Derrumbar la tiranía | ACN
Connect with us

Opinión

Derrumbar la tiranía

Publicado

on

Derrumbar la tiranía - acn
Velázquez Alvaray ([email protected]).
Compartir
  • 1
    Share

Derrumbar la tiranía. Por Luis Velázquez Alvaray ([email protected]).- Todos los protocolos libertarios se han cumplido. O casi todos, para salir de la narco tiranía.

El problema básico radica en que es difícil el empujón final contra una mafia que posee:

-Un bandidaje militar que persigue a las fuerzas democráticas.

-Ejércitos de ocupación a su disposición, que además saquean lo que resta de país.

-Parque de armas y toda la infraestructura militar al servicio de “los soles”.

-Fuertes oleajes de bandoleros provenientes de contingentes guerrilleros y terroristas, que se trasladaron a Venezuela, desde los confines del universo criminal

-Estado fallido, con grandes privilegios para las cuadrillas del pillaje.

-Una población asediada, donde el 90 por ciento sobrevive en la pobreza.

Mientras ese grupo de asaltantes no sean sometidos y enjuiciados por sus infinitos crímenes, no puede pensarse en un resurgimiento del país.

Por lo tanto, tarde o temprano, y es mejor que sea ya, se requiere aplicar el planteamiento establecido constitucionalmente en el artículo 187- 11.

Quienes lo niegan en otras latitudes, están influenciados por el estigma comunista, que es tan fuerte, que ha penetrado hasta el partido demócrata Estadounidense, pasando por México, Uruguay, otrora paladines de los esfuerzos democráticos universales.

Los que enfrentan esta posibilidad, fueron quienes aplaudieron las matanzas de los rusos en Europa del Este y los crímenes de los cubanos en áfrica y américa latina, impulsores del disparate guerrillero.

Ante el eco comunista, es necesario pensar ya en una fuerza internacional aliada, que con solvencia moral, económica, diplomática y militar, impulse un nuevo desembarco de “Normandía”, para salir del Hitler tropical del siglo XXl.

Es el esfuerzo que falta y este no se estructura con palabras al viento. Es necesario actuar para salvar 30 millones de víctimas.

También puedes leer: El amor y el interés: La narcorevolución no paga

Opinión

Sancochos

Publicado

on

Compartir

Sancochos: Por Josué D. Fernández  A.- El sancocho es un compuesto nutritivo que se sirve en muchos países de América Latina, y que solo tiene  de singular ese modo que le otorga la Real Academia Española (RAE), al presentar el vocablo en su diccionario. En realidad, con diferencias “sustantivas” en significado, sin considerar su parecido con “salcocho”, la palabra es usada en Bolivia, Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela. Sin embargo, aunque el nombre también es conocido en Cuba, allí se usa como despectivo, como comida mal preparada, insulsa, pobre en ingredientes, e incluso así se tildan los desechos que se utilizan como alimento para cerdos.

Así, lo más parecido en Latino-américa a la invitación a preparar  y comer sancocho, se ilustra hoy en las proposiciones ambiguas de diálogo con la dictadura anclada en Venezuela desde hace 20 años, movida por cerebros con ideas fijas de perpetuidad en el poder, según aliento comunista cubano, de rusos y chinos, coros uruguayos, nicaragüenses, bolivianos y hasta mexicanos, junto con otros voceros desinformados o de extraña buena fe. Como los sancochos latinoamericanos carentes de receta única, así serían igualmente esos llamamientos a conversar sin condiciones -o ingredientes específicos para mantener el símil gastronómico-, entre la parte dominante de afilados colmillos, y la contraparte simplemente empeñada en liberarse del yugo.

Un supuesto diálogo sin claros fines, en vez del sabroso sancocho que se escuchó,  terminará en «guiso podrido» muy acorde con el despectivo cubano, pues a cada mención de diálogo como salvación del país, la dictadura bailará en un pie por la  nueva prórroga que fortalece los rugidos de su extendida corrupción, el abandono de los servicios básicos de luz y agua, los estrangulamientos con privaciones de alimentos, medicinas y atención hospitalaria, persecuciones, cárcel  y  hechos sangrientos en aumento.

El daño del diálogo-sancocho acumula los crímenes políticos de Óscar Pérez, Fernando Albán, y del capitán de corbeta Rafael Acosta, ocurridos en los 18 meses anteriores. Tiempo mucho menor que el malgastado, excepto por el alto costo acarreado, por el mediador José Luis Rodríguez Zapatero, quien se jacta de haber visitado a la nación sudamericana en 37 ocasiones durante los últimos cuatro años,  con saldos  de importancia quizás, únicamente que en cuentas bancarias de paraísos fiscales.

Por ahora, las conversaciones con la dictadura tan solo dejan ver el crecimiento de desafueros, la usurpación continuada del poder, y la represión con cárcel, armas de torturas y muertes.  Los diálogos por fuera de patrones conocidos y los sancochos de fórmulas extrañas tienen coincidencias con el preparado de “güesito”,  descrito en la canción merengue de FEDERICO GAERSTE, nacido en Puerto Cabello, a cargo de Alfredo Sadel para cerrar por hoy. Regresamos en una semana.

Narración completa y temas musicales editados, en grabación por:

El artículo adosado forma parte de“SALDOS”, segmento de la revista “Estamos en el Aire”, transmitida a  las 4:30 de la tarde, cada sábado,  para el entretenimiento general a partir de saldos que deja la actualidad local e internacional En ensayo audiovisual a título de catarsis del autor Josué D. Fernández A., a través  de Radio Rumbos 670am.en Caracas, Venezuela, , para participación directa  por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, por Twitter, @jodofeal, https://www.youtube.com/user/fernandezjosue o en https://comunicadorcorporativo.blogspot.com/ Ampliaciones al pinchar imágenes de abajo

ACN/Josué D. Fernández A., comunicólogo – Crónicas, Corporativas y más…

No deje de leer: Poderosos tornados azotan la costa este de EE.UU.

Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído