Conindustria rechazó la aplicación de nuevos tributos a empresarios
Connect with us

Economía

Directivos de Conindustria rechazaron la aplicación de nuevos tributos

Publicado

on

conindustria- acn
Foto: Referencial.
Compartir

Directivos de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) publicó este martes un comunicado; donde expresaron el rechazo en relación a la aplicación de nuevos tributos.

En este sentido, alegaron que esta nueva acción atenta en mayor escala contra la producción, la libertad empresarial y el emprendimiento.

Por otra parte, los representantes de Conindustria sostuvieron, que estos nuevos tributos aprobados por la ANC; sienta las bases para que la anarquía y la apetencia fiscal sigan socavando el futuro de la manufactura nacional.

Conindustria rechazó los nuevos tributos

Comunicado oficial

La Confederación Venezolana de Industriales –Conindustria– manifiesta su profunda preocupación y, en tal sentido, alerta responsablemente al país; sobre la promulgación y ejecución de un importante número de leyes de contenido tributario, que atentan aún más contra la producción; la libertad empresarial y el emprendimiento, sentando las bases para que la anarquía y la apetencia fiscal; continúen horadando el futuro de la manufactura nacional.

La actual carga fiscal, recae injustamente en las empresas cuya actividad habitual está formalizada; debidamente registrada y en contacto con las administraciones tributarias.

La promulgación y aplicación de tales mecanismos, no hacen sino incrementar la mortandad empresarial; evidenciada en las zonas industriales de la geografía nacional y local.

Con relación a la legalidad, la tributación debe ajustarse a la distribución armonizada que describe la Constitución; evitando que los entes públicos territoriales invadan competencias, extralimiten su autonomía con el establecimiento de tributos; o impongan deberes de colaboración o expresiones de responsabilidad (agentes de percepción o retención; que no se corresponden con la esencia de los impuestos constitucionalmente aceptados).

Aunado a esto, podemos afirmar que:

1) El proceso acusado de voracidad fiscal, al cual se han referido la Cámara de Caracas y Fedecámaras; en comunicados de fechas 29 y 31 de julio pasado, respectivamente, y cuyos contenidos suscribimos en su totalidad; conlleva a una creciente informalidad que contribuye con la evasión fiscal y la presencia en el mercado de productos; sin los debidos controles sanitarios y de calidad, lo que implica riesgos para el consumidor.

2) Ese conjunto de decisiones, así como la ausencia de política tributaria en los términos constitucionales vigentes; lejos de favorecer al mejor desempeño de la manufactura, conducen a su desaparición.

A lo largo de los últimos años, ha habido una caída importante del índice de volumen de producción, el cual refleja -82.3% (según cifras del BCV); así como el descenso en sus niveles de operatividad, que se ubican en un 18% (Encuesta de Coyuntura Industrial 1er. Trimestre 2019).

Aún cuando las empresas estuviesen operando al 100% de su capacidad, estos tributos siguen siendo confiscatorios y abusivos; afectando, indefectiblemente, no solo a los empresarios sino a los consumidores.

Impacto en el flujo de caja

3) Además estas medidas impactan aún más el flujo de caja de las empresas, condenándolas a un cierre técnico en menor tiempo del que reflejan nuestros estudios (un 53% señala que permanecerá entre 6 a 12 meses).

Ello dejaría sin una de las principales fuentes de generación de empleo productivo a cientos de miles de ciudadanos.

De lo que se requiere es de mayor trabajo, disciplina, coherencia entre los hechos y la legislación, esfuerzo y compromiso; para afrontar entre todos los actores la reconstrucción de Venezuela, a través del rescate de la industria nacional.

Es imperativo ser más eficientes, manejar con racionalidad el gasto público e incentivar el libre emprendimiento a través de medidas que; en lugar de espantar la inversión nacional y foránea animen al establecimiento de nuevas fuentes de empleo para el venezolano.

Por eso, en Conindustria seguimos apostando a un verdadero y profundo cambio de políticas; que nos coloquen en el camino de la recuperación de nuestro aparato productivo.

ACN/Nota de prensa/Foto: Referencial

Lee también:  Desde la UC piden incorporación del bono de emergencia al vacacional(Opens in a new browser tab)

Auto Europe Car Rental

Economía

Establecidos bachaqueo y mercado negro con gasolina importada

Publicado

on

Compartir

Mercado negro de gasolina y bachaqueo a la otrden del día

Con la importación de combustible Iraní, el bachaqueo y el mercado negro de gasolina establecidos;  se afianzaron por un tiempo, por las señales de que el Estado (dueño del negocio petrolero) ya no tiene capacidad de producirlo ni dinero suficiente para importarlo en bases continúas.

El presidente Nicolás Maduro anunció que la gasolina proveniente de Irán;  fue pagada en dólares y por tal motivo “debemos cobrarla”.

Los bancos y comercios amanecieron en la onda de la flexibilización de la cuarentena, mientras el régimen trabaja en el nuevo esquema de comercialización del combustible.   Es el momento para que se produzca la privatización parcial de algunos segmentos del negocio; dijeron analistas de mercado, pero otros dudan de que el presidente Nicolás Maduro cambie el actual esquema de trabajo.

En Venezuela ha surgido toda suerte de especulaciones en relación con el precio;  que tendrá el litro de gasolina en el contexto de “nueva normalidad” que se avecina;  a propósito de la flexibilización de la cuarentena.  La reapertura de la economía nacional será progresiva y controlada, según lo anunció Nicolás Maduro.

Lo que hasta hace algunos años era un tema prohibido, se terminó de confirmar el 27 de mayo;  el precio del combustible va a subir. El país ahora no genera, sino que importa la gasolina;  por lo que los venezolanos tendrán que pagar por un producto que durante décadas fue prácticamente regalado.

Alza del combustibl sin tapujos

Maduro anunció que la gasolina proveniente de Irán;  fue pagada en dólares y, por tal motivo “debemos cobrarla”.

El dirigente agregó que, para determinar el nuevo precio de venta de la gasolina en el país;  se realizará una consulta que se está evaluando con un “equipo capacitado” ; para avanzar en el denominado “plan de normalización y regularización del suministro” del combustible.

Uno de los paradigmas de la revolución, el subsidio al costo de la gasolina;  se derrumbó en estos meses de pandemia. La escasez del producto generó un floreciente mercado negro;  en donde el esquema de precios lo fija el criterio del proveedor: 1.5, 2, 3 y hasta 4 dólares por cada litro.

Desde la cúpula gobernante se prepara un plan de distribución de combustible;  que se impondrá en un país diezmado por la crisis económica y por la paralización de la economía.  Voceros del régimen comentan que habrá un sistema de subsidio al transporte público;  trabajadores al servicio del Estado, cuerpos policiales y sanitarios y a sectores sociales de escasos recursos.

A menos de media máquina. De las 1.670 estaciones de servicio que tiene el país están operativas menos de 300.

Antero Alvarado, director de la empresa Gas Energy Latin America;  ha afirmado que el mercado interno de combustible ha tenido un disminución importante en los últimos años;  del consumo de 320.000 en 2012 pasó a menos de 160.000 antes de la pandemia.

Las refinerías de Amuay, Cardón y El Palito dejaron de producir hidrocarburos debido a las precarias condiciones de trabajo y de mantenimiento de las unidades.

Buque iraní Fortune en costas venezolanas. Foto: AFP

Según Alvarado, el complejo refinador nacional apenas produce 20% de lo que se necesita en el país “Y el gobierno no ha sido constante en su esquema de importaciones. Un mes traen 220.000 barriles, el otro 70.000. Uno sube, otro baja”.

Añade que este es el momento para permitir la privatización del sector productor y distribuidor de combustible “incluso las estaciones de servicio que hoy están abandonadas pueden pasar de manos estatales a empresas que las recuperen y las hagan rentables”.

Rompiendo esquemas y paradigmas revolucionarios

En el sector empresarial y profesional se hacen los cálculos de cuánto puede costar el litro de gasolina en la “nueva normalidad” si persisten las fallas y la poca producción en el sistema refinador nacional y si continúan las importaciones.

El ingeniero Emilio Herrera fue gerente de Centro Refinador Paraguaná (CRP) ubicado en el estado Falcón y conoce el negocio de los derivados del petróleo a fondo.

En una conversación  aseguró que si el régimen de Nicolás Maduro sigue importando gasolina desde Irán, tiene que haber una sinceración de los precios del combustible.

Una cosa es producir en el país y otra es importar. El galón de combustible comprado al antiguo imperio persa debería colocarse con un 20 o 25% por encima de los precios internacionales del combustible si el gobierno no quiere seguir perdiendo dinero y no puede correr el riesgo de arruinar al país. Estamos a la expectativa de cuánto puede costar el litro de gasolina bajo ese escenario; lo que se diga es especulación”, aseguró.

−¿Una norma de la revolución, el no aumentar el precio de la gasolina para evitar una explosión social como la del Caracazo de 1989, se derrumba entonces con Maduro?

−A Maduro lo pueden acusar de traicionar los preceptos de Hugo Chávez, que siempre defendió que ninguna parte del sector petrolero podía estar en manos de privados ajenos a la República.

− ¿Es factible que se privatice y se permita la participación de capitales foráneos en las cadenas de valor del negocio del combustible?

−El régimen de Nicolás Maduro se encargó de informar a los cuatro puntos cardinales que ningún elemento del negocio petrolero puede ser sometido a una condición en el que la República pierda manejo y control del crudo. Eso está instituido en la Ley de Hidrocarburos de la República que data de la presidencia de Hugo Chávez. Además, el texto constitucional prohíbe que elemento extranjero alguno tenga control sobre el bien sagrado de la república como es el negocio petróleo. Para que ellos den ese paso, será una condición sine qua non que modifiquen la Constitución.

Se profundizará el bachaqueo y el mrcado negro del crudo

El economista Benjamín Tripier considera que el Estado venezolano tiene control y participación de todos y cada uno de los segmentos del negocio petrolero. “Difícilmente se desprenderá del control de algunos de los eslabones de la cadena”.

Estación de servicio en Venezuela en 2019. Foto: Cordon Press

En una conferencia vía Zoom, el también analista de entorno comentó que “el bachaqueo y el mercado negro de gasolina llegaron para quedarse por un tiempo, por las señales de que el Estado –dueño del negocio petrolero– ya no tiene capacidad de producirlo ni dinero suficiente para importarlo en bases continúas. Los barcos iraníes son solo un paliativo transitorio, con bajo impacto en la demanda, pues se anticipa que se destinarán solo a los mercados de privilegio como viene ocurriendo últimamente; y la posibilidad de reactivación de las refinerías… bueno, habría que esperar para verlo, pues no genera credibilidad”.

Consideró que cualquier tipo de gasolina que entre al país, por vías legales o de contrabando, “recibirá la presión de los compradores de oportunidad, los cuales la guardarán para revenderla un corto tiempo después, cuando nuevamente vuelva a desaparecer”.

Estimó Tripier que “hasta que no haya una nueva expectativa de normalización –que podría estar en el manejo privado del negocio– la transaccionalidad se canalizará hacia los ‘caminos verdes’. Y del precio mejor no hablemos, pues será muy alto al principio y se estabilizará después”.

En todo caso, hay que esperar los anuncios oficiales en materia de aumento del precio del combustible y de la nueva política energética del régimen de Maduro.

ACN/Reuters/AFP/FM/El Diario/Elizabeth Ostos/Irelis Durand/José Silva

No deje de leer:

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Auto Europe Car Rental

Sucesos

Lo más leído