vuelo esta semana luego de que las últimas encuestas mostraran en primer lugar en las intenciones de voto para las elecciones del 27 de mayo al ex alcalde de Bogotá Gustavo Petro, del movimiento de izquierda Colombia Humana, y cercano a las ideas del régimen bolivariano.

«Que no le niegue @petrogustavo al país su larga amistad con @chavezcandanga. Suficiente evidencia hay de su simpatía y su afinidad ideológica, para que ahora actúe como Judas negando a su mentor», escribió esta semana en Twitter el ex vicepresidente y candidato presidencial Germán Vargas Lleras, una de las cartas de la derecha para las presidenciales.

Vargas Lleras y Petro tienen una vieja animadversión que sacaron a flote en esta campaña, en la que el primero tacha al segundo de «chavista» y «populista», y el exalcalde acusa de corrupción a su rival.

El pasado viernes, Vargas Lleras echó gasolina a la hoguera al pedir en Twitter al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, «que no reconozca el resultado de las elecciones del 22 de abril en Venezuela» y que «deje que lo hagan» Petro y otros candidatos a los que señala de izquierda, como el ex alcalde de Medellín Sergio Fajardo y el ex negociador de paz Humberto de la Calle, «que comulgan con esa pantomima y con ese régimen».

La crisis de Venezuela, que toca de cerca a los colombianos con la llegada diaria de miles de inmigrantes de ese país, y la participación en las elecciones del partido creado por la antigua guerrilla FARC, han aumentado el sentimiento antiizquierda de un sector de la sociedad, que teme que el péndulo de la política se incline hacia ese lado.

«Nada más alejado de la realidad que tu trino (tuit) vinculándome con ese dictador», respondió a Vargas Lleras un indignado De la Calle, que además pidió al ex vicepresidente: «midamos los excesos».

De la calle, liberal de toda la vida, ha tenido que cargar en esta campaña con el sambenito de ficha de la FARC por haber sido jefe del equipo negociador del gobierno con esa guerrilla, y de simpatizante del chavismo, por lo que ha tenido que marcar distancias.

«Maduro es un dictador que viola los derechos humanos y que sumió a Venezuela en la miseria. Quiero recordarles que no llegaremos a la misma situación del país vecino», dijo hace unos días a estudiantes de la Universidad Externado de Colombia.

En la misma situación está Fajardo, otro favorito, que sin embargo no acaba de cuajar por su ambigüedad que hace que la derecha lo tache de izquierdista y que la izquierda lo vea con desconfianza porque lo siente de la derecha.

ACN/EFE/diarios

No deje de leer: Colombia y EE.UU: Es necesario restaurar democracia en Venezuela

Internacional

¿Así o más claro? Indígenas piden derogar decreto o continuarán protestas en Ecuador

Publicado

on

Comenzó diálogo - noticiasACN
Lenín Moreno (C) junto a Luis Cabrera Herrera (I) y Arnaud Peral.
Compartir

Comenzó el diálogo entre el Gobierno ecuatoriano y el movimiento indígena y éste último le pidió al presidente Lenín Moreno que derogue el decreto que eliminó el sudsidio a la gasolina o continuarán con las protestas.

Aunque el encuentro estuvo amenazado ayer por el decreto de «toque de queda» este domingo, con el auspicio del Episcopado y la Oficina de la ONU del país meridional se sentaron para exponer las partes.

También intervienen la Federación de Indígenas Evangélicos, Manuel Chugchilán, la Federación de Organizaciones Indígenas, Campesinas y Negras (Fenocin), Santos Villamar, entre otros.

Mientras indígenas y el Gobierno conversaban a unos 30 kilómetros de Quito, en la capital seguían los enfrentamientos entre los cuerpos de seguridad y los manifestantes.

«Seguiremos firmes y unidos con el compromiso inclaudicable de defender a nuestro pueblo» dijo Jaime Vargas, representante del movimiento.

Comenzó diálogo - noticiasACN

Jaime Vargas, representante del movimiento indígena.

Comenzó el diálogo con un punto de honor

Desde el pasado 3 de octubre, comenzaron las manifestaciones, tras el decreto que eliminada el subsidio del combustible, una de varias medidas que el Gobierno realizó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) tras firmar un préstamo de 4200 millones de dólares.

«Está en sus manos señor Presidente recuperar la patria. Tenemos bajo nuestra responsabilidad la dignidad de un país que nos reconoce como su legítimo interlocutor» agregó el dirigente.

«No vamos a negociar la dignidad y menos a los caídos. Esperamos que hoy se encuentre una solución definitiva y duradera» lanzó Vargas.

Lenín Moreno expuso su tesis

Por su parte, Lenín Moreno replicó aduciendo que el decreto beneficiará a la población, sobre todo a la más pobre y fortalecerá la dolarización».

Agregó que buscarán una fórmula fórmula para que el dinero por la eliminación de subsidio vaya directamente a los pobres y pidió la creación de una comisión bilateral que estudie ambas propuestas.

No quiere nada con «correistas»

Asimismo dejó claro que no tendrá ningún acercamiento con los que él llamada «correistas» refiriéndose a los que apoyan al expresidente Rafael Correa.

Moreno a señalado a Correa como actor intelectual y financista de las manifestaciones violentas, que no tienen nada que ver con los indígenas. También al Gobierno venezolano como su cómplice.

 

«No voy a conversar ni un solo momento es con los correístas» les dijo a los indígenas.

Episcopado y ONU aplauden acercamiento

La Conferencia Episcopal y el Sistema de Naciones Unidas en Ecuador expresaron su satisfacción de poder apoyar el diálogo entre ambas partes.

El diálogo comenzó con un minuto de silencio por las siete muertes que ha dejado 11 días de protestas.

«En nombre del pueblo ecuatoriano les felicitamos por la sensibilidad social y la decisión de afrontar, con serenidad, sinceridad y realismo, los grandes desafíos que estamos viviendo y juntos buscar con sabiduría las soluciones apropiadas» dijo Luis Cabrera Herrera el vicepresidente del Episcopado.

«Para conseguir la paz se necesita valor, mucho más que para hacer la guerra», parafraseó al papa Francisco.

«Ecuador ha sufrido muchísimo y ha llegado el momento de la reconciliación y de dejar atrás la violencia y el odio», dijo en su intervención Arnaud Peral, coordinador residente de ONU el país meridional.

ACN/MAS/EFE

No deje de leer: Argentina ordena salida de diplomáticos venezolanos

 

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído