Copa Libertadores: 58 pequeñas grandes historias (Serie Previa 1) - ACN
Connect with us

Deportes

Copa Libertadores: 58 pequeñas grandes historias (Serie Previa 1)

Publicado

on

La ansiada Copa deje historias por doquier.
Compartir
  • 1
    Compartir

Copa Libertadores: 58 pequeñas grandes historias. Son trabajos publicados por la agencia Efe, previa a la final que este sábado disputarán el partido de vuelta entre River Plate y Boca Juniors.

1. NO NECESITABA VAR, CON PRADDAUDE NO HABÍA DUDAS

Unos 50.000 hinchas, 11 titulares, los reservas y la comisión técnica de un Palmeiras enloquecido por aquel remate a puerta del uruguayo José Sasías querían comerse vivo al árbitro argentino José Praddaude en el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores de 1961 jugado el 11 de junio en el estado Pacaembú.

No había VAR ni indicios de que alguien lo inventaría, pero para el árbitro resultó claro a simple vista que el brutal remate del ariete visitante entró en la portería y no se anidó en el fondo porque rompió las redes.

Este 1-1, 9 días después del triunfo por 1-0 del Peñarol en Montevideo coronaba a los uruguayos.

Y ante los airados reclamos que ponían en duda la autenticidad del gol, el hombre encargado de impartir justicia ese día selló con tono firme su juicio: «Gol, no. ¡Golazo!». Caso juzgado.

2. Y ESE DÍA LLEGÓ EL PRIMER AUTOGOL

Tarde de domingo, de aquellas que ya no ve la Copa Libertadores.

Era el 5 de julio de 1960 y en el estadio asunceno Manuel Ferreira 35.000 seguidores del Olimpia se citaron para apoyar la clasificación a la final a expensas del Millonarios colombiano. Fue más fácil de lo esperado.

Pero el 5-1 dejó un detalle inédito, sorprendente entonces: el defensor visitante Delio Noriega introdujo el balón en su portería cuando buscaba alejarlo del peligro.

El primer autogol de la Libertadores, el primer villano.

3. HEMORRAGIA DE GOLES

El 22 de febrero de 1962 Enrique Raymondi salió molesto del estadio Modelo de Guayaquil, pese a los 5 goles marcados con el Emelec a los chilenos de la Universidad Católica.

«Marqué seis goles, pero el árbitro me anuló el último», dijo tras el triunfo por 7-2 ‘el Maestrico’, quien veía el fútbol como un juego «muy serio».

Por culpa de ese árbitro, Raymondi tuvo que compartir el récord de póquer de goles marcados en un solo partido con su compatriota Alberto Spencer, el brasileño Fernando Baiano y los argentinos Raúl Castronovo y Alfredo Moreno.

4. EL HERMANO QUE SE FUE PARA NO VOLVER

Claudio y Juan Vicente jugaban en Olimpia para orgullo de la familia Lezcano. Pero en aquel partido de ida de la final de la Libertadores de 1960 en Montevideo la expulsión de Juan Vicente dejó sin seguridad al equipo paraguayo.

Lo sintió su hermano, el creativo Claudio, y lo sufrió el equipo, que enseguida perdió por 1-0. En la vuelta Peñarol se coronó con un empate 1-1.

Más que la expulsión del mediocentro o la pérdida del título dolió más a los paraguayos ver a Juan Vicente emigrar al Peñarol. Allí jugó cinco ediciones más de la Copa y alzó la de 1966.

5. FELIZ, PESE A LA HUMILLACIÓN

«Compadre, ¡hoy te van a alcanzar!», le dijo el boliviano Milton Melgar a su compatriota Juan Carlos Sánchez. Ambos veían frente a un televisor cómo Boca Juniors infligía el 22 de marzo de 2000 un 6-1 al Blooming con 5 goles de Alfredo David Moreno a falta de 10 minutos para el fin.

Quince años y quince días antes, el 7 de marzo de 1985, el mismo Juan Carlos Sánchez aportó a su Blooming seis de los ocho goles con los que humillaron al Deportivo Italia venezolano.

Con cierto rubor, Sánchez admitió después que sintió felicidad porque el ariete argentino no tuvo tiempo para marcar otro.

6. LA ALTITUD, MÁS QUE UNA RULETA RUSA, UN TOBOGÁN BOLIVIANO

El Atlético Paranaense no se intimidó en los 3.640 metros de altitud de La Paz. Es más, fue temerario en el primer tiempo del partido contra el Bolívar jugado el 12 de marzo de 2002.

Los locales se fueron adelante, pero al descanso los brasileños marcharon al vestuario con un escandaloso triunfo por 1-5 ante la sorpresa de los 7.000 hinchas.

Bien pudo el árbitro haber acabado el partido en ese momento. No se sabe cuántas personas quedaban en las tribunas, ni se sabe si permanecieron por fe. Lo cierto es que el equipo los premió con un empate final 5-5.

7. ¿ITALIA EN LA LIBERTADORES?

Los venezolanos deben la gesta al lateral brasileño Zequinha.

Pero también deben a Italia, al Deportivo Italia, la primera victoria a domicilio de un equipo llanero en la historia de la Libertadores.

La víctima fue el Barcelona, el ecuatoriano, el 3 de marzo de 1964 en el estado Modelo de Guayaquil.

Unos 40.000 hinchas vieron la gesta de un equipo que ya no está, pero que 6 años y 10 meses después repitió la hazaña al doblegar con idéntico 0-1 al campeón brasileño Fluminense del seleccionador campeón del mundo Mario Zagallo en pleno estadio Maracaná.

La hazaña no solo fue de Uruguay, Italia también asestó un ‘Maracanazo’.

8. MIRKO JOZIC, EL INFILTRADO

Su talento no estaba con el balón en los pies, pero los planteamientos tácticos que dibujaba en la pizarra y transmitía a sus jugadores resultaron revolucionarios, al menos en aquel 1991 que consagró a Colo Colo como el único equipo chileno campeón de la Libertadores.

Entre técnicos de Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay que han conquistado el título, el croata Mirko Jozic sigue siendo el único extranjero que ha levantado la codiciada copa.

9. CATORCE GOLPES Y NO DEJÓ DE LEVANTARSE

Por jugar en el Everest podía pensarse que estaba más cerca de las estrellas. Pero en la Libertadores de 1963 fue un jugador estrellado por culpa de la inspiración del Peñarol que no parecía tener techo.

Hugo Mejía, guardameta del Everest ecuatoriano, nada pudo hacer para impedir en el estadio Modelo la goleada de su equipo por 0-5 el 3 de junio.

Un mes después, otra fecha que debía llevarse al olvido. En el partido de vuelta, el 7 de julio, el Peñarol no tuvo rubor ni piedad para imponerse en Montevideo por un escandaloso 9-0.

En 180 minutos de juego, 14 veces tuvo que ir Mejía hasta el fondo de su portería para sacar el balón.

10. EL GOL MUDO

Desde la cancha se apreciaba la majestad de aquel escenario construido para 76.000 espectadores. Pero el 21 de mayo de 1985 apenas 200 personas se instalaron en los graderíos del estadio Centenario para ver un partido sin sentido o motivación.

El Bella Vista uruguayo y el Magallanes chileno ya estaban eliminados por sus rivales de grupo, Peñarol y Colo Colo. Y el fútbol a veces paga mal a sus fieles.

El ariete Luis Pérez anotó para los visitantes y al no tener audiencia en su celebración, tuvo que ahorrarse el grito. El uruguayo presume de ser el autor del primer gol mudo.

11. PARA ACABAR PELEAS, NADA MEJOR QUE UN MORDISCO EN LA NALGA

Todo gesto de animosidad entre los jugadores de Colo Colo y Boca Juniors se disipó como con un pase de magia cuando el guardameta argentino Carlos Fernando Navarro Montoya recibió el mordisco en la nalga izquierda.

Los puños y patadas que iban y venían terminaron en la cancha del estadio Monumental de Santiago cuando apareció en escena Ron, un pastor alemán del Cuerpo de Carabineros.

Las crónicas de la noche del 22 de mayo de 1991 aseguran que el mordisco fue moderado. Sin jugar al fútbol, Ron se erigió en Chile como una suerte de ‘Pacificador’. Boca regresó a casa eliminado, Colo Colo avanzó a la final y luego conquistó el título.

Libertadores

Carlos Fernando Navarro Montoya hasta recibió un mordisco. (Foto: EFE)

12. NO ESPEREN MEDIDAS DE REINA, PERO SÍ UN PESO DE GLORIA

Ni de lejos tiene el patrón ideal de belleza resumido en 90-60-90. A lo sumo un 96-12-20 que preocuparía muchísimo a los expertos en belleza de no ser porque en realidad son las características de la copa que se llevará el ganador de la edición 58: 96 centímetros desde la base a la cabeza del futbolista, 12 kilos y 20 gramos de peso de una mezcla de plata y madera.

13. UN DELEITE Y UN PROBLEMA LLAMADO PELÉ

La Libertadores brilló como nunca con un brasileño que tenía una magia que hizo que mucha gente a la que no le gustaba el fútbol lo siguiera por él.

‘O Rei’ Pelé fue campeón en 1962 y 1963 y jugó también en 1965. Marcó 17 dianas en 15 partidos. Siempre con el Santos. Y aunque era admirado, también era muy temido.

Sus rivales decían que lo mejor era no tocarlo porque «era bravísimo», como lo afirmó el delantero del Peñarol José ‘Pepe’ Sasía.

«Era el mejor. Pero si reaccionaba era capaz de romperte una pierna. Maradona no fue tan guapo como Pelé. Con Pelé sí había problemas».

Libertadores

El doblete del «O’rei» Pelé. (Foto: EFE)

14. DOS AÑOS SIN COLOMBIANOS

Ni Millonarios, campeón en 1964, ni el Deportivo Cali, titular de 1965, pudieron jugar las Libertadores de 1965 y 1966 porque la Dimayor, rector del fútbol profesional colombiano, mantenía diferencias con la Adefútbol, que tenía la afiliación a la FIFA y a la Conmebol.

Por ello, la Dimayor propició la creación de la Fedefútbol en Cúcuta en 1964. Esto profundizó el conflicto con la Adefútbol, cuya sede estaba en Barranquilla. Por lo que la FIFA suspendió al fútbol colombiano de los torneos internacionales.

15. ¡ESTUDIANTES DE AMÉRICA!

Estudiantes de La Plata, que no estaba entre los grandes de Argentina, llegó a la Libertadores en 1968 y subió a la cima de América y del mundo.

Los Pincharratas dejaron en el camino al Racing, último campeón; al bicampeón Independiente y a Palmeiras en tres finales para ganar el trofeo en el estadio Centenario de Montevideo que albergó su primera final del torneo.

De la mano de Osvaldo Zubeldía, precursor del entrenamiento diario y el doble turno, que potenció a sus jugadores para un rendimiento máximo y con el inspirado Juan Ramón ‘la Bruja’ Verón, que en 1968 anotó en las tres finales ante el cuadro brasileño.

Estudiantes celebró también en 1969 y 1970 para convertirse en el primer tricampeón del torneo y fue finalista en 1971, en donde cayó ante el Nacional uruguayo, en la primera final repetida, pues se enfrentaron en la de 1969.

16. UNA BRUJA QUE ENCANTA Y JUEGA

Llegó a ser para Estudiantes tanto o más importante que Pelé para el Santos. Juan Ramón ‘la Bruja’ Verón jugaba de ‘wing’ izquierdo y en la Libertadores anotó 13 goles. Zubeldía reconoció tener una debilidad por él debido a su genialidad.

Marcó también el tanto de cabeza en Old Trafford ante el Manchester United para darle a su equipo la Copa Intercontinental en 1968.

Hasta un coro le sacaron en La Plata: «¡Si ve una bruja montada en una escoba, ese es Verón, Verón, Verón que está de moda!».

Treinta años después, en 2009, su hijo Juan Sebastián, ‘la Brujita’, también fue figura de Estudiantes y campeón de la Libertadores.

Libertadores

Juan Sebastián Verón, «La Bruja» emuló a su padre al alzar la Copa. (Foto: EFE)

17. ONCE GOLES CONVIRTIERON A UN PORTERO EN MÚSICO

En el grupo 2 de la edición de 1970 en el estadio Centenario se dio la mayor goleada del torneo: Peñarol 11 – Valencia 2. Pero antes el Valencia, subcampeón venezolano,

había caído por 1-0 frente al Nacional uruguayo tras la expulsión de su arquero Omar Colmenares. Tres días después, en una noche lluviosa, jugó contra Peñarol.

Por el suspendido Colmenares, la portería la tomó el lesionado Darío Castillo, que no tenía sustituto. El ecuatoriano Alberto Spencer anotó el primero a los 30 segundos y volvió a marcar minutos después.

Por partida doble también lo hicieron Julio Losada, Nilo Acuña, Ermindo Onega y Pedro Rocha, más uno de Waldemar Cáceres. Por esos 11 goles Darío se fue con sus guantes a otra parte, dejó el fútbol y se dedicó a la música.

18. LA BATALLA DE LOS 19 EXPULSADOS

Un 17 de marzo de 1971 ocurrió uno de los mayores escándalos de la Copa. La Bombonera fue testigo de la batalla campal protagonizada por Boca Juniors, que quedaba eliminado al empatar 2-2 con Sporting Cristal, tras ir arriba por 0-2.

El Xeneize debía ganar para avanzar a las semifinales ante un rival sin opciones. Pero a un minuto del final la cancha se transformó en un cuadrilátero por una falta del boquense Rubén Suñé a Alfredo Quesada. La gresca dejó 19 expulsados: 10 de Sporting y 9 de Boca. Y todos a la Comisaría 24 de Buenos Aires, en la que después compartieron pizzas.

La Conmebol declaró a Boca perdedor del encuentro y la Bombonera fue suspendida. Boca no aceptó esta sanción y no se presentó a los dos partidos restantes. A ‘semis’ avanzó sin jugar el Universitario peruano.

19. EL SACERDOTE ESPAÑOL QUE LE HIZO UN GOL AL CAMPEÓN

«¡Benditos sean los botines del padre Bazurko!», gritaban en las calles de Guayaquil la noche del 29 de abril de 1971 cuando el sacerdote y futbolista español Juan Manuel Bazurko hizo el milagro en semifinales y metió un derechazo en el minuto 17 con el que el Barcelona derrotó por 0-1 al campeón Estudiantes en La Plata, tras pase al área de Alberto Spencer.

Tan solo 8 partidos jugó con el Barcelona y anotó dos goles. Uno recordado para siempre, ese ante Estudiantes.

Después volvió a San Camilo, un pequeño pueblo en Quevedo al que lo había enviado la iglesia católica que le dio una licencia para mudarse a Guayaquil y fichar por el Barcelona, al que llegó vestido con su sotana.

Pese a su obra futbolística, el vasco de 25 años retornó ese mismo año al Liga de Portoviejo, equipo donde fue descubierto, y colgó los botines para retornar a España, dejar el sacerdocio, formar una familia y dedicarse a la docencia.

20. MASCHIO GANÓ LA COPA CON DOS CLUBES RIVALES

Humberto Maschio puede sacar pecho y decir que es el primero que ganó la Copa Libertadores como futbolista y como entrenador.

Destacó en Racing Club como volante ofensivo y con La Academia alcanzó la Libertadores en 1967.

Luego se formó como entrenador y, aunque también dirigió a Racing, desde el banquillo fue el artífice de la Libertadores de 1973 que obtuvo Independiente. Genio y figura de los dos clubes de su ciudad natal, Avellaneda.

21. EDICIÓN REPLETA DE ESTRELLAS

La edición de 1974, que ganó por quinta vez el Independiente, es recordada como una de las que más reunió estrellas en el campo. El campeón tuvo a Daniel Bertoni y Ricardo Bochini, quien vistió solo una camiseta en 20 temporadas, la del Rojo de Avellaneda.

Sao Paulo tuvo a Rocha y Chicao. Mario Alberto Kempes, con Rosario Central, se enfrentó con René Houseman, Miguel Brindisi y Carlos Babington, de Huracán.

Destacaron Fernando Morena en Peñarol, Willington Ortiz en Millonarios y Héctor Bailetti en Defensor Lima. También la disputaron Luis Cubilla (Nacional), Ever Almeida (Olimpia), Teófilo Campaz (Atlético Nacional) y Dudú (Palmeiras).

Libertadores

Marío Alberto Kempes, «El Matador». (Foto: EFE)

22. EL ‘CHICO’ EN EL QUE DEBUTÓ TABÁREZ

El Montevideo Wanderers se convirtió en el primer equipo ‘chico’ de Uruguay que compitió en la Copa en 1975, pues durante quince ediciones consecutivas lo hicieron Peñarol y Nacional.

Y en ese club debutó en el torneo un hombre que ha marcado a los uruguayos y a la Celeste: Oscar Washington Tabárez, ‘el Maestro’, quien jugaba como zaguero.

Otro hito del Wanderers estuvo a cargo del arquero argentino Miguel Ángel Ortiz, quien fue el primer portero en patear un penalti en la Libertadores y en hacer un gol. El 5 de abril de 1975 le anotó por esa vía al peruano Unión Huaral en el empate 2-2.

23. EN MEMORIA A BATATA

Brasil volvió a ser campeón de la Copa Libertadores en 1976 con Cruzeiro, un equipo demoledor en ataque que marcó 46 goles, liderado por Jairzinho, el artillero del Mundial de México’70, y por su capitán Wilson Piazza, otro campeón del mundo.

También en el ataque estaba Roberto Batata, quien tras regresar de Perú, donde anotó un gol ante Alianza Lima, perdió la vida en un accidente de tránsito el 14 de mayo.

Esto unió más al equipo que le dedicó el título tras vencer por 3-2 a River Plate en el desempate en el estadio Nacional de Chile. Cruzeiro, además, fue el primer equipo que llegó como subcampeón al torneo que conquistó el trofeo.

24. BOCA GANÓ LA PRIMERA DEFINICIÓN POR PENALTIS

Boca Juniors se impuso en 1977 en la primera definición por penaltis en una final del torneo ante el Cruzeiro.

Ambos habían ganado como local por 1-0 y al igualar sin goles en el desempate en el Centenario de Montevideo se llegó a los lanzamientos desde el punto penal en la que celebró su primera Copa el Xeneize, cuando Hugo ‘el Loco’ Gatti atajó el quinto a Vanderlei.

Los boquenses fijaron en esa edición la marca histórica de menos tantos en contra al encajar solo tres goles.

ACN/MAS/EFE

No deje de leer: ¡Mejor de Chile! Eduard Bello electo Deportista Extranjero del Año

 

Auto Europe Car Rental

Deportes

Barcelona se mete en cuartos de la Champions: enfrentará al Bayern de Múnich

Publicado

on

Barcelona en cuartos de la Champions
Compartir

El Barcelona pasa a cuartos de final de la Champions, pues se clasificó este sábado para los cuartos de final de la Liga de Campeones venciendo 3-1 al Nápoles en la vuelta de octavos de la máxima competición continental de clubes.

El francés Clément Lenglet abrió el marcador (10), Leo Messi amplió (23) y Luis Suárez marcó de penal (45+1) el tercero; antes de que Lorenzo Insigne recortara distancias también de penal (45+5).

Barcelona en cuartos de la Champions

El Barcelona, que ganó por 4-2 en el global de la eliminatoria; se enfrentará en los cuartos de final al complicado Bayern de Múnich.



Tras una temporada difícil, el Barça consigue meterse en la ‘Final 8’ de Lisboa en busca de un éxito en la Champions; que le permita salvar la campaña después de perder la Liga a manos del Real Madrid.

La victoria da tranquilidad a un equipo y a un técnico, Quique Setién, que llegaban sacudidos por su final de temporada; que había llevado a Messi a levantar la voz pidiendo un cambio para afrontar la fase final de la Champions.

 Lenglet da tranquilidad 

El equipo azulgrana saltó a un Camp Nou vacío por las medidas contra el coronavirus con la pequeña ventaja del 1-1 logrado en la ida; sin embargo sufrió durante los primeros diez minutos.

El Nápoles presionaba arriba y quitaba el balón unos barcelonistas; que veía como en el minuto 2 Dries Mertens estrellaba un balón en el palo.

Con el Barça pasándolo mal, Lenglet marcó en un remate de cabeza a saque de córner; (10) para adelantar a su equipo y darle tranquilidad.

El tanto obligó al Nápoles a arriesgar más y abrir unos espacios; que empezó a aprovechar el equipo azulgrana con unas afiladas entradas por las bandas.

Desde la derecha se internó Messi; entre tres rivales para acabar poniendo un balón cruzado y hacer el 2-0 (23).

El argentino marcaba un tercer tanto poco después anulado tras revisión por el videoarbitraje (30); antes de dar el susto de la noche.

El capitán barcelonista recibió un duro golpe por detrás de Kalidou Koulibaly; que lo dejó tendido varios minutos en el campo, mientras le atendían la parte posterior de tobillo.



Messi acabó por levantarse al cabo de cinco minutos y la acción se saldó con un penal; que transformó el delantero uruguayo Luis Suárez (45+1).

 Insigne da esperanzas 

Con 3-0 en el marcador, el partido se ponía muy de cara al Barça, pero antes del descanso; el Nápoles lograba hacer renacer sus esperanzas.

Iván Rakitic derribó a Mertens en el área concediendo un penal que transformó Insigne (45+5); que fue duda hasta el último momento para el partido, aunque finalmente pudo ser de la partida.

ACN/Panorama

No dejes de leer: ¡Champions! City elimina a Madrid y Juventus gana pero no le alcanza

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Auto Europe Car Rental

Sucesos

Lo más leído