Miguel Díaz-Canel como presidente de Cuba es más de lo mismo | ACN
Connect with us

Internacional

Miguel Díaz-Canel como presidente de Cuba es más de lo mismo

Publicado

on

Cuba - acn
Compartir
  • 7
    Shares

Miguel Díaz-Canel como presidente de Cuba es más de lo mismo: El sucesor de Raúl Castro en la presidencia pronunció sus primeras palabras como jefe de Estado reiterando la apuesta por el socialismo y abogando por la continuidad del sistema político de la isla. En su primer discurso como presidente, Díaz-Canel dejó pocos resquicios para la esperanza para quienes esperan cambios relevantes en Cuba.

Miguel Díaz-Canel recordó que Raúl Castro se mantiene como líder del Partido Comunista de Cuba. La sucesión presidencial en Cuba siguió este jueves el guion previsto.

El hasta ahora vicepresidente primero de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, ascendió a la presidencia tras una votación en la que logró el apoyo de 603 de los 605 diputados de la Asamblea Nacional cubana reunidos en La Habana.

Díaz-Canel sustituye a Raúl Castro, quien abandona el puesto tras 12 años en el poder.

En su primer discurso como presidente, Díaz-Canel dejó pocos resquicios para la esperanza para quienes esperan cambios relevantes en Cuba.

Elogió la figura de los hermanos Castro e insistió en las líneas políticas imperantes en la isla desde el triunfo en 1959 de la Revolución contra Fulgencio Batista.

A continuación analizamos algunas de las frases más destacadas del discurso que ofreció Díaz-Canel este jueves.

  1. «El mandato dado por el pueblo a esta legislatura es el de dar continuidad a la Revolución Cubana en un momento histórico crucial»

«Continuidad» es quizá la palabra que más veces ha pronunciado públicamente Díaz-Canel en los últimos meses. El mandatario quiere así enfatizar que, pese a las expectativas de los sectores partidarios de la apertura política dentro y fuera de la isla, su gobierno mantendrá el compromiso con el sistema basado en la economía planificada y en un único partido político, el Partido Comunista de Cuba (PCC).

Díaz-Canel ha forjado su trayectoria tutelado e impulsado por Raúl Castro, quien ha dicho que el camino del primero hacia la presidencia fue metódicamente planeado por el grupo rector del Buró Político del PCC.

Además, el nuevo presidente de Cuba ha subrayado su apego a la llamada «Generación histórica».

A ella pertenecen veteranos dirigentes como Ramiro Valdés, José Ramón Machado Ventura o el propio Raúl, que participaron en el alzamiento en armas contra el gobierno de Fulgencio Batista en 1958.

El «momento histórico» al que alude el nuevo presidente quizá sea el que viene marcado por el inexorable paso a un segundo plano de estos mandos, ancianos ya, y la necesidad de que una nueva generación que no vivió la Revolución tome el control de las instituciones del país.

Lo que toca ahora es construir el socialismo posterior sin los Castro. Ese es el nada fácil desafío que se ha planteado Díaz-Canel y tendrá que llevarlo a cabo en un contexto de incertidumbre sobre el futuro del país y del mundo en general.

Díaz-Canel prometió «continuidad» en sus primeras palabras como presidente.

  1. «Raúl Castro Ruz, como Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, encabezará las decisiones de mayor trascendencia para el presente y el futuro de la nación»

Aunque muchos esperaban que Díaz-Canel dedicara la mayor parte de su intervención a explicar las medidas que espera impulsar de cara al futuro, hubo poco de eso.

Sin embargo, se explayó en un prolijo homenaje a la figura de su predecesor en el cargo, Raúl Castro, cuya biográfica política detalló y elogió en los términos habituales en los mensajes oficiales.

Castro sigue siendo el más alto cargo del PCC, que en Cuba es el principal órgano político y al que la Constitución consagra como «la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado».

Aunque Díaz-Canel es desde hoy el nuevo jefe de Estado y de gobierno, en el sistema cubano las grandes decisiones estratégicas y las líneas políticas a seguir se adoptan en el seno del partido, por lo que algunos cuestionan que sea él el verdadero líder del país.

Él mismo parece haber renunciado a esa categoría con su discurso de hoy y sus numerosas referencias al liderazgo del menor de los Castro.

  1. «Tendremos que ejercer una dirección y conducción cada vez más colectivas»

Aunque Raúl Castro se mantiene «al frente de la vanguardia política», Díaz-Canel y el resto de la dirigencia cubana no pueden ignorar que el ya expresidente tiene 86 años y que, tarde o temprano, el relevo que ahora se ha producido en la presidencia de los Consejos de Estado y de Ministros deberá llegar a las otras altas instituciones.

Consciente de que su figura no atesora el prestigio entre la militancia y los cuadros socialistas que durante décadas disfrutaron los hermanos Castro, Díaz-Canel apela al espíritu de cooperación de sus compañeros de filas y a la solidaridad colectiva para evitar que se produzcan fisuras que puedan desembocar en el derrumbe del edificio de la Revolución cuando falten sus padres fundadores.

En la nueva etapa que se vislumbra, deberán reorganizarse el reparto del poder y las responsabilidades, y no está claro que el ya presidente pueda dar por seguras las adhesiones inquebrantables con las que siempre contaron los hermanos Castro.

-Raúl Castro cedió la presidencia de Cuba a Miguel Díaz-Canel.

ACN/AFP

No deje de leer: Caraqueño, arzobispo, cronista de Mérida y Cardenal

Internacional

Niños y niñas victimas de la esclavitud del siglo XXI

Publicado

on

Compartir

Una realidad invisible de secuestros, maltratos y desapariciones de niños y niñas. La infancia es la protagonista de la cara oculta de la trata de personas, llamada la esclavitud de siglo XXI.

 Los rostros de la trata de personas

“Soy rumana y vivo en Figueres, tengo una niña de 8 meses y mi novio me obliga a prostituirme. No me deja estar con la niña, me pega, está violento físicamente y psicológicamente. Ya no puedo aguantar más;  no tengo a dónde ir porque no me deja salir de casa. Por favor, de corazón, ayudadme”.

Este es el texto del correo que Selene, una joven rumana de 22 años, envió a la Policía Nacional solicitando ayuda. Había sido captada en su pueblo natal por un supuesto novio, quien la convenció para venir juntos a España. Una vez aquí la obligó a prostituirse, pero ella nunca se consideró una víctima de trata de seres humanos. España protagoniza esta cara oculta de la trata de personas.

La esclavitud del siglo XXI o el abuso del poder

La trata, también llamada la esclavitud del siglo XXI, tiene como fin la explotación de una persona mediante engaño, amenazas, uso de la fuerza o abuso de poder. Selene aguantó vejaciones, palizas y explotación hasta que sintió miedo. No por ella, que creía seguir en una relación sentimental que lo justificaba todo, sino por su hija.

La historia de Selene aparece en el informe Son niños y niñas, son víctimas. Situación de los menores víctimas de trata en España, elaborado por UNICEF Comité Español y el Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (Universidad Pontificia Comillas).

Este informe busca mostrar que los niños y las niñas no son un complemento accesorio en el intrincado delito de la trata de seres humanos. Pocas veces aparecen en las estadísticas oficiales o en los planes de atención a víctimas, pero su presencia es constante en los distintos ámbitos de la trata. Pueden ser explotados directamente (adolescentes prostituidas, niños obligados a mendigar), o utilizados como medio de extorsión para sus madres. En el caso de Selene, su hija fue el motivo para intentar escapar.

La vcitimas no constan en ningún registro

Los hijos de las víctimas que están en nuestro país no constan en ningún registro. Algunos llegan a nuestras costas en pateras o lanchas y desaparecen a los pocos días con sus madres, reclamadas por la red que las ha traído. Otros no han tenido que atravesar ninguna frontera, incluso han nacido aquí. Todos ellos dependen de que alguien se dé cuenta de su situación, o de que su madre un día venza el terror, se reconozca a sí misma como víctima de trata, y decida colaborar en una investigación contra sus explotadores.

La hija de Selene tuvo suerte. En el año 2011 una reforma de la Ley de Extranjería extendió a los hijos de las mujeres víctimas de trata de seres humanos que denuncian a su explotador la protección que ellas reciben. Así, ambas pudieron ser derivadas a un centro donde recibieron asistencia y protección.

Uno de los recorridos más frecuentes de esta extorsión ha quedado reflejado en una reciente sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra, que recoge el caso de dos mujeres nigerianas y sus hijos. Ellas fueron introducidas en España y enviadas, a Almería y Francia respectivamente, a ejercer la prostitución. Tuvieron que dejar a sus hijos con los tratantes. La sentencia cuenta cómo el tratante “durante su estancia en Francia la llamaba de forma continua reclamando esa cantidad y la deuda adquirida (…), amenazando con causar un daño a su hijo si no abonaba dichas cantidades”. Finalmente, y tras una larga investigación, los bebés fueron rescatados por la Brigada Central de Extranjería, que los encontró solos, en estado de desnutrición, y atados a la cama. Uno de ellos presentaba además quemaduras y cicatrices.

La violencia contra la infancia

Las organizaciones que atienden a víctimas de trata, la Fiscalía y el Defensor del Pueblo, alertan desde hace tiempo de la existencia de estos niños, de los que se pierde el rastro. En palabras del propio Defensor, “desde el año 2013 han desaparecido entre 130 y 180 mujeres y pequeños en esta situación”. Cruz Roja habla de 141 menores atendidos en sus centros durante 2015 que presentaban indicios de trata, “de los cuales 113 están en paradero y situación desconocida”.

Almudena Olaguibel: Especialista en políticas de infancia de UNICEF Comité Español. Licenciada en Derecho y Master en Necesidades y Derechos de la Infancia, forma parte del equipo de Incidencia Política y Estudios de UNICEF Comité Español como especialista en protección.

Es portavoz de la organización y ha participado en publicaciones y conferencias sobre la violencia contra la infancia y la trata de menores de edad.

Aunque estos niños, si son rescatados, tienen derecho a ser atendidos y protegidos, no son considerados como víctimas directas de trata de seres humanos. Las directrices internacionales de UNICEF solicitan que sí se haga. El motivo es, además de reconocer su historia y sufrimiento, que esos niños y niñas cuenten. Que cuenten en los registros, cuenten para calcular las penas de los explotadores, y cuenten para destinar los esfuerzos y recursos necesarios para su protección.

La bebé de Selene no forma parte de ninguna estadística sobre trata de seres humanos. Quién sabe si lo hará algún día.

ACN/El Páis

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído