CLAP colombiano, los verdaderos pobres que merecen compasión
Connect with us

Opinión

El CLAP colombiano

Publicado

on

Parlamentarios vacilando - acn
Compartir
  • 7
    Compartidos

El Clap colombiano.

“Los verdaderos pobres que merecen compasión y socorro, sólo son los que por motivo de edad o de salud se encuentran imposibilitados para ganar el pan con el sudor de su rostro. Todos los demás están obligados a trabajar de una o de otra manera, y si no trabajan y tienen hambre, es por culpa suya.” Carlo Collodi

El Clap colombiano: Por Robert Alvarado.- Veraz…/Es bien sabido, la corrupción administrativa ha existido siempre en el gobierno de Venezuela, solo que en la actual administración se exacerbó. El gobierno de la quinta república hace gala de métodos por demás creativos en eso de meter mano a las arcas públicas. Para muchos, ha alcanzado nuevas dimensiones, a juzgar por la cantidad de dinero que se transa diariamente, especialmente en carros y viviendas de lujo, algo criticado hasta el cansancio por el Difunto Eterno (https://www.youtube.com/watch?v=jzBge0_JWJ8), es más, se quedó corto en sus apreciaciones.

Lo más terrible ha sido sacar provecho de recursos destinados a medicinas y alimentos, algo verdaderamente criminal, por perjudicar a miles de venezolanos cuyos valores nutricionales hoy día están por el suelo y por embolsillarse una plata que debería ir a parar en los estómagos de todos en este país. ¿Recuerdan PudreVal? Pues bien, es suficiente con eso para entender la magnitud de la calamidad que deja vacíos los platos de la gran mayoría de los hogares venezolanos, y todo ocurre bajo un manto de impunidad tan grotesco como las muertes por malnutrición, la búsqueda de comida en los basureros o ver desollar perros y gatos en las calles para matar el hambre.

En el sur de Guayana vi, no me lo contaron, como se ha incrementado el consumo de carne de caballo, y eso que por ahí hay cacería que juega garrote, pero cómo cazas si las municiones que se emplean para eso desparecieron del mercado. En las minas se habla de casos de antropofagia, de canibalismo, no me consta, pero sé que por esos lares cualquier cosa es posible. Mientras esto sucede, la caja del CLAP o la bolsa de comida se enseñorea como la única alternativa de una buena alimentación, apetecida incluso por quienes hasta hace poco eran acérrimos críticos de lo que llamaban política populista, realmente lo es solo que curtió el efecto de sumisión y control perseguido por el régimen, hasta el punto de no generar duda alguna en quienes saldrán a votar en cambote para no perder tan preciada dádiva.

Pensábamos que algo peor que eso era imposible, nos pelamos, un escándalo vuelve a golpearnos el estómago de la mano del presidente colombiano Juan Manuel Santos, (https://www.youtube.com/watch?v=ps3gz8sNv7w) que de frente y como los machitos preocupados en desterrar vestigios de corrupción en ellos se le plantó a su paisano Nicolás Maduro y le cantó una cuantas verdades de las cuales ya empiezan a decir es una treta para que pierda las elecciones, habrase visto, si ese es un fraude cantado como el que cantó con muy buena voz Santos y el director de la Policía colombiana que incautó unas cuatrocientas toneladas alimentos no actos para el consumo humano que se iban a importar para Venezuela y ser repartidos por Bernal y el mismo combo que entrompó a Cocha. Ahora recuerdo cuando una amiga me comentá haberle dado un vaso de leche a su chamo, de esa que viene en la caja Clap, y el muchachito tuvo como cinco días con malestar estomacal.

¡Por Dios! Esa misma comida ha de ser la que están repartiendo como locos estos días previos a la cita del 20M. ¡Qué barbaridad! Votos inducidos con comida no apta para el consumo humano, ni el mejor comediante podía concebir una sátira más cruenta, algo así como que si quieres otra oportunidad de que te de comida primero comete esta bazofia, en fin, con la urgencia que muchos tienen de alimentos y la presión que están ejerciendo para que vayan a votar, se lo comerán y ni cuenta se darán. Así estamos y así seguiremos si seguimos dudando y pensando que la toma de El Helicoide fue un show más del régimen.

Por todos lados escucho decir, esto no tiene nombre, no es justo que un pueblo se muera de hambre, aumente la desnutrición, la pobreza, las enfermedades, es un acto criminal y un genocidio por parte de los malandros que quieren seguir alimentándonos con comida no acta para el consumo humano. Pero también escucho y con mayor énfasis, incluso hoy viernes 18/05/2018, la dudas de muchos en ir o no a votar, de esos que se las dan de inteligentes y sabiondos, que siguen criticando la entregas de cajas y bolsas Clap, por contradicciones de gente como esa, que dice tener solución para todo pero no hace nada, que duda en tomar una decisión lógica como no ir a votar, la comida no apta para el consumo humano seguirá llegando y fortaleciendo el control social y político del régimen.

[email protected] –  [email protected][email protected] (0414-071-6704)  en   www.robertveraz.galeon.com –  http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html    @robertveraz en twitter ¡Dios  bendiga a Venezuela!

No deje de leer:Presentarán en Carabobo resultados de la 14ta Encuesta Regional de Salarios

Auto Europe Car Rental

Opinión

Libano y Venezuela tan lejos y tan cerca

Publicado

on

Compartir

Líbano y Venezuela: tan lejos y tan cerca: Por Luis Velázquez Alvaray.-

A pesar de la distancia geográfica 10.739 km entre Venezuela y Líbano; el terrorismo no tiene parámetros y es capaz de instalarse en cualquier parte;  y victimizar poblaciones completas, bajo el hilo ensordecedor de la violencia.

La explosión de 2750 toneladas de amonio no es casual. En los países que padecen este horror, cualquier cosa es posible.



Son culturas totalmente distintas, pero se cruzan en el quehacer analítico muchas similitudes. El Líbano fue un país modelo para las democracias del mundo. Con instituciones fortalecidas en medio de problemas, pero superables cuando se apalancaban procesos democráticos; como sucedió en ambos países, en aquellos años de respiro libertario.

Cien mil niños desaparecidos en Libano

Contaron con recursos para diseñar un gran futuro.  Hoy el Líbano y Venezuela, empujan a la muerte;  a miles de menores de edad, que son desplazados a vivir en condiciones infrahumanas. Valga un ejemplo: durante la reciente explosión;  han desaparecido mas de cien mil niños y millones han quedado sin hogar.

En Venezuela durante la explosión castrochavista la tasa de desnutrición infantil alcanza el 75%, 1.7 millones menos de niños en edad escolar, 4 millones de niños que se le niega la escuela, desnutrición infantil crónica. Allá fue el amonio y la violencia. Aquí la destrucción de los nuevos colonizadores comunistas.

Ambos países edificaron centros sanitarios para atender a sus respectivas poblaciones, hoy todas las estructuras hospitalarias están destruidas. Han preferido armar tropas de bandoleros, que entregar salud a la población; igual con los sistemas educativos en ruinas, generadas por ideologías que solo les alimenta la violencia y que no les interesan que las mayorías se eduquen como sucedió en el pasado, abriendo paso a una floreciente clase media, que calibró positivamente el desarrollo de la sociedad.

Poseían aparatos productivos autosuficientes, hoy están azotados por la violencia política y el narcotráfico, no tienen capacidad ni para importar alimentos, ni productos básicos de subsistencia. Unido al colapso económico, coinciden en el caótico proceder ante la pandemia, que cobra mayores víctimas, cuando no hay alimentos, viviendas, agua, combustible.

Una crisis dentro de otra crisis

Es como se ha señalado: “una crisis dentro de otra crisis”. Un infierno. La sociedad libanesa está exhausta tras varios meses de represión gubernamental contra la Juventud beiruti. Otra extraña coincidencia: Venezuela vive la más profunda y selectiva represión de su historia. Al mando de grupos paramilitares del eje totalitario. Se tortura, se asesina y se encarcelan políticos y militares, sin respeto alguno a los derechos humanos. Víctimas de la ferocidad cubana y militares comprados con el dinero de la droga, cometen los más horribles crímenes de lesa humanidad.

El Líbano y Venezuela se han convertido en un polvorín, y allí se destaca la coincidencia mayor. En ambos Estados fallidos actúa sin ningún límite el grupo forajido más peligroso del mundo: Hezbolá.

Son ellos los que ordenan. No es de extrañar que cargamentos de nitrato de amonio estén en Venezuela, ya que las 2.700 de la explosión pertenecen a personas vinculadas a esta banda. Se han decomisado toneladas en Alemania, Reino Unido, destinadas a operaciones violentas, ya que es un explosivo de gran volatilidad. Con sus operaciones en Venezuela está en peligro toda la región, como sucede en el Líbano contra Israel y otros países acechados por Irán, quien realmente es la columna vertebral de este paraejército mundial.

Amenaza colonial en perspectiva

En el Líbano, tienen ministros, en Venezuela también. Tienen corredores aéreos con Irán para transportar armamentos y explosivos. Poseen gran fortaleza financiera con la organización Estatal traficando drogas y realizando saqueos en todo el mundo.

¿Cómo pueden el Líbano y Venezuela librarse de estas estructuras criminales, si controlan el aparato estatal y son protegidos por la república islámica de Irán, que unifica además a los grupos guerrilleros, a los cubanos, a los rusos, a los chinos y a todos los insurrectos nostálgicos que han conseguido su campo de operación?

Sí el mundo democrático no interviene con su poderío militar, vendrán nuevas colonias. En la mira próxima: Colombia, Chile y el resto de democracias.

Ya lograron apresar al paladín de la lucha por la libertad en Colombia, Presidente Uribe Vélez; sacaron a 5 millones de venezolanos, destruyeron a Chile y en general arrinconan a los demócratas. Ojalá mañana no sea tarde.

ACN/lva

No deje de leer: Tapabocas que SI funcionan

Seguir Leyendo
Auto Europe Car Rental

Clx Latin

Facebook

Carabobo

Auto Europe Car Rental

Sucesos

Lo más leído