Cuida tu piel con una sencilla rutina diaria
Connect with us

Salud y Fitness

Cuida tu piel con una sencilla rutina diaria

Publicado

on

Compartir

La piel es el reflejo de los equilibrios o desequilibrios de la salud. Es por ello que una apropiada rutina diaria para cuidarla, no solo ayudará a mantenerla más suave.

Sino luminosa, uniforme y equilibrada, también más saludable.

A pesar de que todas las pieles, sensibles o no, necesitan atención, una rutina saludable para cuidarlas no tiene por qué ser complicada.

A continuación, encontrarás importantes recomendaciones de expertos, para mantenerla sana y radiante.

Ten en cuenta que siempre debes partir de tres aspectos esenciales: limpieza, hidratación y protección.

La humectación es primordial

Todos perdemos agua diariamente a través de la epidermis.

Y aunque es importante tomar agua, para no deshidratarnos, la que consumimos no va a la piel.

Su humectación depende de la cantidad de agua que hay dentro de las células.

La humectación debe ser diaria y sostenida, con productos originales, adecuados a tu tipo de piel.

Lo ideal es hacerla inmediatamente después del baño, lo cual permite el paso óptimo del humectante.

A diferencia de muchos hidratantes que se ofrecen en el mercado, un producto como Cetaphil® ofrece humectación, regeneración celular y plasticidad de la piel.

Recuerda usar un hidratante antes de dormir; esto mantendrá tu piel hidratada durante la noche y hará que se sienta equilibrada y suave al empezar el nuevo día.

Usa limpiadores originales y de calidad comprobada

Limita la limpieza facial a dos veces al día (mañana y noche). Después de limpiar el rostro asegúrate de secarlo con suaves palmaditas.

Evita frotar la cara con la toalla para asegurar que no generes irritación.

No te centres solo en el cuidado del rostro, tu cuerpo también merece atención.

Tener cubiertos los brazos, piernas, espalda y tronco la mayor parte del día, hace que no le demos prioridad a la piel de estas zonas, pero lo cierto es que la piel aquí también se puede resecar e irritar.

Protector solar

Usar habitualmente protector solar ayuda a protegerte contra los rayos UV, que pueden causar daños y envejecimiento en la piel.

Aunque el SPF 15 es el valor mínimo que necesitas para tu protección diaria, los protectores solares con un SPF de 30 (o superior) ofrecen aún más protección y son la opción más inteligente bajo el sol.

Recuerda: la exposición prolongada al sol requiere varias aplicaciones, así que sigue las instrucciones de la etiqueta.

Bañarse en exceso no es saludable

En general, las personas no deberían bañarse más de una vez al día, excepto que haya condiciones especiales que lo ameriten, como el tipo de trabajo que se realiza.

El baño no debería superar los 15 minutos, con agua templada. Al tomar una ducha caliente, ponemos en riesgo la capa natural de oleosidad de la piel y la barrera cutánea.

Durante el aseo personal utiliza productos que sean gentiles con tu piel, ajustado a su PH ácido, como la línea de hidratantes corporales Cetaphil®.

Puedes elegir la textura que más te guste.

Duerme al menos ocho horas

Durante el sueño, las células de la piel se regeneran y su pH se re equilibra. Lo ideal es respetar las horas de sueño mínimas que el cuerpo necesita para descansar (normalmente 8 horas por noche).

Esto ayuda a mantener la piel hidratada y a evitar las ojeras; una parte importante en el cuidado de la piel.

Como ves, la rutina para el cuidado de la piel no tiene por qué ser complicada. Tener una piel saludable te ayudará a verte y sentirte mejor, y una rutina inteligente de cuidados de la piel es imprescindible para un cutis impecable y radiante.

Nota de prensa

No dejes de leer

¡Puerto Cabello! Alcalde Betancourt catalogó de exitoso el Encuentro Nacional de San Juan Bautista

Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Salud y Fitness

¿Cómo tratar conductas repetitivas de un adulto mayor con Alzheimer u otro trastorno cognitivo?

Publicado

on

Alzheimer conductas repetitivas
Compartir

Leo entró y salió del comedor no menos de 10 veces. Cada vez que lo hacía preguntaba por su hermana.

En ese tiempo nunca soltó una chaqueta marrón que sacudía (como para alisar) y colgaba en su antebrazo izquierdo; mientras un cuidador caminaba a su lado y le respondía con paciencia: tu hermana viene en la noche.

Es un hombre alto, de contextura delgada, amable y educado. A su paso le muestra cariños a Trufa, la perra de la residencia y centro integral para adultos mayores Hogar la Ponderosa, donde vive junto a otros 14 adultos mayores, que también sufren trastornos neurocognitivos, como pérdida de la memoria, y que no pueden valerse por sí mismos además de tener problemas de percepción.

“Lo que pasa, normalmente, con pacientes con trastornos cognitivos es que tienden a ser un poco más rígido en algunas rutinas, que no son exactamente fijaciones».

«A veces son pocos flexibles a la hora de cambiar los comportamientos que ellos controlan más”, dijo Katherine Vergara, neuropsicóloga del Hogar La Ponderosa.

Explicó que cuando están ansiosos las rutinas de qué hacer y cómo hacer las cosas les dan calma, (a ellos y a todo el mundo), “y lo que uno trata es de respetar ese tipo de conductas».

«Es decir, si ellos se bañan a tal hora y de una determinada manera, el personal de la Ponderosa acepta esas condiciones, pues para los huéspedes es importante”.

 

Cuando deambulan de aquí para allá, como es el caso de Leo, “algunos lo hacen sin un rumbo determinado, eso lo que denota en ellos es ansiedad. Si no están haciendo algo, tienen que sacar esa energía acumulada, y la forma es repitiendo un comportamiento que ellos pueden hacer y que les da seguridad, por ejemplo, sacar algo de una gaveta o barrer un espacio de la casa repetitivamente”.

Para Vergara si estas acciones no representan un daño, “es preferible dejarlos, y si hay peligro hay que tratar de desviarlos y ponerlos a hacer otra actividad que los distraiga”.

¿Cómo tratar conductas repetitivas de un adulto mayor con Alzheimer u otro trastorno cognitivo?

Explicó que en los trastornos cognitivos no se habla de manías u obsesiones, sino de conductas repetitivas con las que buscan drenar la ansiedad.

“A veces resulta fastidioso para el cuidador, pero en la Ponderosa el personal está entrenado y sabe qué ese tipo de acción pasa una y otra vez, y pueden manejarlas según sea el caso”.

Además, de las herramientas en el manejo del espacio físico, también saben cómo usar las palabras adecuadas para persuadirlos.

Nota de prensa

No dejes de leer

Jerry Rivera ya está en Venezuela para cumplir con varios conciertos

Infórmate al instante, únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN    
Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Multimax Store

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.