Coronavirus y conspiraciones - ACN
Connect with us

Opinión

Coronavirus y conspiraciones

Publicado

on

farsantes - acn
Foto: fuentes.
Compartir

Coronavirus y Conspiraciones: Por Luis Fuenmayor Toro.- Las enfermedades, epidemias, afectan peligrosamente a los seres humanos, y desencadenan de manera importante matrices de opinión y elucubraciones diversas. Ante la ocurrencia de hechos anormales y graves, la gente hace usualmente conjeturas que tratan de explicar sus orígenes, causas y desarrollos futuros.

En este cotidiano proceso tienen mucha influencia el nivel de conocimientos y la cultura general de las personas, su educación formal, su práctica laboral o profesional, pero también sus creencias, supersticiones y afectos y las posiciones ideológicas y políticas que se defiendan. Ni que hablar del papel de los medios de comunicación, la Internet incluida, en la transmisión de informaciones ciertas o falsificaciones desinformativas y la manipulación de voluntades, con propósitos que van desde los económico-mercantiles hasta los políticos nacionales y mundiales. Se trata de una pléyade de factores que terminan en el establecimiento de matrices generales de opinión.

Las enfermedades y las epidemias, por afectar peligrosamente a los seres humanos, son un desencadenante importante de opiniones y elucubraciones diversas. La actual pandemia por el SARS-CoV-2, no sólo no es una excepción a la regla sino que ha sido el caso más brutal que se haya visto, en relación con su gigantesca difusión informativa mundial y nacional desde sus mismos inicios en enero de este año, lo cual es un hecho que tiene que llamar la atención independientemente de que no se tenga completa ni certera explicación del mismo. Por esta razón es que luce ridícula o motivada por otras causas, la acusación de Donald Trump contra la Organización Mundial de la Salud; de que retuvo información inicial importante para el enfrentamiento de la pandemia.

Hay cuatro elucubraciones principales en relación a la existencia de conspiraciones mundiales detrás de la epidemia por el coronavirus. Ninguna tiene base científica, ni puede ser soportada en pruebas de ningún tipo. Es más, circulan como el viento en el mundo entero aun en contra de resultados, más que confirmados, de distintas investigaciones científicas realizadas en diferentes países. En el caso de Venezuela; me atrevo a afirmar que este fenómeno es incluso más intenso que en otras partes, pues se ha insertado en la confrontación política de las últimas dos décadas. Y no es sólo la gente común la que cree este tipo de fantasías, intelectuales y profesionales, muchas veces con excelente formación; nos sorprenden con gran frecuencia con una vehemente defensa de alguna de estas creaciones, cuyo origen no es tan inocente como se pudiera pensar.

Una primera elucubración, muy frecuente en Venezuela entre los opositores viscerales y extremistas del gobierno de Maduro, que odian a China porque la consideran un soporte del régimen, es que el virus es una creación científica de un laboratorio chino; para perjudicar la economía de EEUU y posicionarse como la primera potencia económica mundial actual. Algunos, los más fanáticos e ignorantes, llegan a decir que es la forma en que el comunismo chino se extenderá por el mundo. Se trata de gente muy conservadora, admiradores de Trump y de las “proezas” estadounidenses en invasiones de países atrasados. La expresión xenofóbica de Trump, cuando habló del “virus chino”, impulsó este tipo de conducta.

Para otros, adversarios ideológicos y políticos de los anteriores, pero con sus mismos prejuicios y limitaciones intelectuales, el virus es un arma biológica hecha en EEUU para detener el crecimiento económico de China; que ya los superó en valores absolutos, y que amenaza su hegemonía también en otros renglones. Con el VIH, hace muchísimos años, se dijo que era una creación estadounidense para acabar con los negros africanos. Y, así como hoy se estigmatiza la cultura alimentaria de los chinos, basados en el error de creer que el coronavirus actual es el mismo que existe en ciertos tipos de murciélagos comercializados en China; en el pasado se llegó a decir que el salto del HIV a los humanos era por la existencia de aberrantes conductas sexuales africanas.

Un tercera hipótesis, menos difundida pero más sólidamente argumentada, es que lo que actualmente ocurre es una conspiración del capitalismo mundial; que incluye a EEUU, Europa y a los tigres asiáticos, pero también a China y Rusia, que se han puesto de acuerdo en la necesidad de redefinir al mundo en sus relaciones futuras, en la necesidad de reducir la población mundial; en garantizar el total y absoluto sometimiento de los pueblos, los trabajadores incluidos; para una profundización de la explotación y una maximización de la ganancia y la acumulación. La cuarentena mundial sería el instrumento básico para la aceptación posterior de este nuevo orden. Las permanentes referencias a que luego de la pandemia “todo será distinto”, hechas por la prensa transnacionalizada y por muchísimas figuras mundiales; entre ellas Henry Kissinger, apoyan esta argumentación.

Una cuarta consideración hecha, aparentemente muy popular fuera de Venezuela, es que el virus es una invención de Bill Gates, el multimillonario dueño de Microsoft, quien en una conferencia en San Francisco en 2015; dijo que el mayor peligro para la Humanidad era la aparición de alguna enfermedad infecciosa producida por un virus. El video de esta declaración tiene millones de visitas mensuales y sobre las mismas la imaginación ha cimentado sus locuras. Existen además consideraciones diversas de carácter ético sobre la conducta de los seres humanos y el supuesto “respiro” dado a la naturaleza, con la paralización de la actividad industrial mundial; la caída en el consumo de combustibles fósiles, que deberían llamar la atención para una nueva forma de relación productiva con el planeta.

Lo cierto es que los coronavirus, incluso el actual, han estado entre nosotros desde hace décadas; han sido causantes de otras epidemias inclusive en este siglo, el Covid-19 no es una creación humana, las manipulaciones genéticas dejan huellas; que los científicos pueden identificar y que, si bien existen investigaciones en virus, que pudieran ser usados como armas biológicas; con éstas pasa lo mismo que con las armas nucleares. Su uso conlleva el grave riesgo de destruir también a quien las tiene. Si se ve lo ocurrido con el Covid-19, se comprenderá lo que afirmamos.

Luis Fuenmayor Toro es médico-cirujano, Ph. D., profesor titular y exrector de la UCV, investigador en neuroquímica, neurofisiología, educación universitaria, ciencia y tecnología. Luchador político.

ACN/@LFuenmayorToro

No deje de leer: Lista de productos (en dólares) con precios acordados

* Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

paginas web

Opinión

El mercenario CK, la pequeña periodista y la reaparición de “El Pelayo”

Publicado

on

mercenario ck
Compartir

César Burguera

@CESARBURGUERA

Valencia y su transformación. En días pasados el gobernador Rafael Lacava señalaba que era impostergable rescatar de manera definitiva la avenida Bolívar, medular arterial vial de nuestra ciudad capital, que durante quince largos y extensos años ha permanecido arrinconada en una suerte de innecesario maltrato por los trabajos inconclusos del Metro de Valencia, impidiendo el normal y válido desarrollo de la actividad comercial de nuestra ciudad y ha atentado contra la calidad de vida del ciudadano. Lacava señalaba a través de sus diversas redes sociales que pondría en marcha, conjuntamente con al Alcalde Alejandro Marvez un ambicioso proyecto o propuesta elaborada por su calificado equipo de profesionales para transformar y dignificar la emblemática avenida Bolívar de Valencia. Y allí precisamente, ante el importante anuncio, empezaron súbitamente a surgir los mismos personajes, ahora involucrados en una frenética campaña por ser candidatos de un destartalado sector opositor a cualquier cargo de elección popular. De esa peculiar manera observamos la reaparición de “Goto” Ecarri quien a través de unas confusas e incomprensibles declaraciones hablaba de ignorancias gubernamentales y de malsanas intenciones por mancillar nombres y presencias de emblemáticas figuras del pasado de Valencia. Lo que resulta realmente sarcástico es que “Goto” Ecarri conocido igualmente como “El Pelayo” por aquel impúdico video tomado en el recordado Hotel Don Pelayo, ubicado en el casco histórico de la ciudad y donde se reflejaba una suerte de incontrolable bacanal patrocinado por el mismo “Goto” o “El Pelayo”. Los detalles del censurable video nos los reservamos por respeto a nuestros ávidos lectores, ya que lesiona gravemente las más básicas normas de decencia y decoro. Pero la audacia del “Pelayo” Ecarri al parecer no tiene límites o al menos que estemos ante la presencia de un irremediable caso de fragilidad en su corta memoria. Es que “El Pelayo” de repente olvidó su paso como privilegiado director de la más fatídica y nefasta administración municipal que conozca Valencia que encabezaba Miguel Cocchiola. Ante ello nos surge las perturbadoras interrogantes: ¿Cuál fue el aporte de “Goto” o “El Pelayo” para contribuir con el desarrollo de la ciudad capital? ¿A dónde fueron a decantar los ingentes recursos manejados y dilapidados como uno de los principales directores de aquel funesto ayuntamiento? ¿Qué hacia “El Pelayo” cuando la ciudad estaba sumida en basura e indignación y se sometía a una categórica humillación al valenciano? No esperemos respuestas porque sencillamente no las hay. Son la más clara expresión del descaro y la desvergüenza, son, con sus mismos pasos e insolencias los que deshonran la memoria y paso de sus propios padres.

La matutina y radial periodista. Pero esta improvisada estrategia de “Goto” o “El Pelayo” Ecarri ha sido no solo diseñada, sino ampliamente difundida en un portal de noticias dirigido por una periodista que conduce, de similar forma, un programa radial. Al parecer la pequeña y ávida periodista ha llegado a suscribir numerosos y lucrativos acuerdos con diferentes candidatos de la oposición con el objetivo de promocionar su aspiración a cambio de puntuales pagos por concepto de publicidad y con el compromiso, por parte del candidato, de otorgarle todo el monopolio comunicacional en el remoto caso de salir airosos en la pugna electoral. La pequeña periodística chasquea sus dedos en señal de estéril cábala como ocurrió y en revolución en aquel elevado despacho de una de las más importantes empresas básicas del estado. Ha retomado sus añejas prácticas, su reconocida astucia para captar ingenuos.

El mercenario CK. En un programa de televisión en la ciudad de Miami aparecía el Mercenario CK quien se presentaba finamente ataviado, con un arete que hacía perfecto juego con la montura de sus costosas gafas y de esa manera empezada la manipulada entrevista, donde el Mercenario CK debía cumplir con la labor encomendada. Es el ataque recurrente a los alcaldes emblemáticos de Carabobo con el ánimo de tratar de horadar los sólidos cimientos del liderazgo de Rafael Lacava. Al Mercenario CK la ciudad de Miami le ha servido desde siempre. En el pasado cuando fungía de velado soplón y  justificaba sus frecuentes viajes a la cosmopolita ciudad con el alegato de ser un prominente empresario del calzado, pero el objetivo era proporcionar información que era enviada por un alto oficial de las FANB, hoy recluido en un centro penitenciario por sus constantes y permanentes conductas conspirativas que buscaban comprometer el devenir democrático de la nación. En esas intrigantes lides se hacía acompañar por un grupo de personas, que de manera coincidente son los mismos que se prestan a la desconsiderada campaña de descalificación y descrédito en contra nuestros alcaldes. En las próximas entregas haremos público el listado de estos “ilustres” socios soplones del Mercenario CK. En el desarrollo de la entrevista retornaba con la agotada prédica, en trance de alucinación llegaba a señalar que en la Alcaldía de Valencia se estaría produciendo una verdadera conspiración contra la ciudad y sus municipales bienes, llega nuevamente a señalar al Alcalde Alejandro Marvez, quien ha sido reiterado blanco conjuntamente con su familia en este ferial de inaceptables infamias, afrentas y agravios. Pero en este nuevo arrebato señala a la Cámara Municipal y llega a establecer directa responsabilidad a respetables empresarios carabobeños y que los mismos estarían avalados por Fedecamaras. En su desvarío acusa, de manera descontrolada, a colonias extrajeras radicadas secularmente en la ciudad y las llega a calificar de verdaderas mafias. El arete parece desprenderse de su oreja para mostrar ante las cámaras televisivas el ímpetu de sus elaboradas invenciones, su exquisita vestimenta pierde su estupendo acabado. Se apagan las luces y el Mercenario CK se retira de la estación, antes de abordar su flamante automóvil, hace una llamada telefónica y se le escuchó decir “Jefe cumplida la misión, envíame mis chivas”. Mientras tanto ratificamos nuestra bondadosa vocación de esperar su retorno a territorio patrio donde aún existen bienes y familias del Mercenario CK. Y esa es la verdad.

Hotel Don Pelayo

 

No dejes de leer: El nuevo arrebato de Pancho o la Oscuridad fulminante

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Servicio de Grúas en Caracas

marketing digital en valencia

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.