El padre Ugalde y la defensa de la Constitución | ACN El padre Ugalde
Connect with us

Opinión

El padre Ugalde y la defensa de la Constitución

Publicado

on

La tortura - acn
Compartir
  • 4
    Shares

El padre Ugalde y la defensa de la Constitución: Por: Luis Velázquez Alvaray.- Ante la intención  dictatorial de sustituir abruptamente la Constitución de 1999, -sin atender en lo más mínimo lo que misma Carta Magna expresa-, ha surgido  la siempre valiente voz del Padre Luis Ugalde, para proponer la unificación de todos los sectores políticos, sociales y económicos , e impedir  las pretensiones autocráticas de la pandilla gobernante, que no conforme con violarla como les da la gana, ahora quieren exterminarla, para imponer un adefesio que les dictan desde Cuba, los que verdaderamente gobiernan Venezuela.

Sería importante, que todos los sectores escucharan el llamado desesperado del prestigioso Sacerdote y salieran al paso a estos deletéreos, a los cuáles hay que frenar y hay que hacerlo ya.

Un gran comité nacional se debe formar, en ocasión de conmemorarse el próximo 15 de diciembre un nuevo aniversario del texto Constitucional. Sería importante coordinar esa tarea y nadie mejor para hacerlo que el valeroso ex Rector de la UCAB, junto al resto de la sociedad civil. Un comité que convoque sin banderías partidistas la gran movilización popular, tanto nacional como internacional, para detener el último arponazo del comunismo medieval que nos destruye.

Como en su tiempo Fujimori, la intención de perpetuarse arrastra con lo que sea. Ya es una seguidilla de golpes de Estado lo que se suscita en el país. El topetazo desconoció al Parlamento electo por el pueblo Venezolano, creó una constituyente sin atender a los lineamientos pactados socialmente, y se apropió de las facultades y competencias que la norma atribuye a cada una de las ramas del poder público. Arrebatamiento brusco, quebrando la continuidad Republicana, con medios ilegítimos, sobrepasando con el uso de la fuerza las reglas del derecho.

El Padre Ugalde llama al deber de restauración democrática y bien lo ha recalcado Ledezma, desde el exilio: la bandera que debemos izar es la de artículo 333 de la Carta Magna que se pretende defenestrar. “Esta Constitución no perderá su vigencia si dejaré de observarse por acto de fuerza o por que fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella”. Como lo reconoce la doctrina y la jurisprudencia, se plantea un mecanismo legítimo de desobediencia civil, que es resistir al régimen usurpador. Esta disposición se vincula con el artículo 138 que declara la ineficacia de toda autoridad usurpada y la nulidad de todos sus actos.

La desobediencia civil, jurando fidelidad a los principios Constitucionales, es un antídoto a las injusticias, que la minoría usurpadora pretende legitimar.

No queda otro camino: o se plantea la lucha unitaria en todos los ámbitos, o pasamos definitivamente y para siempre, a ser una colonia de los Castro y del grupo de fariseos que les secundan.

No deje de leer: Los mensajes de cada país que llevan en su autobús mundialista

Opinión

Un acuerdo desde el arranque

Publicado

on

Compartir

Un acuerdo desde el arranque: Por Francisco Mayorga.-

Oposición y Chavismo están conformados de manera similar, sólo que a los últimos los une el poder, pero ambos tienen la misma naturaleza;  y se nutren de corrientes tanto de izquierda como de derecha, del sector militar, de sectores conservadores de la sociedad, de las bases de Acción Democrática y de Copei, que sustentaron gobiernos, pero también de liberales y hasta religiosos y ateos… por eso es muy difícil un acuerdo; “cuándo dos fuerzas iguales chocan, se repelen”. Satisfacen ambas posiciones la pluralidad de los venezolanos, cambiantes, y revolucionarios de una singular peculiaridad.

La política no es un negocio, sino un bien útil, un servicio humanitario, pero este concepto no está muy claro en el heterogéneo pensamiento del criollo. La idea es que la gente tenga una vida  gratificante, y pienso que ningún gobierno;  en absolutamente toda la historia de Venezuela;  se ha logrado el pleno bienestar, eso hay  que empezar por  reconocerlo.

Un acuerdo es imposible sin una profunda revisión de todos los actores políticos;  para por lo menos regularizar el conflicto, parar  y dedicarse verdaderamente a la política,  a lo que tienen que ocuparse los servidores a ultranza y que la gente pueda vivir con unas condiciones mínimas de vida.

El ser venezolano

Jesucristo es el creador de la Iglesia, es Dios y fundador del evangelio cristiano, Simón Bolivar, el Libertador de Venezuela y de América era católico, contrario a especulaciones sin ningún fundamento. Era incuestionablemente católico como puede probarse fehacientemente. De España aprendimos lo que desconocíamos, de los indígenas primarios heredamos la contemplación y ellos la búsqueda y la acción de ancestros en teoría…

Aun así, los venezolanos somos como una hallaca; hecha de muchos productos de distinto origen, pero geográficamente ubicables,  por eso, pero más que todo por la crisis económico-social que atravesamos;  se ha convertido en una quimera para la mayor parte de la población… el recuerdo de lo sabrosa que es, nos da fuerza para seguir buscando un acuerdo que nos traiga a la mesa la “multisapida”, como decía Rómulo Betancourt.

En la universidad nos asomamos a doctrinas ajenas, a planteamiento de distintos pensadores, pero en esencia, nunca fuimos reclutados;  ser venezolano es una condición intrínseca, es ya nuestra naturaleza, bien distinta de nuestros vecinos de las fronteras y de los de más allá del gran charco, léase mares.

 Francisco Mayorga y algunas ideas para pensar

Buscar un acuerdo… así como cede el agua al arrimarse a las rocas obstinadas, cuando uno cede en la vida resuelve lo imposible, ceder es empezar otra vez, pero este simple ejemplo está perdido entre los hombres. Este cierre lo leí en alguna parte, hace tanto tiempo que ya ni me acuerdo…

Especial para ACN, Caracas, octubre 14 de 2019

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído