Cenas navideñas por 11 salarios mínimos en Venezuela (+ Detalle)
Connect with us

Economía

Cenas navideñas por 11 salarios mínimos en Venezuela (+ Detalle)

Publicado

on

cenas navideñas - acn
Compartir
  • 2
    Shares

«Mami, estoy desayunando café con pan. ¡Está muy rico!». Francis Rodríguez, de 28 años, escucha una y otra vez el audio de buenos días de su hija y no puede contener las lágrimas. Luisiana tiene solo cuatro añitos y no acaba de entender por qué está separada de la mujer que es el centro de su mundo diminuto.

La niña nada sabe de la hiperinflación (1.370.000% en 2018, según el FMI) ni de la caída del Producto Interior Bruto (18% este año y un total de 52% desde la llegada de Nicolás Maduro al poder en 2013) en un país donde la canasta básica familiar se estiró hasta 183.715 bolívares soberanos. De seguir en Venezuela, el sueldo de su madre, profesora de niños especiales, sería el equivalente al salario mínimo mensual decretado por el gobierno, 4.500 bolívares, cuando el gasto alimentario en un solo día supera los 6.000 bolívares.

El derrumbe dramático de Venezuela se traduce en lamentos, quejas y hasta maldiciones de los mayores que pretenden aislar a la niña de una tragedia cotidiana que el gobierno, a su vez, intenta ocultar con la ficción de la propaganda. En esta Navidad, tan mágica para ella, el cordón umbilical con su madre se mantiene gracias al WhatsApp de su abuela y de su tía, por el que esta familia de Carabobo, estado central de Venezuela, conoce las vicisitudes diarias de la joven maestra en la colombiana Cúcuta, su ciudad de refugio.

En estos días realiza todas las horas extras del mundo para estirar el dinero y que su niña sí tenga estrenos de ropa, tal y como demanda la fecha. Estrenos contados por los precios disparados en unos almacenes que, pese a ser ilegal, exigen dólares para vender sus productos de importación.

Francis ahora trabaja como asistenta de hogar, nada que ver con lo que estudió. Atiende a los tres niños de un matrimonio de profesionales, limpia la casa y cocina, todo ello por un salario que se acerca al mínimo colombiano, alrededor de 220 euros. En su país, el salario mínimo equivale a 8 euros, según la tasa del gobierno, y a 5 euros en el mercado paralelo, herramienta común para cambiar las divisas.

El caraqueño Carlos Ruiz, tras varios meses como vigilante de seguridad en Santiago de Chile, ha conseguido un empleo como administrativo, parecido al que era su trabajo en Venezuela. El joven de 30 años fue despedido de una entidad pública por no enviar a sus jefes una fotografía que confirmara su voto a favor del gobierno durante las elecciones a la Asamblea Constituyente del año pasado.

Igual que Francis y que cientos de miles de sus compatriotas, se mantiene en contacto con las necesidades de su familia gracias a la popular aplicación de mensajería instantánea. Cada vez que conecta en videollamada aquello se convierte en una fiesta, en la que cada una de las partes intenta percibir las realidades más allá de las palabras, las mismas que quedaron semiescondidas durante el primer año de exilio forzado.

 

Cuatro millones de exiliados

Al menos cuatro millones de venezolanos pasarán estas fiestas alejados de su tierra natal, esa que jamás pensaban abandonar ni en sus peores pesadillas. «Tu ausencia es lo que me estorba», reza una pintada a las afueras de Acarigua, en la carretera que lleva a Barquisimeto, en el centro del país. El poeta urbano hurgando en la herida social, sabedor además de que la ONU ha calculado que para el año que viene la diáspora superará los cinco millones en una población de 30.

«Allí lo teníamos todo y por eso nos cuesta tanto adaptarnos a los nuevos países«, asegura Kelly, de 21 años, empleada de un lavadero de coches en Ayacucho (Perú). La jovencita es la alegría de su trabajo.

En Buenos Aires, a los camareros criollos les llaman la sonrisa de Argentina. Casi todos ellos dedican mucha tiempo esta Navidad a WhatsApp, Facebook y Skype para sentirse más cerca en la distancia. El venezolano siempre ha celebrado con devoción estos días, en los que exhibía la ropa recién adquirida y en donde se concursaba para cocinar las hallacas (tamal típico de las fiestas) más sabrosas de su barrio.

La Navidad ahora se ha convertido en una especie de «tour de force» del gobierno para mantener una falsa sensación de aquellas fiestas «fantásticas» que Hugo Chávez bautizó como ‘Chavidad’. El fracaso en el reparto de perniles de cerdo, juguetes y los componentes de las hallacas en los últimos años ha provocado que el gobierno bolivariano adelante ahora la carne a precio subsidiado. De momento, las quejas se mantienen por la pequeña cantidad distribuida.

Otras navidades oscuras de familias divididas, entre la ausencia de adornos y los apagones eléctricos, pendientes de WhatsApp y dependientes de las remesas, casi 2.500 millones en el año. El tradicional pan de jamón se cotiza entre 4.500 y 7.000 bolívares soberanos, al menos un salario mínimo.

Los economistas calculan que la cena navideña costó 11 salarios mínimos, pese a que el consumo de hallacas, que el venezolano siente como su joya gastronómica navideña, se ha reducido en la mitad desde el año pasado, según el diputado José Guerra.

Fuente: El Mundo ES

También puedes leer: ¡Alerta! Los productores de cacao en Venezuela enfrentan un nuevo temor

Auto Europe Car Rental

Economía

Venezuela es el país más pobre de Latinoamérica según Encovi

Publicado

on

Venezuela país más pobre de Latinoamérica - noticiasACN
Foto: EFE
Compartir

Venezuela, país más pobre de Latinoamérica y segundo en el planeta; de acuerdo con la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2019-2020 (Encovi).

Según Encovi los números que arrojó el trabajo de campo que los llevó a esa conclusión, se basa que un 64,8% de los venezolanos enfrenta situaciones de «pobreza multidimensional».



Esta es una categoría que, precisaron los investigadores, la cual contempla los niveles de vida, empleo, educación servicios públicos y vivienda.

Venezuela, país más pobre de Latinoamérica

Dice el informe que «no hay riqueza que repartir. Cuando eso ocurre, aumenta la pobreza»; dijo Luis Pedro España, coordinador de la encuesta patrocinada por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

La razón de este retroceso histórico está relacionada con la caída del PIB del 70% acumulada entre el 2013 y el 2019.

«Todos somos pobres…»

 «Todos somos pobres desde el punto de vista del ingreso; pero no todos tenemos el mismo tipo de pobreza», dijo España.

En ese sentido precisó que si se mide solo la capacidad adquisitiva, el 79% de la población no tiene cómo cubrir las necesidades alimentarias. 

Resaltó que en el 2019, la entrega de cajas con alimentos y productos de limpieza que subsidian los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) aumentó un 92%; pero al momento de decretarse la cuarentena social, en un 88% de los hogares la comida se terminaba antes de que concluyera el mes.

Agregó que un 83% de los venezolanos dejaron de tener una alimentación saludable desde la llegada del covid-19.

Conclusiones basadas en…

Las conclusiones de Encovi se basaron en 9.000 entrevistas que arrojaron un nuevo perfil demográfico, debido al tamaño de la diáspora (unos cinco millones de migrantes); una mayor desnutrición infantil; el repunte del retraso escolar y un incremento de la desigualdad social. 

Otros males

Si bien un 77% de los hogares tienen acceso a agua corriente, la encuesta consigna que no todos reciben agua potable de manera continua en plena pandemia: la gran mayoría de ellos cuentan con el servicio solo ciertos días a la semana (59%) o algunas veces al mes (15%).

Superado por Nigeria

Según la encuesta, gran parte de la población venezolana vive con menos de 3,2 dólares al mes (75,8%), superado a nivel mundial por Nigeria (77,5%), pero «están mejor» superando a Haití (45%), Guatemala (24,2%); Colombia (10,2%); Bolivia (10,6%); América Latina y El Caribe (10,4).

Señala que ocho de cada 10 venezolanos no tiene cómo cubrir la canasta de alimentos; que se dispara casi a diario.

Endurecimiento político

Venezuela país más pobre de Latinoamérica - noticiasACNAsimismo, dice que la creciente  precariedad de la vida no solo coincide con el covid-19; a la par se verifica un endurecimiento político del Gobierno de Nicolás Maduro y mayores presiones internacionales.

Con miras a los comicios parlamentarios de diciembre, el Tribunal Supremo de Justicia  acaba de suspender a las autoridades de Voluntad Popular (VP); el partido más duro de la oposición que lidera Leopoldo López, quien se encuentra en la residencia del embajador español desde finales de abril del 2019.

Igualmente, el diputado Juan Guaidó, reconocido por Estado Unidos y otros 54 gobiernos como presidente «encargado» de Venezuela está en ese lote.

Igualmente pasó semanas atrás se tomó una medida similar con Primero Justicia y Acción Democrática; las principales fuerzas aliadas de VP.

«No pasarán, no serán poder político jamás en la vida mientras exista una Fuerza Armada Nacional Bolivariana como la que hoy tenemos, una Fuerza Armada antiimperialista, revolucionaria y bolivariana», dijo a la oposición el pasado domingo el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, quien luego fue ratificado en el cargo.

Se trata de la primera arenga desafiante desde la reciente convocatoria a los comicios legislativos cuya legitimidad ya ha sido descartada por Guaidó, Lópéz y otros actores políticos.

ACN/MAS/Agencias

No deje de leer: Bono Guerra Económica para pensionados mes de julio

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Auto Europe Car Rental

Sucesos

Lo más leído