¡Estado de necesidad, ha llegado el momento de hablar del estado
Connect with us

Opinión

Estado de necesidad

Publicado

on

camino
Compartir

¡Hasta cuándo!/Estado de necesidad: Por Pablo Aure.- Ha llegado el momento de hablar sobre el estado de necesidad que estamos presenciando y que se acentuará en los próximos meses como una dimensión más oscura del ya sombrío panorama.

Regresamos a la ley de la selva donde el más fuerte sobrevive. En eso han convertido a nuestra amada Venezuela.

La doctrina nos dice que el estado de necesidad se da cuando los intereses legítimos de un sujeto se encuentran en un estado de peligro, y solo pueden ser salvados mediante la lesión de los intereses legítimos de otra persona.

¿Qué significa esto para los venezolanos en la actualidad? En primer lugar, debido a que el interés y al mismo tiempo derecho natural y legítimo de toda la población de alimentarse, se está viendo seriamente amenazado, llegará un terrible momento donde muchos (más de lo que ya hemos visto) tratarán de conseguir alimentos como sea, sin importar que lesionen los derechos de otras personas.

Y no hay ninguna institución que ponga orden, pues los poderes públicos desaparecieron y se transformaron en cuevas o escondites concebidos para planificar cualquier tipo de aberración inimaginable en un mundo civilizado.

Convocar o planificar protestas contra este régimen salvaje no tiene ninguna acogida en este momento. La gente manifiesta su descontento de manera espontánea, por desgracia hemos llegado a esta situación. Cada quien actúa de acuerdo a sus necesidades. Claro que creo en las protestas, pero también sé que lo que veremos en las próximas semanas no serán de la misma naturaleza a las que hemos participado en el pasado.

Veremos saqueos más intensos, algo que es incompatible con la conducta de los demócratas, pero ese debate de lo que está bien y lo que está mal, pasa a un segundo o tercer plano cuando el ciudadano de a pie ve en peligro su vida por hambre. Por eso es imposible que podamos evitarlos. No debe llamarse revolución, sino canibalismo del siglo XXI aupado por la plaga roja.

Si medianamente alguien tiene resueltas sus necesidades básicas estará tranquilo y evita salir a la calle para no correr un peligro adicional al que corre sin protestar. En estos tiempos ser protagonista en una actividad en contra del régimen representa casi un suicidio. Es exponerse a muchas cosas: juicio, cárcel y hasta a la muerte. Lo veo de esa manera. Venezuela está dominada por una especie de “pranato” dividido en espacios o regiones, en los cuales los “gobernantes” se reparten -y respetan- el dominio, si alguien distinto a ellos se le ocurre invadírselos o quitárselos vienen los enfrentamientos.

Vendrán momentos más difíciles.-

Decir esto no es sencillo, especialmente después del año 2017, donde vimos cosas inimaginables. Hemos llegado a lo peor y si tenemos intenciones de ser solidarios con el necesitado, pues entonces, seamos inteligentes, pensemos en ellos y en nosotros. Es momento de hacer lo que está en nuestras manos, planificar para hoy y para el mañana.

Unámonos a las iglesias, a las casas de ayuda y de beneficencia. Vendrán momentos más difíciles que los que padecemos, todo seguirá complicándose y descomponiéndose.

Basta de continuar con la jugarreta electoral. Quien no quiera ver la realidad que no la vea, pero la decisión o el poder de imponer el orden no está en los civiles porque estamos apuntados por criminales. No es fácil aceptar lo que escribo, pero es como lo siento. Sin reacción militar -porque son ellos quienes tienen el monopolio de las armas- es imposible sospechar en restituir el orden constitucional.

Es más, también se requeriría la ayuda de fuerzas extranjeras que entiendan la situación. Que conste: jamás apostaría por un ejército de ocupación, aunque sí con la humanitaria e indispensable colaboración.

El capítulo final.-

Este es el último capítulo de esta trágica y tenebrosa película cuyo guión está basado en la doctrina del “Socialismo del Siglo XXI” y ese final puede ser triste o muy alegre, todo dependerá de nuestra comprensión e inteligencia.

Lo primero que tenemos que tener claro es que no podemos hacer algo para lo cual no estamos preparados. En esos asuntos de emplear la fuerza bruta, no tenemos nada que buscar. Absurdo y demencial seguir repitiendo lo mismo que hemos realizado durante casi dos décadas para tratar de salir de esta tiranía. La estrategia debe ser otra. Organización, inteligencia y coherencia.

Los que hasta ahora nos hemos quedado en el país, sobrevivimos y nos resistimos a darnos por vencidos. Por eso el trabajador sigue yendo a su trabajo a sabiendas que el sueldo no le alcanza para nada, el comerciante sigue abriendo su negocio entendiendo el peligro al que se somete. Los estudiantes con dificultades y con muchas deserciones van a las universidades a pesar del oscuro panorama que se vislumbra en los campus. Vivimos en una preocupación permanente, nos preguntamos ¿hasta cuándo aguantaremos?

Estas líneas no deben ser entendidas como un lamento sino como una fotografía de la situación nacional.

Tampoco es un llamado a la resignación, mi intención es transmitir una preocupación, pero a la vez, también es un grito sobre la advertencia de que aquí debe pasar algo. Eso sí, nada pasará si no se provoca. Pongan a correr su imaginación para que ese algo se materialice y recuerden, cada quien a lo suyo, infórmenle a los militares cuál es el rol que deben cumplir cuando el hilo constitucional se rompe y la delincuencia se desborda.

Pablo Aure/ [email protected] – @pabloaure

No deje de leer: Abogado venezolano fija posición ante declaraciones de Rex Tillerson

Opinión

La Nueva Aventura del Amorfo Ladrón 



Publicado

on

Compartir

César Burguera

@CESARBURGUERA

La extorsión a la MUD. La pasada semana nos obsequiaba un audio que revelaba la delictiva conducta del “deforme abanderado”. Entre insultos e improperios, que por razones de consideración al lector no podemos plasmar en estas líneas, pero se lograba escuchar al “amorfo delincuente” recriminar a varios representantes de la  MUD “A mí no me van a seguir mamando el gallo o me llevaran como ….. pa´ la pieza”. De esa manera reincidía el “corcovado cleptómano” en su sofisticada práctica de la extorsión, la misma que ha aplicado en el municipio San Diego, pero en esta oportunidad la víctima era la  MUD para que cedieran las válidas aspiraciones de militantes opositores y las colocarán a disposición de los libertinos miembros de su “Clan o Mafia Familiar”. Nada nos debiera sorprender, esa ha sido su humillante y déspota conducta que lo acompaña desde su propia niñez, cuando sus padres lo despojaron de la grata posibilidad de al menos pisar una aula de clase, no poder observar orgulloso cualquier pizarrón, no sentir la textura de una blanca tiza o tener el fascinante ejercicio de abrir cualquier texto de básica educación. El “torcido ladronzuelo” con su dilatado abdomen procedía igualmente a señalar que dentro de las filas de la MUD existían innumerables infiltrados y su diligente jefa comunicacional se atrevía, en horas de la noche, a publicar los nombres de los señalados como desleales delatores, advirtiendo además que “había otro nombre con más peso detrás” , de esa manera surgían los nombres de Javier Prado y Marco Bozo, dirigentes sociales y gremiales del partido Primero Justicia quienes eran sometidos a una suerte de lapidación moral. Ante la inaceptable afrenta se pudo escuchar el estridente reclamo de Carlos Santafé, secretario de PJ, quien dirigiéndose a la dirección regional señalaba “Compañeros, la infeliz acusación de Scarano contra Javier y PJ es inaceptable, en su empeño por conseguir esa posición no vacila en inventar esta patraña, el partido aquí y en Caracas enfrentará esta desgraciada manera de asumir la competencia política”. La consecuencia de esta solidaria actitud del Gordo Santafé decantó en que fuese arbitrariamente sustituido en la posición de encabezar la lista de ediles a la cámara municipal de San Diego por un sobrino del “contrahecho malhechor”.

El botín de la extorsión. A pocas horas de culminar el proceso de sustituciones o modificaciones de candidaturas, previamente a  que se produjera el arrebato o se consumara la perfeccionada extorsión. Una secta de remunerados profesionales dirigidos por la siempre hábil y aventajada periodista, reclamaban a la MUD que se concretara el apoyo, bajo el débil alegato de que querían “Unidad”. Una experimentada comunicadora social al servicio de la enviciada secta llegaba a exclamar “Pese a estar reconocido con encuestas y apoyos como el candidato unitario a la Gob. de Carabobo, aún el G4 no inscribe como tal a Enzo Scarano en la tarjeta de la manito. Que esperan? El plazo de inscripciones vence a las 12 de la noche”, esa era la estéril excusa para dar paso al atropello y que el “Clan o Mafia Familiar” se alzara con las candidaturas  que habían sido asignadas a consecuentes militantes. Ahora son abanderados todos aquellos del extenso y dorado exilio, la cónyuge, el primogénito, el sobrino y miembros de la depravada pandilla del “deforme candidato”. La MUD quedaba prácticamente desnuda y un cuestionado Marco Bozo quedaba excluido, un ultrajado Javier Prado era reducido a ser suplente al CLEC y un indignado Hamid Ramos era enviado a un simbólico puesto 6 a la legislatura, mientras que en San Diego tomaron, literalmente por asalto, toda la lista de concejales al ayuntamiento. El “tullido maleante” ordenaba a su entorno empresarial el pago a la sumisa secta de profesionales de la comunicación, quienes impacientemente y hasta con ansiedad, esperaban la económica recompensa por la ardua labor realizada.

La pervertida secta. esta elaborada modalidad extorsiva, propia del “amorfo delincuente”, no hubiese sido posible sin la activa participación de una camarilla de profesionales, que han convertido al ejercicio del periodismo en el lucrativo mecanismo para su diario sustento. Al frente de la secta se encuentra la reconocida periodista radial, quien funge como la única y exclusiva administradora de todos los recursos que recibe por parte de empresas privadas que han participado con el “deforme hampón” en prácticas delictivas como lo constituye el Terminal Turístico de San Diego,  para posteriormente hacer la equitativa repartición. La habilidosa comunicadora ha hecho un verdadero arte de esta censurable práctica, hemos sido testigos cuando acudía puntualmente y hacia el retiro de su  remuneración en varias sedes de elevadas instancias gubernamentales, en importantes empresas básicas del estado. En los últimos días trató de crear su centro de operaciones en una reconocida estación radial dirigida por personas de intachable conducta, que al percatarse de la maniobra o treta de la diminuta periodista, tomaron contundentes decisiones para abortar el osado intento de beneficiarse del bien ganado nombre de esta importante y unida cadena radial.

Sin Alianza ni Lápiz. En meses pasados la Alianza del Lápiz anunciaba su incondicional apoyo a Rubén Pérez Silva como su abanderado a la gobernación. El coordinador nacional Antonio Ecarri acudía a Valencia para anunciar su respaldo y afirmaba “Pérez Silva es la verdadera opción para Carabobo, los demás candidatos no tienen resonancia popular y hay otros que desde el exterior quieren imponer sus candidaturas y son precisamente los más descalificados”. Pero el pasado viernes se produjo la adhesión de la Alianza del Lápiz a la candidatura de Enzo Scarano. Esto produjo una fuerte discusión dentro de esta estructura política, ya que el coordinador regional y vicepresidente nacional de la Alianza del Lápiz, Rubén Pérez Parra, a la sazón primogénito del otrora abanderado Rubén Pérez Silva, colocaba un demoledor tuit que contravenía la decisión tomada por la familia Ecarri y ponía en duda los valores de esta organización partidista, llegando a otorgar al “deforme abanderado” una escatológica definición. Y esa es la verdad.

Seguir Leyendo

Suscríbete a nuestro boletín

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído

Copyright © 2017 Agencia Carabobeña de Noticias c.a.