Deslizamientos fuera del sufragio en medio del vendaval
Connect with us

Opinión

Deslizamientos fuera del sufragio

Publicado

on

intervención - acn
Compartir
  • 4
    Compartidos

Deslizamiento fuera del sufragio: Por Leopoldo Puchi.- En medio del vendaval de grandes dificultades económicas y de la hiperinflación, la pugna por el poder político ha logrado mantenerse en Venezuela dentro del cauce institucional y electoral. Sin embargo, no es un terreno firme o definitivo, sino uno que se hace frágil y se agrieta a consecuencia de las sacudidas de la confrontación. Corresponde entonces analizar hasta qué punto y de qué manera han impactado sobre ese terreno los recientes resultados de las elecciones presidenciales celebradas el domingo pasado.

Con las cifras conocidas, se puede hacer el siguiente ejercicio porcentual: Maduro con 30% del registro electoral; la abstención nueva, seguramente producto del llamado a la abstención, 28.87%; Henri Falcón, 9.30%; Javier Bertucci, 4.78%; Reinaldo Quijada, 0.17%; votos nulos, 1.89%; abstención tradicional promedio en presidenciales, 25%. De estos porcentajes puede constatarse una elevada propensión de los electores  a mantenerse en la lucha política bajo la horma electoral. Pero también hay que señalar que una porción significativa (28.76%) se ha desplazado fuera del campo político del sufragio, aunque no ha ocurrido un movimiento pleno de ese segmento hacia otras formas de lucha.

Fuera del marco electoral e institucional solo se visualizan como modalidades alternas de lucha, la de un derrocamiento militar o la de una intervención extranjera, estimuladas por diversos tipos de acciones de calle. De modo que desde importantes sectores de la oposición se pudiera intentar enrumbar a esa porción del electorado abstencionista hacia esas opciones. Esto le daría apoyo social a la decisión ya tomada por esos factores dirigentes de la de apostar a nuevas sanciones y a un cerco internacional para propiciar un desenlace en esos escenarios.

Al evaluar las probabilidades de que esta estrategia se imponga y de que se desancle de forma definitiva la lucha por el poder del terreno del sufragio y las instituciones, habría que prestarle atención a la reacción del sector que respaldó la candidatura de Henri Falcón luego del revés electoral sufrido, ya que al parecer han adoptado la misma línea de los factores partidarios de la abstención al decidir desconocer el proceso electoral y levantar la misma lista de condiciones. Un descarrilamiento que puede conducir a que una fracción de quienes estuvieron a favor de la participación se coloque como un vagón a la cola del tren que está en marcha hacia los escenarios señalados. Ya hay quienes proponen la confluencia en torno a una estrategia fuera del marco institucional.

Pero también hay probabilidades de que se fortalezca el cauce institucional. Todo dependerá de que los sectores de base del abstencionismo no sigan el paso hacia el abismo y de que el sector de Falcón se mantenga dentro del sistema ejerciendo una oposición firme, crítica y constructiva. De no ser así, la horma del sistema y del sufragio puede estallar y entonces hablarán las armas, en lugar del voto.

No deje de leer: Si el hambre no te mata de vas a morir del susto

Auto Europe Car Rental

Opinión

La Patria por un puñado de dólares

Publicado

on

Compartir

La patria por un puñado de dólares: Por Rafael Ramírez Carreño.-

Aunque el gobierno trata de ocultar con un dedo la terrible realidad que se vive en Venezuela; es innegable que la situación actual dilapida cualquier esperanza en el pueblo; pues los errores y las decisiones tomadas por Maduro y su gobierno son una cachetada; al día a día de los venezolanos, como lo señala en mi artículo de hoy.

Un día a día bajo la sombra de un dólar omnipresente; que no es más que la confirmación de que el gobierno dejó en otros agentes económicos; la responsabilidad de dirigir el país y conducir la economía nacional.

Escalada feroz de precios

Un dólar que en las últimas tres semanas sufrió un incremento de 51%; lo que redunda en una escalada feroz de los precios y el costo de la vida; con un proceso de hiperinflación que se ubica en 1.433% y una devaluación de la moneda nacional; de 1.257.881,8%, que convierte el salario mínimo mensual de 600.000 bolívares en tan solo 0,76 dólares; situación contrasta con la del año 2012, con el presidente Chávez; cuando el salario mínimo mensual en Venezuela se ubicaba entre los más altos de la región con 700 dólares al mes.

El venezolano recurre al dólar para protegerse, para preservar sus escasos recursos; aunque la realidad es que ahora existen dos categorías de venezolanos; la minoría que tiene acceso a dólares y la inmensa mayoría de trabajadores; profesionales o pensionados que solo perciben bolívares; porque cada día u hora que pasa son más pobres; sin ninguna posibilidad de satisfacer sus necesidades básicas.

Entre la dolarización de facto que enfrenta el pueblo; la incapacidad del gobierno para hacer frente a las dificultades que padece el país; el desmantelamiento de la industria petrolera nacional, que en otrora fuera la principal fuente de ingresos para la Nación; y el proceso de represión que avanza sin cuartel; trata el venezolano de avanzar con toda esta carga afincada sobre sus espaldas; y las tumbas de los trabajadores, de los asalariados, del pueblo.

Con Chávez Siempre, ¡Venceremos!

ACN/RRC

No deje de leer: Venezuela autorizó vuelos comerciales a Bolivia y Rusia

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.