Congreso de Varacruz confunde nombre y nacionalidad del "Gabo" | ACN
Connect with us

Hombre & Mujer

Congreso de Varacruz confunde nombre y nacionalidad del «Gabo»

Publicado

on

"Gabo" confundido - acn
Compartir
  • 8
    Shares

Por error, el Congreso del Estado de Veracruz cambió  la nacionalidad y nombre;  del poeta y escritor colombiano, Gabriel García Márquez;  a quien le atribuyó un origen mexicano y lo renombró Francisco.

Justo hoy 6 de marzo el poeta y uno de los escritores más destacado del boom latinoamericano, cumpliría 92 años. Al estilo de Vicente Fox, el congreso de Veracruz confunde nacionalidad y nombre del escritor Gabriel García Márquez.

En realidad “Gabo” nació un 6 de marzo de 1927 en el municipio de Aracataca en el departamento de Magdalena en Colombia y hoy cumpliría 92 años; falleció el 17 de abril de 2014 en la Ciudad de México.

La publicación hecha en el perfil oficial de Facebook del Legislativo veracruzano emitió una imagen con el nombre de “Francisco García Márquez”, seguido de una leyenda como “escritor mexicano”; la imagen fue eliminada y después se compartió otro gráfico con los datos correctos.

Hoy el servicio de streaming Netflix informó que la familia de García Márquez cedió los derechos de “Cien Años de Soledad”, una de las novelas más emblemáticas del Nobel de Literatura 1982, para la realización de una serie.

El traspié del Congreso veracruzano nos recuerda a las confusiones literarias del ex presidente de México, Vicente Fox, cuando en 2002 cambió por “José” el nombre del escritor argentino Jorge Luis Borges durante el Congreso de la Lengua Española en Madrid; o cuando en 2007 adjudicó la nacionalidad colombiana al escritor peruano Mario Vargas Llosa.

Colaterales:

‘Bienvenido a Macondo’, Netflix anuncia serie sobre ‘cien años de soledad’ de Gabriel García Márquez (video)

ACN/Indigo Staff/portada post ©

No deje de leer: ¡Insólita boda! Chamita se casó con el cadáver de su novio y esto dijo su padre

Hombre & Mujer

Estas son las posturas sexuales que más les gustan a los hombres

Publicado

on

posiciones sexuales hombre - acn
Compartir

Tanto los sexólogos como los psicólogos coinciden en afirmar que las relaciones íntimas mantenidas tanto en la cama como fuera de ella pueden llegar a ser muy beneficiosas. La liberación de serotonina que tiene lugar es un claro ejemplo de las ventajas que obtienen las personas que practican sexo con regularidad.

¿Sabías que los puntos positivos se acentúan en caso de disfrutar de las posturas sexuales favoritas? Así es, puesto que tanto el cuerpo como la mente pasan a gozar más si cabe del placer obtenido mediante las relaciones amorosas.

Si bien es cierto que mujeres y hombres comparten algunas posturas como favoritas, los varones presentan algunas diferencias que vamos a relatar a continuación.

Un 69 para disfrutar de buenos preliminares

Dicen los expertos que los mejores preliminares son aquellos en los que ambos reciben una elevada dosis de placer de forma simultánea. Para tal fin no hay nada mejor que practicar un 69. De todas las posturas previas a la penetración se ha acabado convirtiendo con el paso del tiempo en la preferida de los hombres.

Generalmente la mujer permanece encima de él dedicándose por completo al miembro viril. Para tal fin puede ayudarse de su propia boca, amén de las manos. En este último caso a los varones suele gustarles la introducción de un juguete erótico para recibir si cabe una mayor dosis de estimulación. La elección en este caso está clara: todos se quedan con el Roto Bator disponible en  vivesexshop .

Al mismo tiempo en que él es complacido en su partes más íntimas, procede a practicarle sexo oral a ella. La postura permite que tanto el clítoris como otras partes queden emplazadas a muy poca distancia de su boca. De hecho, colocando un cojín debajo de la cabeza pasa a no requerirse esfuerzo alguno para llegar a la vagina oralmente y acabar dando pie a que ambos se estremezcan por igual.

Sea cual sea el tipo de penetración que desee llevarse a cabo posteriormente es posible preparar el terreno a la perfección. Tanto el pene por parte del género masculino como la vagina e incluso el ano de la fémina pasan a lubricarse debidamente para proseguir con cualquiera de las posturas que serán detalladas en próximas líneas.

El clásico misionero

Anteriormente se ha mencionado que algunas posturas favoritas de los hombres también son las preferidas de las mujeres. El misionero es un claro ejemplo. De hecho, las parejas que destilan romanticismo por todos los poros suelen dar inicio a su actividad íntima, tras los preliminares, con un clásico que nunca se perderá.

Y es que el tradicional misionero da pie a unas sensaciones que no se consiguen con ninguna otra postura. La intimidad es máxima, así como la fusión de ambos cuerpos que permanecen literalmente pegados o a muy poca distancia. Lo que más gusta a los hombres es que, al mismo tiempo en que tiene lugar la penetración, pueden dar y recibir multitud de besos de lo más románticos.

Al abrazarle ella a él también se incrementa la sensación de deseo. A su vez, la chica puede ayudarse de las manos, agarrándole el trasero, para marcar el ritmo con el que desea recibir placer.

Cowgirl: cada vez más demandada por ellos

Tarde o temprano llega el momento en que el varón le pide a la fémina que se ponga ella encima. Es entonces cuando da comienzo la postura cowgirl, también conocida como ‘La vaquera’.

Consiste en que la chica se sienta literalmente encima del miembro viril y toma las riendas de la situación. En efecto, se trata de una posición en la que ella domina totalmente, siendo él un sumiso que estará a merced de lo que la chica demande en cada momento. ¿La mujer prefiere un ritmo pausado? ¿Va a llegar al clímax y prefiere acelerar? En cualquier caso va marcando los tempos, mientras que él se deja hacer.

Varios aspectos llevan a esta postura a ser otra de las preferidas por los hombres: deleitarse visual y físicamente con los movimientos de los pechos de su querida chica, posibilidad de que ésta se gire de espaldas para admirar la belleza de su trasero e incluso estimularlo con los dedos conforme tiene lugar la penetración vaginal, etcétera.

Perrito: dominación en estado puro

Si en la anterior postura es ella la que domina, ahora le toca a él con una de las posturas favoritas, sobre todo para llegar al clímax. Y es que agarrando de la cintura a la fémina en perrito, es decir, a cuatro patas, se puede llevar un buen ritmo para obtener un orgasmo inigualable.

No solo él goza al máximo dominando a la chica en esta posición, sino que ella también lo hace. Simultáneamente a la penetración puede llevarse la mano al clítoris para estimularse a un ritmo creciente, dando pie a que sea posible llegar al éxtasis a la vez y fundirse en un abrazo final reconfortante a la par que gratificante.

No dejes de leer:  Práctica de sexo oral alarma a científicos

Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído