Delitos políticos y violación de DDHH | ACNDelitos políticos
Connect with us

Opinión

Delitos políticos y violación de DDHH

Publicado

on

Presos políticos -acn
Compartir

Delitos políticos y violaciones de derechos humanos: Por José Luis Centeno S.- Ahí, donde se encontraba trabajando en un centro comercial de la capital colombiana;  me sorprendió con su clara percepción de la realidad y sólidos conocimientos legales;  que hicieron por demás interesante el análisis de sus vivencias como ex presa política.

“Que tristeza ser un preso político en Venezuela, si no tienes un partido político que te respalde;  nunca serás mencionado ni existirás para muchos grupos y ong´s”;  afirmó quien debido a preocupaciones de nuevas represalias optó por el anonimato;  cuando accedió a conversar conmigo y que integró las listas de cientos de presos políticos;  y miles de personas sujetas a procesos penales arbitrarios bajo medidas cautelares.

En su opinión, si la desaparición forzada es un secuestro;  un arresto o detención arbitraria también lo es o “cualquier otro acto que ataque tu libertad y te priva de la protección de un juez. Por ejemplo, no olvidemos a Cenis Carrero;  desaparecido desde 2015 luego de haber sido detenido de manera arbitraria por funcionarios policiales.”

Siempre en línea con sus apreciaciones;  esas circunstancias pueden ser resultado del desconocimiento de la aplicación de la ley penal;  o la complacencia con la corrupción:

“Todos sabemos que en las causas penales de presos políticos no hay análisis;  no estudian el mínimo detalle criminalístico, técnico, penal;  que pueda existir en el expediente. Te quedas preso y punto;  si los familiares reclaman, son objeto de amedrentamiento y persecución brutal;  por parte del gobierno.”

Desde la óptica procesal considera que “la cuestión principal que debemos plantear en cada causa penal iniciada por motivaciones políticas es la nulidad de todo lo actuado incluyendo la sentencia condenatoria, independientemente del tema de los delitos imputados y de que se vulnere o no el principio de igualdad entre las partes. Esto por la falta de legalidad de esos procesos que entorpecen el tema del derecho a la defensa que está por encima de cualquier otro tema procedimental o de fondo.”

En cuanto a los responsables de los vicios referidos, piensa que “esas violaciones a los derechos fundamentales involucran a todo el Sistema Judicial, no sólo a esa persona que nadie llega a identificar, el que da la orden de arriba, y están asociadas a los delitos políticos de la inexistencia de la separación de poderes, del sometimiento del Estado a la delincuencia organizada, y es en ese espacio tienen lugar esas transgresiones con su secuela de víctimas dentro y fuera de las mazmorras de la dictadura.”

A nivel social hizo una picante reflexión: “Siempre me preguntaré, ¿por qué esta tiranía ha odiado tanto a Venezuela? No hay uno de ellos que sienta algo que no sea reconcomio, venganza y retaliación. La degradación es total, saben que son las leyes las que equilibran la balanza de las sociedades decentes pero hacen uso de las armas y la siembra del miedo para controlar el comportamiento humano.”

Con mesura, no exenta de ironía, se despidió expresando estas palabras: “Lo que espero es que se haga justicia, lo digo tranquilamente, pero primero tuve que aprender a sobreponerme a la situación límite que significó ser privada de libertad sin cometer delito alguno y luego huir de mí país, cuando lo que hacen es decirle a jueces o fiscales corruptos renuncie porque se portó mal, ni una investigación les abren.”

Cualquier información, comentario, desahogo o sugerencia por la dirección electrónica [email protected] o por mi cuenta en twitter @jolcesal

Opinión

Bullaje

Publicado

on

Compartir

Bullaje: Por Josué D. Fernández A.– Los episodios de bullaje no requieren comprobaciones de decibelímetros o bullometros, porque pasan rápidamente de oídos a cerebro y demás órganos vitales, ocasionando sinnúmero de desarreglos físicos y mentales entre quienes los tienen que sufrir. Así, a menudo causa mucha ira la abusiva desconsideración de personas que producen ruidos perturbadores a sabiendas, sin el menor reparo del daño que ocasionan, y hasta con disposición a atacar a golpes si alguien les reclamara su falta de respeto a los derechos de los demás.

En los diccionarios se explica que el termino bullaje se refiere a una concurrencia, multitud, afluencia, asistencia de manera confusa, desorden, alboroto o gresca de muchas personas o que se forma una muchedumbre o un montón de gente. En tal sentido, los ruidosos episodios con la denominación señalada se podrían hallar en cualquier espacio abierto o cerrado destinado a la congregación de públicos, mítines. plazas, estadios, canchas, pistas, escuelas, cines, bares, discoteca, salas de sesiones, foros.

Sin embargo, los bullajes de mayor inmediatez para cualquier individuo ocurren en comunidades de edificaciones multifamiliares, donde promueven disputas entre vecinos, casi siempre en fines de semana, durante celebraciones con acompañamientos de potentes equipos de sonido, y consumo de productos que rompen los frenos de la convivencia, entre otros males. El éxito «Maldita Bulla» del dominicano Manny Malón, retrata bien el agotamiento de los que deben soportar las explosiones de decibelímetros, con poco remedio preventivo o curativo, aunque abunden las protestas, y las llamadas a la policía.

No obstante, ahora hay que lidiar con bullajes sobradamente peores, aún de carácter virtual, que proceden de la maléfica y estridente utilización de redes sociales activadas por Internet, amplificadas y masificadas con conexiones inalámbricas, al alcance de muchos. La gran invasión sin límites de lugares ni posibles restricciones de accesos, donde operan con impunidad los delincuentes del ciberespacio, falsificadores de identidades, piratas mercenarios de la información, ladrones financieros, igualados en el crimen cibernético con intrigantes de oficio, propagadores de noticias falsas, destructores de reputaciones, que cobran aplausos de consumidores del nuevo amarillismo de origen electrónico.

Por definición, el bullaje carece de signos positivos, pero tiene un atractivo especial para actores que muy pocos pagarían por verles o escucharles, en caso de tener que comprar boletos de entrada, o de un esfuerzo superior al de mirar la pantalla del dispositivo para superar aburrimientos. En cambio, la memoria de los aparatos, que les permite incontables repeticiones, a lo Narciso, al final les convencería de su extraordinario talento y posiblemente de la contribución al bienestar de los suyos, y del mundo entero, con ayuda de sus propios desvaríos, y la de otros frustrados que se refugian en la adulancia de quienes consideran superiores.

El bullaje nunca formó parte de una solución; al contrario, aumenta de volumen en situaciones críticas hasta hacerlas estallar, arrastrando de paso a los que prendieron la mecha. La catástrofe se transforma en hecatombe en Venezuela, donde de un lado existe una tiranía con bombas incendiarias, y del otro hay voluntarios con artefactos explosivos para apagar el fuego con más fuego. Como se trata de un país con petróleo, con el litro de combustible al menor precio en todo el mundo, quizá sea allí, de igual forma, donde haya más admiradores de Daddy Yankee, desde 2004, cuando se impuso con su estribillo de dame más gasolina, en el reguetón/rap con el que cierran los saldos de este sábado. Cuídense. Abrazos.

Oír narración completa y temas musicales editados

El artículo adosado forma parte de “SALDOS”, segmento de la revista “Estamos en el Aire”, transmitida a  las 3:00 de la tarde, cada sábado,  para el entretenimiento general a partir de saldos que deja la actualidad local e internacional. En ensayo audiovisual a título de catarsis del autor Josué D. Fernández A., a través  de Radio Rumbos 670am.en Caracas, Venezuela, , para participación directa  por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, por Twitter, @jodofeal, https://www.youtube.com/user/fernandezjosue o en https://comunicadorcorporativo.blogspot.com/

No deje de leer: Decretan estado de excepción en Chile por ola de vandalismo(Opens in a new browser tab)

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído