Cosas inutiles - ACN Cosas inutiles como ojales de solapa
Connect with us

Opinión

Cosas inutiles

Publicado

on

cosas inútiles - acn
Compartir
  • 3
    Compartidos

Cosas inútiles: Por Josué D. Fernández A.– Desmerecen del todo las chapuceras denuncias dentro del PSUV, después de compartir irresponsabilidades por 18 años de desmadres comunistas, bajo batuta cubana,  alineación de  boinas y cachuchas de uniformados, con la sumisión indispensable de cómplices civiles.

Son habituales como ojales de solapas, cosas inútiles, se saben inservibles de antemano, y ni si quiera se perforan para calzar botón alguno; una rutina posiblemente equivalente a las muestras de culpas entre enquistados en el régimen de Venezuela, intentando separaciones sospechosas de última hora, después de compartir irresponsabilidades por dieciocho años de desmadres comunistas bajo batuta cubana,  alineación de  boinas y cachuchas de uniformados, con la sumisión indispensable de cómplices civiles. En efecto, en estos días está creciendo el muestrario de botones fuera de lugar, tan inservibles como los ojales sin abrir, en las que se anotan extrañas declaraciones de Freddy Bernal, de Francisco Arias Cárdenas, y una rara disposición solidaria en el canal propagandístico de “Telesur”, todas de reconocimiento a carencias agravadas entre la población más pobre.

 

A la fecha, ya debidamente aclarado  que no se trata de arrepentimientos y mucho menos de rectificaciones en el camino equivocado que hunde al país en precipicio de mayor profundidad a medida que pasan los meses y los años, este arrebato separatista de Freddy Bernal, según palabras posteriores, es asunto de malsanas interpretaciones.  Para los que se perdieron el siguiente capítulo del culebrón,  la bola “ha picado, pica, y se ha extendido” porque “la derecha maltrecha, la que controla los grandes medios de información, quiere ahora ponerme a mí como un desleal a la revolución, quiere ponerme ahora a mí que yo quiero saltar la talanquera, que estoy siendo disidente del presidente, Nicolás Maduro, pues aprovecho para decirles que me importa un pito los aplausos de la derecha, yo no necesito tarima ni aplausos de la derecha maltrecha, ni nacional ni internacional”.

Por sus antecedentes, resulta  bastante difícil concederle a Freddy Bernal el beneficio de una lucidez temporal, cuando dijo “Me da hasta vergüenza, hemos perdido incluso hasta la gobernabilidad. Hay que decirlo. Y somos responsables de ello. No es responsable la cuarta república, no. No es responsable Carlos Andrés Pérez, no. Somos responsables nosotros porque tenemos 19 años en revolución, y ya somos responsables de lo bueno y de lo malo en este país”. Pero, Bernal no está solo, y otras voces también formarían el coro de los pocos que  despiertan ahora de una larga embriaguez, con estrofas de Julio Escalona, David Paravisini, Earle Herrera, Jesús Farías, Elias Jaua, Rodrigo Cabezas, Maripili Hernández, Miguel Ángel Pérez Pirela, y las ya anotadas al principio. Con música a la mano, quizás Albert Hamond, y su versión de “Échame a mí la culpa” revelaría el trasfondo de los últimos acontecimientos. Escuchemos esa historia.

El reconocimiento de la culpa podría ser un buen comienzo, un simple buen comienzo para enmendar errores, cuando viene acompañado de acciones concretas para rectificaciones, y luego, a fuerza de repetidas demostraciones del cambio percibido como irreversible, permiten restaurar la credibilidad y la confianza perdidas. En textos especializados se lee que el sentimiento de culpa se definiría como una percepción de que se ha hecho, dicho, pensado o sentido algo que resulta censurable, a la luz de un determinado sistema de valores. Sin embargo, la expresión de culpa es insuficiente  si no se acompaña de hechos concretos como garantía del cumplimiento  de la promesa por delante. Al final, ese reconocimiento de culpa no sirve básicamente para nada, cuando se queda en palabras.

Los casos de reincidencias en vicios y bajas pasiones guardan lugar en las vidas de innumerables personas, las cuales se han quedado secas como “momias del Faraón”,  a la espera de la mejor parte de una declaración de culpa que sería la demostración en el tiempo de la firme decisión de no repetir errores y de repararlos para siempre. Es precisamente lo opuesto a la respuesta de Freddy Bernal, con su cuento de la momia del faraón para esa despreciable derecha que le dedicaba aplausos a su aparente furor de sinceridad. Para la vergüenza que le pueda quedar a Freddy Bernal, tal vez haya un lamento por su desconocimiento de la frase del escritor español Jacinto Benavente, cuando sentenció  que “Como en las deudas, no cabe con las culpas otra honradez que pagarlas”.

Quedaría pendiente para la semana que viene, después del Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), cuántos dirigentes oficialistas definirán su desacuerdo con el caos imperante, o aclamarán como  grandes cosas las ampliamente publicadas iniciativas fundamentales de Freddy Bernal para la cría de conejos en hogares, o los establos domésticos de cabras alpinas, o el plan “Techos Verdes” en los urbanismos de la Gran Misión Vivienda”. No obstante, el exministro chavista y exmiembrode la dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Héctor Navarro, ha declarado en redes que el IV Congreso del partido de Gobierno convocado para hoy  “es una mampara, una maniobra para buscar legitimidad porque el ejercicio del poder se les está complicando. Las bases del Psuv están desencantadas y frustradas porque la convocatoria no ha sido genuina. “Las propuestas vienen elaboradas desde arriba”, dijo.

Experiencias Mayores se despide, con el saludo de fin de semana, y un agregado  de  “Culpas”,  en las voces de Luis Fonsi, y Demi Lovato, quien actualmente se repone de hospitalización inesperada por sobredosis después de un traspié en su plan de regeneración…

El artículo forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube.  – [email protected] – https://comunicadorcorporativo.blogspot.com/2018/07/cosas-inutiles.html

No deje de leer: Freddy Bernal aconsejó a los venezolanos criar cabras en sus casas (video)

Opinión

El 21N y La Lúgubre Cumbre de los Pavosos

Publicado

on

Cumbre de los Pavosos
Compartir

César Burguera

@CESARBURGUERA

Las regionales elecciones. Se producía el aguardado anuncio comicial. El CNE fijaba el cronograma electoral para las elecciones regionales que se llevarán cabal y puntualmente el domingo 21 de noviembre  y donde elegiremos, a través del insustituible instrumento del sufragio, gobernadores, alcaldes, legisladores y concejales. Acudiremos nuevamente a una verdadera jornada cívica donde el común manifestará su absoluta convicción, su irrestricto compromiso con un irreversible proceso y seguirá acompañando aquellas gestiones con esa dinámica concepción de estado y rechazarán cualquier súbita aparición o estéril intento de aquellos que en el pasado pudieron y nada hicieron, dando puerta franca, durante su nefasta gestión, a irregularidades que terminaron por cercenar la posibilidad de optimizar la calidad de vida del ciudadano. Es decir que Don Pancho y su pandilla tampoco volverán. Por otra parte nuestro renovado CNE llegaba a fijar el lapso para las postulaciones de las diferentes candidaturas y que se llevará a cabo desde el 9 al 29 de agosto. Y es allí precisamente donde nos topamos con una suerte de inigualable milagro, de sincera conversión por parte de un amplio sector de una desmoralizada oposición que después de pasar por el sagrado acto de contrición y arrepentimiento manifiesta que están dispuestos a participar activamente en los venideros comicios de este histórico 21N. Aparece el reconocido consultor político, vinculado con el sector opositor, Jesús Seguías para sentenciar de manera demoledora “¿Si se pretende dividir a los opositores entre quienes vienen defendiendo la ruta electoral desde hace años y quienes antes atacaban la ruta electoral y ahora la defienden, llegamos a la conclusión que los “falsos” pasaron a ser verdaderos. O no?”.

La cumbre de los pavosos. En Carabobo una vez publicado el cronograma electoral por parte del CNE que decantará en el histórico 21N, se han producido inquietantes movimientos, estimulados los mismos, por la suprema corte o pléyades de insuperables pavosos. Y la primera ocurrencia consistió en convocar  a una reunión donde acudirían los innumerables aspirantes de la destartalada oposición a la gobernación de nuestro estado. Lo curioso es que esta iniciativa de realizar una congregación de agoreras figuras, fue llevada a cabo por Don Pancho, quien desde su amplio dormitorio y aún atrapado por su característica flojera y extensas sabanas, giraba instrucciones a su cleptómana pandilla para garantizar el éxito de esta nueva conjura contra Carabobo. La sede del desventurado evento se llevaría a cabo en una extensa  finca propiedad de “El Boticario” quien desde el exterior, huyendo de la justicia por sus excesos y desmanes administrativos, se comprometía en cubrir todos los gastos de la fatídica convocatoria. La responsabilidad de la entrega de las invitaciones recayó en “El Bodeguero”, el mismo quien en su condición de presidente de una empresa estadal, permitió el obsceno saqueo de aquellos galpones repletos de alimentos para todo un pueblo. Y así “El Bodeguero”, a pesar del inclemente sol o bramador vendaval, comunicaba  la convocatoria a cada uno de los aspirantes. El primero de ellos fue el  profesor Rubén Pérez Silva, el tropical y renovado “Baltasar”, después fueron visitados  el “Sapo Correlón” Alejandro Feo la Cruz, el blanco galeno Rubén Limas, el atolondrado académico Pablo Aure y “El Candidato Buchón”, aún bajo los devastadores efectos de su propio bacanal. Igualmente y con el Cristo Redentor en su pecho, “El Pastor” aceptaba la cordial invitación al rural cónclave. Hasta la colérica secta de los ilustres “panaderos”encabezada por el presidente de la asociación de columnistas y el buen Hamid, sin reserva se comprometieron a acompañar la idea del infausto Pancho y su innoble pandilla. Quien sí envío formales dispensas  fue un atribulado “Caminante”, ya que alegaba que se estaba sometiendo a un potente tratamiento contra el (T.E.I) que lo mantenía permanente dopado.

 

Y llegó la fecha. Los empleados del acaudalado “Boticario” servían de insustituibles anfitriones y amablemente ubicaban a los convidados. Todo el improvisado salón se cubría de un exquisito olor a carne en vara y también de un inquietante silencio, ya que nadie quería cruzar palabra o mirada con sus adversarios internos. Solo llegaban, en algunas oportunidades, a soltar altisonantes y sardónicas frases “Allí llegó el falso profeta”, “Armando con la venta de ese terreno se llenó”, “Que ni se me acerque el alacrán de Rubén Limas, Henry me prohibió hablarle”, “El negro Pérez Silva cree que nos va joder, que se prepare”. Después de una larga espera al fin aparecía estirándose y bostezando, Don Pancho quien con desdén observaba a los presentes y les comunicaba su decisión de acompañarlos en su novelesca y ficticia aventura. “Necesito que se pongan todos de acuerdo y contarán incondicionalmente conmigo, con todos los recursos necesarios y con el esfuerzo de mi equipo regional” enfurecido proclamaba “Mi único y supremo objetivo, por encima de cualquier absurda medida disciplinaria del PSUV, es evitar la reelección de Rafael Lacava” y finalizaba

con la lapidaria frase que ponía fin a décadas de supuesta lealtad revolucionaria “A partir de este momento cuéntenme cómo uno de ustedes”. Ante la sorpresiva afirmación todos quedaron atónitos y cuidadosamente se fueron retirando del recinto, se distanciaban pausadamente y hasta se llegó a escuchar a uno de los presentes exclamar “Pancho no debe estar bien, ¿como lo podríamos presentar como el nuevo coordinador de la oposición en Carabobo? “ culminada la pavosa cumbre, “El Bodeguero” se dirigía a un somnoliento Don Pancho para decirle en su inconfundible tono adulante “Jefe los tenemos en nuestras manos, todos son nuestros”.

La desesperada llamada. En la sede de la estación de radio ubicada en el lujoso hotel todo parece estar sumido en una angustiante espera. El peluquín de Carrasco ha rodado incansablemente por el pulido y pulcro piso de las radiales instalaciones. Y es que “El Bandido José” ha decidido no volver al país y menos mantener alguna comunicación, ni siquiera telefónica, con sus hasta entonces apreciados socios. “Yo le arreglo el peluquín” le sugiere el servil Briceño y Carrasco en estado de incontrolable ansiedad, previa a un ataque de pánico le contesta “Francisco, no te das cuenta que José nos abandonó, nos van a colgar los ganchos, bota por la ventana ese roído peluquín. Y esa es la verdad.

Seguir Leyendo
marketing digital en valencia

Facebook

aldo antenucci

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.