El Día de la Madre en cuarentena - ACN El día de la madre en cuarentena
Connect with us

Hombre & Mujer

El Día de la Madre en cuarentena

Publicado

on

Compartir

El Día de la Madre no se celebra el mismo día en todos los países del mundo, en Venezuela sí. ¿Por qué se celebra el Día de la Madre 2020 el segundo domingo de mayo?. Aquí le decimos porqué, con mayor significación y nostalgia por el confinamiento obligado que sufrimos en todo el mundo; a causa de la desatada pandemia del Covid-19 o coronavirus.

Día de la Madre en cuarentena

Un Día de la Madre atípico. La tradicional celebración del Día de la Madre se quedará este año en besos y abrazos virtuales y con pocos presentes, pues las floristerías, regalo estrella de esta jornada, permanecerán cerradas. No obstante, aquellas que no están acogidas a un patrón establecido, sí servirán a sus clientes, a los que recogieron pedidos por teléfono y también a través de Internet.

Por su parte, las abuelas que permanecen internas en las residencias de personas mayores, recibieron el consuelo de sus cuidadores a falta de visitas familiares, que continúan prohibidas. Así lo hicieron, por ejemplo, en la residencia Reina Isabel, libre de contagios.

Hoy es una de las fechas más especiales de todo el año: el Día de la Madre 2020. Pero, ¿sabes por qué se celebra un domingo de mayo? Lo cierto es que no en todos los países del mundo el Día de la Madre es el primer domingo de mayo. Por ejemplo, en Nicaragua es el 30 de mayo o en Argentina el tercer domingo de octubre.

El origen del Día de la Madre

El homenaje y reconocimiento a las madres se viene dando desde hace miles de años en la antigua Grecia. Los griegos rendían honores a la diosa Rea, madre de Zeus, Hades y Poseidón. En el Imperio Romano los romanos señalaron a la diosa Cibeles como la reencarnación de Rea y le asociaron con la fertilidad.

Con el paso del tiempo el cristianismo transformó la fiesta pagana en una celebración en honor a la Virgen María. En España, en el año 1939 se estableció el 8 de diciembre, el Día de la Inmaculada Concepción, como el Día de la Madre.

El mes de mayo es el mes de la Virgen María, de forma que la tradición católica cuenta con varias tradiciones y celebraciones. Finalmente la Iglesia decidió trasladar la festividad al primer domingo de mayo para así recuperar el verdadero carácter religioso del 8 de diciembre.

La historia en Estados Unidos

En Estados Unidos el Día de la Madre nada tiene que ver con la religión, sino con la paz y los derechos de la mujer. Julia Ward Howe, poeta y activista, organizó varias manifestaciones en el año 1865 para rendir homenaje a las madres de familia que habían sido víctimas de la Guerra de Secesión. La iniciativa fue impulsada por Ann Jarvis, que murió el 12 de mayo de 1905.

Finalmente en el año 1914 Woodrow Wilson decidió reconocer de forma oficial el segundo domingo de mayo como Día de la Madre.

ACN/Google/wikipedia

No deje de leer: La nueva madre más mentada

Hombre & Mujer

Descubre el lenguaje corporal perfecto para seducir

Publicado

on

lenguaje corporal para seducir
Compartir

¿Sabías que el lenguaje corporal para seducir lo ponemos en práctica en más de una ocasión sin darnos cuenta? Pues sí, de hecho, la comunicación no verbal tiene una relevancia muy alta.

¿Podemos imaginarnos cómo sería comunicarnos con alguien sin usar los gestos, la mirada o los movimientos del cuerpo? El efecto no sería el mismo; por eso, en el momento de conocer a alguien su importancia aumenta.

Muchos son los expertos en lenguaje corporal que afirman que este llega a tener un peso de hasta un 70 % en la comunicación. Por lo tanto, estaremos de acuerdo en que nos puede ayudar, pero también perjudicar.

Un gesto inadecuado o una muestra de nerviosismo evidente puede echar por tierra toda posibilidad de seducir.

El lenguaje corporal para seducir

Dado que el lenguaje corporal tiene una gran importancia, ya que ofrece mucha información sobre nosotros mismos, es evidente que no podemos ignorarlo. Está claro que en el momento de intentar seducir a otra persona los nervios pueden aparecer, además de las inseguridades. A pesar de todo esto, podemos corregir nuestro lenguaje corporal.

Tan solo necesitamos ser conscientes de esta herramienta que tenemos y a la que no le solemos prestar atención. Pues ¿alguna vez nos hemos dado cuenta de dónde tenemos colocadas las manos cuando hablamos con una persona que nos gusta? Tocarse el cabello o la barbilla de manera insistente; tener algún tic… ser conscientes es el primer paso para que el lenguaje corporal para seducir nos ayude.

Al igual que podemos eliminar ciertas muletillas en las que nos apoyamos para hablar o usar un tipo de lenguaje (o frases) concretas para intentar seducir a otra persona; podemos hacer lo mismo con el lenguaje corporal. No obstante, no se trata de algo sencillo de lograr y es necesario practicar lo que todos conocemos como «ensayo y error». Tras varios intentos, nos va a salir bien.

Claves en el lenguaje corporal

Mantener el contacto visual

Para usar el lenguaje corporal para seducir es fundamental mantener el contacto visual tanto cuando hablamos; con la otra persona como cuando la escuchamos. Hacerlo nos permite demostrar que nos sentimos seguros y que le prestamos plena atención a quien tenemos enfrente. Evitar la mirada nunca sería una gran arma de seducción.

El cuerpo debemos orientarlo hacia la otra persona

Además del contacto visual, es importante que nuestro cuerpo se encuentre orientado hacia la otra persona. A veces, puede que los nervios nos traicionen y que nos giremos como si quisiéramos huir de la situación en la que nos encontramos. Recordemos que la comunicación no verbal puede quitarle valor a lo que decimos. Por lo tanto; debemos cuidar la orientación del cuerpo.

Las manos deben estar libres

Cuando estamos nerviosos, no sabemos muy bien dónde poner las manos. Esto nos genera incomodidad y hace que usar el lenguaje corporal para seducir sea un total desastre. No obstante; podemos usarlas para aumentar nuestra expresividad al hablar con la otra persona evitando meterlas en los bolsillos o juguetear con algún objeto que pueda dejar en evidencia los nervios.

Nunca se deben cruzar los brazos

Cruzar los brazos es un error en toda regla al funcionar como una barrera cuando lo que queremos es ser más cercanos con la otra persona. Por lo tanto; debemos evitar esto e intentar que los brazos se puedan mover con libertad y de manera natural. Si los posamos sobre la mesa o la barra del bar de forma mecanizada, esto puede jugar en nuestra contra en el momento de seducir.

Nuestro cuerpo dice más que nuestras palabras

Aunque a nosotros nos preocupe cómo usar el lenguaje corporal para seducir; nos estamos olvidando de que en el momento de estar con la persona que nos gusta nosotros mismos estamos analizando su comunicación no verbal.

Al final, como bien dice el refrán, «las palabras se las lleva el viento». Sin embargo, lo que decimos con el cuerpo perdura y transmite. Por ello, no hay que desmerecer su importancia.

Una postura que transmita seguridad y confianza, una mirada que demuestre que la otra persona nos interesa y que no tenemos miedo a la interacción… todo esto seduce más que una frase de película o que todo el mundo dice.

Cuidar el lenguaje corporal para seducir requiere trabajo, pero se puede conseguir. Nos quedamos con esta frase de Peter Drucker que nos parece muy acertada; «lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice».

ACN/Mejor con Salud

No dejes de leer: Conoce el aliado perfecto para combatir el resfriado

Infórmate al instante únete a nuestro canal de Telegram NoticiasACN

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

B-Cure Laser ayuda a tratar el dolor desde su raíz de forma efectiva. Toda la información sobre el innovador dispositivo en B-cure Laser Revisión.

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.