CLAP colombiano, los verdaderos pobres que merecen compasión
Connect with us

Opinión

El CLAP colombiano

Publicado

on

Parlamentarios vacilando - acn
Compartir

El Clap colombiano.

“Los verdaderos pobres que merecen compasión y socorro, sólo son los que por motivo de edad o de salud se encuentran imposibilitados para ganar el pan con el sudor de su rostro. Todos los demás están obligados a trabajar de una o de otra manera, y si no trabajan y tienen hambre, es por culpa suya.” Carlo Collodi

El Clap colombiano: Por Robert Alvarado.- Veraz…/Es bien sabido, la corrupción administrativa ha existido siempre en el gobierno de Venezuela, solo que en la actual administración se exacerbó. El gobierno de la quinta república hace gala de métodos por demás creativos en eso de meter mano a las arcas públicas. Para muchos, ha alcanzado nuevas dimensiones, a juzgar por la cantidad de dinero que se transa diariamente, especialmente en carros y viviendas de lujo, algo criticado hasta el cansancio por el Difunto Eterno (https://www.youtube.com/watch?v=jzBge0_JWJ8), es más, se quedó corto en sus apreciaciones.

Lo más terrible ha sido sacar provecho de recursos destinados a medicinas y alimentos, algo verdaderamente criminal, por perjudicar a miles de venezolanos cuyos valores nutricionales hoy día están por el suelo y por embolsillarse una plata que debería ir a parar en los estómagos de todos en este país. ¿Recuerdan PudreVal? Pues bien, es suficiente con eso para entender la magnitud de la calamidad que deja vacíos los platos de la gran mayoría de los hogares venezolanos, y todo ocurre bajo un manto de impunidad tan grotesco como las muertes por malnutrición, la búsqueda de comida en los basureros o ver desollar perros y gatos en las calles para matar el hambre.

En el sur de Guayana vi, no me lo contaron, como se ha incrementado el consumo de carne de caballo, y eso que por ahí hay cacería que juega garrote, pero cómo cazas si las municiones que se emplean para eso desparecieron del mercado. En las minas se habla de casos de antropofagia, de canibalismo, no me consta, pero sé que por esos lares cualquier cosa es posible. Mientras esto sucede, la caja del CLAP o la bolsa de comida se enseñorea como la única alternativa de una buena alimentación, apetecida incluso por quienes hasta hace poco eran acérrimos críticos de lo que llamaban política populista, realmente lo es solo que curtió el efecto de sumisión y control perseguido por el régimen, hasta el punto de no generar duda alguna en quienes saldrán a votar en cambote para no perder tan preciada dádiva.

Pensábamos que algo peor que eso era imposible, nos pelamos, un escándalo vuelve a golpearnos el estómago de la mano del presidente colombiano Juan Manuel Santos, (https://www.youtube.com/watch?v=ps3gz8sNv7w) que de frente y como los machitos preocupados en desterrar vestigios de corrupción en ellos se le plantó a su paisano Nicolás Maduro y le cantó una cuantas verdades de las cuales ya empiezan a decir es una treta para que pierda las elecciones, habrase visto, si ese es un fraude cantado como el que cantó con muy buena voz Santos y el director de la Policía colombiana que incautó unas cuatrocientas toneladas alimentos no actos para el consumo humano que se iban a importar para Venezuela y ser repartidos por Bernal y el mismo combo que entrompó a Cocha. Ahora recuerdo cuando una amiga me comentá haberle dado un vaso de leche a su chamo, de esa que viene en la caja Clap, y el muchachito tuvo como cinco días con malestar estomacal.

¡Por Dios! Esa misma comida ha de ser la que están repartiendo como locos estos días previos a la cita del 20M. ¡Qué barbaridad! Votos inducidos con comida no apta para el consumo humano, ni el mejor comediante podía concebir una sátira más cruenta, algo así como que si quieres otra oportunidad de que te de comida primero comete esta bazofia, en fin, con la urgencia que muchos tienen de alimentos y la presión que están ejerciendo para que vayan a votar, se lo comerán y ni cuenta se darán. Así estamos y así seguiremos si seguimos dudando y pensando que la toma de El Helicoide fue un show más del régimen.

Por todos lados escucho decir, esto no tiene nombre, no es justo que un pueblo se muera de hambre, aumente la desnutrición, la pobreza, las enfermedades, es un acto criminal y un genocidio por parte de los malandros que quieren seguir alimentándonos con comida no acta para el consumo humano. Pero también escucho y con mayor énfasis, incluso hoy viernes 18/05/2018, la dudas de muchos en ir o no a votar, de esos que se las dan de inteligentes y sabiondos, que siguen criticando la entregas de cajas y bolsas Clap, por contradicciones de gente como esa, que dice tener solución para todo pero no hace nada, que duda en tomar una decisión lógica como no ir a votar, la comida no apta para el consumo humano seguirá llegando y fortaleciendo el control social y político del régimen.

[email protected] –  [email protected][email protected] (0414-071-6704)  en   www.robertveraz.galeon.com –  http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html    @robertveraz en twitter ¡Dios  bendiga a Venezuela!

No deje de leer:Presentarán en Carabobo resultados de la 14ta Encuesta Regional de Salarios

Opinión

La guerra de Ucrania

Publicado

on

guerra de ucrania
Compartir

Por: Cora Paez de Topel

Quienes seguimos las noticias internacionales día a día, lo que está pasando en el mundo más allá de nuestras fronteras, visto a través de los medios de comunicación, la televisión, el internet, no podemos menos de estar pendientes de lo que está sucediendo en Ucrania tras la invasión por parte de Rusia de ese país,  poco nombrado por nosotros hasta ahora desde que comenzó la guerra el 24 de Febrero pasado,  cuando la tragedia que aflige a su población  acapara la atención mundial, puesto que las imágenes de las ciudades, pueblos y  edificios destruídos por los misiles y bombas lanzados desde el espacio aéreo, arrasando con todo lo que encuentren a su paso,  son desgarradoras, con la mira puesta en la capital Kiev.

Seis millones de refugiados han dejado el país huyendo de la guerra, dejando sus casas y todas sus pertenencias para buscar asilo en otros países, generalmente fronterizos, en los que destaca Polonia por la buena acogida que les ha brindado a los ucranianos que  tratan de salvar sus vidas y las de sus hijos, cargando consigo el equipaje más elemental.   Otros  van para Alemania y muchos incluso se dirigen hacia América del Norte.    Miles de desplazados pasan semanas enteras escondidos  en los bunker, con muy poca alimentación y una sensación de angustia y dolor, al no saber cuando acabará ese terrible atropello, llorando la pérdida de sus bienes materiales y de sus seres queridos.

Destaca en todo este drama humano la valiente actitud del  presidente  Volodomir Zelensky  y de los soldados ucranianos, al igual que los cientos de miles de ciudadanos que no han bajado la guardia ante las agresiones del ejército ruso, dirigido por el presidente Wladimir Putin, quien inició esa mortífera guerra en procura de apoderarse de Ucrania, apoyado por el Jefe de la Diplomacia rusa Serguei Lavrov, esgrimiendo una excusa tan absurda como acabar con el nazismo, descartando el hecho que Zelensky es judío, lector de la Biblia, al igual que la mayoría de los ucranianos que son cristianos ortodoxos y humanitarios,  por lo que rechazan el antisemitismo de una manera contundente.

Lo que Wladimir Putin está ejecutando en Ucrania es un crimen de lesa humanidad, producto de la apetencia intervencionista similar a la vivida en la época del comunismo en  la Unión Soviética,  para expandir su poder militarista contra un país libre y soberano, que después de la caída del Muro de Berlín en el año 1989, logró su independencia y gobierno propio.  A semejanza de Joseph  Stalin,  Wladimir Putin es un político opresor del estado militarista,  dictador que no acepta a los líderes de la oposición,  que cuando se acerca la fecha de las elecciones los envía a la cárcel, tal como sucedió con  Aleksei Navalni, quien fue envenenado y continúa tras las rejas.

Los países de la Unión Europea apoyan la democracia ejercida en Ucrania por Zelensky, al igual que lo hace el Reino Unido, Canadá y los Estados Unidos, en tanto la China y su régimen comunista, al igual que Corea del Norte,  mantienen  una posición neutral.  El poder la OTAN se ejerce desde la esfera atlántica procurando la paz en el planeta tierra,  conociendo los riesgos de desatar la III Guerra Mundial.  Es aleccionador ver como los   principales líderes  de los países democráticos han roto relaciones económicas y políticas con la Rusia dominada por Putin, como una forma de sancionar su política intervencionista.   La reciente noticia de que tanto Finlandia como Suecia, que estaban renuentes a incorporarse a la OTAN,  ahora decidieron hacerlo para fortalecer la ayuda militar en caso de una invasión.

Ucrania posee importantes yacimietos de hierro y grandes instalaciones hidroeléctricas.  Es una región agrícola e industrial, productora de trigo, carbón y acero.  La guerra desatada en su territorio repercute en la economía mundial que ya de por sí estaba azotada por la pandemia del Coronavirus, empobreciendo aún más a muchos desplazados en una época de tantas convulsiones políticas, sociales y económicas.  La ayuda prestada a ese país por parte de los Estados Unidos, Canadá  y la Unión Europea,  para combatir a un agresor tan poderoso como  Rusia,  ha demostrado que en la unión está la fuerza, por lo que Wladimir Putín  tarde o temprano se verá obligado a retirarse.

Seguiremos pendientes de las noticias internacionales en la era de la globalización, cuando lo que pasa en otros lugares, por muy lejanos que sean, nos afectan a todos.  Ucrania se resiste a ser intervenida por Rusia que, al  pretender dividirla la debilitaría,  haciéndole perder su soberanía.  En tanto la guerra continúa, la tensión mundial está puesta en la Europa Oriental.

Otros Artículos: La casa celis joya colonial y museo de antropología e historia

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.