Caperucita roja no quiere a San Nicolás sin el coroto
Connect with us

Opinión

Caperucita roja no quiere a San Nicolás sin el coroto

Publicado

on

Caperucita
Compartir

La caperucita roja no quiere a San Nicolás sin el coroto: Por Coromoto Álvarez.- El lobo feroz se disfraza de caperucita roja para que su ventrículo anuncie que ‘’ San Nicolás’’ no aflojará el coroto, suerte del otro yo del doctor merengue, con el mismísimo  sainete ruso del hijo del gran Putin en las elecciones presidenciales.

Es tanta la fatiga, fiel reflejo del alumbramiento de las palabras en la oscuridad, al punto de que con los cortes inacabables de luz eléctrica, del agua, de la comida, de las medicinas, del transporte, del empleo y del dinero en efectivo sin dejar de comer basura, uno no sabe si en verdad estas calamidades infunden más miedo que los sustos diabólicos de la inefable caperucita que con el sabor a la perpetuidad en el poder de su amo, rompe la lámpara que  provoca otro enorme apagón mientras Henry Ramos Allup, vocero mayor de los adecos, le insta a que nos deje en tinieblas sin moral ni luces de sus bellacos para que las máquinas del Consejo Nacional Electoral en manos de sus comadres dejen de funcionar definitivamente y pierdan el cambur, lo cual significaría, en estos tiempos de hambruna, un ahorro en las divisas del erario que incluye desde luego la divisa de la Guardia Nacional.

Tal laberinto en llamas que se multiplican con el recrudecimiento de la ola de calor con las parrandas del diecinueve de marzo en Elorza, abrió otro boquete para el escape del gas del bueno, cuando el dirigente oficialista Diosdado Cabello, en nombre de este país chiquitico y chirriquitico pero cumplidor, ‘’ libre, independiente y soberano’’, aun cuando el régimen no dice ni esta boca es mía al impedir las investigaciones multimillonarios sobre las propinas y sobornos de la constructora de Marcelo Odebrecht, era de la manguanga de Lula Da Silva y Hugo Chávez en suelo patrio, destila con el sudor de sus labios profunda preocupación por lo que pudiese ocurrir en Lima ante la convocatoria del presidente peruano en el parlamento donde ésta institución determinará si renunciará o no a la jefatura del Estado, casi en la víspera de la Cumbre de las Américas, a la cual el lobo feroz, aunque hable de ‘’pueblo’’ a cada rato para burlarse de él y de ‘’ patria´´ machaconamente para reírse de ella, no podrá entrar, ni siquiera por ‘’ la ventana’’, tal cual suele amenazar con el disfraz que la habilidosa caperucita roja se presentó a las puertas de Mercosur y de Unasur cuando doblaban las campanas y el eco lo sentía en sus jarretes.

Pareciera que Donald Trump le metió un pellizco que le dolió mucho a Cabello para que éste repudiara otra vez al imperialismo yanqui que no permite que sus socios abran las cajas registradoras a la flamante moneda del petro. Ya la caperucita, así en minúscula, había cerrado el paso a la vía electorera, quizá para complacer a los obstinados abstencionistas opositores del frente de la amplitud, junto con los francotiradores de Roy Chaderton…por si acaso.

No deje de leer: Juegos Olímpicos de invierno culminaron sin medallas para Latinoamérica

 

Opinión

Primer Mundo, Tercer Mundo

Publicado

on

Compartir

Por: Cora Paez de Topel

Comienza el año 2022 con una sensación de desaliento ante la incertidumbre de lo que irá a suceder en Venezuela en el futuro cercano. Será posible un cambio de gobierno pacífico y democrático a través de unas elecciones programadas, pero cuestionadas por un amplio sector de la oposición. O será el revocatorio la manera acertada de salir de Maduro y de sus cómplices .

Otra salida estudiada por ANCO – Alianza Nacional Constituyente Originaria – presidida por la Dra. Blanca Rosa Mármol y por el constitucionalista Ing. Enrique Colmenares Finol es la refundación de la República a través de una nueva Constitución.

Son todas fórmulas muy bien estudiadas, pero difíciles de resolver por esa misma variedad de opiniones, producto de la división partidista y de la falta de un liderazgo unitario, firme y creíble, que motive a los ciudadanos a no perder la esperanza de recuperar la institucionalidad democrática. Un país en el que se cumplan las leyes, en que quienes gobiernan sean honestos y quienes no desempeñen su labor con pulcritud puedan ser sustituídos, en el que el presupuesto nacional se reparta equitativamente en los estados y municipios, para que los gobernadores y alcaldes cumplan con los compromisos laborales y con los servicios públicos indispensables: agua, luz, gas, mantenimiento de nuestras calles, seguridad y servicios asistenciales.

Si nos preguntamos por qué la política causa tanta preocupación entre nosotros la respuesta es fácil de responder, por cuanto el descontento de la población cada día va en aumento en un país claramente dividido entre lo que se denomina Primer Mundo y Tercermundismo, lo que significa una gran desigualdad social y económica que no se compadece de los más pobres, sino que por el contrario los oprime con salarios de miseria, o sin ofrecerles empleos dignos, en tanto muchos de quienes ostentan riquezas lo hacen a costa del erario público, o de la corrupción, sin que ello signifique desacreditar a los verdaderos empresarios que trabajan de sol a sol para mantener abiertas las puertas de sus fábricas, pagar los impuestos y sostener en su lugar a la industria nacional, que ha sido golpeada en un 70% para darle paso a los productos importados, que no cumplen con el IVA ni con otros impuestos, como sí se obliga a la producción nacional.

La crisis salarial en Venezuela arropa a todos los sectores de la administración pública. Dependiendo del rango, cobran 20$ o 50$, cuando mucho. A tal efecto, aumentó en un 40% la deserción docente en las escuelas como consecuencia de las precarias condiciones laborales. Los beneficios en materia de salud para los educadores ya no existen, entre ellos IPASME.

La administración pública es la peor pagada del continente. La reconversión monetaria agravó la situación, con la hiperinflación que devaluó el bolívar y que el gobierno pretende ocultar con la Plataforma Patria que ofrece unos bonos miserables de menos de 1$, al igual que el pago de los jubilados y pensionados. El pasado 1º. de Octubre 2021 entró en vigor una reconversión monetaria, la tercera en este siglo, que eliminó 6 ceros a la moneda venezolana, conocida hasta entonces como bolívar soberano y pasó a denominarse bolívar digital. A estos 6 ceros se suman 8 más que fueron eliminados en las dos reconversiones monetarias previas: la del 2008 y la del 2018.

Que hermoso sería que todos los venezolanos tuviesen acceso a esa Venezuela del Primer Mundo, de grandes tiendas y supermercados que ofrecen productos nacionales e importados con precios dolarizados y en bolívares devaluados, que no todos pueden cubrir, pero que están a la vista de quienes creen ver un país próspero, sin percatarse de que un 70% de la población no tiene acceso a esos bienes, teniendo muchos que emigrar en busca de mayor calidad de vida. Nos preguntamos que hacer para cambiar, esa es la gran pregunta.

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.