¡Qué difícil unas elecciones libres y transparentes! - ACN
Connect with us

Opinión

¡Qué difícil unas elecciones libres y transparentes!

Publicado

on

Compartir

¡Qué difícil unas elecciones libres y transparentes!: Por Francisco Mayorga.- El presidente Nicolás Maduro quiere salir del poder lo mejor posible; y entre los posibles anuncios, estaría convocar a elecciones para asegurar para la historia;  su condición cómo verdadero demócrata. Seguramente que las perderá,  pero un exilio “dorado” en Rusia, será su consuelo. Descartado el destierro  en Cuba;  porque el efecto dominó es la caída en la isla del régimen comunista.

La posibilidad de unos comicios con garantías democráticas y estándares internacionales;  debe sostenerse a través de una completa renovación del Consejo Nacional Electoral (CNE);  y por supuesto, con la previa desocupación del control de los Poderes.

En la “victoria” de Nicolás Maduro en su reelección presidencial;  se evidenciaron diferentes acciones perjudiciales para la oposición con la ayuda del Consejo Nacional Electoral (CNE);  como impedir el registro de nuevos electores, modificación del registro de votantes; reubicación a última hora de centros de votación, eliminación del uso tinta indeleble y el captahuellas; violación de la Ley al impedir la sustitución de candidatos en el tarjetón.  Incuestionable  el ventajismo gubernamental;  sumado a la desmotivación de electores y la manipulación de cifras.

Para que las elecciones sean transparentes es necesario el cambio de las autoridades electorales;  quienes ya tienen demasiado tiempo con el régimen chavista.  Es fundamental depurar el Registro Electoral Permanente (REP) y habilitar a las organizaciones políticas que fueron anuladas por el CNE;  planteo Roberto Abdul, presidente del comité directivo de la asociación civil Súmate, ONG con experiencia tecnológica y logística en cobertura de eventos electorales.

Organizaciones como la Unión Europea y la OEA, con amplia experiencia en la observación electoral;  deben estar presente por los antecedentes de fraude electoral; así como la mayor cantidad de organismos internacionales imparciales. Miles de venezolanos con doble identidad deben ser depurados del REP;   y tomar en cuenta a todos los venezolanos que han salido del país y que tienen derecho a votar desde el exterior.

Una tarea muy compleja

Elecciones libres y transparentes conlleva la desarticulación de grupos armados;  los colectivos y  «disidencias» de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Ejército de Liberación Nacional (ELN);  las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), entre otros;  que  amedrentan y persiguen  e impiden  a los electores ejercer libremente su derecho al voto.

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, debe exigir en las negociaciones en Barbados todas las acciones planteadas  como requisito indispensables en una medición de fuerza electoral con la participación de todos los venezolanos.

La participación del presidente de la chavista Constituyente en los comicios como un posible candidato presidencial es opcional, debido a que se trata de un presunto delincuente. Hay que recordar que EE.UU. sancionó a Diosdado Cabello por estar vinculado en la violación de los derechos humanos, el terrorismo y el narcotráfico internacional.

El despeje del chavismo de todas las esferas del poder quedaría implementado con una elecciones libres y transparentes pero queda pendiente la conformación de una fuerza de choque contra la desbandada de los grupos armados que custodiaban la dictadura, además de candidatos emergentes con una hoja de vida intachable.

Un colofón aparte, tal vez la filosofía de tu Iglesia no te convierta en un mejor ser humano ni tu respeto a  los derechos humanos tengan el signo de las Naciones Unidas, ya que está es una convicción que nace en el mismo  núcleo del ser.  Vivir en armonía con tu entorno puede ser la cuestión, porque no mancha la castidad lo que entra involuntariamente por tus ojos u oídos, sino los malos pensamientos que se albergan en el corazón.

ACN/fm

No deje de leer: «No se rindan» pide Guaidó a venezolanos

 

Opinión

Primer Mundo, Tercer Mundo

Publicado

on

Compartir

Por: Cora Paez de Topel

Comienza el año 2022 con una sensación de desaliento ante la incertidumbre de lo que irá a suceder en Venezuela en el futuro cercano. Será posible un cambio de gobierno pacífico y democrático a través de unas elecciones programadas, pero cuestionadas por un amplio sector de la oposición. O será el revocatorio la manera acertada de salir de Maduro y de sus cómplices .

Otra salida estudiada por ANCO – Alianza Nacional Constituyente Originaria – presidida por la Dra. Blanca Rosa Mármol y por el constitucionalista Ing. Enrique Colmenares Finol es la refundación de la República a través de una nueva Constitución.

Son todas fórmulas muy bien estudiadas, pero difíciles de resolver por esa misma variedad de opiniones, producto de la división partidista y de la falta de un liderazgo unitario, firme y creíble, que motive a los ciudadanos a no perder la esperanza de recuperar la institucionalidad democrática. Un país en el que se cumplan las leyes, en que quienes gobiernan sean honestos y quienes no desempeñen su labor con pulcritud puedan ser sustituídos, en el que el presupuesto nacional se reparta equitativamente en los estados y municipios, para que los gobernadores y alcaldes cumplan con los compromisos laborales y con los servicios públicos indispensables: agua, luz, gas, mantenimiento de nuestras calles, seguridad y servicios asistenciales.

Si nos preguntamos por qué la política causa tanta preocupación entre nosotros la respuesta es fácil de responder, por cuanto el descontento de la población cada día va en aumento en un país claramente dividido entre lo que se denomina Primer Mundo y Tercermundismo, lo que significa una gran desigualdad social y económica que no se compadece de los más pobres, sino que por el contrario los oprime con salarios de miseria, o sin ofrecerles empleos dignos, en tanto muchos de quienes ostentan riquezas lo hacen a costa del erario público, o de la corrupción, sin que ello signifique desacreditar a los verdaderos empresarios que trabajan de sol a sol para mantener abiertas las puertas de sus fábricas, pagar los impuestos y sostener en su lugar a la industria nacional, que ha sido golpeada en un 70% para darle paso a los productos importados, que no cumplen con el IVA ni con otros impuestos, como sí se obliga a la producción nacional.

La crisis salarial en Venezuela arropa a todos los sectores de la administración pública. Dependiendo del rango, cobran 20$ o 50$, cuando mucho. A tal efecto, aumentó en un 40% la deserción docente en las escuelas como consecuencia de las precarias condiciones laborales. Los beneficios en materia de salud para los educadores ya no existen, entre ellos IPASME.

La administración pública es la peor pagada del continente. La reconversión monetaria agravó la situación, con la hiperinflación que devaluó el bolívar y que el gobierno pretende ocultar con la Plataforma Patria que ofrece unos bonos miserables de menos de 1$, al igual que el pago de los jubilados y pensionados. El pasado 1º. de Octubre 2021 entró en vigor una reconversión monetaria, la tercera en este siglo, que eliminó 6 ceros a la moneda venezolana, conocida hasta entonces como bolívar soberano y pasó a denominarse bolívar digital. A estos 6 ceros se suman 8 más que fueron eliminados en las dos reconversiones monetarias previas: la del 2008 y la del 2018.

Que hermoso sería que todos los venezolanos tuviesen acceso a esa Venezuela del Primer Mundo, de grandes tiendas y supermercados que ofrecen productos nacionales e importados con precios dolarizados y en bolívares devaluados, que no todos pueden cubrir, pero que están a la vista de quienes creen ver un país próspero, sin percatarse de que un 70% de la población no tiene acceso a esos bienes, teniendo muchos que emigrar en busca de mayor calidad de vida. Nos preguntamos que hacer para cambiar, esa es la gran pregunta.

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.