Ella - ACNElla, la música, una de las artes que llega al alma
Connect with us

Opinión

Ella

Publicado

on

hallacometro
Compartir

Ella: Por Carlos Vicente Torrealba.– La música es quizás una de las artes que más rápido llega al alma, es el antídoto de la tristeza, es el manantial de la melancolía y a la vez la fuerza de la propia vida.

Ser músico ya sea instrumentista, cantante que no es más que aquellos que usan su voz como un instrumento, es difícil ya que se abren dos luchas las de ser y la de poseer espacio donde poder desarrollar lo que en el fondo uno es y desea perfeccionar, la vida de los hombres y mujeres que han elegido esa profesión como modo de vida es sumamente difícil, sobre todo en países como el nuestro que aún se debaten entre la cultura y la barbarie en medio de una crisis profunda de valores e identidad.

Ser venezolano bajo estas premisas es duro, ya que el cambio de paradigma ha llegado que el venezolano es el lobo del propio venezolano, y no se reconozca entre sus iguales, la identidad nacional no está entre puntos ni rayas, menos en carnet o cedulas la identidad, la  nacionalidad está alojada entre el pecho y el alma, y en Venezuela algunos la han extraviado mientas otros la cultivan y la llevan más allá de su cuerpo entregándola y obsequiándola a su público con su voz y su espíritu indomable como buenos venezolanos que fueron paridos en las polvorientas columnas del campo nacional.

En más de mí medio siglo de vida he escuchado y deleitado con muchos tipos de música y de espectáculos he conocido desde tenores  hasta cantores de mi tierra.  Hay un género que como buen llanero me gusta mucho sobre todo en los espectáculos típicos y son los golpes interpretados por conjuntos  y  cantores.  En nuestra nación hay mucho talento que se ha desbordado a otras naciones, aunque el llano es uno solo dividido por dos países, el nuestro es una matriz de talento, algunos con muchas experiencias, otros jóvenes que la están construyendo. He visto a una nueva generación surgiendo y merecen disfrutarlos como he disfrutado a Noris Valencia una joven cantante con fuerzas, aplomo seguridad en la escenario querida por un público que disfruta su espectáculo y respetada por sus ganas de triunfar, cuantos venezolanos hay que aman a su nación y luchan desde su propia tierra como Noris Valencia como yo o como tú, una cosa es decirse venezolano y la otra es serlo.

[email protected] – @cartorrealba

No deje de leer:Estos son los 11 países que permitirán entrar a venezolanos con sus documentos vencidos (video)

Opinión

Comunicar, denunciar, opinar

Publicado

on

Se desvinculan de los papeles de Pandora - noticiacn
Compartir

Por Francisco Mayorga.-

No pretendo filosofar, más bien aprender y asimilar ideas nuevas, cuando las haya. En teoría de la comunicación hay muchas tendencias y el “verdadero” periodismo está en permanente evolución, así como la sectorización de la ética y la legislación de prensa. Comunicar es la clave.

No calificó ni pretendo enseñar nada, pero el periodismo se ha diversificado de un modo alarmante y  pasmoso, tanto como los canales de difusión. Todos son potencialmente comunicadores, pero  periodistas en pleno ejercicio de la profesión, muy pocos. Una gran mayoría de estos se han convertido en “escritores” y prefieren que así los llamen,  en lugar de periodistas…

La pluralidad comunicacional requiere de más fuerza, de una mayor  multiplicidad de posiciones, de un mayor número de plumas, por supuesto, sin exclusiones. El fundamento es comunicar.

Editorializo: Ser periodista no es simplemente una carrera universitaria, es una forma de ver la vida. Es hurgar en las causas de los males y las injusticias de una sociedad cada vez más compleja. Es una fuerza inquietante que impulsa la búsqueda de soluciones. Es un compromiso del que no es fácil escaparse y que hace que los sueños lleguen a materializarse.

¿Pero cómo?, con el cambio lento pero profundo de la mentalidad de los hombres. Con la apertura de posiciones contrarias que develen la verdad de las cosas y con la transparencia de los hechos sin otra intención que la honestidad. La objetividad debe ser uno de nuestros principios básicos.

Pero la función del comunicador social no debe limitarse sólo a la transmisión de información, porque sólo quedaría como un virtual repetidor de los ecos noticiosos. Por el contrario, debe generar a través de su trabajo la confrontación sana y amistosa que tenga como finalidad la solución concreta de los problemas, como por ejemplo, propiciar la movilización de las autoridades competentes para el buen funcionamiento de una escuela o un centro asistencial…

De allí el poder de la denuncia, vehículos del que se valen las comunidades y los más necesitados para intentar poner fin a su drama.

Y es entonces cuando aquel ciudadano crítico y pensante se convierte en un luchador social, en un periodista, desde cualquier plataforma y con la sola idea de cambiar un estado de cosas que perturban el sueño de una comunidad, o simplemente el sueño de un niño, de una madre o de cualquier hombre sobre la tierra.

Estos son los protagonistas. Eso quisiera, con el concurso responsable de reflexiones, como la suya, amigo lector y de otros que tengan la necesidad real de aportar conocimientos.

Yo sólo soy un periodista, pero reitero la potencialidad comunicacional de los ciudadanos y si me es permitido, todos contarían con un espacio para escribir sus opiniones, con valorada y segura publicación, así como también muchos otros que me han propuesto colaborar a través de sus artículos.

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.