Comunicar, denunciar, opinar: No pretendo filosofar, más bien aprender
Connect with us

Opinión

Comunicar, denunciar, opinar

Publicado

on

Compartir
  • 5
    Shares

Comunicar, denunciar, opinar: Por Francisco Mayorga.- No pretendo filosofar, más bien aprender y asimilar ideas nuevas, cuando las haya. En teoría de la comunicación hay muchas tendencias y el “verdadero” periodismo está en permanente evolución, así como la sectorización de la ética y la legislación de prensa.

No calificó ni pretendo enseñar nada, pero el periodismo se ha diversificado de un modo alarmante y  pasmoso, tanto como los canales de difusión, haciendo mucho más fácil comunicar. Todos son potencialmente comunicadores, pero  periodistas en pleno ejercicio de la profesión, muy pocos. Una gran mayoría de estos se han convertido en “escritores” y prefieren que así los llamen,  en lugar de periodistas…

La pluralidad comunicacional requiere de más fuerza, de una mayor  multiplicidad de posiciones, de un mayor número de plumas, por supuesto, sin exclusiones. Comunicar con mayor sustancia, con conocimiento de causa.

Editorializo: Ser periodista no es simplemente una carrera universitaria, es una forma de ver la vida. Es hurgar en las causas de los males y las injusticias de una sociedad cada vez más compleja. Es una fuerza inquietante que impulsa la búsqueda de soluciones. Es un compromiso del que no es fácil escaparse y que hace que los sueños lleguen a materializarse.

¿Pero cómo?, con el cambio lento pero profundo de la mentalidad de los hombres. Con la apertura de posiciones contrarias que develen la verdad de las cosas y con la transparencia de los hechos sin otra intención que la honestidad. La objetividad debe ser uno de nuestros principios básicos.

Pero la función del comunicador social no debe limitarse sólo a la transmisión de información, porque sólo quedaría como un virtual repetidor de los ecos noticiosos. Por el contrario, debe generar a través de su trabajo la confrontación sana y amistosa que tenga como finalidad la solución concreta de los problemas, como por ejemplo, propiciar la movilización de las autoridades competentes para el buen funcionamiento de una escuela o un centro asistencial…

De allí el poder de la denuncia, vehículos del que se valen las comunidades y los más necesitados para intentar poner fin a su drama.

Y es entonces cuando aquel ciudadano crítico y pensante se convierte en un luchador social, en un periodista, desde cualquier plataforma y con la sola idea de cambiar un estado de cosas que perturban el sueño de una comunidad, o simplemente el sueño de un niño, de una madre o de cualquier hombre sobre la tierra.

Estos son los protagonistas. Eso quisiera, con el concurso responsable de reflexiones, como la suya, amigo lector y de otros que tengan la necesidad real de aportar conocimientos.

Yo sólo soy un periodista, pero reitero la potencialidad comunicacional de los ciudadanos y si me es permitido, todos contarían con un espacio para escribir sus opiniones, con valorada y segura publicación, así como también muchos otros que me han propuesto colaborar a través de sus artículos.

fmayorga

No deje de leer: En Puerto Cabello no habrá prórroga para cancelar impuestos

Opinión

Tregua para parlamentarias

Publicado

on

asedio y desgaste - acn
Compartir

Tregua para parlamentarias: Por Leopoldo Puchi.– La crisis por la que atraviesan varios países del Grupo de Lima modifica el marco internacional de la situación venezolana. En Perú, cabeza del Grupo, ya no está el contrapeso institucional de un poder legislativo. En Ecuador se ha producido un levantamiento social por las medidas acordadas con el Fondo Monetario Internacional. En Estados Unidos, sostén de la iniciativa de Lima, se ha desencadenado una pugna que pudiera conducir a la destitución del Presidente. Y hasta en Honduras, los vínculos de su presidente con el narcotráfico han generado inestabilidad.

Sin embargo, estos acontecimientos no hacen que desaparezca el conflicto que enfrenta a los gobiernos de Estados Unidos y de Venezuela, que obedece a la decisión de Washington de reintegrar a Caracas en su “zona de influencia” geoestratégica. Un hecho que explica la dureza de las medidas de embargo financiero y petrolero que han sido tomadas.

FLORIDA

El instrumento esencial adoptado para lograr el objetivo señalado ha sido el de las sanciones, que pueden durar meses o años, como lo sugirió ex embajador William Brownfield, dentro de la óptica de la llamada “paciencia estratégica”. El manejo puntual de éstas sanciones estará modulado por el proceso electoral estadounidense y las necesidades del marketing político, en particular en lo relativo al electorado de Florida.

El esquema de sanciones está dirigido a presionar el estamento militar venezolano para que acceda a la reinserción de Venezuela en el dispositivo geopolítico occidental y, en consecuencia, produzca un cambio de gobierno, bien sea por medio de un levantamiento militar o por la presión sutil de un golpe palaciego.

PARLAMENTARIAS

En el plano del conflicto interno, las fuerzas políticas de la oposición han estado supeditadas a esta estrategia, que no facilita acuerdos parciales. Estos sectores tienen conciencia de que no disponen de la fortaleza necesaria para obligar a Nicolás Maduro a abandonar la presidencia por otros medios que no sean los institucionales, pero esperan que el conflicto geopolítico haga la tarea.

De manera que no hay seguridad sobre la evolución que tendrán las iniciativas de diálogo, ni sobre el significado del acuerdo aprobado en la Asamblea Nacional para un convenio político. En un principio, se entendió que había una apertura para la organización de las elecciones parlamentarias del año entrante sin prelación del asunto presidencial, pero otras declaraciones hacen pensar que no hay una decisión definitiva sobre el camino a seguir.

Ahora bien, como el esquema de las sanciones puede durar “meses o años”, es razonable pensar que “entretanto” pueda acordarse una tregua interna que conduzca a cambios democráticos, al fortalecimiento institucional y a la mejora de las condiciones de vida de la población por medio de políticas acordadas. Las parlamentarias pudieran ser un primer paso.

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído