Estación Oslo cerrada - ACNEstación Oslo cerrada
Connect with us

Opinión

Estación Oslo cerrada

Publicado

on

asedio y desgaste - acn
Compartir

Estación Oslo: Por Leopoldo Puchi.-  Las miradas volcadas sobre Oslo, Noruega, punto titilante del flujograma que comenzó su puesta en marcha de forma pública en enero de este año. Los diseñadores de la estrategia no están muy convencidos de que en esa estación se logren alcanzar los objetivos trazados inicialmente, pero los acontecimientos han llevado hacia allá, hacia la negociación, el pulso por el poder en Venezuela.

Hay escepticismo, en la medida que se esperaba otra evolución de los acontecimientos, y porque se llega allí por el peso de la realidad y de las circunstancias.

En un principio se pensó que con cierta facilidad el efecto conjunto de la creación de una imagen de poder dual, las amenazas de intervención y el anuncio del embargo petrolero harían la tarea de convencer a los militares para que actuaran por medio de una sublevación o un golpe palaciego y se produjera así el traslado del poder hacia los sectores de la oposición comprometidos.

GEOPOLÍTICA

No ocurrió así y, luego de tres intentos de sublevación militar en el transcurso de estos meses, no se confía en que un levantamiento exitoso tenga lugar, aunque hace pocos días la agencia Reuters informaba: “EEUU relanza contactos con personal militar venezolano”.

También se conoció que la otra alternativa, la de una intervención militar efectiva, y no como simple amenaza, no estaba decidida. En este sentido, Frank Mora, ex subsecretario de defensa para el hemisferio occidental, explica que Donald Trump nunca se comprometió con una intervención directa en Venezuela, por lo que no es seguro que esto ocurra.

Por lo demás, la dimensión geopolítica del conflicto obligó a que se entablaran conversaciones entre Sergei Lavrov y Mike Pompeo, que conducen a explorar vías diplomáticas antes de que haya una decisión sobre acciones bélicas.

OPCIONES “INTERMEDIAS”

De manera que, sin garantías de golpe ni de intervención, se ha admitido que, por el momento, el terreno adecuado para proseguir la lucha por el poder es el de las negociaciones.

La oposición insistirá en que el sector gubernamental debe abandonar Miraflores, y del lado del Gobierno se planteará un acuerdo en el que se creen las condiciones políticas que le permitan ejercer el mandato presidencial.

Hasta el momento, cada sector se mantiene en sus posiciones, aunque es posible que en el transcurso de las conversaciones se construyan opciones “intermedias”.

SANCIONES

Las expectativas de que los resultados de la negociación se inclinen hacia el planteamiento de la oposición residen en los efectos esperados del vector de profundidad de la estrategia en curso: las sanciones petroleras y financieras, que generarán más penurias en la población y mayor malestar social. Un “bombardeo” que el Gobierno intentará circundar con nuevos mercados y otros mecanismos de pago de las importaciones. Esa es la batalla que se libra fuera de la apacible Oslo.

No deje de leer: Prueba de resistencia Maduro-Guaidó mientras Venezuela colapsa

 

Opinión

La Vigencia del Idioma

Publicado

on

Idioma
Compartir

Los idiomas se aprenden por imitación, el poder del hogar en esta función tan esencial para la vida colectiva es irremplazable aunque otras influencias como la radio, la televisión, la prensa, el estudio, las redes sociales, los influencer,  juegan un papel importante en el decir de la gente. Todo esto quiere decir que el idioma está perdiendo elegancia y pureza, por falta de precisión, y que cada día se habla y se escribe peor, se escribe signo de este tiempo apresuradamente sin esforzarse, sin preocuparse del léxico o de la sintaxis.

No todas las personas poseen el mismo caudal lingüístico, pero no cabe duda que las ventajas estarán de parte de aquellas en que ese caudal sea más preciso. Todos sabemos que el que consiga hacerse entender mejor, el que se expresa con mayor claridad y precisión, es el dueño de recursos poderosos para abrirse camino en el trato con sus semejantes.

El castellano que es una lengua hablada por cientos de millones de personas es actualmente el cuarto idioma del mundo en cantidad de usuarios, tiene una literatura relativamente importante, entonces su debilidad es la pobreza lingüística y la exclusión digital del gran número de sus hablantes en América Latina  además de la progresiva ruptura de su homogeneidad.

En Brasil, como en Estados Unidos el castellano refuerza su posición de segunda lengua, viviendo un momento de expansión y esplendor. Hay un creciente interés en hablar y escribir bien el castellano, los motivos además de culturales son laborales, aunque algunos descendientes de latinos no comprendan que ser bilingües es dominar bien dos lenguas por separadas y que el Spanglish (jerga creada y utilizada por la población de origen hispano que no domina bien ni el castellano ni el inglés) es una amenaza a la pureza del idioma y que es el resultado de una educación precaria.

Una encuesta realizada recientemente reveló que solo un 5% de estudiantes de 16 años comprenden la lógica de los acentos, un 72% se enreda con la hache, el 53% confunden la LL con la Y , el 15% no puede escribir una historia básica. Como expresaría Platón “Hablar impropiamente no es sólo cometer una falta en lo que se dice, sino causar un mal a las almas”.

La lucha por la supervivencia de los idiomas es un fenómeno natural de la historia: Cuando los conquistadores impusieron el castellano en América Latina, provocaron la extinción de 110 grupos idiomáticos y dialectos sólo en México y otro centenar en el resto del continente.

A pesar de su larga existencia 10 siglos aún no puede definirse con claridad la propia denominación de nuestro idioma: Hay quienes prefieren llamarlo español o castellano, otros postulan más correcto llamarlo hispanoamericano, en Venezuela la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece en su artículo 9 “El Idioma oficial es el Castellano..” Indudablemente que la vigencia de un idioma lo determinan varios factores y que con la muerte de un idioma muere una cultura, pero es deber de cada ciudadano preocuparse por escribir gramaticalmente correcto y enriquecer el léxico con un lenguaje exacto en su pronunciación #OpinionLeonBerastegui

Juan Carlos León Berástegui
@abocorporativo 
Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.