De castaño claro... - ACNDe castaño claro a castaño oscuro
Connect with us

Opinión

De castaño claro…

Publicado

on

Compartir

De castaño claro… (Parte I): Por Josué D. Fernández A.-

Que haya registro verificable sin grandes esfuerzos, un primer tiempo en escala de tonalidades de castaño claro a oscuro, comenzaría siete décadas atrás en los agites de meneos, por ejemplo, alborotando costumbres santurronas de entonces, cuando muchas personas enrojecían al escuchar Menéalo que tiene la azúcar abajo, estrenada en grande por el cubano Rolando Laserie, El Guapo. La gente de los medios de comunicación, por su parte, a diferencia de ahora, escogían estar en sintonía con la moderación de los tiempos, procurando evitar posibles ofensas a la decencia pública, con una difusión calculada de ese tema musical de traviesa interpretación doble.

Sin embargo, donde la civilización llegaba lentamente y perduraban tradiciones añejas, particularmente de danzas africanas como el mapouka, a golpe de tambor y otros instrumentos de percusión, el baile acercaba a los adultos con cadencias exacerbadas, debido al añadido probable de efectos subidos de embriaguez. Del ambiente urbano se tendrían referencias parecidas en locales de expresa tolerancia prohibidos a menores, de los cuales quedó una versión de película en el largometraje norteamericano Dirty Dancing de 1987. En cualquier caso, se trataba de alargar de la mejor forma posible el ingreso al mundo de la sensualidad, reservado a mayores de edad supuestamente responsables de sus actos.

El segundo asalto de meneos, aunque para todo público, por fuera de cualquier restricción, trató de colarse desapercibido en diminutivo, con el título de meneíto. Los éxitos internacionales de la lambada del Brasil, en los 90’s, facilitaron en poco tiempo que las contorsiones sugerentes se convirtieran en gracias de niños en concursos infantiles. Repetidos meneítos y meneaitos estarían subiendo de color a partir de entonces, pasando de piezas de emisoras de radio y discotecas a fondo musical de rutinas de ejercicios al aire libre, tiendas y supermercados, fiestas en casas y calles, en diferentes compases al estilo, entre muchos parecidos, de Natusha, el panameño Gaby, o del dominicano Wilo D’ New, que suena a continuación:

El trayecto del meneo de la azúcar abajo al meneaito, o al meneíto, ya descritos, encierran el tránsito de un tema para los adultos en sus orígenes, a una práctica aceptada de movimientos de pelvis y glúteos muy sensuales, de especificidad corporal superior para una amplia gama de fines. La certificación de censura “A” llegó con escaso escrutinio en familias, y escuelas, mediante el certificado otorgado al Twerking, para entrenamientos cosméticos en destrezas predominantemente femeninas, amenizadas con melodía de proposiciones masculinas que dejan casi nada a la imaginación. La permisividad colectiva hizo posible el triunfo de cuanto luciría como la conspiración del meneo.

Un expediente adicional de permisividad dolorosa en extremo, que se refiere a ofensas agravadas a un pueblo entero, y por lo que debe ser denunciado sin excluir medios y en cada oportunidad a la mano, es precisamente el de la dictadura bolivariana del siglo XXI en Venezuela, plagada de atropellos que fueron consentidos y permitidos bajo engaños desvergonzados. Aquel desastre comenzó con el desvío de riquezas para la corrupción desmedida a partir de unos millarditos de dólares sacados a la fuerza de reservas del Banco Central; luego en administración roja-rojita de PDVSA, la principal fuente de ingresos que terminaría en la caída en picada de la producción y de la renta petrolera, para completar la pobreza indetenible de la nación.

De castaño claro a castaño oscuro, común referencia de la conspiración de los meneos al comienzo, y de las vivezas de regímenes forajidos al final, aunque en grados distintos de perjuicios, ambas guardan semejanzas en el fondo con las plantas trepadoras que invaden por completo el espacio a su alcance, versionadas por Virginia López, nacida en Nueva York, de familia puertorriqueña,  al narrar la experiencia del Cariñito Azucarado, que comenzó por un dedito y la mano agarro, se trepo por un bracito y… ya tienen tataranietos, que desean venir de visita a Venezuela cuando haya libertad de nuevo y mejoren las condiciones de vida. A Rumbos 670 am., volvemos el sábado próximo Dios mediante. En quince días la parte II.

Narración completa y temas musicales editados, en grabación por:

El artículo adosado forma parte de “SALDOS”, segmento de la revista “Estamos en el Aire”, transmitida a  las 4:30 de la tarde, cada sábado,  para el entretenimiento general a partir de saldos que deja la actualidad local e internacional. En ensayo audiovisual a título de catarsis del autor Josué D. Fernández A., a través  de Radio Rumbos 670am.en Caracas, Venezuela, , para participación directa  por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, por Twitter, @jodofeal, https://www.youtube.com/user/fernandezjosue o en https://comunicadorcorporativo.blogspot.com/

ACN/JDFA

SALDOS/ Entradas populares de este blog / OCTANAJE PLUS – septiembre 28, 2018

El poder de combustión de un carburante específico para activar una máquina en la Venezuela de hoy, ha dejado de ser motivo de preocupación general, contraviniendo precauciones para evitar catástrofes por mal uso de sustancias inflamables. En condiciones del ayer de bastante menor crispación colectiva; según el gran favorecido de una “voluntaria” revuelta en 1989, la chispa que encendió el motor de la Revolución Bolivariana –diría su posterior propulsor–, estaría entonces en la proclamada alza en el precio de la gasolina por Carlos Andrés Pérez II, en un 100 por ciento, pero que por decisiones peores de estas horas se convertiría en santa reliquia de la generosidad oficial de antes.

Es que, actualmente, un súper gigante aumento de la gasolina en cientos de miles por ciento, pasaría por encima de la advertencia original de los precursores del régimen, y pareciera fundarse en que ya no existiría chispa venezolana alguna, apagada esta quizás con invariable represión armada de manifestacio…

“PULVERIZACIÓN EXPRÉS” – agosto 31, 2018

 

La reducción a polvo de un país entero, con habitantes, flora y fauna incluida, la propia tierra arrasada y la opinión pública totalmente ridiculizada, viene ocurriendo en Venezuela a pleno sol, enfrente de gente atormentada apenas con facultad de visión. La lamentable realidad también golpea a los ojos de naciones extranjeras arrastradas a calvarios ajenos, forzadas por la llegada de repente a sus fronteras de gran volumen de hombres, mujeres y niños que ruegan por buen trato como refugiados. Luego siguen las voluntades solidarias venidas de afuera, ya percatadas del exterminio en marcha acelerada por un régimen tiránico, y las cuales promueven diligencias para detener este genocidio, así como evitar mayores sacrificios colectivos acá yacullá.

La pulverización decretada de manera implícita como exprés dentro de los límites venezolanos, mantiene rasgos de la demolición bajo bandera comunista, en la isla caribeña de Cuba por 60 años, pisando acelerador para llegar en menos tiempo por la…

CUENTOS CHINOS ’18 – septiembre 21, 2018

Antes como ahora, la mucha o poca verdad que pueda encerrar una noticia o cualquier otro relato, se dirime entre la identidad de quien la dice o escribe, y lo que se le pudiera creer a tal persona; y en el fondo mismo de lo que se cuenta, que se evaluarían por separado. En estos tiempos de aldea global el lío armado si llegara a desbordarse tendría la etiqueta de “fake news”, o de los audiovisuales «deep fake» en cada episodio, y se le atribuiría una alta dosis de falsedad, sin definir claramente si fuera por falta de credibilidad del autor, o del contenido, o de ambos, para terminar flotando en la incertidumbre, el desconcierto, y sin saber a dónde ir

Auto Europe Car Rental

Opinión

Don Ciriaco Pavón y su Gallo tapado

Publicado

on

Don Ciriaco Pavón
Compartir

César Burguera

@CESARBURGUERA

La pava macha. Nuevamente transcurre el matinal día en la amplia y vetusta casona. Son las 10 en punto de la mañana en todos los relojes colgados en los extensos pasillos y que pareciesen retumbar su inexorable paso para advertir que es el momento de levantarse del cómodo y acogedor aposento. Es la tardía hora donde se inicia la siempre improductiva y breve jornada diaria. Cruje la sólida madera del pesado dormitorio y Don Ciriaco Pavón logra separarse, al fin, de la risueña lencería y gruesa almohada. En ese preciso instante comienza, casi de manera esotérica, el singular ritual que le ha hecho merecedor del envidiable título de ser el más prolijo pavoso de la región. Al bajarse de la espaciosa cama, se asegura que sea con el pie izquierdo, llega a observar, con cierta satisfacción, el resquebrajado espejo que forma parte del improvisado decorado. Don Ciriaco Pavón, de manera bonachona, llega a solicitar el suculento desayuno y exige que le tengan preparado el oscuro paraguas para extenderlo o abrirlo en el mismísimo comedor. Una vez concluida la tardía y desproporcionada jornada gastronómica, Don Ciriaco Pavón, sale al encuentro del sumiso y fiel Bodeguero, quien lo aguardaba, bien acobijado, desde el mismo despuntar del alba y así parten a través del rural zaguán, atraviesan, por debajo y sin temor alguno, una roída pero elevada escalera y se dirigen para pisar, a ritmo de un llanero joropo, las mismas tumbas, los mismos sepulcros. Culminado el diario ritual para asegurarse su bien ganada reputación de supremo pavoso, Don Ciriaco Pavón le corresponde el diario y monótono ejercicio de dirigirse a las sectas o sociedades opositoras que ha conformado y en las cuales forman medular parte los más encumbrados e ilustres pavosos de la región. Les llega nuevamente a instruir de la terca  tarea de cuestionar el tránsito gubernamental del nuevo Carabobo. Don Ciriaco Pavón les advierte “El ataque debe ser única y exclusivamente contra el Gobernador” y les recalca, a tono de ingrato regaño: “Que nadie se atreva a mencionar a nuestro partido político, pero debemos impedir, a toda costa, su reelección”. De manera repentina El Bodeguero sigilosamente se acerca a Don Ciriaco Pavón para susurrarle en su izquierdo oído: “Jefe, recuerde que nos está esperando impacientemente el Sereno Pastor, hoy es el momento de ratificarle nuestro incondicional apoyo, debe ser nuestro candidato”. Y así parten al bíblico encuentro Don Ciriaco Pavón y su obediente Bodeguero con toda la “Pava Macha” que ha signado su frustrado andar, esa misma que esparcieron en Carabobo por más de 4 años. Aparece la voz y presencia del eterno  Aquiles Nazoa para recordarnos: “La pava no es otra cosa que la insustituible propiedad de atraer la mala sombra sobre el infeliz que la posea”.

El fiel Búho. En algunas rígidas religiones, en algunos estrictos credos, el Búho es considerado como de maltrecho augurio, es sentenciado como un ave de mal agüero. Sin embargo en esta oportunidad no haremos peculiar mención a esta especie aviar, nos referiremos a un ávido y hasta avezado funcionario público que cariñosamente lo han apodado como el Fiel Búho y que forma parte del privilegiado grupo de nómadas que han acompañado a Don Ciriaco Pavón en sus innumerables cargos que le ha correspondido ejercer, todos persignados con su singular pava e incurable flojera. Pues bien el Fiel Búho se ha convertido en la más incuestionable prueba de esa nueva y sagrada alianza entre Don Ciriaco Pavón y El Sereno Pastor. El pasado año en pleno desarrollo del cronograma electoral para las elecciones parlamentarias, el Fiel Búho asumía su intachable condición e irrenunciable vocación de convertirse en el válido interlocutor de la sagrada alianza y llegaba a la osadía de ofrecer, con la anuencia de Don Ciriaco Pavón, la plena utilización de la tarjeta de un partido regional, de académico perfil y que se ufanaba de ser parte del Gran Polo Patriótico. El bondadoso y hasta bendecido ofrecimiento realizado al Sereno Pastor no solo era para acompañarlo en sus aspiraciones de convertirse en diputado de la nueva AN por la lista regional, sino que dicha agrupación política sufragaría por los candidatos nominales presentados por la coalición de partidos del Sereno Pastor en el circuito o circunscripción electoral número 3. Dicha oferta adquiere el rango de atrevimiento, ya que se estaba forjando una interna conjura y confabulación contra los 2 aspirantes presentados por el proceso revolucionario, contra  los 2 candidatos del Gran Polo Patriótico. Frustrada la intriga, derrotada la improvisada treta como en 2017, se le escuchó amargamente a Don Ciriaco Pavón exclamar: “No importa Búho, dile al Sereno Pastor, que el próximo año vamos con todo, ya hablé con José Rodríguez y Ramón Carrasco, mis jornaleros en el Notitarde para enfilar el fiero ataque”. Con sus pasos silenciosos, con el desconsuelo plasmado en su agraciado rostro, el Fiel Búho abandonaba el recinto de la interna conspiración y en muestra de compromiso, de absoluta adhesión a la nueva y sagrada alianza entre Don Ciriaco Pavón y El Sereno Pastor, el Fiel Búho llegaba en la Nochebuena del atípico 2020, a replicar en su personales cuentas de redes sociales el cálido mensaje navideño del Sereno Pastor. Cruje nuestra Catedral, Elevamos una oración a un impávido San Juan Bosco, que parece no darle crédito a esta sacrílega conformación de electorales alianzas.

Don Ciriaco Pavón

Foto cortesía El Fiel Búho

La secta número 13. Pero eso de relatar sobre la pava macha, del infortunio parece no tener tranquilo final y es que el número 13 está vinculado secularmente con la mala suerte. La pasada semana, en estas mismas líneas hicimos fiel descripción de una reunión en la sede de la Asociación de Ejecutivos de Valencia, donde se habría decidido, asumir la vía electoral y participar en los venideros comicios regionales, que las infortunadas proclamas de “farsa electoral” y “CNE parcializado” habían sido tachadas y definitivamente excluidas del cualquier discurso o retórica. El otro punto de aquella ejecutiva proclama versó sobre el unánime rechazo a la conducta del respetable profesor Rubén Pérez Silva, el simpático Baltasar,  quien se arrogó no solo la condición de ser único jefe o cabecilla de la oposición en el estado, sino que ya tenía elaborada la lista de los diferentes candidatos tanto para la gobernación de Carabobo y sus 14 alcaldías. La referida reunión se realizó el día 13 de enero y allí se vuelve a presentar lo supersticioso u agorero, ya que a un iluminado asociado se le ocurrió la desdichada iniciativa de crear un grupo de opinión denominándolo 13E y sin la debida autorización de los restantes asistentes, procedió a enviar una escueta nota de prensa a los diferentes medios de comunicación, donde no solo anunciaba la creación de este supuesto grupo de opinión 13E, sino se atrevía a proporcionar los nombres de quienes lo conformarían y las inmediatas actividades que acometerían. “En la Asociación de Ejecutivos de Valencia realizarán coloquio sobre 23 de enero” titulaba una entretenida nota periodística que llegaba a explicar que “En la churuata de los jardines de la Asociación de Ejecutivos de Valencia se estará realizando este sábado un coloquio para conmemorar la fecha histórica del 23 de enero” y continuaba “Allí nacerá el Grupo de Opinión 13E, integrado por connotados representantes de la ciudad”. Semejante título auguraba diversión y entretenimiento. Pero llegaba el aguardado día y se presentaba la “Pava Macha” con su negra vestimenta, ya que los presuntos miembros del grupo de opinión 13E no hicieron acto de presencia, ni siquiera fueron convocados y algunos de ellos, en estado de descontrolada irá, reclamaban la manipulación, que sus nombres habían sido indebidamente utilizados. Ante el apremio, los aventajados promotores de la secta 13E empezaron a convocar telefónicamente. “Vente compadrito, aquí no hay nadie” y en un acto de extrema desesperación convidaron al Negro Pérez Silva, el simpático Baltasar, el mismo al cual habían colocado, horas antes, un indignante veto. “Rubén necesitamos de tu presencia, tendrás derecho a voto, pero no podrás ejercer el derecho de palabra”. Culminaba la improvisada jornada en medio de confusión y desorden. Nuevamente se imponía la mala suerte e infortunio. A lo lejos surgía la categórica queja del mismísimo Don Ciriaco Pavón quien dirigiéndose a un somnoliento Bodeguero señalaba: “Nos volvieron a fallar, mejor nos quedamos con el Sereno Pastor”. Y esa es la verdad.

Don Ciriaco Pavón

Foto cortesía Secta 13E

 

No dejes de leer: El Síndrome del impostor y la ensordecedora estampida

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.