Diálogo de Venezuela y Colombia - ACN Diálogo de Venezuela
Connect with us

Opinión

Diálogo de Venezuela y Colombia

Publicado

on

Compartir

Diálogo de Venezuela y Colombia: Por Leopoldo Puchi.- En la medida que la activación del Tratado Interamericano de Defensa Recíproca (TIAR) corresponde a situaciones conflictivas que  involucran el ámbito militar, y en vista de que ese tratado contempla medidas de bloqueo marítimo y aéreo, así como el empleo de la fuerza armada, se podía esperar que las tensiones geopolíticas evolucionarían rápidamente por un sendero bélico.

Después de todo, los procedimientos para una solución pacífica ya están en curso por la vía del Grupo de Contacto Internacional (GCI). La activación de TIAR añade poco o nada a esos esfuerzos de tratamiento político del problema. La novedad que aporta el TIAR es su componente militar.

LA RAYA

Sin embargo, de forma simultánea a la activación del TIAR, Donald Trump despide a su consejero de seguridad, John Bolton, por motivos que incluyen de forma relevante su disconformidad con las políticas adelantadas en relación a Venezuela.

«Yo estaba en desacuerdo con John Bolton en sus actitudes sobre Venezuela. Creo que se pasó de la raya, y que he demostrado tener razón”, aseguró Trump, posiblemente haciendo alusión a los episodios de fuerza que se esperaban el 23 de febrero y al intento de golpe del 30 de abril.

En el marco del razonamiento que condujo al despido de Bolton, no encaja, en lo inmediato, el recurso a una intervención de tropas de los países del TIAR en Venezuela, como quizás se imaginaba Bolton.

COLOMBIA

De manera que la declaración de Antonio Guterres a propósito de las tensiones de Colombia y Venezuela , en la que llama a los gobiernos de los dos países al diálogo y a la negociación de las controversias, se aproxima mucho más a lo que pudiera ser la evolución de los acontecimientos en los próximos meses: el diálogo, la búsqueda de entendimientos de convivencia.

Se trata de cuestiones prácticas, si no se va a utilizar la intervención militar extranjera en Venezuela para zanjar el conflicto, vía TIAR o cualquier otra, entonces las partes en conflicto tienen que sentarse en una mesa. Es el caso urgente de las relaciones Caracas-Bogotá, con una frontera caliente que puede ser encendida con facilidad.

Es indispensable que los gobiernos de ambos países entre en contacto y negocien. En este caso los términos de un entendimiento no es de difícil elaboración, pues se basaría en un acuerdo de no injerencia en los asuntos internos del otro país, con mecanismos de verificación.

SANCIONES CRÓNICAS

Por supuesto, continuará el pesando fardo de las sanciones, eje central de intervención para el cambio de gobierno en Venezuela, que comenzaron como medidas disuasivas, pero al convertirse en medidas permanentes empeoran las condiciones de vida de la población de forma exponencial.

Trump no hizo referencia a ellas, pero seguramente las mantendrá. Tal vez, más adelante tenga que reconocer de nuevo que cometió un error, y será  a otro Bolton al que deba decirle que “se pasó de la raya”.

ACN/LP

Opinión

Primer Mundo, Tercer Mundo

Publicado

on

Compartir

Por: Cora Paez de Topel

Comienza el año 2022 con una sensación de desaliento ante la incertidumbre de lo que irá a suceder en Venezuela en el futuro cercano. Será posible un cambio de gobierno pacífico y democrático a través de unas elecciones programadas, pero cuestionadas por un amplio sector de la oposición. O será el revocatorio la manera acertada de salir de Maduro y de sus cómplices .

Otra salida estudiada por ANCO – Alianza Nacional Constituyente Originaria – presidida por la Dra. Blanca Rosa Mármol y por el constitucionalista Ing. Enrique Colmenares Finol es la refundación de la República a través de una nueva Constitución.

Son todas fórmulas muy bien estudiadas, pero difíciles de resolver por esa misma variedad de opiniones, producto de la división partidista y de la falta de un liderazgo unitario, firme y creíble, que motive a los ciudadanos a no perder la esperanza de recuperar la institucionalidad democrática. Un país en el que se cumplan las leyes, en que quienes gobiernan sean honestos y quienes no desempeñen su labor con pulcritud puedan ser sustituídos, en el que el presupuesto nacional se reparta equitativamente en los estados y municipios, para que los gobernadores y alcaldes cumplan con los compromisos laborales y con los servicios públicos indispensables: agua, luz, gas, mantenimiento de nuestras calles, seguridad y servicios asistenciales.

Si nos preguntamos por qué la política causa tanta preocupación entre nosotros la respuesta es fácil de responder, por cuanto el descontento de la población cada día va en aumento en un país claramente dividido entre lo que se denomina Primer Mundo y Tercermundismo, lo que significa una gran desigualdad social y económica que no se compadece de los más pobres, sino que por el contrario los oprime con salarios de miseria, o sin ofrecerles empleos dignos, en tanto muchos de quienes ostentan riquezas lo hacen a costa del erario público, o de la corrupción, sin que ello signifique desacreditar a los verdaderos empresarios que trabajan de sol a sol para mantener abiertas las puertas de sus fábricas, pagar los impuestos y sostener en su lugar a la industria nacional, que ha sido golpeada en un 70% para darle paso a los productos importados, que no cumplen con el IVA ni con otros impuestos, como sí se obliga a la producción nacional.

La crisis salarial en Venezuela arropa a todos los sectores de la administración pública. Dependiendo del rango, cobran 20$ o 50$, cuando mucho. A tal efecto, aumentó en un 40% la deserción docente en las escuelas como consecuencia de las precarias condiciones laborales. Los beneficios en materia de salud para los educadores ya no existen, entre ellos IPASME.

La administración pública es la peor pagada del continente. La reconversión monetaria agravó la situación, con la hiperinflación que devaluó el bolívar y que el gobierno pretende ocultar con la Plataforma Patria que ofrece unos bonos miserables de menos de 1$, al igual que el pago de los jubilados y pensionados. El pasado 1º. de Octubre 2021 entró en vigor una reconversión monetaria, la tercera en este siglo, que eliminó 6 ceros a la moneda venezolana, conocida hasta entonces como bolívar soberano y pasó a denominarse bolívar digital. A estos 6 ceros se suman 8 más que fueron eliminados en las dos reconversiones monetarias previas: la del 2008 y la del 2018.

Que hermoso sería que todos los venezolanos tuviesen acceso a esa Venezuela del Primer Mundo, de grandes tiendas y supermercados que ofrecen productos nacionales e importados con precios dolarizados y en bolívares devaluados, que no todos pueden cubrir, pero que están a la vista de quienes creen ver un país próspero, sin percatarse de que un 70% de la población no tiene acceso a esos bienes, teniendo muchos que emigrar en busca de mayor calidad de vida. Nos preguntamos que hacer para cambiar, esa es la gran pregunta.

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.