Comunicar, denunciar, opinar: No pretendo filosofar, más bien aprender
Connect with us

Opinión

Comunicar, denunciar, opinar

Publicado

on

Compartir
  • 5
    Shares

Comunicar, denunciar, opinar: Por Francisco Mayorga.- No pretendo filosofar, más bien aprender y asimilar ideas nuevas, cuando las haya. En teoría de la comunicación hay muchas tendencias y el “verdadero” periodismo está en permanente evolución, así como la sectorización de la ética y la legislación de prensa.

No calificó ni pretendo enseñar nada, pero el periodismo se ha diversificado de un modo alarmante y  pasmoso, tanto como los canales de difusión, haciendo mucho más fácil comunicar. Todos son potencialmente comunicadores, pero  periodistas en pleno ejercicio de la profesión, muy pocos. Una gran mayoría de estos se han convertido en “escritores” y prefieren que así los llamen,  en lugar de periodistas…

La pluralidad comunicacional requiere de más fuerza, de una mayor  multiplicidad de posiciones, de un mayor número de plumas, por supuesto, sin exclusiones. Comunicar con mayor sustancia, con conocimiento de causa.

Editorializo: Ser periodista no es simplemente una carrera universitaria, es una forma de ver la vida. Es hurgar en las causas de los males y las injusticias de una sociedad cada vez más compleja. Es una fuerza inquietante que impulsa la búsqueda de soluciones. Es un compromiso del que no es fácil escaparse y que hace que los sueños lleguen a materializarse.

¿Pero cómo?, con el cambio lento pero profundo de la mentalidad de los hombres. Con la apertura de posiciones contrarias que develen la verdad de las cosas y con la transparencia de los hechos sin otra intención que la honestidad. La objetividad debe ser uno de nuestros principios básicos.

Pero la función del comunicador social no debe limitarse sólo a la transmisión de información, porque sólo quedaría como un virtual repetidor de los ecos noticiosos. Por el contrario, debe generar a través de su trabajo la confrontación sana y amistosa que tenga como finalidad la solución concreta de los problemas, como por ejemplo, propiciar la movilización de las autoridades competentes para el buen funcionamiento de una escuela o un centro asistencial…

De allí el poder de la denuncia, vehículos del que se valen las comunidades y los más necesitados para intentar poner fin a su drama.

Y es entonces cuando aquel ciudadano crítico y pensante se convierte en un luchador social, en un periodista, desde cualquier plataforma y con la sola idea de cambiar un estado de cosas que perturban el sueño de una comunidad, o simplemente el sueño de un niño, de una madre o de cualquier hombre sobre la tierra.

Estos son los protagonistas. Eso quisiera, con el concurso responsable de reflexiones, como la suya, amigo lector y de otros que tengan la necesidad real de aportar conocimientos.

Yo sólo soy un periodista, pero reitero la potencialidad comunicacional de los ciudadanos y si me es permitido, todos contarían con un espacio para escribir sus opiniones, con valorada y segura publicación, así como también muchos otros que me han propuesto colaborar a través de sus artículos.

fmayorga

No deje de leer: En Puerto Cabello no habrá prórroga para cancelar impuestos

Opinión

El diputado Edgard Zambrano

Publicado

on

Derrumbar la tiranía - acn
Compartir

El diputado Edgard Zambrano: Por Luis Velázquez Alvaray.- La tiranía anda dislocada y no tiene compasión alguna. Son reincidentes en vulnerar los derechos humanos y nada les importa, que no sea preservar el poder para traficar ilícitos. Son una potencia criminal mundial.

Los presos de la tiranía son las principales víctimas, en un intento de callar a quienes se atreven a plantear simplemente el regreso a la democracia.

Un paladín de esas luchas es el Diputado Edgard Zambrano, a quien se puede definir como un hombre de paz. Sus esfuerzos en esa búsqueda de salvar el país, le ha llevado a asumir posiciones difíciles, para las cuáles se requiere mucho coraje y mucha convicción libertaria.

Es un demócrata militante, de búsqueda afanosa para lograr un camino, que extinga el sufrimiento de las mayorías. Sin gestos altisonantes, se dedica a evitar tanto sufrimiento, tanta violencia, esta imparable ola de salvajismo que encarna el chavismo, junto a los terroristas de todo el mundo, que  tienen en Venezuela, su cabeza de playa, protegidos por un Estado criminal y sanguinario.

Igual sucede con el Diputado Requesens, cruelmente torturado. El mismo esquema de sufrimiento le aplica a Zambrano y al millar de presos políticos civiles y militares, confirmando que a estos esbirros comunistas no les queda otro futuro, que la aplicación de la justicia por crímenes de lesa humanidad.

El caso de estos luchadores salvajemente torturados, es una demostración más que en Venezuela no hay Barbado posible. La única salvación para el país es la intervención militar Latinoamericana, que desaloje estas fuerzas del entorno criminal mundial.

El tirano y sus adláteres en un calabozo de la Haya, es la única vía posible para este pueblo asediado. Edgard Zambrano es el último trofeo que muestra el régimen en la cadena infinita de la ignominia, la perversión y el dislocamiento de los valores humanos.

Ante la ecuanimidad perdida, no queda otro camino que el antes señalado: la unificación militar latinoamericana, para salir de estos forajidos que acechan al mundo.

Frente a este nuevo atentado Chavista se impondrá la longanimidad de Zambrano y de todo un pueblo que espera justicia.

ACN/(@edgarzambranoad)

No deje de leer:Cavidea presentó siete líneas para reactivar el aparato productivo

Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído