¿Esto se entiende en Perú (y en Venezuela y…)? | ACN
Connect with us

Opinión

¿Esto se entiende en Perú (y en Venezuela y…)?

Publicado

on

Compartir

¿Esto se entiende en Perú (y en México y en Venezuela y en Argentina y…)?: Por Eliezer Budasoff.

Este artículo forma parte de Times Insider, una serie que retrata la vida de la redacción y la intimidad del trabajo periodístico detrás de los artículos, reportajes y columnas de opinión en The New York Times.

Desde que comenzó el proyecto de The New York Times en Español, en febrero de 2016, una de las preguntas más constantes que recibimos (dentro y fuera del Times) es cómo elegimos los artículos que traducimos. Se trata de una discusión que los editores del sitio en español mantenemos todos los días amablemente y que ha sido inseparable de otra discusión, a menudo más visceral y menos amable: ¿cómo los traducimos?

Desde Los Ángeles hasta Buenos Aires y desde las Islas Galápagos hasta Barcelona, el español que hablan nuestros lectores varía ampliamente. Solo en América Latina hay más de quince formas distintas de llamar a las palomitas de maíz (en mi ciudad natal es pororó), existen al menos trece formas de referirse a los sorbetes y hay diez maneras distintas de llamar a una vaquita de San Antonio (esos bichitos rojos con lunares negros a los que la superstición popular atribuye buena suerte), tantas como los nombres que se usan para los botines de fútbol. Un deporte que, de hecho, se escribe con acento o sin acento según el país en el que vivas, al igual que “cartel”, “panel” y “video”. La palabra coloquial que usan los venezolanos para decir que están furiosos es la misma que usan los peruanos o los colombianos para decir que están embargados por el deseo. Tenemos distintos nombres para las frutas, para los cortes de carne y para hablar de una ruptura amorosa. Y, por supuesto, todos los lectores están convencidos de que su forma de usar el idioma es la correcta.

EXPLORA NYTIMES.COM/ES

Los Cabos, un destino generoso y aventurero

Todos los editores que hacemos el Times en Español somos hispanohablantes nativos de México, Argentina y Venezuela, y varios hemos estudiado o trabajado en otros países como Perú, España, Paraguay y Estados Unidos.

The New York Times en Español publica entre cuarenta y cincuenta traducciones por semana, además de artículos de opinión y reportajes producidos originalmente en español. Incluso cuando seleccionar, traducir y editar artículos ocupa una gran parte de nuestro tiempo, el corazón de nuestra misión no es traducir textos a otro idioma, sino traducir una marca, una tradición periodística reconocida por su precisión, su imparcialidad y su calidad, a nuevos lectores.

Dar forma a la voz del Times en español implicó crear un nuevo estándar para el uso del idioma: desde el inicio nos dimos cuenta de que no podíamos traducir los textos a un español neutro —un español que no habla absolutamente nadie—, sino que debíamos encontrar maneras de reflejar la riqueza y la diversidad del idioma sin perder legibilidad. Nuestra tarea, tal como la vemos, es hacer entender a los lectores en castellano de distintas regiones que el periodismo del Times es para ellos y que les habla a ellos. Este principio atraviesa nuestro proceso de trabajo desde que elegimos los textos para traducir hasta que discutimos los titulares, y también es el origen de nuestros dilemas y aprendizajes.

Cuando no se trata de noticias de último momento, la mayoría de los artículos que decidimos publicar en español se envían a una agencia de traducción que trabaja con nosotros desde el inicio del proyecto y que ha adaptado su trabajo a nuestras decisiones de estilo. Una vez que el texto está traducido, la regla general es que pase por dos capas de edición (y, en una situación ideal, que los dos editores que trabajan un texto tengan una experiencia distinta del idioma).

Este proceso permite aprovechar nuestra propia diversidad para reducir los malentendidos. Lograr que ciertos usos o construcciones gramaticales que pueden ser naturales para un país o una región salten a la vista de un editor habituado a otros usos del español, y encontrar la solución intermedia más precisa y que mejor suene para todos. Una de las preguntas más repetidas que hacemos en la redacción, de hecho, es: “¿Esto se entiende en Perú (o en Argentina o en México o en Venezuela…)?”.

Muchas veces, resolver nuestras diferencias y dudas deriva en un proceso de investigación y consulta con libros especializados o instituciones rectoras del idioma como las academias de la lengua o Fundéu —dedicada a impulsar el buen uso del español en los medios— que lleva adelante Paulina Chavira, nuestra editora especialista en el uso y las reglas del español. Paulina es nuestra gurú del idioma y es también la responsable de actualizar nuestro manual de estilo, una tarea en elaboración y evolución permanente.

La autoridad y el entusiasmo de Paulina por el español exceden las fronteras de la redacción: su cuenta de Twitter es una fuente de consulta y asesoramiento para sus seguidores y, entre otras cosas, ha logrado que la Selección Mexicana de Fútbol corrigiera las camisetas de sus jugadores antes del Mundial de Rusia 2018 para incluir acentos en los apellidos, una omisión histórica que las hacía ortográficamente incorrectas.

En algunas ocasiones, este proceso nos ha llevado a crear reglas o incluso palabras para traducir de la mejor manera la mirada del Times. Como cuando decidimos usar “elle”, una adaptación al español de un pronombre sin marca de género (a diferencia de él/ella), para poder traducir adecuadamente este Lens sobre personas de género fluido o no binario; o cuando se decidió utilizar una regla flexible para acentuar palabras como fútbol o cártel —o no: futbol y cartel— para respetar el uso común en el país o la región a la que se refiere un artículo (lo que explica por qué los artículos sobre Pablo Escobar se refieren a su organización como “el Cartel de Medellín”, y aquellos sobre Joaquín “el Chapo” Guzmán hablan de “el Cártel de Sinaloa”).

Algunas de estas discusiones y sus soluciones, que surgen de nuestro propio trabajo o de consultas de los lectores, se han convertido de hecho en una sección de nuestro boletín (al que puedes suscribirte aquí) y en nuestra página web, donde compartimos con nuestros lectores algunas decisiones de estilo y Paulina ofrece actualizaciones que se hacen a las reglas ortográficas del español.

No existen algoritmos o diccionarios o herramientas de inteligencia artificial a prueba de errores que puedan resolver los esfuerzos de traducción que hacemos todos los días. Eso significa que dependemos de escucharnos entre nosotros y a nuestros lectores, de reconocer y valorar nuestros diferentes usos y experiencias y la pluralidad del idioma que compartimos.

El puente que hemos construido para llegar a nuestra audiencia (el puente que nosotros cruzamos cuando elegimos qué traducir y cómo hacerlo de la mejor manera), descansa en cuatro pilares básicos: no subestimamos los intereses ni la curiosidad de nuestros lectores; ofrecemos un periodismo global que ayude a entender las realidades locales; cuidamos de la riqueza del lenguaje y sus matices, y nunca dejamos de lado nuestra propia sensibilidad como lectores.

ACN/Álvaro Domínguez

Opinión

Libre albedrío contra esta narcotiranía inhumana

Publicado

on

militar es leal hasta - acn
Compartir

Libre albedrio contra esta narcotirania inhumana: Por Jesús Alfonso Sánchez.-  ¡Llego la hora! No podemos retardar acciones para obligar a usurpadores que abandonen el poder inconstitucional por las buenas o por las malas. ¡Vacilar es perdernos! dijo el joven Simon Bolívar a indecisos que no decidían sí libertad (independencia) o tiranía (monarquía).

El libre albedrío o libre elección es la creencia de aquellas doctrinas filosóficas donde las personas tienen el poder de elegir y tomar sus propias decisiones. El libre albedrío tiene implicaciones religiosas, éticas, psicológicas, jurídicas y científicas.

El aislamiento del usurpador Maduro y del país secuestrado ha ido creciendo. La corrupción incremento cementerios de obras de infraestructura ahogadas en miles de millones de dólares. Las inversiones e inversionistas han mutado. El territorio venezolano ahora es más que nunca apetecibles para los grupos armados y delincuentes organizados que encuentran en Venezuela la franja necesaria “tranquilidad y seguridad” para sus operaciones ilícitas y proyectos geopolíticos con países cómplices, que operan al margen de las leyes y las instituciones. Un país sin gobierno legítimo es terreno fértil para el crimen.

Crisis humanitaria conocida y avalada por la ONU

La crisis humanitaria conocida y comentada en todo el mundo y avalada por la Alta Comisionada de los DD.HH de la ONU. Michelle Bachelet es un riesgo para su imagen. Un bochorno adicional es la actualización y respuesta de ella a las ofensas de Maduro y sus adláteres donde hasta le dijeron haber “firmado ese documento hecho por el Departamento de Estado de los EEUU”. Nadie puede ocultar el despelote de la narcoterania chavista- madurista.

La destrucción que se le ha hecho a PDVSA, al país, transciende más allá de lo material, es la destrucción de la imagen corporativa de la que otrora fuera una de las cinco principales petroleras globales. En contraste, hoy PDVSA está referenciada como una industria manejada por la mediocridad, oscurantismo militar, corrupción y la improvisación. Hoy día perdimos nuestra flota Petrolera y Mercante cosa muy lamentable, desde la llegada de Chávez al poder y con la misma irresponsabilidad por el designado Usurpador Nicolás Maduro y narco soles, nos perdimos como Nación democrática, que pronto vanos a recuperar con el libre albedrío de los ciudadanos democráticos.

No podemos aceptar chantajes  del G2 cubano y narcotráfico internacional con las mafias chinas, iraníes, rusas para sostener a como dé lugar la narcotirania con campañas de difamación contra el prestigio del presidente encargado de la republica Juan Guaidó que se ha convertido en  “LIDER UNICO” que cada día  une más a la población venezolana para rescatar la democracia venezolana.

El vicepresidente para el área Económica, Tareck El Aissami, indicó este sábado 15 de septiembre que el presidente de la Asamblea nacional, Juan Guaidó, es financiado por el narcotráfico y calificó como grave la «alianza criminal que estableció» con el grupo narcoparamilitar colombiano Los Rastrojos. «Sabemos que quien financia a Guaidó es el narcotráfico colombiano, el narcotráfico es el quien está detrás de las fuentes de financiamiento de esta derecha asquerosa. Nosotros apostamos a una oposición que juegue limpio, que juegue a la democracia en el marco de la Constitución de la patria», manifestó El Aissami en declaraciones ofrecidas a Venezolana de Televisión (VTV) luego de estampar su firma en rechazo a las medidas  impuestas por Estados Unidos  contra Venezuela desde la Plaza Bolívar de Caracas.

Hay que ser cara dura o mejor dicho, narcotraficante para emitir semejante sentencia

Hay que ser cara dura o mejor dicho, narcotraficante para emitir semejante sentencia o declaración a los medios digital contra el presidente (e) Guaidó cuando este sujeto esta buscado como prófugo de la justicia internacional con código rojo con difusión de carteles a nivel mundial con precio en millones de dólares captura de quien lo entregue “vivo o muerto” recibirá la recompensa  por ser un delincuente de alta peligrosidad que introdujo con el narcotráfico miles de toneladas de cocaína en territorio de los EEUU, guardián del mundo globalizado !una pelusa! Nadie quiere estar en sus zapatos.

Por cierto el Usurpador, Nicolás Maduro decidió no viajar a Nueva York para el encuentro de los países en la Asamblea de la ONU.

La crisis venezolana será punto importante para los Estados miembros.

Nicolás maduro tiene miedo. El temor del mandamás guarda relación con la amenaza de que su círculo íntimo desate una rebelión aprovechando su viaje. No confía en la sombra de la mandamás Cilia Flores y menos aún de Diosdado que controla la FAN con Padrino y narco guerrilla.

Es probable que Juan Guaidó presidente interino de Venezuela sin miedo, asista a la asamblea anual de la ONU. Y, se entreviste con mandatarios del mundo democrático y tenga una conversación oficial con el presidente de los EEUU, Donald trump.

En conclusión no podemos continuar con el juego del gato y el ratón. El venezolano de a pie pide soluciones de envergadura. El manguareo se acabó: diálogos, negociaciones auspiciados por colaboracionistas mercenarios para ganar tiempo el USURPADOR, y el pueblo venezolano pasando hambre, humillaciones, enfermedades e incrementándose la diáspora cada día sin destino cierto.

Es insólito el espectáculo vivido (16-09-19) en cadena nacional por un grupito de seudos dirigentes que representan unos partidos de maletines o de divisas para constituirse como voceros de un sector de la oposición democrática de Venezuela para establecer dialogo camuflado con el gobierno usurpador para ganar tiempo y seguir destruyendo el país en cadena de radio y televisión sin poder ocultar sus rostros de trúhanes de la política caribeña que no tiene parangón en la historia política de Venezuela. Los discursos o charadas de ambos voceros (gobierno-mercenarios) son de tan bajo nivel académico en lo sociopolítico- comunicacional que es necesario reenviar en correo para ser analizados por estudiantes en diferentes escuelas de comunicación social y estudios políticos-internacional de los continentes.

¿Hasta cuando estos demagogos- mercenarios- delincuentes se burlan de la sociedad venezolana con la cara bien lavada violando la constitución y las leyes de república? Se burlan con desfachatez sobre nuestra población deprimida, enferma, hambrienta, saqueada, perseguida, esclavizada (…) en estado casi cataléptico por la crisis humanitaria y violación de DDHH… Es puro cinismo de estos mercenarios que se han autodenominado “oposición MODERADA” o mercenaria contra el ingenuo pueblo de Venezuela.

El Dr. Enrique Aristegueta Gramcko en carta abierta proponer al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo sancionar a los opositores colaboracionistas. Alerta sobre negociaciones que un grupo de opositores colaboracionistas han establecido con el régimen de Maduro para llegar acuerdos “inaceptables para el país”…confundir a la opinión pública nacional e internacional y suministrar tiempo extra a Maduro…

Para salir de la narcotirania hay que luchar contra ella en todos los terrenos, con libre albedrio por encima del mal y del bien. No saldrán de la usurpación con flores ni diálogos ni negociaciones sino con furor del pueblo soberano.

El miedo es propio de todo ser

El miedo es propio de todo ser, se incrementa por falta de seguridad de sí mismo, etc. Mucho se ha dicho sobre el miedo, quien no tiene miedo no razona ni existe ni le corre sangre por las venas.

Voy a tomar un párrafo del columnista Raúl Fuente del EN (15-09-19): …Una de sus memorables Citas citables, atribuida erróneamente a Franklin Delano Roosevelt ―“No se debe tener miedo de la pobreza ni del destierro, ni de la  cárcel, ni de la muerte. De lo que hay que tener miedo es del propio miedo” ―, viene al pelo a una ciudadanía paralizada por el culillo inducido desde las alturas del poder usurpado, a fin de reducirla a la sumisión e inhibirla de participar en manifestaciones de repulsa al régimen, so pena de suspensión de beneficios y garantías inalienables: ¡Si te alebrestas, te jodes! Intimidadas por la delincuencia, las bandas paramilitares del PSUV y los cuerpos de seguridad del gobierno de facto ―no del Estado o de la nación, sino de Maduro, Cabello, Padrino & Co…

El LIBRE ALBEDRIO de millones de ciudadanos vence todo miedo y con certeza vamos a derrotar la narcotirania. Lo demás es soñar con pajaritos…  ASI DE LAS COSA

Seguir Leyendo

Candy Crazy

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído