Comunicar, denunciar, opinar: No pretendo filosofar, más bien aprender
Connect with us

Opinión

Comunicar, denunciar, opinar

Publicado

on

Compartir
  • 5
    Shares

Comunicar, denunciar, opinar: Por Francisco Mayorga.- No pretendo filosofar, más bien aprender y asimilar ideas nuevas, cuando las haya. En teoría de la comunicación hay muchas tendencias y el “verdadero” periodismo está en permanente evolución, así como la sectorización de la ética y la legislación de prensa.

No calificó ni pretendo enseñar nada, pero el periodismo se ha diversificado de un modo alarmante y  pasmoso, tanto como los canales de difusión, haciendo mucho más fácil comunicar. Todos son potencialmente comunicadores, pero  periodistas en pleno ejercicio de la profesión, muy pocos. Una gran mayoría de estos se han convertido en “escritores” y prefieren que así los llamen,  en lugar de periodistas…

La pluralidad comunicacional requiere de más fuerza, de una mayor  multiplicidad de posiciones, de un mayor número de plumas, por supuesto, sin exclusiones. Comunicar con mayor sustancia, con conocimiento de causa.

Editorializo: Ser periodista no es simplemente una carrera universitaria, es una forma de ver la vida. Es hurgar en las causas de los males y las injusticias de una sociedad cada vez más compleja. Es una fuerza inquietante que impulsa la búsqueda de soluciones. Es un compromiso del que no es fácil escaparse y que hace que los sueños lleguen a materializarse.

¿Pero cómo?, con el cambio lento pero profundo de la mentalidad de los hombres. Con la apertura de posiciones contrarias que develen la verdad de las cosas y con la transparencia de los hechos sin otra intención que la honestidad. La objetividad debe ser uno de nuestros principios básicos.

Pero la función del comunicador social no debe limitarse sólo a la transmisión de información, porque sólo quedaría como un virtual repetidor de los ecos noticiosos. Por el contrario, debe generar a través de su trabajo la confrontación sana y amistosa que tenga como finalidad la solución concreta de los problemas, como por ejemplo, propiciar la movilización de las autoridades competentes para el buen funcionamiento de una escuela o un centro asistencial…

De allí el poder de la denuncia, vehículos del que se valen las comunidades y los más necesitados para intentar poner fin a su drama.

Y es entonces cuando aquel ciudadano crítico y pensante se convierte en un luchador social, en un periodista, desde cualquier plataforma y con la sola idea de cambiar un estado de cosas que perturban el sueño de una comunidad, o simplemente el sueño de un niño, de una madre o de cualquier hombre sobre la tierra.

Estos son los protagonistas. Eso quisiera, con el concurso responsable de reflexiones, como la suya, amigo lector y de otros que tengan la necesidad real de aportar conocimientos.

Yo sólo soy un periodista, pero reitero la potencialidad comunicacional de los ciudadanos y si me es permitido, todos contarían con un espacio para escribir sus opiniones, con valorada y segura publicación, así como también muchos otros que me han propuesto colaborar a través de sus artículos.

fmayorga

No deje de leer: En Puerto Cabello no habrá prórroga para cancelar impuestos

Auto Europe Car Rental

Opinión

«La Imaginación de Laureano Vs la Realidad de Hugo Chávez», por Jesús Santander

Publicado

on

Jesús Santander
Compartir

Visión y Opinión
La Imaginación de Laureano Vs la Realidad de Hugo Chávez

Por: Jesús Santander

El domingo osado un buen amigo me envió un audio del año 2018, en el cual un famosísimo intelectual llamado Laureano, quien en aquél entonces, hablaba de la luz al final del túnel, y que había una confrontación entre los intelectuales (ellos) y la plebe que gobierna a Venezuela, llegando incluso a denominarnos: los violentos o la desgracia, ya que según Laureano, nosotros, -los nadie de Eduardo Galeano-, el desecho del capitalismo, debemos ser extirpados del poder y de la faz de la tierra, para que los intelectuales y las familias de abolengo, rescaten al país.

Ahora bien, yo me he puesto a pensar y a analizar, el porqué esas personas tan inteligentes, los intelectuales, las dinastías (conectadas por sus apellidos desde la Colonia), ¿Por qué?, porque ellos no
siguieron gobernando a Venezuela, ¿por qué salieron del poder en el año 1998?, ¿por qué no han podido ganar elecciones, ¿por qué? ¿Qué sucedió? Y ¿por qué sigue sucediendo?, eso es lo que quiero que analicemos juntos.

Si la cosa estaba tan buena en la cuarta República, si los gobernantes del momento estaban ungidos de la bendición de los intelectuales y las castas familiares, porque entonces, existía 85 por ciento de pobreza extrema, más de 40% de la población era analfabeta, 45% de deserción escolar, o simplemente falta de cupos para estudiar en todos los niveles, acceso limitado para estudiar en las universidades, esos gobiernos, según los eruditos intelectuales, gobernaban mejor que nosotros.

Recordemos que la población en general, la mayoría, los nadie, no tenían derecho a su identidad, muy pocos tenían sus cédulas, otros tenían en su mayoría un certificado, que no servía ni para ejercer el derecho al voto.

En el año 1998 llegó una nueva realidad, irrumpió un personaje diferente, el comandante Hugo Chávez, que años antes, en 1992, realizó un intento de golpe de Estado en contra de un gobernante ungido por esos intelectuales, el fallecido presidente Carlos Andrés Pérez.

Pues años después, gana las elecciones ese comandante, prometiendo la reforma absoluta del Estado venezolano, comenzando por una Constituyente, que dictó una nueva Constitución, y por ende, transformó lo que existía a lo que hoy conocemos como revolución bolivariana.

Luego de escuchar el audio de ese tal Laureano, les confieso que me puse a pensar, estos intelectuales, seres superiores en conocimientos y virtudes según Laureano, a nosotros, no nos han podido ganar elecciones; ¿Por qué no le llegan a las mayorías?, a ese pueblo humilde, que vive y padece diariamente las consecuencias del bloqueo y las sanciones del Imperio norteamericano.

¿Por qué no les hacen cambiar de opinión para que apoyen a los políticos ungidos por ellos, por los inteligentes, por las castas familiares, por los de abolengo, y no logran captar o convencer ni siquiera a los de su clase; y miren que ellos (Los Intelectuales), han tenido sus líderes.

Léase, Henrique Salas, Manuel Rosales, Henrique Capriles, Julio Borges, Henri Falcón, Juan Guaidó, Henry Ramos, y paren ustedes de contar, ¿Por qué los resultados siempre han sido los mismos? Entiéndase las derrotas electorales.

Han intentado en 22 años la vía insurreccional, el magnicidio, golpes de Estado, guarimbas, Las Salidas uno y dos, imposición de gobierno imaginario, sanciones internacionales, bloqueo, saqueos de recursos y empresas de la República.

Así como persecución internacional, incursión de mercenarios, llamados a intervención militar extranjera, pero nunca han logrado cambiar al gobierno, ni mucho menos convencer a las mayorías que les apoyen en sus fallidas empresas.

Volteo a ver hacia la Revolución Bolivariana y veo también a los que pudiesen ser consideraros intelectuales, por ejemplo: Luis Brito García, Roberto Hernández Montoya, Roberto Malaver, Pascualina Cursio, Hermann Escarra, Ernesto Villegas.

Entre otros, que creo no haberlos escuchado haciéndose sentir no como seres superiores a otros, ni mucho menos como tuve la oportunidad de escuchar en el audio al tal Laureano. ¿No crees tú Laureano que esa actitud es la que los aleja de la realidad? Lo dejo para la reflexión.

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Auto Europe Car Rental

Sucesos

Lo más leído