Descubra porque su suerte apesta - ACN Descubra porqué
Connect with us

Hombre & Mujer

Descubra porque su suerte apesta

Publicado

on

Compartir

Los Signos del Zodíaco más Afortunados

Un golpe de suerte viene de repente en la vida. Lo contrario también es cierto, ¡la mala suerte que sale de la nada apesta! Dicen que la fortuna favorece a los audaces, pero parece que trata a cada uno de los signos del Zodíaco de forma diferente. Cada signo tiene su porcentaje de suerte, y cuando se seca, bueno, el 2020 sucede. Entonces, ¿cuál cree usted que es el signo del Zodíaco más afortunado de todos?

Aries

Aries tiene suerte en todo, ya sea en el amor, en el dinero o en los estacionamientos gratuitos. Esta suerte es comprensible porque Aries es imprudente y no tiene miedo de ensuciarse las manos. Les gusta más el proceso que el resultado, lo que para ellos es secundario. No trates de ser como ellos, aun así no tendrás éxito.

Tauro

Los Tauros son increíblemente afortunados en el amor. Las personas nacidas bajo este signo son increíbles en el arte de la seducción. Esto a veces los lleva a tener mucho dinero y éxito profesional. Y si son lo suficientemente astutos, Tauro siempre será capaz de utilizar a sus conocidos por su propio mérito.

Géminis

La suerte de Géminis es muy superficial, pero hay un giro. Básicamente, tienen un golpe de suerte cuando no hay otra salida. De alguna manera increíble, todo sale bien, como por ejemplo, cuando se quedan sin dinero, alguien les da un poco de dinero extra, o ganan la lotería (pero no el premio gordo). Los géminis también son considerados a menudo como aprovechados.

Cáncer

Los cánceres tienen un don para las inversiones y son muy afortunados con el dinero. Son empresarios natos que siempre saben cómo evitar con éxito una trampa para endeudarse. Saben cómo hacer amigos en los lugares correctos, quienes nunca les darán la espalda.

Leo

Los Leo tienen muchos vicios y debilidades, por lo que necesitan la ayuda de la Dama de la Fortuna más a menudo que otros signos. Leo siempre tiene muchos amigos, pero no porque sean tan geniales ni nada de eso, sino porque las estrellas y el universo quieren que sean felices.

Virgo

La suerte de los Virgos les golpea en la cabeza cuando menos se lo esperan, y no sucede muy a menudo. Esta peculiaridad se compensa con sus habilidades y talentos para llevar hasta el final todo lo que se propongan. Tienen los mejores consejos para mantener un amor para toda la vida.

Libra

Los Libras son casi como Virgo. El Universo los ha privado de suerte en casi todo, pero tienen un gran lado positivo. Las estrellas le dieron a Libra una gracia y carisma irreales, a menudo salvándolos de los fracasos que de otra manera serían inevitables.

Escorpión

La suerte de los Escorpiones es bastante fuerte, lo que se refleja en la habilidad de evitar problemas y situaciones difíciles. Son esa persona cuando la gente dice “una en un millón”. Si el mundo se acaba, los Escorpiones serán los que restauren la población.

Sagitario

Los Sagitarios son increíblemente afortunados, y no importa lo que estén haciendo. Todo lo que necesitan hacer es desear mucho algo. Después de un tiempo, verán los primeros frutos de sus deseos. Su suerte es comparable a la de Aries, y en algunos aspectos incluso la supera.

Capricornio

Pregúntale a un Capricornio si tiene suerte, y escucharás un rotundo “no hay manera”. Piensan que se han acostumbrado a los sufrimientos para conseguirlo todo por sí mismos, pero en realidad, el destino les lanza constantemente oportunidades. Los Capricornio también son bastante afortunados en el amor, pero a menudo no se dan cuenta de esto o simplemente están demasiado ocupados para preocuparse.

Acuario

A Acuario le encanta arriesgarse, y por eso, el destino le concede victorias. Son como esos personajes de película que son sabios y tienen toda la información importante. Los Acuarianos siempre van un paso por delante porque saben más que los demás. Y eso es incluso mejor que la suerte.

Piscis

Los Piscis tienen suerte a menudo, pero el universo casi siempre recibe algo a cambio de ellos. Es difícil llamar a los Piscis desafortunados, pero si son descuidados, se pueden fastidiar a sí mismos muy fácilmente. Pero eso es lo que consiguen al final.

ACN/fm/rdes/diarios

Auto Europe Car Rental

Hombre & Mujer

Fetiches sexuales: ¿Qué los causa?

Publicado

on

Fetiches sexuales - ACN
Compartir

Ropa interior, zapatos, cabello, pies… En algunos casos, incluso la combinación de varios. Muchos son los objetos o partes del cuerpo que pueden ser fetiches sexuales para muchas personas. ¿Sabemos, qué los causa?

Los Fetiches Sexuales

Fetichismo: desviación sexual que consiste en fijar alguna parte del cuerpo humano o alguna prenda relacionada con él como objeto de la excitación y el deseo. O, al menos, esa es la definición que la Real Academia da a esta tendencia erótica, haciéndose eco de las nominaciones de Sigmund Freud. Pero, ¿es el fetichismo un problema o una desviación sexual? Por lo pronto, parece una definición un tanto anticuada.

El fetichismo no es ni un problema ni una desviación sexual, y aunque gran parte de los sexólogos asume que todos somos fetichistas en mayor o menor medida, definiciones y mitos como ese hacen que para muchas personas sus fetiches sean tabú y objeto de vergüenza. Los sexólogos se cansan de repetir que tener un fetiche no es nada extraño ni vergonzoso, ni mucho menos algo que deba esconderse a la pareja. De hecho, permiten disfrutar del sexo de una forma más alejada de la rutina, y explorar el deseo del otro en confianza.

Causas del Fetichismo

Muchas son las teorías que a lo largo de la historia han tratado de explicar las causas del fetichismo. No obstante, al día de hoy, no existe una definitiva. De entre todas ellas, podemos destacar principalmente una: la teoría del condicionamiento.

La Teoría del Condicionamiento en los Fetiches Sexuales

Esta teoría parece explicar mejor la dinámica y las causas de esta parafilia. Para la teoría del condicionamiento, el fetichismo se explica como una reacción a un condicionamiento que existió durante la infancia.

De esta forma, una experiencia durante la infancia causaría que el fetichista desarrollara una asociación entre el deseo y la excitación sexual y un objeto determinado. Así, esta asociación llegaría hasta la edad adulta.

En efecto, aprendemos a reconocer características sexuales durante la infancia. Por esta razón, una conceptualización en relación a algún objeto, vinculándolo con lo sexual, podría ser la causa del fetichismo.

Sin embargo, para otros, el fetichismo no tiene tanto que ver con el condicionamiento durante la infancia, sino más bien durante la pubertad, sobre todo cuando se inician las prácticas de masturbación.

¿Cuándo se considera un trastorno?

Como indicamos anteriormente, la mayoría de las personas con fetiches no cumplen los criterios para considerar que sufren de un trastorno sexual. En efecto, para que el fetichismo sea considerado como un problema, un trastorno que requiere la debida atención, deben darse las siguientes condiciones:

Las fantasías o impulsos provocan malestar a la persona.

Existe un deterioro funcional del individuo.

El fetiche se convierte en algo compulsivo y obligatorio.

El fetichismo incide muy negativamente en las relaciones de la persona.

Se convierte en un pensamiento obsesivo.

Las condiciones anteriores deben presentarse durante, al menos, seis meses.

¿Qué tipos de fetiches sexuales hay?

Puesto que el fetichismo suele tener como causa un condicionamiento clásico, según vimos anteriormente, donde un estímulo sexual se ha asociado a un objeto o situación determinada, los fetiches pueden ser muchos y realmente variados.

En realidad, cualquier objeto podría ser provisto de carácter erótico y asociarse al deseo y la excitación sexual si se dan las circunstancias adecuadas, convirtiéndose en fetiche. En pocas palabras, el fetiche puede ser prácticamente cualquier cosa.

No obstante, sí que es cierto que existen algunos fetiches que son más comunes. Entre ellos, podemos destacar:

Podofilia (pies)

Urolagnia (orina)

Retifismo (zapatos)

Otofilia (orejas)

Misofilia (ropa interior)

Para finalizar, debemos volver a hacer hincapié en la diferencia entre tener un fetiche que nos excita y tener un trastorno fetichista. Para ello, pongamos un ejemplo: la ropa interior.

El hecho de que nos excite observar un determinado tipo o color de ropa interior en nuestra pareja es algo normal y puede realmente favorecer las relaciones sexuales si nuestra pareja quiere participar. En este sentido, el fetiche es un estímulo sexual más, algo muy deseable durante las relaciones.

Sin embargo, si este fetiche se convierte en una idea obsesiva hasta el punto de que si no existe no es posible la relación sexual, o si se convierte en algo tan compulsivo hasta el punto de el individuo incluso roba ropa interior, obviamente nos encontramos ante un problema, un trastorno, que debe y puede ser tratado.

En cualquier caso, si tienes algún fetiche inocente que puede darle un toque especial a tus relaciones, no dudes en comentarlo a tu pareja. En efecto, la satisfacción sexual es algo realmente importante.

Si, por otra parte, consideras que el fetiche se está convirtiendo en un problema, es hora de acudir al especialista que podrá ayudarte a analizar y comprender el origen de su causa y guiarte a fin de volver a tener una vida sexual normal y satisfactoria.

ACN/ Cantineo que te veo

No dejes de leer: Descubre la posición «El Exprimidor» que vuelve locos a los hombres

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.