Estampida de migrantes venezolanos por linchamiento en Brasil
Connect with us

Sin categoría

Estampida de migrantes venezolanos por linchamiento en Brasil

Publicado

on

Estampida acn
Compartir
  • 1
    Share

Unos 80 venezolanos que vivían como refugiados en Roraima, huyeron en estampida tras el linchamiento de un hombre acusado de matar a un brasileño.

La repatriación fue coordinada por autoridades de Venezuela, en Brasil, a quienes quisiesen regresar por libre y espontánea voluntad. Numerosos inmigrantes aceptaron la propuesta por temor a sufrir represalias.

Los venezolanos que regresaron vivían en viviendas improvisadas con maderas y plásticos en una barriada pobre de Boa Vista. Las autoridades señalaron que el sector se convirtió en el principal destino de los venezolanos que ingresan a Brasil para huir de la hambruna, reseñó Efe.

Los refugiados que viven en esta barriada han manifestado temores tras el linchamiento sufrido por un venezolano.

El linchamiento ocurrió diez días después de que el presidente de Brasil, Michel Temer, anunciara la movilización de 3.200 soldados para reforzar la seguridad.

Estampida concertada

La población local atacó un campamento donde se encontraban los refugiados venezolanos. Los vecinos de la localidad de Pacaraima quemaron tiendas de campaña y objetos personales de algunos inmigrantes.  La tensión vivida en Pacaraima provocó que al menos 1.200 venezolanos decidieran regresar a su país al día siguiente.

De acuerdo con los datos oficiales, desde 2017 han entrado a Brasil 154.920 venezolanos  por la localidad de Pacaraima. De los que decidieron quedarse en Brasil, cerca de 5.200 están en alguno de los abrigos construidos en Boa Vista. Dependen actualmente de la ayuda humanitaria y a otros 1.507 los trasladaron desde Roraima a otras ciudades del país.

Este proceso de reubicación es una iniciativa del Gobierno para reducir la presión migratoria sobre Roraima. Este es uno de los estados más pobres del país. Sus servicios públicos se desbordaron ante la llegada de venezolanos.

La crisis obliga cada vez que más venezolanos huyan mientras que el gobierno niega que exista inflación, escasez y desempleo.

ACN/EFE

No dejes de leer: Poblada enardecida linchó a migrante venezolano en Brasil

Sin categoría

Anuncio de un alcaraván (XX)

Publicado

on

Compartir

Anuncio de un Alcaraván (XX): Por Milagros Rodríguez.- Vamos a salir de la situación caótica en la que se encuentra sumido el país.

Pronto se restablecerá el optimismo, la pasión y contribuir a la reconstrucción del país. Mi pasión es que el Estado concebido como el representante del interés colectivo de todos los ciudadanos, el custodio de nuestra soberanía, integridad y conquistas sociales, nuestra independencia y desarrollo.

Las elecciones deberían de realizarse y ser una extraordinaria oportunidad para revisar cómo vamos a corregir, debatir y retomar las posibilidades de avanzar.  No se puede seguir retrocediendo y mucho menos caer en el abismo de la entrega, del desmantelamiento de nuestras instituciones y de nuestras conquistas políticas y sociales. No podemos caer en las manos de la extrema derecha, ni seguir como vamos.  Es un dilema que sé que preocupa a muchos venezolanos, trabajadores honestos, a la inmensa mayoría que esta fuera de la diatriba de los grupos de pugna, de los cultores de la política con “p” minúscula del caos.

El ciudadano común y corriente es presa de un generalizado sentimiento de inconformidad, molestia, desasosiego. Nunca como ahora la política ha estado de tan bajo perfil. No emocionan a nadie.

Tal como están las cosas, hará falta un esfuerzo extraordinario, de unidad, trabajo y conciencia para, en torno a varios objetivos bien definidos. Atender y resolver los problemas que aquejan a diario al pueblo. En un proceso de reconquista de nuestros espacios políticos y nuestros objetivos estratégicos que hoy lucen perdidos.

Vamos, hace falta reanimar espiritualmente al Pueblo para emprender la reconstrucción del país.

Hay que discutir y resolver los problemas inmediatos, urgentes e ir restableciendo los equilibrios necesarios para movilizar a toda la Nación. Habría que comenzar por restablecer las relaciones espirituales, principios y actitudes sociales que nos permitan crear un clima adecuado, emocionar de nuevo al venezolano, dejar atrás el pesimismo y las soluciones individuales, y que el Estado sea capaz de proteger y preservar la estabilidad y seguridad de todos los ciudadanos.

Las respuestas y soluciones a nuestros graves problemas tendrán que ser creación propia, no vendrán de afuera, no serán impuestas, nadie va a hacer el trabajo por nosotros. Pero no estamos partiendo de cero. Hay todo un camino andado, una experiencia acumulada, en estos últimos 18 años se han vivido fenómenos políticos de mucha intensidad. Muchos cambios, se ha fraguado otro país, otro pueblo, que hoy luce en desbandada, pero que tiene una importante experiencia política y ha sido protagonista de las profundas transformaciones que se han producido.

Se ha hecho mucho daño con la manipulación mediática y la censura o auto censura. No es saludable que un país no tenga voces críticas, alertas, orientaciones. El liderazgo político debería poder aceptar las críticas, sobre todo si son constructivas. Cuando se dirige un país, se debe tener la suficiente responsabilidad de escuchar todas las opiniones, con la debida compostura. No es posible que el que haga alguna observación o cuestionamiento sea catalogado de una vez como “traidor” y se hagan de lado sus opiniones, sobre todo si lo que se dice viene acompañado de una experiencia o trayectoria que le da legitimidad al comentario y a quien lo hace.

Hay que dejar atrás la discusión de 140 caracteres, dejar atrás a los “bots” del tuitter, la guerra de etiquetas. No se puede dar un debate desde el anonimato y la impunidad de una cuenta de tuiter que, muchas veces, ni siquiera existe.

Hay que generar acciones desde el Estado, el estamento político y la sociedad en general, que restablezcan la confianza en la sociedad y un clima político adecuado. Hay que promover un conjunto de valores que permitan que el ciudadano recupere su conciencia colectiva, el sentido de la justicia social, el respeto a las instituciones y la política como el ejercicio pleno de todos nuestros derechos.

Hay que restablecer el Estado de Derecho

Hay que restablecer el Estado de Derecho en el país y con el respetar todo lo que dice la constitución. Restablecer las instituciones del Estado, que han perdido toda su prestancia y dirección. Deben deslastrarse las instituciones del Estado, deslastrarse todos los cuerpos de seguridad, llámese cuerpos militares y policiales, eliminar los abusos de poder…

Hay que dejar atrás los insultos. Las trampas…No puede aceptarse, como no se acepta en ningún país del mundo, el llamado a una intervención extranjera en nuestro país y la imposición de sanciones. El respeto a la soberanía y la independencia, nadie debería estar en capacidad de vulnerar bajo ninguna circunstancia. Como tampoco se puede tolerar la entrega de nuestros recursos naturales y de nuestra economía…

Hay que darles soluciones a los problemas. Eliminar el abuso e indolencia, eliminar la burocracia que se ha enquistado en los organismos e instituciones del estado. El gobierno debe comunicarse con todo el país y hablarle claramente al pueblo sin mentira y sin maquillar cifras e informarle al pueblo de lo que se ha hecho claramente.

Hay que rescatar las funciones de un servidor público, pero también hay que mejorar en salario a los funcionarios públicos, que hoy son los peores pagados de la historia, y más sin son profesionales universitarios, y a cada profesional enaltecer y pagar lo que corresponde a cada funcionario acorde a su experiencia laboral…

Se necesita que se haga justicia y que no sigamos retrocediendo, ya hemos retrocedidos bastante…se ha silenciado muchos resultados. Hay que impedir el desastre que están haciendo con el oro, el gas y el petróleo y otros minerales que está sucediendo actualmente, mientras el caos es la máxima en el país.

Debemos de parar la especulación de precios, la corrupción, la explotación del trabajador, la especulación cambiaria, el bachaquerismo, que es algo nuevo en nuestro país y es de estos años, así como el contrabando, el delito y el robo descarado en las instituciones públicas…

Entre las acciones que debe emprender el Estado es restablecer el equilibrio espiritual y la confianza en el país, proteger a los que se han ido del país como a los que estamos guerreando y somos resilentes en este momento, somos guerreros y estamos sobreviviendo a todo…

Tenemos que rescatar lo mejor de nosotros, de nuestro país, de nuestro pueblo grande, altruista, solidario, bueno, con una fuerza moral extraordinaria…dejar atrás el odio, las divisiones de peyorativos que si del gobierno, que si escualidos, somos venezolanos, ese debe ser el concepto, dejar atrás la revancha, la indiferencia, la frustración, el desaliento. Vamos a llenarnos de esperanzas, de sueños, vamos a salir de esta crisis, tengamos mucha fe, Dios existe, el padre es uno solo, Venezuela es grande y si Dios quiere se recuperará y tiene como recuperarse, recuerden que para Dios no hay nada imposible.

ACN/MR

No deje de leer: Y se volvio a caer: Falla global de Instagram

 

Seguir Leyendo

Cantineoqueteveo

Facebook

Cantineoqueteveo

Carabobo

Sucesos

Lo más leído